Want to make creations as awesome as this one?

More creations to inspire you

EUROPE PHYSICAL MAP

Horizontal infographics

TEN WAYS TO SAVE WATER

Horizontal infographics

GRETA THUNBERG

Horizontal infographics

FIRE FIGHTER

Horizontal infographics

STEVE JOBS

Horizontal infographics

ONE MINUTE ON THE INTERNET

Horizontal infographics

Transcript

Carnaval 2023 (+info)

El paquete incluye: pasajes aéreos ida y vuelta volando por Aerolíneas Argentinas clase “A”, BsAs- Rio, Rio-BsAs todos los traslados y vuelos internos, 7 noches de alojamiento con desayuno, Accesos a 5 noches de carnaval en cada ciudad (no incluye excursiones)Tarifas por persona en habitación doble. Salida Febrero 2023
- valores. .-1550 $


El hotel de categoría (3) se ofrece con Desayuno en habitación Standard

La tarifa NO INCLUYE el Impuesto PAIS (​Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva nro. 27.541. NO Incluye Percepción 35% según RG 4815/2020.


Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Carnavales de Brasil

1er Dia
Fortaleza

2do Dia
Recife

3er Dia
Salvador

4to Dia
Sao Paulo

5to Dia
Rio de Janeiro

+

+

+

+

+

UN RECORRIDO POR 5 CIUDADES PARA DISFRUTAR
SU CULTURA Y NATURALEZA

Recife es una ciudad en el estado de Pernambuco, ubicado al este del país. El Carnaval de Recife es una de las fiestas carnestolendas más entretenidas y singulares del país. Además, cuenta con uno de los blocos más grandes de todo el mundo. La ciudad de Recife genera cierta dualidad con la ciudad de Olinda, ya que ambas celebran sus carnavales al mismo tiempo, aunque ambos son completamente diferentes.

El Carnaval llegó al estado de Pernambuco en el siglo XVIII. Sin embargo, las tradiciones originarias cambiaron cuando estas entraron en contacto con costumbres africanas. Durante el siglo XIX, surgieron 2 géneros musicales característicos de las fiestas del carnaval en Recife: el frevo y el passo, dándole a las fiestas del estado un giro cultural diferente al resto de las celebraciones.


Los Carnavales de Recife se caracterizan por contar con diversos espectáculos con influencias afrodescendientes, especialmente con los Maracatus. A pesar de que la ciudad realice principalmente espectáculos nocturnos, cuenta con una de las fiestas diurnas más grandes de los carnavales. Todos los años, la fiesta empieza con la presentación del bloco más grande del mundo: Galo da Madrugada. Además, también cuenta con un espectáculo conmemorativo conocido como Noche de los Tambores Silenciosos. Durante esta celebración, varias agrupaciones se congregan para rendirle homenaje a sus ancestros.


QUE SE PUEDE VER?


Paço do Frevo


Todo lo que necesita saber sobre el baile y la música del frevo, tradicional en Pernambuco, se encuentra aquí. Un edificio que ––además de mostrar como se originó el frevo, ritmo musical y baile natural del estado de Pernambuco–– tiene como misión divulgar y ayudar en la formación del baile y la música. ¿Bailamos y nos adentramos en el espíritu del carnaval? Junto a la entrada, dispone de un bar, donde podrá disfrutar del ambiente de un espacio muy acogedor.


Playa de Boa Viagem


Con siete kilómetros de extensión, la playa de Boa Viagem es uno de los lugares para pasear en Recife. Pero tenga cuidado si quiere darse un chapuzón... hay avisos de tiburones en la zona, por lo que deberá evitar bañarse más allá de los arrecifes. Con todo, es una zona muy bonita para relajarse y pasear a cualquier hora... ¡No se pierda la puesta de sol!


Embaixada de Pernambuco – Muñecos gigantes de Olinda


Como el carnaval es la mayor fiesta, es natural que existan muchas referencias a la misma. Y la Embaixada de Pernambuco – Muñecos gigantes de Olinda acoge a algunos de los «protagonistas» que animan la fiesta en Olinda, y que representan a personalidades conocidas del mundo entero, desde el cine y la música hasta la política y la religión o el deporte. Si desea hacerse una fotografía con los «famosos», aquí encontrará desde Pelé hasta Darth Vader, o desde David Bowie hasta el papa Francisco.

Marco Zero


La plaza Rio Branco, también conocida como Marco Zero, es enorme, y en ella se encuentra precisamente la señal en la que se miden las distancias oficiales por carretera. Es un lugar en el que se reúnen las gentes del lugar y también los visitantes para apreciar las vistas del río Capibaribe y del Parque das Esculturas Francisco Brennand, que conmemora los 500 años del descubrimiento de Brasil. La plaza está situada al lado de los almacenes (renovados) del puerto, donde se encuentran bares y restaurantes modernos.


Mercado de Artesanía de Pernambuco


Está situado junto al Marco Zero y en él se vende artesanía representativa de todo el estado de Pernambuco. El Mercado de Artesanía es el lugar ideal para comprar recuerdos, ya que dispone de piezas de diferentes precios. Y hay de todo un poco: mobiliario, piezas de decoración, obras de barro, bordados, madera, vidrio, textiles… artesanía toda ella hecha por figuras más o menos conocidas de la región. ¡No hay nada más típico!


Antiguos almacenes del puerto de Recife


Junto al Marco Zero, a la orilla del río, se encuentran numerosos bares y restaurantes modernos que ocupan los antiguos almacenes. Si antes esta era una zona en la que no había diversión, ahora es precisamente lo contrario: todos los días de la semana hay un pretexto para visitar uno de estos espacios. También aquí (en Armazém 10) encontrará el Cais do Sertão, un museo interactivo sobre el Sertão y Luiz Gonzaga, considerado como uno de los mejores museos de Sudamérica.



Feria de Boa Viagem


Si se aloja en uno de los hoteles (le sugerimos el Atlante Plaza Hotel) junto a la playa de Boa Viagem, estará a dos minutos caminando de la tradicional Feria de Boa Viagem. Existe desde 1966 y, además de artesanía —y otros artículos de recuerdo––, podrá encontrar numerosos puestos de comida, dulce y salada. Aquí también podrá encontrar la iglesia de Nossa Senhora da Boa Viagem, que da nombre a este lugar.


Olinda


Lugar encantador, de casas coloridas, con muchos talleres de artesanía y mucha historia (era llamada la «Lisboa pequeña»), que se ha traducido en una riqueza tal que la ha convertido en Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad de la Unesco desde 1982. Desde el Alto da Sé se tienen unas vistas deslumbrantes de la costa y de las diversas iglesias de los alrededores (todas orientadas hacia la catedral). Es conocida también por su gran fiesta de carnaval, con los desfiles de los Muñecos gigantes de Olinda.


