Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

Los trastornos del estado de ánimo presentes en la adolescencia son:1. Trastorno de depresión mayor2. Trastorno depresivo persistente (distimia)3. Trastorno bipolar

LaAsociación Estadounidense de Psiquiatria(2014) reconoce como trastornos alimentarios y de la ingestion de alimentos, los siguientes especificadores en los casos indicados:"PicaTrastornos de rumiaciónTrastorno de evitación/ restricción de la ingestión de alimentosAnorexia nerviosaBulimia nerviosaTrastorno por atracónOtro trastorno alimentario de la ingestión de alimentos especificadoOtro trastorno alimentario de la ingestión de alimentos no especificado"

1. Trastorno de ansiedad por separación2. Mutismo selectivo3. Fobia específica4. Trastorno de ansiedad social5. Trastorno de pánico6. Agorafobia7. Ansiedad generalizada

Trastorno de insomnio• Trastorno de hipersomnia• Narcolepsia• Trastornos del sueño relacionados con la respiración• Parasomnias

1. Malestar excesivo y recurrente cuando se prevé o se vive una separación del hogar o de las figuras de mayor apego.2. Preocupación excesiva y persistente por la posible pérdida de las figuras de mayor apego o de que puedan sufrir un posible daño, como una enfermedad, daño, calamidades o muerte.3. Preocupación excesiva y persistente por la posibilidad de que un acontecimiento adverso (p. ej., perderse, ser rapta-do, tener un accidente, enfermar) cause la separación de una figura de gran apego.4. Resistencia o rechazo persistente a salir, lejos de casa, a la escuela, al trabajo o a otro lugar por miedo a la separación.5. Miedo excesivo y persistente o resistencia a estar solo o sinlas figuras de mayor apego en casa o en otros lugares.6. Resistencia o rechazo persistente a dormir fuera de casa oa dormir sin estar cerca de una figura de gran apego.7. Pesadillas repetidas sobre el tema de la separación.8. Quejas repetidas de síntomas físicos (p. ej., dolor de cabe-za, dolor de estómago, náuseas, vómitos) cuando se produce o se prevé la separación de las figuras de mayor apego.

A. Fracaso constante de hablar en situaciones sociales específicas en las que existe expectativa por hablar (p. ej., en la escuela) a pesar de hacerlo en otras situaciones.B. La alteración interfiere en los logros educativos o laborales o en la comunicación social.C. La duración de la alteración es como mínimo de un mes (no limitada al primer mes de escuela).D. El fracaso de hablar no se puede atribuir a la falta de conocimiento o a la comodidad con el lenguaje hablado necesario en la situación social.E. La alteración no se explica mejor por un trastorno de la comunicación (p. ej., trastorno de fluidez [tartamudeo] de inicio en la in-fancia) y no se produce exclusivamente durante el curso de un trastorno del espectro del autismo, la esquizofrenia u otro trastorno psicótico.

El objeto o la situación fóbica casi siempre provoca miedo o ansiedad inmediata.C. El objeto o la situación fóbica se evita o resiste activamente con miedo o ansiedad intensa.D. El miedo o la ansiedad es desproporcionado al peligro real que plantea el objeto o situación especifica y al contexto sociocultu-ral.E. El miedo, la ansiedad o la evitación es persistente, y dura típicamente seis o más meses.F. El miedo, la ansiedad o la evitación causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.G. La alteración no se explica mejor por los síntomas de otro trastorno mental, como el miedo, la ansiedad y la evitación de situaciones asociadas a síntomas tipo pánico u otros síntomas incapacitantes (como en la agorafobia); objetos o situaciones relacionados con obsesiones (como en el trastorno obsesivo-com-pulsivo); recuerdo de sucesos traumáticos (como en el trastorno de estrés postraumático); dejar el hogar o separación de las figuras de apego (como en el trastorno de ansiedad por separación); o situaciones sociales (como en el trastorno de ansiedad social).

