Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

HABLEMOS SOBRE SALUD Y PREVENCIÓN DE FACTORES DE RIESGO EN LA COMUNIDAD

Salud desde una perspectiva psicosocial

Programas de salud mental en atención primaria

Intervención psicosocial con menores en situación de desprotección social

Violencia hacia las mujeres en el contexto familiar

Aproximación psicosocial al estudio de la discapacidad

2

3

4

7

2

6

3

5

4

7

2

2

6

9

8

5

3

4

7

6

3

5

2

7

4

3

6

4

5

7

6

5

1

1

1

1

1

La organización mundial de la salud, (2014, como se citó en UVEG Académico, 2022). Definió en 1948 a la salud como “un estado de bienestar completo, físico, social y psicológico y no solamente la ausencia de enfermedad o de invalidez. La psicología buscó establecerse como un instrumento al servicio del bienestar, ya que se ocupó del estudio del desarrollo personal y social, la calidad de vida y la felicidad.

DESPROTECCIÓN INFANTIL: Cuando se trabaja en asuntos vinculados con las infancias hay que identificar signos de que la o la menor pudiera haber sido victima de maltrato infantil o desprotección en los diferentes ámbitos de su desarrollo. Blanco y Rodríguez (2007, como se citó en Roldán y García, 2024). Señalan que al hablar de desprotección infantil se debe considerar el grado de la severidad experimentado, las consecuencias que se pueden generar, las variables ambientales implicadas en cada caso, y la combinación de todas ellas y tomar en cuenta si están asociadas a problemáticas de tipo psicológico, familiar o social.

Salud Mental y Apoyo Psicosocial en Emergencias (SMAPS).

Programa de Promoción de la Salud Mental y de la Prevención de sus Trastornos PAPPS.

Villatoro et al., (2006, como se citó en Roldán y García, 2024). Mencionan que en la Encuesta de sobre el maltrato infantil y factores asociados concentran diversas definiciones propuestas por organismos que abordan la problemática. -UNICEF (1995): Los y las menores victimas del maltrato y abandono son aquel segmento de la población conformado por niños, niñas y jóvenes hasta los 18 años que sufren ocasional o habitualmente actos de violencia física, sexual o emocional sea en el grupo familiar o en las instituciones sociales. -OMS: El maltrato o la vejación de menores abarca todas las formas de maltratos físicos y emocionales, abuso sexual, descuido o negligencia o explotación comercial o de otro tipo. -CNDH: El maltrato infantil es todo acto u omisión encaminado a hacer daño, aun sin está intención pero que perjudique el desarrollo normal del menor. -OPS: Identifica cuatro tipos de maltrato infantil los cuales son: el maltrato físico, el maltrato emocional, el descuido o negligencia y el abuso sexual. -DIF: Las niñas y los niños maltratados son los menores de edad que enfrentan y sufren, ocasional o habitualmente, violencia física, emocional o ambas, ejecutadas por actos de acción u omisión, pero siempre de forma intencional, no occidental, por padres, tutores, custodios o personas responsables de ellos.

Atención Primaria de Salud.

BIENESTAR SUBJETIVO: Son las evaluaciones cognitivas y afectivas que una persona hace en torno a su vida; incluyendo tanto reacciones emocionales o acontecimientos, así como juicios sobre satisfacción y logro, es un concepto amplo que incluye la experiencia de emociones agradables, bajo nivel de emociones agradables, bajo nivel de emociones negativas y alto nivel de satisfacción con la vida. (Blanco y Rodríguez, 2008, como se citó en UVEG Académico, 2022).

PROPUESTA CENTRADA EN LA CALIDAD DE VIDA: Es la propuesta centrada en la calidad de vida la cual está compuesta de diversos planteamientos los cuales son: -La teoría de las discrepancias múltiples de Michalos (1995): La teoría de Michalos relaciona la calidad de vida con el nivel de satisfacción que una persona obtiene de sus condiciones al compararlas con la vida de otras personas lo que tiene con lo que desea y lo que tiene en el presente con lo que tuvo en el pasado. - Planteamiento de Ryff (1989): El sujeto busca insistentemente el mayor provecho a todas sus acciones; se preocupa y se esfuerza por conseguir sus objetivos y se esmera en hacer aquello que sabe que le genera satisfacción y autoestima deja de ser receptor para convertirse en el protagonista. -Teoría de la motivación de Abraham Maslow: Donde el bienestar psicológico se enfoca en el desarrollo de las capacidades y el crecimiento personal como los principales indicadores del funcionamiento positivo.