Fortaleza es la capital del estado de Ceará, al noreste de Brasil. A pesar de que el carnaval en Brasil haya sido el resultado de la imposición de culturas europeas, particularmente las portuguesas, el carnaval cuenta con una gran influencia de la cultura africana. Durante los 40 y 50, la ciudad comenzó a ver una gran proliferación de agrupaciones culturales, principalmente las que rendían homenaje a la cultura africana. De esta forma, surgió una de las practica más conocidas en la ciudad durante los carnavales: pintarse las caras de color negro. Con esta manifestación, las personas querían homenajear a la comunidad africana que había sufrido durante siglos. Sin embargo, esta práctica ha traído algo de polémicas por ser considerada ofensiva. Hoy en día, los carnavales de Fortaleza destacan por ser uno de los más diversos en cuestión de cultura y etnia.

Qué ver en el centro de Fortaleza

Es la quinta ciudad más grande de Brasil y el skyline costero de altos rascacielos es una de las cosas que ver en Fortaleza.

Merece la pena una visita a la Catedral Metropolitana que fue inaugurada en 1978 y está dedicada a San José, patrono de Fortaleza. Si bien es de estilo neogótico, por dentro asombra que está pintada de un blanco puro, que no tiene mucho que ver con lo que se ve por fuera.

Muy cerca de allí está el Museo de Ceará, el Teatro José de Aleancar (un importante escritor local), el Mercado Central y el Centro de Arte y Cultura Dragão do Mar. Todo está a la altura de una de las playas céntricas de la ciudad, la Praia de Iracema, y rodeado de restauradas casas coloniales de colores, algunas de ellas reconvertidas en bares y restaurantes.

Y por último, si bien uno podría asociar Brasil con Portugal, en esta ciudad sus primeros habitantes fueron holandeses, quienes llegaron a estas tierras en 1649 y construyeron la fortaleza Schoonenborch. Luego, este fuerte pasaría a llamarse Nossa Senhora da Assunçao, siendo uno de los principales lugares que ver en Fortaleza.

Además de la infinidad de centros comerciales donde poder hacer compras, está la Feirinha da Beira-Mar, sobre la Praia do Náutico, la feria de artesanías más famosa de la ciudad. Es la zona más recomendada para alojarse.





La capital de Bahía, Salvador, es el epicentro de una de las más grandiosas fiestas de carnaval en todo el país. El Carnaval de Salvador es una celebración principalmente callejera, ya que este no cuenta con grandes y ostentosos desfiles profesionales, todo el entretenimiento proviene de las calles, directamente al público.

A pesar de que muchas personas no lo sepan, la ciudad de Salvador ha sido una de las principales razones por que el país cuenta con uno de los elementos: El Trio Eléctrico o Trio Eléctrico en portugués. Este gran camión temático y completamente cubierto de bocinas fue creado en salvador por Adolfo Antônio do Nascimento y Osmar Alvares Macedo, por lo que la principal atracción en las calles de la ciudad son los imponentes tríos eléctricos. Además, el Carnaval de Salvador difiere un poco del carnaval de Río, ya que el ritmo predominante en las calles es el axé, un género musical local.

La ciudad de Salvador es testigo de una gran fiesta callejera de 6 días, en los cuales los principales atractivos son los blocos de la ciudad. Cada día, diferentes blocos toman las calles de la ciudad para entretener al público con un impresionante sistema de sonido. Algunos de estos blocos son tan grandes que pueden abarcar varios Tríos Elétricos y contar con la participación de cientos de miles de personas. La ciudad cuenta con decenas de blocos en el carnaval, por lo que la diversión está asegurada durante las fiestas.

La ciudad también proporciona entretenimiento variado y para todo el público, ya que en las calles se encuentran escenarios estáticos en donde se presentan una gran cantidad de artistas y se dispone de ambientes variados. Si no tienes ganas de moverte por la ciudad o si prefieres un entretenimiento más tradicional, la ciudad de Salvador también te ofrece este tipo de opciones que satisface a cualquier gusto musical.

Que se puede hacer?


Recorrer el Pelourinho.

El Pelourinho forma parte del casco histórico de Salvador de Bahía y fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Sus construcciones datan de la época colonial. Sus iglesias y sus calles empedradas te trasladan automáticamente a esa época.

Si hay algo que sobra en el Pelourinho, es historia, color y música. Nos encontramos con shows en cada esquina, con lindos restaurantes, vendedores ambulantes por doquier y también con mucha, pero mucha cultura.

Visitar el Convento e Iglesia de San Francisco.

Mientras recorren el centro, no se pierdan la Iglesia y Convento de San Francisco, la más importante dentro del Pelourinho.

Dicen que en Salvador hay tantas iglesias, que podrías visitar una cada día del año sin repetir.

Ir a la Iglesia Nuestro Señor de Bonfim.

Esta iglesia es el mayor y más importante centro de fé católica de Bahía. Está ubicada a 6 km del barrio de Pelourinho, en la Sagrada Colina. Visitarla es uno de los imperdibles que ver en Salvador.

La iglesia comenzó a construirse en el 1754 y finalizó casi 20 años después. Toda la estructura en sí es imponente, con su estilo neoclásico y dos campanarios en los laterales.

En la iglesia regalan unas cintas de distintos colores, se llaman Fitinhas de Bonfim y son un amuleto religioso de la ciudad.


Conocer el Mercado Modelo.


El Mercado Modelo es el más importante en cuanto a artesanías, fue fundado en 1912 y alberga más de 250 tiendas.

En él podrán conseguir todo tipo de recuerdos, souvenirs y artesanías, a un precio mucho menor que en otras zonas turísticas.

Tiene dos pisos y se encuentra en las cercanías del Pelourinho y el Elevador Lacerda, frente a la Bahía de Todos los Santos.

También encontrarán algunos restaurantes donde podrán disfrutar una rica comida o una cerveza bien fría (cosa que se agradece en una ciudad calurosa como Salvador)

Tomar el Elevador Lacerda.

El Elevador Lacerda comunica la ciudad alta de Salvador con la zona baja, donde se encuentra el Mercado Modelo.

Tiene 72 metros de altura y es un icono de la ciudad. Utilizar el elevador es toda una experiencia en sí mismo, y es además, la mejor forma de realizar este trayecto. Uno de los infaltables que ver en Salva

Visitar las playas de Salvador de Bahía.

La playa más popular de Salvador es Porto da Barra. Es muy animada y quizás, la más social de la ciudad.

Siguiendo camino hacia el sur, llegaremos a la playa Farol da Barra, en la orilla de la Fortaleza. Es un lugar ideal para ver el atardecer en la ciudad.

Luego de Farol da Barra, si seguimos caminando llegaremos a Ondina, con aguas transparentes y hoteles de lujo. Ya del otro lado de Salvador, está la playa de Rio Vermelho.

