Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

en la historia del arte?

¿Existieron

MUJERES

SPOILER: SÍ

Cuando pensamos en el panorama artístico de la Edad Moderna los nombres que nos surgen son los de Rafael , Miguel Ángel, Leonardo, Caravaggio, Ribera... Intercalar esos nombres con los de Sofonisba Anguissola, Fede Galizia O Catharina Van Hamessen.. puede producir sorpresa por desconocimiento o indiferencia por la escasa repercusión de las mujeres en la historiografía artística

La participación de las mujeres en la Historia del Arte, y a lo largo de los siglos ha estado relegada a un rol pasivo, de musas, inspiración, acompañantes, o partenaires de los reconocidos artistas. Pero, en realidad, muchas de ellas decidieron a formar parte de esa producción, y asumir un espacio activo como autoras, ilustradoras, o pintoras.

Estuvieron, claro está, atravesadas también por su contexto, realidad familiar, política, social y económica.

Kahlo

Frida

Leonor

Fini

Es a partir de la década de los setenta cuando algunas teóricas e historiadoras del arte con planteamientos feministas empiezan a preguntarse: ¿por qué no ha habido mujeres artistas en la historia del arte?

Gèrard

¿Acaso el problema reside en que el arte realizado por mujeres es diferente al de los hombres?

Marguerite

Desde esta interroganteorientan sus estudios a hacer una revisión de la historia y crítica del arte, en un proceso de búsqueda de nuevos documentos con la intención de recuperar la historia de esas figuras femeninas silenciadas durante siglos.

Se entiende que el arte es simplemente arte, el encargado de darle la categoría de artístico o no ha sido el historiador de arte, quien desde su postura ha infravalorado el trabajo de la mujer. De hecho, desdeépocas tempranas, muchas obras realizadas por mujeres fueron atribuidas a hombres u ocultadas bajo la firma del padre o del marido.

Tomamos como ejemplo El Retrato de Felipe II, atribuido a Sánchez Coello, y la Dama de armiño, al Greco, obras de la artista italiana Sofonisba Anguissola.

Judith Jans Leyster ​ fue una pintora del Siglo de Oro neerlandés. Trabajó con formatos de dimensiones variadas. Cultivó la pintura de género, los retratos y los bodegones.

De igual manera, El alegre bebedor, obra de Judith Leyster, atribuida a su compañero, Franz Hals.

Renacimiento

Sofonisba Anguissola

Las mujeres que se abocaron a la producción artística no tenían acceso a la educación: ni a la escritura, ni a la lectura, ni al estudio de la música, la geografía o la anatomía. Tenían vedada la posibilidad de estudiar y copiar el cuerpo humano al desnudo. No podían ingresar a talleres de artistas, ni podían crear sus propios talleres. A pesar de esto, algunas aprendieron a dibujar de forma autodidacta, pintar, grabar y producir sus obras.

Renacimiento

Muchas de ellas utilizaron nombres de padres, hermanos, o esposos para firmar sus obras, ya que no estaba permitido que accedieran a la práctica, mucho menos reconocerse como autoras.Las que accedieron a la educación humanística, aprendieron y contaron con los recursos materiales, fueron aquellas pertenecientes a la burguesía, de clase alta o hijas de pintores. Los géneros más abordados en sus obras fueron los llamados “géneros menores”: RETRATOS, PAISAJES, y NATURALEZA MUERTA (BODEGONES).

Sofonisba Anguissola (Nació en Cremona, Italia en 1532)

Hija de un miembro de la baja nobleza Genovesa, comenzó a estudiar a los 14 años en el estudio de Bernardino Campi, aunque fue mayormente autodidacta. En sus comienzos, pintó obras con temáticas puramente religiosas, y su obra más representativa se llamó La piedad. La misma, se le adjudicó en un primer momento a su maestro, pero después se sometió a análisis y se descubrió que ella fue la autora real, ya que la obra está firmada con el apellido del segundo esposo de Sofonisba.

A sus 27 años viajó a Roma, y se reunió con Miguel Ángel quien reconoció su talento.

En 1559 firma por primera vez una de sus obras. Luego se convierte en pintora de la corte.