A. Miedo o ansiedad intensa en una o más situaciones sociales en las que el individuo está expuesto al posible examen por parte de otras personas. Algunos ejemplos son las interacciones sociales (p. ej., mantener una conversación, reunirse con personas extrañas), ser observado (p. ej., comiendo o bebiendo) y actuar delante de otras personas (p. ej., dar una charla).Nota: En los niños, la ansiedad se puede producir en las reuniones con individuos de su misma edad y no solamente en la interacción con los adultos.B. El individuo tiene miedo de actuar de cierta manera o de mostrar síntomas de ansiedad que se valoren negativamente (es decir, que lo humillen o avergüencen; que se traduzca en rechazo o que ofenda a otras personas).C. Las situaciones sociales casi siempre provocan miedo o ansie-dad.Nota: En los niños, el miedo o la ansiedad se puede expresar con llanto, rabietas, quedarse paralizados, aferrarse, encogerse o el fracaso de hablar en situaciones sociales.D. Las situaciones sociales se evitan o resisten con miedo o ansiedad intensa.E. El miedo o la ansiedad son desproporcionados a la amenaza real planteada por la situación social y al contexto sociocultural.F. El miedo, la ansiedad o la evitación es persistente, y dura típicamente seis o más meses.

1. Palpitaciones, golpeteo del corazón o aceleración de la frecuencia cardiaca.2. Sudoración.3. Temblor o sacudidas.4. Sensación de dificultad para respirar o de asfixia.5. Sensación de ahogo.6. Dolor o molestias en el tórax.7. Náuseas o malestar abdominal.

A. Miedo o ansiedad intensa acerca de dos (o más) de las cinco situaciones siguientes:1. Uso del transporte público (p. ej., automóviles, autobuses, trenes, barcos, aviones).2. Estar en espacios abiertos (p. ej., zonas de estacionamien-to, mercados, puentes).3. Estar en sitios cerrados (p. ej., tiendas, teatros, cines).4. Hacer cola o estar en medio de una multitud.5. Estar fuera de casa solo.B. El individuo teme o evita estas situaciones debido a la idea de que escapar podría ser difícil o podría no disponer de ayuda si aparecen síntomas tipo pánico u otros síntomas incapacitantes o embarazosos (p. ej., miedo a caerse en las personas de edad avanzada; miedo a la incontinencia).C. Las situaciones agorafóbicas casi siempre provocan miedo o an-siedad.D. Las situaciones agorafóbicas se evitan activamente, requieren la presencia de un acompañante o se resisten con miedo o ansiedad intensa.E. El miedo o la ansiedad es desproporcionado al peligro real que plantean las situaciones agorafóbicas y al contexto sociocultural.F. El miedo, la ansiedad o la evitación es continuo, y dura típicamente seis o más meses.G. El miedo, la ansiedad o la evitación causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

A. Ansiedad y preocupación excesiva (anticipación aprensiva), que se produce durante más días de los que ha estado ausente durante un mínimo de seis meses, en relación con diversos sucesos o actividades (como en la actividad laboral o escolar).B. Al individuo le es difícil controlar la preocupación.C. La ansiedad y la preocupación se asocian a tres (o más) de los seis síntomas siguientes (y al menos algunos síntomas han estado presentes durante más días de los que han estado ausentes durante los últimos seis meses):Nota: En los niños, solamente se requiere un ítem.1. Inquietud o sensación de estar atrapado o con los nervios de punta.2. Fácilmente fatigado.3. Dificultad para concentrarse o quedarse con la mente en blanco.4. Irritabilidad.

A. Ingestión persistente de sustancias no nutritivas y no alimentarias durante un período mínimo de un mes.B. La ingestión de sustancias no nutritivas y no alimentarias es inapropiada al grado de desarrollo del individuo.C. El comportamiento alimentario no forma parte de una práctica culturalmente aceptada o socialmente normativa.D. Si el comportamiento alimentario se produce en el contexto de otro trastorno mental (p. ej., discapacidad intelectual [trastorno del desarrollo intelectual], trastorno del espectro del autismo, es-quizofrenia) o afección médica (incluido el embarazo), es suficientemente grave para justificar la atención clínica adicional.