Un poco más alejadas están las playas extensas de Salvador de Bahía bañadas por el atlántico.

Entre las más conocidas se encuentran Praia Amaralina, Pituba y Boca do Río.

La ciudad de São Paulo realiza una de las fiestas de carnaval más impresionantes del país. A pesar de que los carnavales de la ciudad sean algo opacados por las fiestas de Río de Janeiro o Salvador, esto no quiere decir que no sean tan impresionantes como las demás.

El primer desfile de carnaval en la ciudad de São Paulo se realizó en el año 1885, ocupando los primeros gremios y agrupaciones culturales. Estos gremios eran principalmente ocupados por la clase trabajados, la cual usaba las fiestas como medio de expresión y válvula de escape. Durante la década de los 40 y 50, los blocos de la ciudad comenzaron a evolucionar y cada vez más emergían nuevos movimientos. Esta proliferación de blocos dio paso al carnaval de calle, una de las expresiones más puras del carnaval que aún se encuentran en las fiestas. De hecho, podría considerarse que los carnavales de calle son el evento principal de las fiestas originarias.

Cientos de miles de personas se acercan a la ciudad de São Paulo durante las fiestas en la temporada de carnavales. Al igual que el Carnaval de Río de Janeiro, la ciudad e São Paulo cuenta con una larga cantidad de evento que ocurren durante los días de fiestas. El atractivo principal o más publicitado es el desfile que ocurre en el sambódromo. Sin embargo, también ocurren una gran cantidad de eventos en distintas áreas de la ciudad con los blocos y en los salones y discotecas son las fiestas privadas.

Las escuelas de samba de São Paulo compiten en el Sambódromo do Anhembi. Estas escuelas se dividen en dos grupos: Grupo Especial y Grupo de Acesso. El Grupo especial está compuesto por las escuelas más grandes e importantes de la ciudad. Ambas categorías se presentan en días diferentes y son calificadas por un jurado. Asimismo, los blocos son agrupaciones que se presentan durante todo el carnaval en las calles, ofreciendo espectáculos de música y baile a toda la población. Los blocos son entretenimiento gratuito y las personas pueden asistir a todos los grupos que deseen. Finalmente, los diferentes locales de la ciudad ofrecen fiestas temáticas durante los carnavales como una alternativa diferente a las fiestas tradicionales.


Algunas ctividades imperdibles que hacer en Sao Paulo, una vibrante metrópolis de más de once millones de habitantes, que cautiva con sus enormes rascacielos, vida urbana, extensiones de parques e inagotable oferta cultural.


Recorrer la Avenida Paulista:Recorrido imperdible por el corazón de la ciudad, agrupando es sus 2.7 kilómetros de extensión, los principales edificios corporativos e instituciones culturales de Sao Paulo, junto a una serie de hoteles, restaurantes y glamorosas tiendas.Entre sus numerosos lugares de interés, destacan los Centros Culturales Itaú y Sesi, el Museo de Arte de Sao Paulo y el Conjunto Nacional, éste último, un edificio multifuncional diseñado por el arquitecto David Libeskind, donde se encuentra la famosa Librería Cultura, considerada la tienda de libros más grande de América Latina.


Una parada cultural en el Museo de Arte de Sao Paulo: Situado en la Avenida Paulista, corresponde a uno de los lugares imperdibles para quienes busquen actividades culturales que hacer en Sao Paulo, albergando invaluables colecciones de arte que figuran entre las más importantes de Latinoamérica.Dentro de sus colecciones principales destacan las pinturas y esculturas europeas procedentes del siglo XIII hasta el presente, con famosas obras como: La Resurrección de Cristo de Rafael Sanzio, La Virgen y el Niño de Sandro Botticelli, El sacrificio a Príapo de Nicolas Poussin y un conjunto de 73 esculturas en bronce de Edgar Degas, entre otras joyas invaluables.


Una tarde en el Parque Ibirapuera:

Conocido como el Central Park Latinoamericano, corresponde al parque más importante de Sao Paulo, una enorme extensión de áreas verdes donde convergen naturaleza, arquitectura, actividades recreativas y culturales.

Organizado en torno a tres lagunas, cuenta con diversos senderos para recorrer, áreas donde realizar picnics y diversos sitios culturales que vale la pena visitar, destacando entre ellos el Auditorio de Ibirapuera diseñado por el arquitecto Oscar Niemeyer.


Una visita a la Pinacoteca del Estado:

Situada en el área del Jardín de la Luz, corresponde a uno de los museos de arte más importantes de Brasil, albergando una colección de cerca de seis mil obras que narran la historia de la pintura brasileña entre los siglos XIX y XX.

Otro de los atributos que hacen de su visita una actividad imperdible que hacer en Sao Paulo, es el valor patrimonial de su edificio, una esplendorosa construcción levantada en 1897 en concordancia con los principios del eclecticismo italiano, posteriormente remodelada por el famoso arquitecto Paulo Mendes da Rocha, ganador del Premio Pritzker en el año 2006.


Unas horas en el Museo del Fútbol:

bicado en el Estadio Pacaembú, es un museo imperdible para fanáticos y aficionados a este deporte, permitiendo un recorrido por la historia del fútbol en Brasil, a través de videos, fotografías y experiencias sensoriales.

En total son 17 salas temáticas que ponen en vitrina los acontecimientos más importantes de la historia de este deporte en Brasil. Entre sus espacios de exposición, destacan la sala de la Exaltación, dedicada a los partidos más importantes de la selección nacional, la sala del Rito del Pasaje, la cual recuerda la derrota del mundial de 1950 y la sala de las Copas del Mundo, con una inmensa colección de trofeos.


Vista panorámica desde la Torre Banespa: Conocido también como Edificio Altino Arantes y Farol de Santander, corresponde a un rascacielos del Centro Histórico levantado en 1947 con 150 metros de altura, estructura que ostentó la distinción de ser la construcción más alta de Latinoamérica hasta 1957, con la construcción de la Torre Latinoamérica en Ciudad de México.Subir hasta su mirador es una de las actividades imperdibles que hacer en Sao Paulo, disfrutando de una de las vistas más bellas de la ciudad. Hay que considerar que la fila para ingresar puede ser larga y la permanencia en el mirador es de un máximo de cinco minutos. También es imprescindible llevar identificación para poder entrar.


Comer en el Mercado Municipal:Inaugurado en 1933 y remodelado casi en su totalidad en el año 2004, corresponde a un enorme edificio de estilo ecléctico, decorado con una colección de 32 vitrales realizados por el artista ruso Conrado Sorgenicht Filho, representando diversas etapas de la producción de alimento, tales como el cultivo, la cosecha, la tracción animal y la cría de ganado.