La mayoría de sus retratos fueron casi fotográficos. Sobrios y con ternura. Logra gran realismo en los rostros y con el paso del tiempo demuestra gran madurez en sus producciones, así como un fuerte contenido simbólico.

Catharina Van Hemessen (Nació en Amberes, Bélgica en 1528) Primera pintora del renacimiento flamencodel norte de Europa.

Fue también hija de un pintor, y desarrolló gran autenticidad en sus obras, con un definido y marcado estilo propio.Pintó mayormente retratos, autorretratos y obras con temática religiosa. Hizo gran uso de las luces y sombras.

Jesús conoce a Verónica

Obtuvo un reconocimiento de la Reina María de Hungría (regente de los países bajos) por lo que contó con el mecenazgo de la Reina y se convierte en artista de la corte.Firma 10 (diez) de sus obras, lo que significó gran rebeldía para la época.

Autorretrato - Judith con la cabeza de Holofernes

Fede Galizia (Nace en Milán en 1578)

Su padre fue Nuncio Galizia, pintor de miniaturas, de quien aprendió el gusto por el arte y la técnica del mismo. A sus jóvenes 12 años ya fue considerada una artista, tras haber demostrado un gran talento. Recibió numerosos encargos y realizó obras con temática religiosa. Su producción es altamente realista y detallista.

Llega a pintar ALTARES (obras de gran importancia).De 60 (sesenta) obras a las que se les concede su autoría, 43 (cuarenta y tres) son bodegones y el resto RETRATOS. Adquirió gran habilidad para trabajar las luces y las sombras.

Llega a pintar ALTARES (obras de gran importancia).De 60 (sesenta) obras a las que se les concede su autoría, 43 (cuarenta y tres) son bodegones y el resto RETRATOS. Adquirió gran habilidad para trabajar las luces y las sombras.

Artemisia Gentileschi

Barroco

Entre las mujeres artistas del Barroco más famosas, cabe destacar a Artemisia Gentileschi, Josefa de Óbidos y Elisabetta Sirani.

Artemisia Gentileschi (1593-1656)

Fue una de las grandes exponentes de la escuela romana de Caravaggio. A pesar de estudiar en el taller de su padre, donde aprendió la técnica del dibujo, tuvo que saltarse muchas restricciones impuestas en su época. A Artemisia, que ocupa un lugar destacado entre las mujeres artistas de la Historia, se la ha comparado con la pericia del maestro del tenebrismo por sus célebres pinturas naturalistas. En ellas, representa a personajes femeninos muy poderosos de la talla de Judith, Betsabé o Cleopatra.Artemisia conoció a Sofonisba Anguissola y a Anton Van Dyck en Venecia, pero mantuvo una carrera itinerante entre distintas ciudades italianas: Roma, Florencia, Venecia, Nápoles…(incluso Inglaterra).

Judith con la cabeza de Holofernes

Artemisia Gentileschi (1593-1656)

A pesar de que ha trascendido la historia sobre todo por la impresionante violencia que destila su «Judith decapitando a Holofernes« (cuadro interpretado como una venganza personal de Artemisia por la propia violencia que ella había vivido), Artemisia no solo pintó mujeres «fuertes» o «terribles».

Judith con la cabeza de Holofernes - Caravaggio

Josefa de Óbidos (1630 - 1684)

Fue una pintora y terrateniente nacida en Sevilla. Es una artista icónica por haber traído a España el gusto por el género del bodegón y su obra influyó notablemente en el barroco portugués.Tuvo la posibilidad de lograr su emancipación jurídica para firmar contratos y realizar negocios sin autorización paterna, algo que fue insólito en la época, por lo que Josefa logró cobrar ella misma sus piezas y comprarse los materiales pictóricos para elaborarlas.

Elisabetta Sirani (1637 - 1665)

Nació en el seno de una familia de artistas de Bolonia. Se formó en el estudio de su padre y, más adelante, fundó una academia para otras mujeres artistas.Algunos estudios apuntan a que sus habilidades artísticas llegaron a superar a las de su progenitor y hermanas menores, convirtiéndose en el principal sostén económico de su familia gracias al éxito de su taller. Trabajó de forma maestral géneros como el retrato, la alegoría, la pintura religiosa, las escenas de género, la pintura de historia y la pintura mitológica.