A. Regurgitación repetida de alimentos durante un período mínimo de un mes. Los alimentos regurgitados se pueden volver a mas-ticar, a tragar o se escupen.B. La regurgitación repetida no se puede atribuir a una afección gastrointestinal asociada u otra afección médica (p. ej., reflujo gastroesofágico, estenosis pilórica).C. El trastorno alimentario no se produce exclusivamente en el curso de la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa, el trastorno de atracones o el trastorno de evitación/restricción de la ingestión de alimentos.D. Si los síntomas se producen en el contexto de otro trastorno mental (p. ej., discapacidad intelectual [trastorno del desarrollo intelectual] u otro trastorno del desarrollo neurológico), son suficientemente graves para justificar atención clínica adicional.

A. Trastorno alimentario o de la ingestión de alimentos (p. ej., falta de interés aparente por comer o alimentarse; evitación a causa de las características organolépticas de los alimentos; preocupación acerca de las consecuencias repulsivas de la acción de comer) que se pone de manifiesto por el fracaso persistente para cumplir las adecuadas necesidades nutritivas y/o energéticas asociadas a uno (o más) de los hechos siguientes:1. Pérdida de peso significativa (o fracaso para alcanzar el aumento de peso esperado o crecimiento escaso en los niños).2. Deficiencia nutritiva significativa.3. Dependencia de la alimentación enteral o de suplementosnutritivos por vía oral.4. Interferencia importante en el funcionamiento psicosocial.B. El trastorno no se explica mejor por la falta de alimentos disponibles o por una práctica asociada culturalmente aceptada.

A. Restricción de la ingesta energética en relación con las necesi-dades, que conduce a un peso corporal significativamente bajo con relación a la edad, el sexo, el curso del desarrollo y la salud física. Peso significativamente bajo se define como un peso que es inferior al mínimo normal o, en niños y adolescentes, inferior al minimo esperado.B. Miedo intenso a ganar peso o a engordar, o comportamiento persistente que interfiere en el aumento de peso, incluso con un peso significativamente bajo.C. Alteración en la forma en que uno mismo percibe su propio peso o constitución, influencia impropia del peso o la constitución corporal en la autoevaluación, o falta persistente de reconocimiento de la gravedad del peso corporal bajo actual.

1. Ingestión, en un periodo determinado (p. ej., dentro de un período cualquiera de dos horas), de una cantidad de alimentos que es claramente superior a la que la mayoria de las personas ingerirían en un período similar en circunstancias parecidas.2. Sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio (p. ej., sensación de que no se puede dejar de comer o controlar lo que se ingiere o la cantidad de lo que se ingiere).B. Comportamientos compensatorios inapropiados recurrentes para evitar el aumento de peso, como el vómito autoprovocado, el uso incorrecto de laxantes, diuréticos u otros medicamentos, el ayuno o el ejercicio excesivo.C. Los atracones y los comportamientos compensatorios inapropiados se producen, de promedio, al menos una vez a la semana durante tres meses.D. La autoevaluación se ve indebidamente influida por la constitución y el peso corporal.E. La alteración no se produce exclusivamente durante los episodios de anorexia nerviosa.

A. Episodios recurrentes de atracones. Un episodio de atracón se caracteriza por los dos hechos siguientes:1. Ingestión, en un periodo determinado (p. ej., dentro de un período cualquiera de dos horas), de una cantidad de alimentos que es claramente superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un período similar en circunstancias parecidas.2. Sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio (p. ej., sensación de que no se puede dejar de comer o no se puede controlar lo que se ingiere o la cantidad de lo que se ingiere).B. Los episodios de atracones se asocian a tres (o más) de los hechos siguientes:1. Comer mucho más rápidamente de lo normal.2. Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.3. Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente hambre fisicamente.4. Comer solo debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se ingiere.5. Sentirse luego a disgusto con uno mismo, deprimido o muy avergonzado.C. Malestar intenso respecto a los atracones.D. Los atracones se producen, de promedio, al menos una vez a la semana durante tres meses.E. El atracón no se asocia a la presencia recurrente de un comportamiento compensatorio inapropiado como en la bulimia nerviosa y no se produce exclusivamente en el curso de la bulimia.