Su interior dividido en dos plantas, permite recorrer coloridos puestos donde se comercializan frutas, verduras, cereales, carne, quesos y otros productos. También se encuentran una serie de locales que ofrecen comida y refrescos a precios accesibles, además de restaurantes de comida gourmet.


El Carnaval de Río de Janeiro es el mejor carnaval de todo el país y posiblemente de todo el mundo. Los carnavales en Río de Janeiro han marcado estándares de calidad en todas partes del mundo. Además, han servido de inspiración para muchas otras celebraciones en los países hermanos y del mundo. El Carnaval llegó a Brasil a través de los colonos portugueses en el siglo XVII. Sin embargo, este era celebrado de forma brusca, con juegos de harina, huevos y agua. No fue hasta el siglo XIX cuando el carnaval realiza un cambio profundo con la creación de los blocos y cordões. Desde entonces, las agrupaciones y blocos han proliferado en la ciudad y en el resto del país y del mundo.El Carnaval de Rio de Janeiro cuenta con los más impresionantes desfiles del mundo. Estos desfiles son llevados a cabo por las escuelas de samba del Grupo A y Grupo Especial. Ambos grupos se presentan en días diferentes y ambas deben diseñar sus propias rutinas de baile, vestimentas temáticas y carrozas.El Grupo Especial es la categoría más imponente y difícil, ya que cuenta con las escuelas más grandes, populares y con mayor número de miembros. El Grupo A, aunque igualmente impresionante, cuenta con algunas diferencias, especialmente en tamaño de agrupación y desempeño en la pista. A pesar de que haya algunas diferencias de conceptos, ambas categorías son sorprendentes y desarrollan presentaciones únicas en la vida. Los miembros de ambas categorías se disputan el título de ganadores para la edición del año presente.A pesar de que los desfiles en el sambódromo sean los más televisados y coloridos, no significan las únicas manifestaciones festivas de la ciudad. Al igual que el resto de las ciudades del país, Río de Janeiro cuenta con sus propio blocos, los cuales son igual de imponentes que los desfiles de escuelas profesionales. Las personas se reúnen en las calles para formar parte de lo que vendría siendo el carnaval originario, el carnaval de calle, la fiesta popular y gratuita. Además, también se realizan diversas fiestas temáticas en los diferentes locales y puntos de la ciudad. Estas fiestas surgen como alternativas de las fiestas originarias, para las personas que deseen un tipo de entretenimiento diferente.

Rio de Janeiro tambien ofrece

Santa Teresa

Pisa los mosaicos de la Escalera de Selarón

Santa Teresa es un barrio ubicado en la cima de una colina, famoso por las mansiones de las grandes haciendas del siglo XIX, serpenteantes calles adoquinadas y bonitas vistas de Río de Janeiro. Muchos turistas se acercan a esta zona desde el centro de la ciudad aprovechando la histórica red de tranvías de Santa Teresa, que lleva en funcionamiento desde 1877. Una vez aquí, lo mejor es explorar el vecindario a pie para admirar atracciones artísticas como la Escalera de Selarón, decorada con coloridos mosaicos compuestos por cientos de fragmentos. Consulta los eventos para familias gratuitos que se suelen celebrar en el Parque das Ruínas, un centro cultural y galería de arte situado a unos 800 metros al suroeste de la escalera.

Cristo Redentor

Sube al cerro del Corcovado para ver de cerca este emblemático monumento

La conocida estatua del Cristo Redentor se puede ver desde casi cualquier punto de Río de Janeiro y se encuentra en la cima del cerro del Corcovado. Más allá de la altitud del emplazamiento, los 38 metros de altura de esta imponente estructura la convierten en el monumento art déco más alto del mundo. Merece la pena madrugar un poco y subir a pie hasta la cima del Corcovado, antes de que el calor apriete o se llene de visitantes. Si la excursión a pie te parece demasiado, puedes subir en tren hasta la cima o tomar un taxi hasta la zona de aparcamiento y, una vez allí, continuar el trayecto en autobús.

Playa de Copacabana

Desde 1960, la playa de Copacabana es una visita obligada para cualquier turista, ideal para tomar el sol y practicar deportes acuáticos durante el día. Cuando llega la noche, puedes salir de fiesta por los animados bares frente a la playa. Esta playa de 4 kilómetros está dividida en seis postos (puestos de socorristas), y en cada uno de ellos hay diferentes cosas que ver, además de una oferta específica de actividades al aire libre para los amantes de la playa. Las secciones comprendidas entre los hoteles Copacabana Palace y JW Marriott suelen llenarse en verano, ya que tienen muchos chiringuitos y espacios para practicar deportes de pelota, y ofrecen espectáculos en vivo hasta bien entrada la noche.La playa de Ipanema, en la zona sur de Río de Janeiro, cuenta con más de 2 kilómetros de arena blanca bañada por limpias aguas. Este popular arenal está flanqueado por galerías de arte, clubes, bares y tiendas donde puedes encontrar ropa de playa y recuerdos. Al igual que la mayoría de las playas cariocas, Ipanema está dividida en varias secciones o postos. El posto 10 es donde suelen reunirse los aficionados a los deportes de playa para jugar al voleibol y el frescobol o tenis de playa, mientras que las familias buscan el entorno más tranquilo de la zona comprendida entre los postos 11 y 12.

Lapa

Descubre los bares de copas de la avenida Mem de Sá

Lapa tiene fama de ser el barrio más bohemio de Río de Janeiro, donde puedes salir de fiesta por algunos de los bares de choro y samba más concurridos de la ciudad o unirte a las fiestas callejeras de Arcos de Lapa, también conocido como el Acueducto Carioca. Aquí se montan docenas de puestos que sirven caipiriñas y cócteles, y los DJs locales pinchan la mejor música para amenizar el ambiente hasta altas horas. Si prefieres una noche más tranquila, únete a una sesión de samba improvisada en lugares más íntimos, como Beco do Rato o Carioca da Gema.

Carnavales de Brasil

1er Dia
Fortaleza

2do Dia
Recife

3er Dia
Salvador

4to Dia
Sao Paulo

5to Dia
Rio de Janeiro

+

+

+

+

+

UN RECORRIDO POR 5 CIUDADES PARA DISFRUTAR
SU CULTURA Y NATURALEZA

Recife es una ciudad en el estado de Pernambuco, ubicado al este del país. El Carnaval de Recife es una de las fiestas carnestolendas más entretenidas y singulares del país. Además, cuenta con uno de los blocos más grandes de todo el mundo. La ciudad de Recife genera cierta dualidad con la ciudad de Olinda, ya que ambas celebran sus carnavales al mismo tiempo, aunque ambos son completamente diferentes.

El Carnaval llegó al estado de Pernambuco en el siglo XVIII. Sin embargo, las tradiciones originarias cambiaron cuando estas entraron en contacto con costumbres africanas. Durante el siglo XIX, surgieron 2 géneros musicales característicos de las fiestas del carnaval en Recife: el frevo y el passo, dándole a las fiestas del estado un giro cultural diferente al resto de las celebraciones.