BIENESTAR SOCIAL: Es la percepción de la cualidad, organización y funcionamiento del mundo social, e incluyendo la preocupación por enterarse de lo que ocurre en el mundo. (Keyes, 1998, como se citó en Blanco y Díaz, 2005).

Programa de Atención Integral de Salud Mental en Atención Primaria.

Programa Nacional de la Salud.

PLANTEAMIENTO DE KEYES O CENTRADO EN EL BIENESTAR SOCIAL: Es el planteamiento de X que indica que el sujeto sociohistórico forma parte de una red de relaciones interpersonales e intergrupales, cuyas experiencias vitales están vinculadas a los acontecimientos del mundo que le rodea.

BIENESTAR PSICOLÓGICO: Se enfoca en el desarrollo de las capacidades y el crecimiento personal como los principales indicadores del funcionamiento positivo. (UVEG Académico, 2022).

TRADICIÓN HEDÓNICA: Es la tradición hedónica que considera que la vida del ser humano, está motivada por el logro de la felicidad y del máximo beneficio en todos los ámbitos de su existencia. Ed Diener es su máximo representante y define al bienestar como: las evaluaciones cognitivas y afectivas que una persona hace en torno a su vida.

El programa de acción para superar las brechas en la salud mental (mhGAP por sus siglas en inglés) tiene por objetivo atender las necesidades no satisfechas de las personas con

Blanco y Rodríguez (2007, como se citó en Roldán y García, 2024). Ponen en énfasis la importancia de detectar la desprotección infantil, ya que se han observado numerosas dificultades para hacerlo por parte de las y los profesionales y las personas comunes.

La estrategia preventiva, especialmente la utilizada en situaciones de alto riesgo, es la prioridad de la intervención psicosocial en protección infantil.

El abordaje de la salud mental en atención primaria se basa en un enfoque comunitario que pone el énfasis en la promoción, la prevención, la participación social, la organización de servicios de salud, el enlace con otros servicios y la recuperación de las personas en su entorno. (Organización Panamericana de la Salud, 2024).

Plan de Acción Integral sobre Salud Mental.

BIENESTAR: Es un estado de satisfacción personal, de comodidad y de confort que considera como positivos y/o adecuados aspectos como la salud, el bienestar psico-biológico, el éxito social y económico, el éxito profesional, el placer personal, la alegría de vivir, la armonía consigo mismo y con el contorno. (SAINT-GOBAIN, 2024). Según Blanco y Rodríguez (2008, como se citó en UVEG Académico, 2022). Mencionan que son tres vertientes las que se ocupan del bienestar: -La tradición hedónica. -La propuesta centrada en la calidad de vida. -Planteamiento de Keyes o centrado en el bienestar social.

NIVELES DE GRAVEDAD: Las y los profesionales necesitan hacer una evaluación del nivel de gravedad que pueden enfrentar las y los menores, se consideran los siguientes parámetros (Blanco y Rodríguez, 2007, como se citó en Roldán y García, 2024). 1.- Riesgo de desprotección: En este caso, los padres, madres o tutores hacen uso de patrones de cuidado poco adecuados para la etapa de desarrollo del o la menor. En muchos casos, esto implica un factor de riesgo que, si no se corrige, puede derivar en situaciones de desprotección. 2.- Desprotección leve: Conductas que indican desprotección, pero que aún no han generado un daño físico, psicológico, cognitivo o social significativo en la niña o el niño. 3.- Desprotección moderada: En este momento se visualiza que la situación de desprotección va a provocar (o ya ha provocado) daños físicos, psicológicos, cognitivas o sociales significativos de severidad moderada en las y los menores. 4.- Desprotección de gravedad elevada sin separación: Es evidente la existencia de una situación de desprotección con efectos de daño físico, psicológico, cognitivo y social a corto plazo en las y los menores. 5.- Desprotección de gravedad elevada con separación: Debido a las dificultades que presenta la familia, es probable que no sean susceptibles al tratamiento en ese momento, ya que los padres, las madres o tutores no aceptan la propuesta de intervención familiar como alternativa a la separación.

