Want to make creations as awesome as this one?

Nacionalidad y ciudadania

Transcript

Los venezolanos y venezolanas que no estén sujetos o sujetas a inhabilitación política ni a interdicción civil, y en las condiciones de edad previstas en esta Constitución, ejercen la ciudadanía y, en consecuencia, son titulares de derechos y deberes políticos de acuerdo con esta Constitución.

Recuperación de la nacionalidad venezolanaArtículo 16. La persona que haya renunciado a la nacionalidad venezolana por nacimiento podrárecuperarla siempre y cuando establezca su residencia en el territorio de la República por un período nomenor de dos años y una vez cumplido dicho plazo realice la declaración de voluntad de recuperar lanacionalidad venezolana, conforme a lo dispuesto en el Reglamento de esta Ley.

Artículo 40. Los derechos políticos son privativos de los venezolanos y venezolanas por nacimiento, salvo las excepciones establecidas en esta Constitución. Gozan de los mismos derechos de los venezolanos y venezolanas por nacimiento los venezolanos y venezolanas por naturalización que hubieren ingresado al país antes de cumplir los siete años de edad y residido en él permanentemente hasta alcanzar la mayoridad.

En la República Bolivariana de Venezuela, la ciudadanía es un concepto fundamental que garantiza los derechos y deberes de los individuos que residen en el país. En el país, existen distintos tipos, cada uno con sus propias características y requisitos. Algunos de los reconocidos en Venezuela son:

  • Por nacimiento: aquellos individuos que nacen en territorio venezolano y adquieren la ciudadanía de forma automática, siempre y cuando al menos uno de sus padres también sea venezolano.
  • Por ascendencia: las personas cuyos padres o abuelos sean venezolanos pueden optar por la ciudadanía venezolana. Sin embargo, es importante cumplir con ciertos trámites y requisitos legales.
  • Por naturalización: los extranjeros que residen en Venezuela durante un período determinado y cumplen con los requisitos legales pueden solicitarla por naturalización.

  • Derecho a la igualdad: todos los ciudadanos venezolanos son iguales ante la ley y gozan de los mismos derechos y oportunidades sin discriminación.
  • Derecho a la libertad de expresión: los ciudadanos tienen la libertad de expresar sus opiniones de forma pacífica, respetando los derechos de los demás.
  • Derecho a la educación: todos los ciudadanos tienen derecho a recibir educación de calidad y gratuita en los niveles básico y medio.
  • Derecho a la salud: los ciudadanos venezolanos tienen acceso a servicios de salud públicos y gratuitos.

  • Deber de cumplir con las leyes: los ciudadanos deben respetar y cumplir con las leyes establecidas en Venezuela.
  • Deber de votar: las personas con ciudadanía tienen la responsabilidad de participar en los procesos electorales y ejercer su derecho al voto.
  • Deber de pagar impuestos: los ciudadanos están obligados a contribuir con el pago de impuestos de acuerdo con su situación económica.

Historia

La Ley de Nacionalidad Venezolana es la ley que regula la adquisición, otorgamiento y pérdida de ciudadanía venezolana. Está basado en el principio de ius soli: cualquier persona nacida en Venezuela adquiere ciudadanía venezolana por nacimiento, independientemente de la nacionalidad o estatus legal de los progenitores. La nacionalidad venezolana está regulada por el Artículo 32 del Capítulo II de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999 y por la Ley de Nacionalidad y Ciudadanía de 2004.1​2​

Nacionalidad:

Se entiende por naciponalidad como vinculo juridico-politico que une al individuo con un Estado determinado, regido por el derecho interno, teniendo los estados que integran la comunidd Internacional legislar sobre la perdida y recuperacion de la misma

Ciudadanía se refiere al conjunto de derechos y deberes a los cuales el ciudadano o individuo está sujeto en su relación con la sociedad en que vive. El término ciudadanía proviene del latín civitas, que significa 'ciudad'. Por tanto, ciudadanía es la condición que se otorga al ciudadano de ser miembro de una comunidad organizada. La ciudadanía implica derechos y deberes que deben ser cumplidos por el ciudadano, sabiendo que aquellos serán responsables por la convivencia del individuo en la sociedad. Este concepto de ciudadanía está ligado al derecho. Sobre todo en lo que se refiere a los derechos políticos, sin los cuales el individuo no puede intervenir en los asuntos del Estado. Permiten la participación directa o indirecta del individuo en el gobierno y en la consiguiente administración a través del voto directo para elegir o para competir por cargos públicos de forma indirecta. Uno de los requisitos de la ciudadanía para que los ciudadanos puedan ejercer sus derechos políticos es la nacionalidad. Pero también existen personas que, a pesar de ser nacionales de un Estado, no tienen los derechos políticos, porque pueden haber sido revocados o denegados. Por ejemplo, los presidiarios no tienen derecho a votar, que puede obligatorio para los mayores de 18 años.

La historia de la ciudadanía es mucho más amplia que la del Estado-nación. La genealogía del concepto y de sus ramificaciones en Europa datan de la ciudad-Estado griega y del Imperio Romano. Implica pertenecer a una comunidad política, expectativas de que el grupo brinde protección contra personas ajenas e instituciones judiciales para regular las relaciones entre los miembros. Sin embargo, sus implicaciones para la participación en las decisiones políticas fueron variables y, a menudo, contestadas. Tanto el vocabulario con el que se conceptualizó la ciudadanía como los debates sobre su significado han afectado a las consideraciones sobre la ciudadanía desde entonces. Los romanos, a diferencia de las ciudades-Estado griegas, vieron la posible concesión de la ciudadanía como una forma de vincular a las personas con el imperio en expansión. Para algunos historiadores del Imperio Romano, ninguna otra política, antes o después, “ha sido tan amplia que pudiera pretender abarcar a todo el mundo o intentar crear una forma de ciudadanía universal que estuviese abierta a todos los llegados”. Pero las posibilidades de una ciudadanía inclusiva han seguido reapareciendoHoy en día “ciudadanía” es mucho más que una construcción jurídica y se refiere, entre otras cosas, a la sensación personal de pertenencia, por ejemplo, al sentido de pertenencia a una comunidad que puedas moldear e influir directamente..