Los Carnavales de Recife se caracterizan por contar con diversos espectáculos con influencias afrodescendientes, especialmente con los Maracatus. A pesar de que la ciudad realice principalmente espectáculos nocturnos, cuenta con una de las fiestas diurnas más grandes de los carnavales. Todos los años, la fiesta empieza con la presentación del bloco más grande del mundo: Galo da Madrugada. Además, también cuenta con un espectáculo conmemorativo conocido como Noche de los Tambores Silenciosos. Durante esta celebración, varias agrupaciones se congregan para rendirle homenaje a sus ancestros.


QUE SE PUEDE VER?


Paço do Frevo


Todo lo que necesita saber sobre el baile y la música del frevo, tradicional en Pernambuco, se encuentra aquí. Un edificio que ––además de mostrar como se originó el frevo, ritmo musical y baile natural del estado de Pernambuco–– tiene como misión divulgar y ayudar en la formación del baile y la música. ¿Bailamos y nos adentramos en el espíritu del carnaval? Junto a la entrada, dispone de un bar, donde podrá disfrutar del ambiente de un espacio muy acogedor.


Playa de Boa Viagem


Con siete kilómetros de extensión, la playa de Boa Viagem es uno de los lugares para pasear en Recife. Pero tenga cuidado si quiere darse un chapuzón... hay avisos de tiburones en la zona, por lo que deberá evitar bañarse más allá de los arrecifes. Con todo, es una zona muy bonita para relajarse y pasear a cualquier hora... ¡No se pierda la puesta de sol!


Embaixada de Pernambuco – Muñecos gigantes de Olinda


Como el carnaval es la mayor fiesta, es natural que existan muchas referencias a la misma. Y la Embaixada de Pernambuco – Muñecos gigantes de Olinda acoge a algunos de los «protagonistas» que animan la fiesta en Olinda, y que representan a personalidades conocidas del mundo entero, desde el cine y la música hasta la política y la religión o el deporte. Si desea hacerse una fotografía con los «famosos», aquí encontrará desde Pelé hasta Darth Vader, o desde David Bowie hasta el papa Francisco.

Marco Zero


La plaza Rio Branco, también conocida como Marco Zero, es enorme, y en ella se encuentra precisamente la señal en la que se miden las distancias oficiales por carretera. Es un lugar en el que se reúnen las gentes del lugar y también los visitantes para apreciar las vistas del río Capibaribe y del Parque das Esculturas Francisco Brennand, que conmemora los 500 años del descubrimiento de Brasil. La plaza está situada al lado de los almacenes (renovados) del puerto, donde se encuentran bares y restaurantes modernos.


Mercado de Artesanía de Pernambuco


Está situado junto al Marco Zero y en él se vende artesanía representativa de todo el estado de Pernambuco. El Mercado de Artesanía es el lugar ideal para comprar recuerdos, ya que dispone de piezas de diferentes precios. Y hay de todo un poco: mobiliario, piezas de decoración, obras de barro, bordados, madera, vidrio, textiles… artesanía toda ella hecha por figuras más o menos conocidas de la región. ¡No hay nada más típico!


Antiguos almacenes del puerto de Recife


Junto al Marco Zero, a la orilla del río, se encuentran numerosos bares y restaurantes modernos que ocupan los antiguos almacenes. Si antes esta era una zona en la que no había diversión, ahora es precisamente lo contrario: todos los días de la semana hay un pretexto para visitar uno de estos espacios. También aquí (en Armazém 10) encontrará el Cais do Sertão, un museo interactivo sobre el Sertão y Luiz Gonzaga, considerado como uno de los mejores museos de Sudamérica.



Feria de Boa Viagem


Si se aloja en uno de los hoteles (le sugerimos el Atlante Plaza Hotel) junto a la playa de Boa Viagem, estará a dos minutos caminando de la tradicional Feria de Boa Viagem. Existe desde 1966 y, además de artesanía —y otros artículos de recuerdo––, podrá encontrar numerosos puestos de comida, dulce y salada. Aquí también podrá encontrar la iglesia de Nossa Senhora da Boa Viagem, que da nombre a este lugar.


Olinda


Lugar encantador, de casas coloridas, con muchos talleres de artesanía y mucha historia (era llamada la «Lisboa pequeña»), que se ha traducido en una riqueza tal que la ha convertido en Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad de la Unesco desde 1982. Desde el Alto da Sé se tienen unas vistas deslumbrantes de la costa y de las diversas iglesias de los alrededores (todas orientadas hacia la catedral). Es conocida también por su gran fiesta de carnaval, con los desfiles de los Muñecos gigantes de Olinda.


Fortaleza es la capital del estado de Ceará, al noreste de Brasil. A pesar de que el carnaval en Brasil haya sido el resultado de la imposición de culturas europeas, particularmente las portuguesas, el carnaval cuenta con una gran influencia de la cultura africana. Durante los 40 y 50, la ciudad comenzó a ver una gran proliferación de agrupaciones culturales, principalmente las que rendían homenaje a la cultura africana. De esta forma, surgió una de las practica más conocidas en la ciudad durante los carnavales: pintarse las caras de color negro. Con esta manifestación, las personas querían homenajear a la comunidad africana que había sufrido durante siglos. Sin embargo, esta práctica ha traído algo de polémicas por ser considerada ofensiva. Hoy en día, los carnavales de Fortaleza destacan por ser uno de los más diversos en cuestión de cultura y etnia.

Qué ver en el centro de Fortaleza

Es la quinta ciudad más grande de Brasil y el skyline costero de altos rascacielos es una de las cosas que ver en Fortaleza.

Merece la pena una visita a la Catedral Metropolitana que fue inaugurada en 1978 y está dedicada a San José, patrono de Fortaleza. Si bien es de estilo neogótico, por dentro asombra que está pintada de un blanco puro, que no tiene mucho que ver con lo que se ve por fuera.

Muy cerca de allí está el Museo de Ceará, el Teatro José de Aleancar (un importante escritor local), el Mercado Central y el Centro de Arte y Cultura Dragão do Mar. Todo está a la altura de una de las playas céntricas de la ciudad, la Praia de Iracema, y rodeado de restauradas casas coloniales de colores, algunas de ellas reconvertidas en bares y restaurantes.

Y por último, si bien uno podría asociar Brasil con Portugal, en esta ciudad sus primeros habitantes fueron holandeses, quienes llegaron a estas tierras en 1649 y construyeron la fortaleza Schoonenborch. Luego, este fuerte pasaría a llamarse Nossa Senhora da Assunçao, siendo uno de los principales lugares que ver en Fortaleza.