Sofonisba Anguissola

Entre las mujeres artistas del Rococó cabe destacar a Rosalba Carriera, Anna Dorothea Therbusch, Marie-Thérèse Reboul, Marguerite Gérard, Adélaïde Labille-Guiard o Marie Suzanne Giroust.

Rococó

La clemencia de Napoleón (1806)

Marguerite Gérard (1761-1837)

Fue una célebre pintora y grabadora francesa. Ha trascendido a la historia sobre todo por sus notables escenas de género, de las cuales realizó más de 300 unidades, así como 80 retratos y algunas miniaturas.

La francesa se crio en el seno de una familia acomodada, concretamente de dos fabricantes de perfumes. Su hermana, Marie-Anne, se casó con Fragonard, quien se convirtió en su profesor y la admitió en su taller para que colaborase con él. Vivió en el Louvre durante varios años, un período que la permitió aprender de las grandes obras de todos los tiempos. Sin embargo, Gérard desarrolló un interés especial por las escenas de género de la Edad de Oro holandesa, y aunque se le negó la membresía a la Academia Real de Pintura y Escultura de Francia, pudo exponer ampliamente su arte y acabó siendo reconocida por el Salón tras la Revolución Francesa.

Angelica Kauffmann

Neoclásico

Las mujeres de este período no pudieron acceder de forma fácil a las instituciones como la Académie Royale de Peinture et de Sculpture francesa, y cuando lo hicieron, tuvieron la prohibición de asistir a clases de dibujo, pero eso no impidió su éxito e influencia fundamental en el movimiento.

Abordó temas muy variados en su obra plástica, pero sintió una gran predilección por la pintura histórica, el género por excelencia de esta época. Era un género menor entre las mujeres artistas, ya que había que tener conocimiento de anatomía y composición figurativa, y las mujeres tenían prohibido estudiar los modelos desnudos

Angelica Kauffmann (1741-1807)

Entre las mujeres artistas del neoclásico cabe destacar a Angelica Kauffmann, Adélaïde Labille-Guiard y Élisabeth Vigée-Le Brun. Estas fueron muy apreciadas por mecenas femeninas pertenecientes a la nobleza que deseaban retratos, naturalezas muertas y pinturas figurativas.

Angelica Kauffmann

Kauffmann nació en Suiza, aunque desarrolló su profesión en Reino Unido. Desde pequeña fue considerada superdotada, por lo que estudió con su padre, que también era artista, y después fue admitida por la Accademia Nazionale di San Luca en Roma. Allí logró convertirse en una pintora histórica de éxito a pesar de las restricciones, y fue apreciada por mecenas y artistas coetáneos.

Una de sus obras más destacadas es El juicio de Paris (1781), un óleo sobre lienzo de estilo neoclásico donde la artista representa el suceso que desencadenaría la guerra de Troya.

Impresionismo

Entre las mujeres artistas de este período podemos destacar a Berthe Morisot, Mary Cassatt, Marie Bracquemond y Eva Gonzalès.

Berthe Morisot

Berthe Morisot (1841-1895) nació en el seno de una familia de la alta burguesía y era descendiente del pintor rococó Jean-Honoré Fragonard (nieta o sobrina-nieta).Aprendió a dibujar como parte de las virtudes que una "señorita refinada" de su estatus debía adquirir, pero se saltó la tradición para dedicarse a un estudio del arte más profundo.

Berthe Morisot

Mantuvo una relación de amistad con Édouard Manet (1832-1883) quien acabó convirtiéndose en su cuñado. Ambos recibieron influencias artísticas mutuas. Durante las exposiciones impresionistas entre 1874 y 1886, de las cuales se llevaron a cabo un total de 8, Berthe participó en 7 de ellas.Su relación con el grupo fue muy estrecha, y tras la muerte de Édouard Manet en 1883, organizó una exposición en su honor con la ayuda de Claude Monet, Émile Zola y otros artistas.

Entre sus obras, podemos destacar «El espejo psiqué» (1876), un óleo sobre lienzo presentado en la exposición de los impresionistas de 1877.

Mujeres en las Vanguardias

CONSTRUCTIVISMO- Varvara Stepánova

CUBISMO - Nadeshda Udaltsova

EXPRESIONISMO- Gabriele Münter

DADAÍSMO - Hannah Höch

GRACIAS