Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

Aida, de Verdi

Tenor

bajo

Barítono

Mezzosroprano

Tenor

Soprano

Rey de esgipto

Ramfis

Amonasro

Amneris

Radamés

Aída

Protagonistas

No hay foto

No hay foto

Sacrdotes, sacerdotisas

Sacerdotisa

Mensajero

Otros personajes

El telón se alza sobre un salón en el palacio real de Menfis; al fondo un espléndido decorado de templos y pirámides. El sumo sacerdote, Ramfis, dice a Radamés que los etíopes han invadido Egipto y que la diosa Isis determinará quién debe ponerse al frente de los ejércitos egipcios. Con la esperanza de ser él el elegido, Radamés sueña con su vuelta victoriosa, para encontrarse de nuevo en Menfis con Aída, a la que llama: “Celeste Aída”. Aída, una cautiva etíope, es esclava de Amneris, la hija del Faraón. Entra Amneris, y al ver la alegría de Radamés, sospecha que ésta no viene motivada únicamente por sus sueños de gloria militar. Sus temores –porque está enamorada de Radamés– se ven aumentados con la entrada de Aída. En el trío que se produce entonces, Amneris se da cuenta de los sentimientos que unen a Radamés y a Aída.

Comienza con...Acto 1

Entra el Faraón, en procesión, con Ramfis y un grupo de cortesanos. Un mensajero da cuenta de la devastación de las tierras egipcias y de la amenaza a la capital, Tebas, por parte de los etíopes, al frente de cuyo ejército viene su rey: Amonasro.Al escuchar este nombre, Aída exclama: “Mio padre!”; pero su exclamación no es advertida por los egipcios, que ignoran que ella es la hija de rey etíope. El Faraón declara que la diosa Isis ha elegido a Radamés para dirigir el ejército egipcio. Encabezados por el Faraón, los egipcios entonan un coro guerrero y Amneris exhorta a Radamés a volver victorioso: “Ritorna vincitor”. Ya a solas, Aída recuerda esas palabras con trágica ironía: ella se encuentra prisionera entre la lealtad a su padre, a su país y a su pueblo de una parte, y, de otra, su amor a Radamés.

Acto 1; pt 2

Radamés ha vuelto victorioso de la campaña. Amneris, en sus aposentos, celebra la victoria. Sus esclavas moras danzan para ella. Entra Aída, y Amneris quiere saber si sus sospechas tienen fundamento. Al principio trata a Aída con delicadeza; pero pronto cambia de tono, diciéndole que los etíopes han sido derrotados, pero que Radamés ha muerto en la batalla, con lo que Aída no puede ocultar su amor y su pena. Entonces, Amneris le dice que le ha mentido y que Radamés vive, pero le señala su condición de esclava, por lo que no puede aspirar a unirse a Radamés. El dúo de las dos mujeres se une a la canción de guerra que ya se había oído anteriormente, cantada, entre bastidores, por los soldados que regresan de la lucha. Sola en escena, Aída implora la piedad de los dioses.

Acto 2

Entran ahora los etíopes cautivos, entre los que se encuentra Amonasro, a quien Aída en seguida reconoce y abraza. Los egipcios la oyen, pero Amonasro pide a su hija que no descubra su identidad. Dice ahora a los egipcios que el rey Amonasro ha muerto en la batalla y suplica por la vida de los prisioneros; su petición es apoyada por el pueblo egipcio y por Radamés, que dice al Faraón que ésta es la merced que quiere pedirle. Los sacerdotes y Amneris se oponen a ello, pero el Faraón accede, reteniendo como rehenes –ante la insistencia de Radamés– a Aída y a su padre. El Faraón, como premio a la victoria conseguida, concede a Radamés la mano de su hija, lo que produce una gran alegría en ella y la consternación de Aída y Radamés. El conjunto final manifiesta el júbilo del pueblo y las distintas reacciones de los personajes principales.

Acto 2; pt 2

Después de transcurrir el resto de actos e historia llega la escena final, la más conmovedora.La escena final transcurre en un doble plano: arriba, el Templo de Phta, abajo una cripta. Cuando se levanta el telón, la cripta está siendo sellada para convertirla en la tamba de Radamés, que ya se encuentra dentro de ella. Radamés descubre que Aída ha logrado entrar también en la cripta antes de que llegaran los demás. Mientras que a lo lejos se oyen los cánticos de los sacerdotes en alabanza de sus dioses, y Amneris, en su amarga desolación, pide la paz eterna para Radamés, Aída se sumerge en los brazos de su amado y muere.

EScena final

Danza de los esclavos negros

La marcha triunfal

Danza de las sacerdotisas

https://youtu.be/l3w4I-KElxQ La marcha triunfal ( no contiene voces)https://youtu.be/-tirztzjarY Danza de las sacerdotisashttps://youtu.be/4zjKgCD2cl4 Danza de los esclavos negros

canciones de la ópera

1. “Aida” (1871) es la antepenúltima ópera de Verdi, previa a “Otello” y “Falstaff”.2. El libreto de Antonio Ghislanzoni y Camille Du Locle no tiene una fuente literaria directa. Se basó en notas del egiptólogo Auguste Mariette, quien se adjudicó el argumento como propio. Investigaciones posteriores acusan lo contrario.3. Se estrenó en el Teatro de la Opera de El Cairo (Egipto) el 24 de diciembre de 1871.4. Verdi no viajó a El Cairo para los ensayos ni estuvo presente en el estreno.5. En términos cronológicos, “Aida” posee el emplazamiento más antiguo de toda la historia del género operístico. Se estima entre los Siglos 20 y 25 antes de Cristo.

5 curiosidades

Trabajo hecho por Jorge Cambil Gómez 1º ESO AIES ACCI

¡ESta ha sido la ópera aida!