Los tipos de situaciones de desprotección que menciona Blanco y Rodríguez (2007, como se citó en Roldán y García, 2024) los cuales son:- Historia de maltrato físico en la infancia: Contar con experiencias infantiles de maltrato puede predisponer a una relación inadecuada o maltratante con los propios hijos. - Ausencia de apoyo social: Lo padres maltratantes poseen una red deficitaria de apoyo social y esto constituye un factor de riesgo para un gran número de problemas psicológicos y somáticos, incluidos el maltrato infantil. Esto genera una incapacidad para manejar las situaciones estresantes, cuya aplicación puede derivar de la inadecuada entre la calidad de la red de soporte social y el nivel de estrés experimentado de la persona. - Problemas en padres y madres maltratadas: Algunas de las causas que podrían explicar este tipo de comportamientos son los problemas de alcoholismo y otro tipo de toxicomanías, así como los trastornos de tipo psiquiátrico. De igual forma, se ha observado que los padres y madres que maltratan a sus hijos presentaban sentimientos de inadecuación personal y baja autoestima.

La encuesta distingue varios niveles de gravedad respecto a la situación que viven las y los menores en el país: 1.- De 21 millones de familias mexicanas encuestadas, aproximadamente 7 millones viven en un ambiente de violencia. 2.- Los gritos y los enojos fueron la forma de expresión de maltrato emocional más frecuente, mientras que las formas de maltrato más frecuentes están asociadas a la violencia física, donde se destacan golpes con el puño (42%), bofetadas (40%) y golpes con objetos (23%) (Senado de la República,2009, como se citó en Roldán y García, 2024). 3.- A nivel nacional, los principales maltratadores de menores son la madre y el padre y destaca que la escolaridad promedio de los padres maltratadores es de primaria o secundaria. Las cifras muestran una tendencia de que, a mayor escolaridad el maltrato tiende a disminuir (Villoro et al., 2006, como se citó en Roldán y García, 2024). 4.- Hay una tendencia al maltrato en mujeres que a su vez fueron maltratadas en su infancia (Villoro et al., 2006, como se citó en Roldán y García, 2024).

Blanco y Rodríguez (2007, como se citó en Roldán y García, 2024). Describieron las principales tipologías de desprotección infantil las cuales son: -Maltrato físico: Cuando algunos de los adultos provocan un daño físico severo, genera una enfermedad o pone en riesgo al menor de padecerlo. Negligencia física: Cuando ningún miembro de la familia o del grupo con el que convive el menor atiende las necesidades físicas, de seguridad, formativas y cognitivas. -Maltrato emocional: Toda forma de hostilidad verbal en sus diferentes manifestaciones como lo son: insultos, criticas, desprecios, amenaza de abandono, privación de oportunidades de socialización, interacción infantil y logro de autonomía. -Negligencia emocional: Se refiere a la falta de atención a las necesidades de interacción y contacto por parte de una figura estable mediante la ausencia de expresiones emocionales. -Abuso sexual: Se centra exclusivamente en el abuso sexual intrafamiliar. Incapacidad parental de control de la conducta del menor: Los padres, madres o tutores dejan su responsabilidad de controlar y manejar de manera adaptativa el comportamiento del menor o bien intentan hacerlo, pero debido a su propia incapacidad lo hacen de manera inadecuada.

Resulta fundamental evaluar los problemas con precisión en las familias y los contextos psicosociales en los que se presentan situaciones de desprotección. Solo así se podrá identificar la pertinencia viabilidad de la intervención para garantizar la adecuada protección de los menores.

VIOLENCIA FÍSICA: Toda acción que se realiza voluntariamente y que provoca o puede provocar daños o lesiones físicas en las mujeres que la padecen. Incluye el uso de la fuerza física o de objetos para atentar contra su integridad física o su vida.