Esta categoría se aplica a presentaciones en las que predominan los síntomas característicos de un trastorno alimentario o de la ingestión de alimentos que causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamien-to, pero que no cumplen todos los criterios de ninguno de los trastornos dela categoría diagnóstica de los trastornos alimentarios y de la ingestión de alimentos. La categoría de otro trastorno alimentario y de la ingestión de alimentos especificado se utiliza en situaciones en las que el clínico opta por comunicar el motivo específico por el que la presentación no cumple los criterios para un trastorno alimentario y de la ingestión de alimentos específico. Esto se hace registrando "otro trastorno alimentario y de la ingestión de alimentos especificado" seguido del motivo específico (p. ej., "bulimia nerviosa de frecuencia baja").

Esta categoría se aplica a presentaciones en las que predominan los síntomas característicos de un trastorno alimentario o de la ingestión de alimentos que causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamien-to, pero que no cumplen todos los criterios de ninguno de los trastornos en la categoría diagnóstica de los trastornos alimentarios y de la ingestión de alimentos. La categoría del trastorno alimentario o de la ingestión de alimentos no especificado se utiliza en situacio-nes en las que el clínico opta por no especificar el motivo de incum-plimiento de los criterios de un trastorno alimentario y de la ingestión de alimentos específico, e incluye presentaciones en las que no existe suficiente información para hacer un diagnóstico más específico(p. ej., en servicios de urgencias).

A. Predominante insatisfacción por la cantidad o la calidad del sueño, asociada a uno (o más) de los síntomas siguientes:1. Dificultad para iniciar el sueño. (En niños, esto se puede poner de manifiesto por la dificultad para iniciar el sueño sin la intervención del cuidador.)2. Dificultad para mantener el sueño, que se caracteriza por despertares frecuentes o problemas para volver a conciliar el sueño después de despertar. (En niños, esto se puede poner de manifiesto por la dificultad para volver a conciliar el sueño sin la intervención del cuidador.)3. Despertar pronto por la mañana con incapacidad para volver a dormir.B. La alteración del sueño causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral, educativo, académico, del-comportamiento u otras áreas importantes del funcionamiento.C. La dificultad del sueño se produce al menos tres noches a la se-mana.D. La dificultad del sueño está presente durante un mínimo de tres meses.E. La dificultad del sueño se produce a pesar de las condiciones favorables para dormir.F. El insomnio no se explica mejor por otro trastorno del sueño-vi-gilia y no se produce exclusivamente en el curso de otro trastorno del sueño-vigilia (p. ej., narcolepsia, un trastorno del sueño relacionado con la respiración, un trastorno del ritmo circadiano de sueño-vigilia, una parasomnia).

A. El individuo refiere somnolencia excesiva (hipersomnia) a pesar de haber dormido durante un período principal que dura al menos siete horas, con uno o más de los sintomas siguientes:1. Períodos recurrentes de sueño o de caerse de sueño en el mismo día.2. Un episodio principal de sueño prolongado de más de nueve horas diarias que no es reparador (en decir, no descansa).3. Dificultad para estar totalmente despierto después de undespertar brusco.B. La hipersomnia se produce al menos tres veces a la semana durante un mínimo de tres meses.C. La hipersomnia se acompaña de malestar significativo o deterioro en lo cognitivo, social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.D. La hipersomnia no se explica mejor por otro trastorno del sueño y no se produce exclusivamente en el curso de otro trastorno del sueño (p. ej., narcolepsia, trastorno del sueño relacionado con la respiración, trastorno del ritmo circadiano de sueño-vigilia o una parasomnia).E. La hipersomnia no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento).F. La coexistencia de trastornos mentales y médicos no explica adecuadamente la presencia predominante de hipersomnia.