Además de la infinidad de centros comerciales donde poder hacer compras, está la Feirinha da Beira-Mar, sobre la Praia do Náutico, la feria de artesanías más famosa de la ciudad. Es la zona más recomendada para alojarse.





La capital de Bahía, Salvador, es el epicentro de una de las más grandiosas fiestas de carnaval en todo el país. El Carnaval de Salvador es una celebración principalmente callejera, ya que este no cuenta con grandes y ostentosos desfiles profesionales, todo el entretenimiento proviene de las calles, directamente al público.

A pesar de que muchas personas no lo sepan, la ciudad de Salvador ha sido una de las principales razones por que el país cuenta con uno de los elementos: El Trio Eléctrico o Trio Eléctrico en portugués. Este gran camión temático y completamente cubierto de bocinas fue creado en salvador por Adolfo Antônio do Nascimento y Osmar Alvares Macedo, por lo que la principal atracción en las calles de la ciudad son los imponentes tríos eléctricos. Además, el Carnaval de Salvador difiere un poco del carnaval de Río, ya que el ritmo predominante en las calles es el axé, un género musical local.

La ciudad de Salvador es testigo de una gran fiesta callejera de 6 días, en los cuales los principales atractivos son los blocos de la ciudad. Cada día, diferentes blocos toman las calles de la ciudad para entretener al público con un impresionante sistema de sonido. Algunos de estos blocos son tan grandes que pueden abarcar varios Tríos Elétricos y contar con la participación de cientos de miles de personas. La ciudad cuenta con decenas de blocos en el carnaval, por lo que la diversión está asegurada durante las fiestas.

La ciudad también proporciona entretenimiento variado y para todo el público, ya que en las calles se encuentran escenarios estáticos en donde se presentan una gran cantidad de artistas y se dispone de ambientes variados. Si no tienes ganas de moverte por la ciudad o si prefieres un entretenimiento más tradicional, la ciudad de Salvador también te ofrece este tipo de opciones que satisface a cualquier gusto musical.

Que se puede hacer?


Recorrer el Pelourinho.

El Pelourinho forma parte del casco histórico de Salvador de Bahía y fue declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Sus construcciones datan de la época colonial. Sus iglesias y sus calles empedradas te trasladan automáticamente a esa época.

Si hay algo que sobra en el Pelourinho, es historia, color y música. Nos encontramos con shows en cada esquina, con lindos restaurantes, vendedores ambulantes por doquier y también con mucha, pero mucha cultura.

Visitar el Convento e Iglesia de San Francisco.

Mientras recorren el centro, no se pierdan la Iglesia y Convento de San Francisco, la más importante dentro del Pelourinho.

Dicen que en Salvador hay tantas iglesias, que podrías visitar una cada día del año sin repetir.

Ir a la Iglesia Nuestro Señor de Bonfim.

Esta iglesia es el mayor y más importante centro de fé católica de Bahía. Está ubicada a 6 km del barrio de Pelourinho, en la Sagrada Colina. Visitarla es uno de los imperdibles que ver en Salvador.

La iglesia comenzó a construirse en el 1754 y finalizó casi 20 años después. Toda la estructura en sí es imponente, con su estilo neoclásico y dos campanarios en los laterales.

En la iglesia regalan unas cintas de distintos colores, se llaman Fitinhas de Bonfim y son un amuleto religioso de la ciudad.


Conocer el Mercado Modelo.


El Mercado Modelo es el más importante en cuanto a artesanías, fue fundado en 1912 y alberga más de 250 tiendas.

En él podrán conseguir todo tipo de recuerdos, souvenirs y artesanías, a un precio mucho menor que en otras zonas turísticas.

Tiene dos pisos y se encuentra en las cercanías del Pelourinho y el Elevador Lacerda, frente a la Bahía de Todos los Santos.

También encontrarán algunos restaurantes donde podrán disfrutar una rica comida o una cerveza bien fría (cosa que se agradece en una ciudad calurosa como Salvador)

Tomar el Elevador Lacerda.

El Elevador Lacerda comunica la ciudad alta de Salvador con la zona baja, donde se encuentra el Mercado Modelo.

Tiene 72 metros de altura y es un icono de la ciudad. Utilizar el elevador es toda una experiencia en sí mismo, y es además, la mejor forma de realizar este trayecto. Uno de los infaltables que ver en Salva

Visitar las playas de Salvador de Bahía.

La playa más popular de Salvador es Porto da Barra. Es muy animada y quizás, la más social de la ciudad.

Siguiendo camino hacia el sur, llegaremos a la playa Farol da Barra, en la orilla de la Fortaleza. Es un lugar ideal para ver el atardecer en la ciudad.

Luego de Farol da Barra, si seguimos caminando llegaremos a Ondina, con aguas transparentes y hoteles de lujo. Ya del otro lado de Salvador, está la playa de Rio Vermelho.

Un poco más alejadas están las playas extensas de Salvador de Bahía bañadas por el atlántico.

Entre las más conocidas se encuentran Praia Amaralina, Pituba y Boca do Río.

La ciudad de São Paulo realiza una de las fiestas de carnaval más impresionantes del país. A pesar de que los carnavales de la ciudad sean algo opacados por las fiestas de Río de Janeiro o Salvador, esto no quiere decir que no sean tan impresionantes como las demás.

El primer desfile de carnaval en la ciudad de São Paulo se realizó en el año 1885, ocupando los primeros gremios y agrupaciones culturales. Estos gremios eran principalmente ocupados por la clase trabajados, la cual usaba las fiestas como medio de expresión y válvula de escape. Durante la década de los 40 y 50, los blocos de la ciudad comenzaron a evolucionar y cada vez más emergían nuevos movimientos. Esta proliferación de blocos dio paso al carnaval de calle, una de las expresiones más puras del carnaval que aún se encuentran en las fiestas. De hecho, podría considerarse que los carnavales de calle son el evento principal de las fiestas originarias.

Cientos de miles de personas se acercan a la ciudad de São Paulo durante las fiestas en la temporada de carnavales. Al igual que el Carnaval de Río de Janeiro, la ciudad e São Paulo cuenta con una larga cantidad de evento que ocurren durante los días de fiestas. El atractivo principal o más publicitado es el desfile que ocurre en el sambódromo. Sin embargo, también ocurren una gran cantidad de eventos en distintas áreas de la ciudad con los blocos y en los salones y discotecas son las fiestas privadas.

Las escuelas de samba de São Paulo compiten en el Sambódromo do Anhembi. Estas escuelas se dividen en dos grupos: Grupo Especial y Grupo de Acesso. El Grupo especial está compuesto por las escuelas más grandes e importantes de la ciudad. Ambas categorías se presentan en días diferentes y son calificadas por un jurado. Asimismo, los blocos son agrupaciones que se presentan durante todo el carnaval en las calles, ofreciendo espectáculos de música y baile a toda la población. Los blocos son entretenimiento gratuito y las personas pueden asistir a todos los grupos que deseen. Finalmente, los diferentes locales de la ciudad ofrecen fiestas temáticas durante los carnavales como una alternativa diferente a las fiestas tradicionales.


