Want to make creations as awesome as this one?

.

More creations to inspire you

SUNITA NARAN

Interactive Image

BOARDS BOOK SERIES

Interactive Image

TRAIN

Interactive Image

DESMOND TUTU

Interactive Image

CRAIG HODGES

Interactive Image

CLC MALL MAP

Interactive Image

Transcript

EL ROMANCERO

ORIGEN DE LOS ROMANCES, CRONOLOGÍA, ESTILO, ESTRUCTURA Y TEMAS

5

1

3

2

4

ESTILO Desde el punto de vista estilístico, el Romancero manifiesta una gran sencillez y sobriedad de recursos: descripciones parcas y realistas, casi total ausencia de elementos fantásticos o maravillosos, escasez de adjetivos y metáforas. A pesar de ello se consigue una extraordinaria viveza narrativa y los más variados efectos poéticos. Destaca en el romancero la inmediata composición de la escena y la presentación de los personajes, la aproximación a la realidad con una gran fuerza plástica y el arte de saber llevar, sin dilaciones, la atención del oyente hacia el núcleo temático. Se combinan admirablemente la narración y el diálogo; mediante éste se consigue el característico movimiento dramático de muchos romanes. La alternancia en la utilización de las formas verbales - presente/pretérito - es otro aspecto que anima la narración con el cambio de perspectivas temporales, desde un pasado lejano a un pasado cercano e incluso a un presente o viceversa. Las fórmulas expresivas más utilizadas son las repeticiones de palabras o frases y el uso del paralelismo para conseguir una mayor intensidad emocional y rítmica. También se usan con mucha frecuencia las formas deícticas, apostróficas y exclamativas para conseguir mayor emotividad y recabar la atención del oyente. Otra característica muy importante es el fragmentarismo: El romance se centra en un momento determinado de la acción. Los antecedentes no aparecen porque son conocidos o no interesan, y se entra, como ya hemos dicho, directamente en el asunto. Además, con mucha frecuencia, la narración se rompe bruscamente sin que se conozca el desenlace final. El resultado es de una increíble eficacia poética, al atrapar al oyente en el misterio y la emoción, y hacerle participar con su propia imaginación, lanzándose a una actividad creadora personal.

TEMAS Hay una gran variedad de clasificaciones según sus temas, aunque podríamos considerar la siguiente: - De tema épico-nacional: cuentan episodios de personajes históricos que formaban ya parte de la memoria popular a través de los cantares de gesta. - De tema histórico o noticiero: Tratan de la historia más reciente y tienen una función propagandística para dar a conocer los diversos episodios históricos. Dentro de este grupo podríamos encontrar los fronterizos, que recogen las gestas militares durante la Reconquista, y los moriscos, que presentan con idealización al mundo musulmán y se caracterizan por el tono emotivo de las situaciones. - De tema carolingio, que provienen de los cantares de gesta franceses, en su mayoría en torno a la figura de Carlomagno. Estos romances también pueden ser clasificados como de tema épico-caballeresco., - De tema novelesco y lírico. Los de tema novelesco narran aventuras inventadas y con temas diversos. Suelen centrarse en el tema amoroso. También suelen incluir elementos fantásticos. - De tema bíblico y clásico. Narran historias de la antigüedad tomadas de la Biblia o de la mitología grecolatina.

ESTRUCTURA Podemos clasificar los romances, según Menéndez Pidal, en: romance-cuento, romance-escena y romance-diálogo. Lo normal es que la narración aparezca combinada con el diálogo. La diferencia entre romance-cuento y romance-escena está en que el primero presenta la historia completa (aunque solo se trate de un suceso), con nudo, desenlace y alusión a los antecedentes. En el romance-escena la fragmentación es mucho más acusada y, como su nombre indica, sólo se presenta una escena, un momento, sin ningún tipo de introducción o desenlace. Es raro encontrar romances-cuento entre los tradicionales, debido al proceso de selección que éstos han sufrido a lo largo de su mantenimiento en la tradición oral; por esto los romances-cuento suelen ser romances completados tardíamente. Así tenemos dos versiones del romance del prisionero, una larga (romance-cuento) y una más abreviada (romance-escena). Por último, los romances-diálogo son los que tienen un estilo enteramente dramático y están construidos solo con el diálogo. Un ejemplo sería el romance La dama y el pastor, en el que cada elemento del paisaje o de la descripción de los personajes, se nos revela a través del diálogo que ambos mantienen.

ORIGEN DE LOS ROMANCES Según la teoría de Menéndez Pidal, los romances tienen su origen en la descomposición de los cantares de gesta. En los siglos XIV y XV los cantares de gesta decaen. Los cantares de gesta compuestos en los siglos XI y XII recuerdan y exaltan a los héroes y a sus batallas y los juglares los cantaban ante un público que eran los señores y vasallos del castillo feudal. Pero en los siglos XIV y XV los oyentes a los que se dirigían los juglares ya no eran los mismos y con el crecimiento de las ciudades, el público se encontraba en los mercados y en las plazas, entre las nuevas clases burguesas de artesanos y comerciantes. Este nuevo público estaba menos dispuesto a escuchar poemas largos como eran los de la épica. Los juglares dieron nueva vida a aquella poesía heroica extrayendo los episodios o escenas que más gustaban al pueblo que los escuchaba, repitiéndolas a fuerza de aplausos. Así se desgajan de los cantares de gesta unos fragmentos que fueron quedando en la memoria popular, pasando de generación en generación, hasta que la imprenta los fijó quedando en el estado que hoy los conocemos. Estos son los llamados romances tradicionales. Viendo el éxito popular de estos romances tradicionales, los juglares crean otros, llamados juglarescos. Estos nacieron independientemente de los cantares de gesta y se transformaron luego en un mismo proceso de transmisión oral. Tanto los tradicionales como los juglarescos, forman el grupo de los romances viejos.

CRONOLOGÍA