A. Períodos recurrentes de necesidad irrefrenable de dormir, de abandonarse al sueño o de echar una siesta que se producen en un mismo día. Estos episodios se han de haber producido al menos tres veces por semana durante los últimos tres meses.B.Presencia de al menos una de las características siguientes:1. Episodios de cataplejía, definida por (a) o (b), que se producen como mínimo algunas veces al mes:a. En los individuos con enfermedad de larga duración, episodios breves (segundos o minutos) de pérdida brusca bilateral del tono muscular con conservación de la consciencia que se desencadenan con la risa o las bromas.b. En los niños o en otros individuos en los seis meses posteriores al inicio, episodios espontáneos de muecas o de abrir la boca y sacar la lengua, o hipotonia general sin un desencadenante emocional evidente.2. Deficiencia de hipocretina, según el valor de inmunorreacti-vidad de hipocretina-1 en el líquido cefalorraquídeo (LCR)(inferior o igual a un tercio del valor en individuos sanos analizados con la misma prueba, o inferior o igual a 110 pg/ml).La concentración baja de hipocretina-1 en el LCR no se ha de observar en el contexto de lesión, inflamación o infeccióncerebral aguda.3. Polisomnografía nocturna con latencia del sueño REM (mo-vimientos oculares rápidos) inferior o igual a 15 minutos, o una prueba de latencia múltiple del sueño con un valor medio inferior o igual a 8 minutos y dos o más períodos REM al inicio del sueño.

Apnea e hipopnea obstructivadel sueño

1. Signos en la polisomnografía de al menos cinco apneas o hi-popneas obstructivas por hora de sueño y uno u otro de los síntomas del sueño siguientes:a. Alteraciones nocturnas de la respiración: ronquidos, re-soplidos/jadeo o pausas respiratorias durante el sueño.b. Somnolencia diurna, fatiga o sueño no reparador a pesar de las condiciones suficientes para dormir que no se explica mejor por otro trastorno mental (incluido un trastorno del sueño) y que no se puede atribuir a otra afección médica.2. Signos en la polisomnografía de 15 o más apneas y/o hipop-neas obstructivas por hora de sueño con independencia de los síntomas acompañantes.

Apnea central del sueñoA. Signos en la polisomnografía de cinco o más apneas centrales por hora de sueño.B. El trastorno no se explica mejor por otro trastorno del sueño actual.

Hipoventilación relacionada con el sueñoA. La polisomnografía pone de manifiesto episodios de disminución de la respiración asociados a una elevación de la concentración de CO. (Nota: En ausencia de una medida objetiva del COz, la concentración baja persistente de la saturación de oxígeno en la hemoglobina no asociada a episodios apneicos/hipopneicos puede indicar la presencia de hipoventilación.)B. El trastorno no se explica mejor por otro trastorno actual del sueño.

Trastornos del ritmo circadiano de sueño-vigiliaA. Patrón continuo o recurrente de interrupción del sueño que se debe principalmente a una alteración del sistema circadiano o a un alineamiento defectuoso entre el ritmo circadiano endógeno y la sincronización sueño-vigilia necesarios según el entorno físico del individuo o el horario social o profesional del mismo.B. La interrupción del sueño produce somnolencia excesiva o in-somnio, o ambos.C. La alteración del sueño causa malestar clinicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.

Trastorno de pesadillasA. Se producen de forma prolongada repetida sueños sumamente disfóricos y que se recuerdan bien, que por lo general implican esfuerzos para evitar amenazas contra la vida, la seguridad o la integridad física y que acostumbran a suceder durante la segunda mitad del período principal de sueño.B. Al despertar de los sueños disfóricos, el individuo rápidamente se orienta y está alerta.C. La alteración del sueño causa malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento.D. Las pesadillas no se pueden atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento).E. La coexistencia de trastornos mentales y médicos no explica adecuadamente la presencia predominante de sueños disfóricos.

Trastornos del despertar del sueño no REMA. Episodios recurrentes de despertar incompleto del sueño, que generalmente se producen durante el primer tercio del período principal del sueño, y que van acompañados de una u otra de las siguientes características:1. Sonambulismo: Episodios repetidos en los que el individuo se levanta de la cama y camina durante el sueño. Durante el episodio de sonambulismo, el individuo tiene la mirada fija y en blanco; es relativamente insensible a los esfuerzos de otras personas para comunicarse con él y sólo se puede despertar con mucha dificultad.Terrores nocturnos: Episodios recurrentes de despertar brusco con terror, que generalmente comienzan con gritos de pánico. Durante cada episodio, existe un miedo intenso y signos de alerta autónoma, como midriasis, taquicardia, ta-quipnea y sudoración. Existe insensibilidad relativa a los esfuerzos de otras personas para consolar al individuo durante los episodios.B. No se recuerdan los sueños o el recuerdo es mínimo (p. ej., solamente una única escena visual).C. Amnesia de los episodios está presente.D. Los episodios causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funciona-miento.E. La alteración no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento).F. Los trastornos mentales y médicos coexistentes no explican los episodios de sonambulismo o de terrores nocturnos.