Algunas ctividades imperdibles que hacer en Sao Paulo, una vibrante metrópolis de más de once millones de habitantes, que cautiva con sus enormes rascacielos, vida urbana, extensiones de parques e inagotable oferta cultural.


Recorrer la Avenida Paulista:Recorrido imperdible por el corazón de la ciudad, agrupando es sus 2.7 kilómetros de extensión, los principales edificios corporativos e instituciones culturales de Sao Paulo, junto a una serie de hoteles, restaurantes y glamorosas tiendas.Entre sus numerosos lugares de interés, destacan los Centros Culturales Itaú y Sesi, el Museo de Arte de Sao Paulo y el Conjunto Nacional, éste último, un edificio multifuncional diseñado por el arquitecto David Libeskind, donde se encuentra la famosa Librería Cultura, considerada la tienda de libros más grande de América Latina.


Una parada cultural en el Museo de Arte de Sao Paulo: Situado en la Avenida Paulista, corresponde a uno de los lugares imperdibles para quienes busquen actividades culturales que hacer en Sao Paulo, albergando invaluables colecciones de arte que figuran entre las más importantes de Latinoamérica.Dentro de sus colecciones principales destacan las pinturas y esculturas europeas procedentes del siglo XIII hasta el presente, con famosas obras como: La Resurrección de Cristo de Rafael Sanzio, La Virgen y el Niño de Sandro Botticelli, El sacrificio a Príapo de Nicolas Poussin y un conjunto de 73 esculturas en bronce de Edgar Degas, entre otras joyas invaluables.


Una tarde en el Parque Ibirapuera:

Conocido como el Central Park Latinoamericano, corresponde al parque más importante de Sao Paulo, una enorme extensión de áreas verdes donde convergen naturaleza, arquitectura, actividades recreativas y culturales.

Organizado en torno a tres lagunas, cuenta con diversos senderos para recorrer, áreas donde realizar picnics y diversos sitios culturales que vale la pena visitar, destacando entre ellos el Auditorio de Ibirapuera diseñado por el arquitecto Oscar Niemeyer.


Una visita a la Pinacoteca del Estado:

Situada en el área del Jardín de la Luz, corresponde a uno de los museos de arte más importantes de Brasil, albergando una colección de cerca de seis mil obras que narran la historia de la pintura brasileña entre los siglos XIX y XX.

Otro de los atributos que hacen de su visita una actividad imperdible que hacer en Sao Paulo, es el valor patrimonial de su edificio, una esplendorosa construcción levantada en 1897 en concordancia con los principios del eclecticismo italiano, posteriormente remodelada por el famoso arquitecto Paulo Mendes da Rocha, ganador del Premio Pritzker en el año 2006.


Unas horas en el Museo del Fútbol:

bicado en el Estadio Pacaembú, es un museo imperdible para fanáticos y aficionados a este deporte, permitiendo un recorrido por la historia del fútbol en Brasil, a través de videos, fotografías y experiencias sensoriales.

En total son 17 salas temáticas que ponen en vitrina los acontecimientos más importantes de la historia de este deporte en Brasil. Entre sus espacios de exposición, destacan la sala de la Exaltación, dedicada a los partidos más importantes de la selección nacional, la sala del Rito del Pasaje, la cual recuerda la derrota del mundial de 1950 y la sala de las Copas del Mundo, con una inmensa colección de trofeos.


Vista panorámica desde la Torre Banespa: Conocido también como Edificio Altino Arantes y Farol de Santander, corresponde a un rascacielos del Centro Histórico levantado en 1947 con 150 metros de altura, estructura que ostentó la distinción de ser la construcción más alta de Latinoamérica hasta 1957, con la construcción de la Torre Latinoamérica en Ciudad de México.Subir hasta su mirador es una de las actividades imperdibles que hacer en Sao Paulo, disfrutando de una de las vistas más bellas de la ciudad. Hay que considerar que la fila para ingresar puede ser larga y la permanencia en el mirador es de un máximo de cinco minutos. También es imprescindible llevar identificación para poder entrar.


Comer en el Mercado Municipal:Inaugurado en 1933 y remodelado casi en su totalidad en el año 2004, corresponde a un enorme edificio de estilo ecléctico, decorado con una colección de 32 vitrales realizados por el artista ruso Conrado Sorgenicht Filho, representando diversas etapas de la producción de alimento, tales como el cultivo, la cosecha, la tracción animal y la cría de ganado.

Su interior dividido en dos plantas, permite recorrer coloridos puestos donde se comercializan frutas, verduras, cereales, carne, quesos y otros productos. También se encuentran una serie de locales que ofrecen comida y refrescos a precios accesibles, además de restaurantes de comida gourmet.

La ciudad de São Paulo realiza una de las fiestas de carnaval más impresionantes del país. A pesar de que los carnavales de la ciudad sean algo opacados por las fiestas de Río de Janeiro o Salvador, esto no quiere decir que no sean tan impresionantes como las demás.

El primer desfile de carnaval en la ciudad de São Paulo se realizó en el año 1885, ocupando los primeros gremios y agrupaciones culturales. Estos gremios eran principalmente ocupados por la clase trabajados, la cual usaba las fiestas como medio de expresión y válvula de escape. Durante la década de los 40 y 50, los blocos de la ciudad comenzaron a evolucionar y cada vez más emergían nuevos movimientos. Esta proliferación de blocos dio paso al carnaval de calle, una de las expresiones más puras del carnaval que aún se encuentran en las fiestas. De hecho, podría considerarse que los carnavales de calle son el evento principal de las fiestas originarias.

Cientos de miles de personas se acercan a la ciudad de São Paulo durante las fiestas en la temporada de carnavales. Al igual que el Carnaval de Río de Janeiro, la ciudad e São Paulo cuenta con una larga cantidad de evento que ocurren durante los días de fiestas. El atractivo principal o más publicitado es el desfile que ocurre en el sambódromo. Sin embargo, también ocurren una gran cantidad de eventos en distintas áreas de la ciudad con los blocos y en los salones y discotecas son las fiestas privadas.

Las escuelas de samba de São Paulo compiten en el Sambódromo do Anhembi. Estas escuelas se dividen en dos grupos: Grupo Especial y Grupo de Acesso. El Grupo especial está compuesto por las escuelas más grandes e importantes de la ciudad. Ambas categorías se presentan en días diferentes y son calificadas por un jurado. Asimismo, los blocos son agrupaciones que se presentan durante todo el carnaval en las calles, ofreciendo espectáculos de música y baile a toda la población. Los blocos son entretenimiento gratuito y las personas pueden asistir a todos los grupos que deseen. Finalmente, los diferentes locales de la ciudad ofrecen fiestas temáticas durante los carnavales como una alternativa diferente a las fiestas tradicionales.

