Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

la delincuencia juvenil causas y consecuencias

La delincuencia juvenil

La delincuencia no se produce de forma aleatoria, parte de una cultura, de unos valores, unos conflictos económicos, políticos, sociales... en los que todos estamos inmersos. Muchos jóvenes carecen de planes o proyectos vitales y son considerados incapaces de adaptarse al medio social por lo que, a menudo, toman la delincuencia como vía alternativa de conducta. En este artículo de Psicología-Online abordaremos el fenómeno de la Delincuencia Juvenil. Veremos qué es, cuáles son sus causas y consecuencias así como los tipos de delincuentes jóvenes que podemos encontrar y cómo puede este fenómeno prevenirse. Esperamos que sea de utilidad.
Las causas que la sociedad percibe de la delincuencia juvenil se resumen en: desintegración familiar, crisis económica y pobreza o drogas y alcohol. En psicología, más allá de las causas que inducen a un joven a cometer delitos, se estudian los factores que influyen en la delincuencia juvenil que definen mejor la situación general. Algunos de los factores son: 1:Índices de desempleo 2:Índice de integración familiar 3:Índice de drogadicción 4:Índice de escolaridad 5:Ineficiencia de las autoridades 6:Impulsos hacia el deporte

Causas de la delincuencia juvenil

Prevención primaria: cuando el objetivo es reducir o eliminar los riesgos y fomentar la protección. Los métodos de prevención primaria fomentan la resiliencia y la autoeficacia, ayudan a desarrollar competencias cognitiva y sociales fomentando la creatividad, el talento artístico y comunicacional. Prevención secundaria o selectiva: es aquella que se orienta a personas que ya han sido identificadas como riesgo a desarrollar delincuencia. Se enfoca a factores como la agresividad o de riesgo en la crianza del menor. Deben aplicarse cuanto antes y mantenerse hasta la adolescencia haciendo hincapié en el entorno familiar y en el de los compañeros. Prevención terciaria: personas que tienen riesgo y han desarrollado ya conductas delictuales. En estos casos, los programas de prevención deben de ser multisistémicos y multidimensionales, intensivos y de larga duración. Se orientan a desarrollar habilidades de autorregulación, habilidades cognitivas que involucran a la familia, la escuela y la comunidad.

Tipos de prevención

Esta es la razón por la que delincuentes juveniles habituales diagnosticados con trastorno de conducta es probable que muestren signos de Trastorno antisocial de la personalidad en la madurez. Una vez que los adolescentes alcanzan la madurez, su comportamiento social inaceptable se ha convertido en un estilo de vida y se convierten en criminales de carrera.

Una vez que el joven continúa teniendo los mismos patrones de comportamiento y llega a los dieciocho, entonces está en peligro de diagnóstico con un trastorno antisocial de la personalidad y es mucho más propenso a convertirse en un criminal serio.18​ Uno de los elementos principales usado en el diagnóstico de un adulto con Trastorno antisocial de la personalidad consiste en presentar un historial documentado de trastorno de conducta antes de los 15 años. Estos dos trastornos de personalidad son análogos en su comportamiento errático y agresivo.

Trastornos mentales

Las estrategias que tienen mayor aceptación y éxito son las intervenciones o tratamientos en los que se busca la prevención, ya que se trabaja con los factores de riesgo de las conductas antisociales. Es decir, se centran directamente en las causas del problema para evitar la reincidencia de las conductas delictivas. Para ello, los psicólogos trabajan con especialistas de las áreas de victimología, criminología, sociología, educación, trabajo social y derecho. Los tratamientos psicológicos tienen el objetivo de disminuir los factores de riesgo relacionados con conductas delictivas y consisten en intervenciones psicoeducativas que van dirigidas a delincuentes convictos y jóvenes en riesgo de delinquir. Andrews y Bonta tienen un programa en el que se hace alusión a cuatro grandes factores de riesgo para la delincuencia juvenil:las cogniciones antisocialeslas redes y vínculos prodelictivos, la historia individual de comportamiento antisocial y los rasgos y factores de personalidad antisocial.

Intervenciones psicológicas