Want to make creations as awesome as this one?

More creations to inspire you

Transcript

BIOQUÍMICA METABÓLICA

"La bioquímica metabólica es una rama de la bioquímica que se enfoca en el estudio de las reacciones químicas que tienen lugar en los procesos metabólicos de los organismos vivos. Estas reacciones son esenciales para la producción de energía, el crecimiento, la reproducción y otras funciones vitales."

RUTAS METABÓLICAS

FASES DEL CICLO ALIMENTACIÓN-AYUNO

CONSECUENCIAS DEL EXCESO Y DÉFICIT DE MACRONUTRIENTES

Las rutas metabólicas son una serie de reacciones bioquímicas interconectadas que ocurren en el interior de las células para llevar a cabo diferentes procesos, como la obtención de energía, la síntesis de moléculas y la degradación de compuestos. Se dividen principalmente en dos tipos: anabólicas y catabólicas.

Las hormonas como reguladoras de las rutas metabólicas Las hormonas son sustancias químicas producidas por glándulas endocrinas que actúan como mensajeros químicos en el cuerpo, regulando diversas funciones fisiológicas. En el caso de las rutas metabólicas, las hormonas desempeñan un papel crucial como reguladoras.

Rutas anabólicas: Son procesos metabólicos que implican la síntesis de moléculas complejas a partir de moléculas más simples. Estos procesos requieren energía para construir estructuras celulares y almacenar nutrientes. Por ejemplo, la síntesis de proteínas a partir de aminoácidos es un proceso anabólico importante en la nutrición, ya que las proteínas son fundamentales para el crecimiento y la reparación de tejidos.

Rutas catabólicas: Son procesos metabólicos que implican la descomposición de moléculas complejas en moléculas más simples, liberando energía en el proceso. Un ejemplo común de ruta catabólica es la glucólisis, donde la glucosa se descompone para producir energía en forma de ATP.

Por ejemplo, la insulina es una hormona clave en el metabolismo de la glucosa, ya que estimula la absorción de glucosa por parte de las células y promueve su almacenamiento en forma de glucógeno. Esto se relaciona con las rutas anabólicas al favorecer la síntesis de glucógeno y lípidos.

Por otro lado, el glucagón es otra hormona que actúa en sentido contrario a la insulina, promoviendo la liberación de glucosa almacenada en forma de glucógeno en el hígado. Esto se relaciona con las rutas catabólicas al estimular la degradación del glucógeno para liberar glucosa y mantener los niveles adecuados en sangre.

Órganos que intervienen en el ciclo alimentación-ayunoEn el ciclo de alimentación y ayuno intervienen varios órganos clave que trabajan en conjunto para procesar los alimentos, almacenar energía y mantener el equilibrio en el organismo. A continuación, una breve descripción de la función de cada uno de los órganos mencionados:

  • Hígado:
Tiene un papel fundamental en el metabolismo de los nutrientes. Produce bilis para ayudar en la digestión de las grasas, almacena glucógeno como reserva energética y desintoxica sustancias nocivas.

  • Tubo digestivo:
Se encarga de la digestión de los alimentos y la absorción de nutrientes. Incluye la boca, el esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso.

  • Músculo:
Participa en el metabolismo de los carbohidratos y las proteínas, almacenando glucógeno y utilizando aminoácidos para mantener su estructura y función.

  • Tejido adiposos:
Almacena energía en forma de grasa y libera ácidos grasos según las necesidades energéticas del cuerpo.

  • Cerebro:
Regula la sensación de hambre, controla el apetito y coordina las señales enviadas por otros órganos para mantener el equilibrio energético.

Sin embargo, el exceso de macronutrientes puede tener consecuencias negativas para la salud, como:

Por otro lado, no consumir suficientes macronutrientes puede resultar en deficiencias nutricionales que afectan el funcionamiento adecuado del organismo, como:

Los macronutrientes son nutrientes que el cuerpo necesita en grandes cantidades para obtener energía y mantener funciones vitales. Incluyen carbohidratos, proteínas y grasas. Cada uno tiene un papel crucial en la salud:

  • Carbohidratos: Son la principal fuente de energía del cuerpo y se encuentran en alimentos como granos, frutas y vegetales.
  • Proteínas: Esenciales para la reparación de tejidos y el funcionamiento del sistema inmune, se hallan en carnes, legumbres y productos lácteos.
  • Grasas: Necesarias para la absorción de vitaminas y la protección de órganos, se encuentran en aceites, nueces y pescados.

  • El exceso de carbohidratos: Puede llevar a un aumento de peso, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2 y otras enfermedades metabólicas.

  • El exceso de proteínas: Puede causar problemas renales, osteoporosis, desequilibrios en el metabolismo y aumento del riesgo de enfermedades cardíacas.

  • El exceso de grasas: Puede contribuir a la obesidad, enfermedades cardíacas, aumento del colesterol y otros problemas de salud.

  • Deficiencia de carbohidratos: Puede resultar en fatiga, mareos, debilidad, falta de concentración y problemas digestivos.

  • Deficiencia de proteínas: Puede provocar pérdida muscular, debilidad, problemas en el sistema inmunológico y retraso en el crecimiento en niños.

  • Deficiencia de grasas: Puede causar problemas en la piel, deficiencias de vitaminas liposolubles, desequilibrios hormonales, afectar la función cerebral y deficiencias energéticas.

Es importante mantener un equilibrio adecuado en la ingesta de macronutrientes para garantizar una buena salud y evitar complicaciones a largo plazo.

El ciclo alimentación-ayuno son los procesos que ocurren en el cuerpo antes, durante y después de la ingesta de alimentos. Estas fases juegan un papel crucial en cómo se utilizan y almacenan los nutrientes para mantener la energía y las funciones corporales. A continuación, se describen las fases del ciclo alimentación-ayuno:

Iniciación Temprana del Ayuno (12-16 horas después de comer)

En este punto, el cuerpo agota las reservas de glucógeno hepático y comienza a recurrir a la grasa almacenada para obtener energía. Se inicia un proceso llamado cetosis, en el cual el cuerpo produce cetonas a partir de las grasas.

Fase Postabsortiva (4-12 horas después de comer)

En esta fase, el cuerpo comienza a utilizar las reservas de energía almacenadas, como la glucosa y las grasas, para mantener las funciones corporales. Los niveles de glucosa en sangre comienzan a disminuir gradualmente.

Fase Absortiva (0-4 horas después de comer)

Durante esta etapa, el cuerpo está absorbiendo los nutrientes de los alimentos recién ingeridos. Los niveles de glucosa en sangre aumentan debido a la digestión y absorción de carbohidratos.

Iniciación Tardía del Ayuno (más de 16 horas después de comer)

En esta fase prolongada de ayuno, el cuerpo depende casi por completo de las reservas de grasa para obtener energía. La producción de cetonas aumenta significativamente y se favorece la quema de grasa como fuente principal de combustible.

  • Riñones:
Contribuyen a regular el equilibrio hídrico y electrolítico del cuerpo, eliminando productos de desecho del metabolismo.