El Carnaval de Río de Janeiro es el mejor carnaval de todo el país y posiblemente de todo el mundo. Los carnavales en Río de Janeiro han marcado estándares de calidad en todas partes del mundo. Además, han servido de inspiración para muchas otras celebraciones en los países hermanos y del mundo. El Carnaval llegó a Brasil a través de los colonos portugueses en el siglo XVII. Sin embargo, este era celebrado de forma brusca, con juegos de harina, huevos y agua. No fue hasta el siglo XIX cuando el carnaval realiza un cambio profundo con la creación de los blocos y cordões. Desde entonces, las agrupaciones y blocos han proliferado en la ciudad y en el resto del país y del mundo.El Carnaval de Rio de Janeiro cuenta con los más impresionantes desfiles del mundo. Estos desfiles son llevados a cabo por las escuelas de samba del Grupo A y Grupo Especial. Ambos grupos se presentan en días diferentes y ambas deben diseñar sus propias rutinas de baile, vestimentas temáticas y carrozas.El Grupo Especial es la categoría más imponente y difícil, ya que cuenta con las escuelas más grandes, populares y con mayor número de miembros. El Grupo A, aunque igualmente impresionante, cuenta con algunas diferencias, especialmente en tamaño de agrupación y desempeño en la pista. A pesar de que haya algunas diferencias de conceptos, ambas categorías son sorprendentes y desarrollan presentaciones únicas en la vida. Los miembros de ambas categorías se disputan el título de ganadores para la edición del año presente.A pesar de que los desfiles en el sambódromo sean los más televisados y coloridos, no significan las únicas manifestaciones festivas de la ciudad. Al igual que el resto de las ciudades del país, Río de Janeiro cuenta con sus propio blocos, los cuales son igual de imponentes que los desfiles de escuelas profesionales. Las personas se reúnen en las calles para formar parte de lo que vendría siendo el carnaval originario, el carnaval de calle, la fiesta popular y gratuita. Además, también se realizan diversas fiestas temáticas en los diferentes locales y puntos de la ciudad. Estas fiestas surgen como alternativas de las fiestas originarias, para las personas que deseen un tipo de entretenimiento diferente.

Rio de Janeiro tambien ofrece

Santa Teresa

Pisa los mosaicos de la Escalera de Selarón

Santa Teresa es un barrio ubicado en la cima de una colina, famoso por las mansiones de las grandes haciendas del siglo XIX, serpenteantes calles adoquinadas y bonitas vistas de Río de Janeiro. Muchos turistas se acercan a esta zona desde el centro de la ciudad aprovechando la histórica red de tranvías de Santa Teresa, que lleva en funcionamiento desde 1877. Una vez aquí, lo mejor es explorar el vecindario a pie para admirar atracciones artísticas como la Escalera de Selarón, decorada con coloridos mosaicos compuestos por cientos de fragmentos. Consulta los eventos para familias gratuitos que se suelen celebrar en el Parque das Ruínas, un centro cultural y galería de arte situado a unos 800 metros al suroeste de la escalera.

Cristo Redentor

Sube al cerro del Corcovado para ver de cerca este emblemático monumento

La conocida estatua del Cristo Redentor se puede ver desde casi cualquier punto de Río de Janeiro y se encuentra en la cima del cerro del Corcovado. Más allá de la altitud del emplazamiento, los 38 metros de altura de esta imponente estructura la convierten en el monumento art déco más alto del mundo. Merece la pena madrugar un poco y subir a pie hasta la cima del Corcovado, antes de que el calor apriete o se llene de visitantes. Si la excursión a pie te parece demasiado, puedes subir en tren hasta la cima o tomar un taxi hasta la zona de aparcamiento y, una vez allí, continuar el trayecto en autobús.

Playa de Copacabana

Desde 1960, la playa de Copacabana es una visita obligada para cualquier turista, ideal para tomar el sol y practicar deportes acuáticos durante el día. Cuando llega la noche, puedes salir de fiesta por los animados bares frente a la playa. Esta playa de 4 kilómetros está dividida en seis postos (puestos de socorristas), y en cada uno de ellos hay diferentes cosas que ver, además de una oferta específica de actividades al aire libre para los amantes de la playa. Las secciones comprendidas entre los hoteles Copacabana Palace y JW Marriott suelen llenarse en verano, ya que tienen muchos chiringuitos y espacios para practicar deportes de pelota, y ofrecen espectáculos en vivo hasta bien entrada la noche.La playa de Ipanema, en la zona sur de Río de Janeiro, cuenta con más de 2 kilómetros de arena blanca bañada por limpias aguas. Este popular arenal está flanqueado por galerías de arte, clubes, bares y tiendas donde puedes encontrar ropa de playa y recuerdos. Al igual que la mayoría de las playas cariocas, Ipanema está dividida en varias secciones o postos. El posto 10 es donde suelen reunirse los aficionados a los deportes de playa para jugar al voleibol y el frescobol o tenis de playa, mientras que las familias buscan el entorno más tranquilo de la zona comprendida entre los postos 11 y 12.

Lapa

Descubre los bares de copas de la avenida Mem de Sá

Lapa tiene fama de ser el barrio más bohemio de Río de Janeiro, donde puedes salir de fiesta por algunos de los bares de choro y samba más concurridos de la ciudad o unirte a las fiestas callejeras de Arcos de Lapa, también conocido como el Acueducto Carioca. Aquí se montan docenas de puestos que sirven caipiriñas y cócteles, y los DJs locales pinchan la mejor música para amenizar el ambiente hasta altas horas. Si prefieres una noche más tranquila, únete a una sesión de samba improvisada en lugares más íntimos, como Beco do Rato o Carioca da Gema.

20XX

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit

Timeline Carnaval

20XX

20XX

20XX

20XX

20XX

20XX

20XX

20XX

20XX

Lorem ipsum dolor sit

Lorem ipsum dolor sit

Lorem ipsum dolor sit

Lorem ipsum dolor sit

Lorem ipsum dolor sit

Lorem ipsum dolor sit

Lorem ipsum dolor sit

Lorem ipsum dolor sit

Lorem ipsum dolor sit

Lorem ipsum dolor sit

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.

Est ei erat mucius quaeque


Expetenda tincidunt in sed, ex partem placerat sea, porro commodo ex eam. His putant aeterno interesset at. Usu ea mundi tincidunt, omnium virtute aliquando ius ex. Ea aperiri sententiae duo. Usu nullam dolorum quaestio ei, sit vidit facilisis ea. Per ne impedit iracundia neglegentur. Consetetur neglegentur eum ut, vis animal legimus inimicus id.