Trastorno del comportamiento del sueño REMA. Episodios repetidos de despertar durante el sueño asociados a vocalización y/o comportamientos motores complejos.B. Estos comportamientos se producen durante el sueño REM (movimientos oculares rápidos) y, por lo tanto, suelen aparecer más de 90 minutos después del inicio del sueño, son más frecuentes durante las partes más tardías del período de sueño y rara vez ocurren durante las siestas diurnas.C. Al despertar de estos episodios, el individuo está totalmente despierto, alerta y no presenta confusión ni desorientación.D. Una u otra de las características siguientes:1. Sueño REM sin atonía en la polisomnografía.2. Antecedentes que sugieren la presencia de un trastorno del comportamiento del sueño REM y un diagnóstico establecido de sinucleinopatía (p. ej., enfermedad de Parkinson, atrofia multisistémica).E. Los comportamientos causan malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento (que pueden incluir lesiones a uno mismo o a la pareja).F. La alteración no se puede atribuir a los efectos fisiológicos de una sustancia (p. ej., una droga, un medicamento) u otra afección médica.G. Los trastornos mentales y médicos coexistentes no explican los episodios.

Episodio maníaco.A. Un período bien definido de estado de ánimo anormalmente y persistentemente elevado, expansivo o irritable, y un aumento anormal y persistente de la actividad o la energía dirigida a un objetivo, que dura como mínimo una semana y está presente la mayor parte del día, casi todos los días (o cualquier duración si se necesita hospitalización).B. Durante el período de alteración del estado de ánimo y aumento de la energía o actividad, existen tres (o más) de los síntomas siguientes (cuatro si el estado de ánimo es sólo irritable) en un grado significativo y representan un cambio notorio del comportamiento habitual:1. Aumento de la autoestima o sentimiento de grandeza.2. Disminución de la necesidad de dormir (p. ej., se siente descansado después de sólo tres horas de sueño)3. Más hablador de lo habitual o presión para mantener la con-versación.4. Fuga de ideas o experiencia subjetiva de que los pensamientos van a gran velocidad.5. Facilidad de distracción (es decir, la atención cambia demasiado fácilmente a estímulos externos poco importantes o irrelevantes), según se informa o se observa.

1. Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi todos los días, según se desprende de la información subjetiva (p. ej., se siente triste, vacio, sin esperanza) o de la observación por parte de otras personas (p. ej., se le ve llo-roso). (Nota: En niños y adolescentes, el estado de ánimo puede ser irritable.)2. Disminución importante del interés o el placer por todas o casi todas las actividades la mayor parte del día, casi todos los días (como se desprende de la información subjetiva o de la observación).3. Pérdida importante de peso sin hacer dieta o aumento de peso (p. ej., modificación de más del 5% del peso corporal en un mes) o disminución o aumento del apetito casi todos los días. (Nota: En los niños, considerar el fracaso para el aumento de peso esperado.)4. Insomnio o hipersomnia casi todos los días.5. Agitación o retraso psicomotor casi todos los días (observa-ble por parte de otros; no simplemente la sensación subjetiva de inquietud o de enlentecimiento).6. Fatiga o pérdida de energía casi todos los días.7. Sentimiento de inutilidad o culpabilidad excesiva o inapropiada (que puede ser delirante) casi todos los días (no simplemente el autorreproche o culpa por estar enfermo).

A. Estado de ánimo deprimido durante la mayor parte del día, presente más días que los que está ausente, según se desprende de la información subjetiva o de la observación por parte de otras personas, durante un mínimo de dos años.Nota: En niños y adolescentes, el estado de ánimo puede ser irritable y la duración ha de ser como mínimo de un año.B. Presencia, durante la depresión, de dos (o más) de los sintomas siguientes:1. Poco apetito o sobrealimentación.2. Insomnio o hipersomnia.3. Poca energía o fatiga.4. Baja autoestima.5. Falta de concentración o dificultad para tomar decisiones.6. Sentimientos de desesperanza.