La violencia contra la mujer es definida como: Todo acto de violación basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, así como la amenaza de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada (Asamblea General de la ONU, 2993, como se citó en Roldán y García, 2024).

VIOLENCIA SOCIAL: Atribuir a un menor valor a la posición social de las mujeres.

VIOLENCIA SIMBÓLICA: Se refiere a la persistencia de los mecanismos socializadores del patriarcado por los que se perpetúan los roles y la ideología de género tradicionales.

VIOLENCIA POLÍTICA O INSTITUCIONAL: Uso de un doble código de discurso que legitima alguna forma o expresión de violencia mientras se lucha contra otras formas de esta. También incluye la omisión de actuaciones contra la violencia.

VIOLENCIA ESPIRITUAL: Consiste en que el maltrato destruye las creencias culturales o religiosas de las mujeres.

VIOLENCIA ESTRUCTURAL: Se presenta mediante barreras intangibles e invisibles que impiden a las mujeres el acceso a los derechos básicos.

VIOLENCIA ECONÓMICA: Desigualdad en el acceso a los recursos económicos y las propiedades compartidas.

VIOLENCIA PSICOLÓGICA: Acción, normalmente de carácter verbal, que provoca o puede provocar daño psicológico en las mujeres actuando sobre su capacidad de decisión. Utiliza mecanismos de control y comunicación que atentan contra su integridad psicológica, su bienestar, su autoestima o su consideración tanto pública como privada ante las demás personas.

VIOLENCIA SEXUAL: Este tipo incluye cualquier atentado contra la libertad sexual de la mujer que afecte a su integridad física o afectiva y le obligue a soportar actos de naturaleza sexual o realizarlos contra su voluntad aprovechándose de una situación de poder mediante engaños, coacciones, amenazas o el uso de la fuerza.

ENFERMEDAD: Es una situación intrínseca que abarca cualquier tipo de enfermedad, trastorno o accidente y fue clasificada por la OMS en su Clasificación Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Relacionados (CIE) (Fernández et al., 2011, como se citó en Roldán y García, 2024).

DEFICIENCIAS: Se refiere tanto a las anormalidades en la estructura corporal y la apariencia como a trastornos en las funciones de los órganos.

DISCAPACIDADES: Suponen una alteración de las actividades realizadas por la persona como la limitación de la actividad, alteraciones de la conducta. Son la consecuencia de la deficiencia desde el punto de vista del rendimiento funcional y de la actividad de la persona (Fernández et al., 2011, como se citó en Roldán y García, 2024).

MINUSVALIAS: Este tercer nivel concreta la situación de desventaja de la persona frente a los demás (restricción de la participación) como consecuencia de las deficiencias y discapacidades, de forma que reflejan la adaptación del individuo al entorno.

AMBITO EDUCATIVO: Blanco y Rodríguez (2007, como se citó en Roldán y García, 2024). Señalan que a partir del informe Warnock (1981) se acuño el término alumnos con necesidades educativas especiales para hacer referencia a aquellas que presentan dificultades en aprendizaje y requieren recursos educativos especiales para atenderlas.

AMBITO LABORAL: Un hecho innegable es que las dificultades observadas en la integración educativa se extienden al terreno laboral. Aunque existen algunas aproximaciones sobre la realidad que viven las personas en edad laboral con una discapacidad, no hay datos exactos sobre esta situación debido a que para muchas familias todavía es motivo de estigma o vergüenza.

AMBITO SOCIAL: La integración social es una de las principales dificultades a las que se enfrentan diariamente las personas con discapacidad.

A partir de los años 70 se promovió, desde una perspectiva psicosocial, el estudio de las actitudes hacia las personas con discapacidad en Estados Unidos. Esto parte que las personas con discapacidad se consideran miembros de una minoría que puede ser objeto de discriminación, como las minorías étnicas, las mujeres o las personas de la tercera edad. El proceso de estigmatización permite explicar la actitud negativa y la persistencia de la discriminación hacia las personas con discapacidad.