Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

Haz clic para editareste texto

#CAMINAMOSJUNTOS CON JESÚS Y SUS AMIGOS

A lo largo de este curso “caminamos juntos”, como Familia Amor de Dios. Durante esta semana queremos invitarte a que observes en ese camino al guía que nos conduce, tras el que vamos y, también, a alguno de los primeros compañeros que se le unieron. ¿Quiénes eran? ¿Por qué comenzaron a seguirle? ¿Hasta dónde llegaron con Él?

Descansemos un poco al borde del camino y te voy contando:

#CAMINAMOSJUNTOS CON JESÚS Y SUS AMIGOS

#CAMINAMOSJUNTOS CON JESÚS Y SUS AMIGOS

DÍA 1LUNES

DÍA 2MARTES

DÍA 3MIÉRCOLES

DÍA 5VIERNES

DÍA 4JUEVES

Día 1 en la orilla del camino a la sombra de una casa con

JUAN

NACÍ: En Galilea, al norte de IsraelEdad: Soy muy joven todavíaHIJO de Zebedeo y SaloméHERMANOS: Santiago (nos llevamos genial)Religión: JudíoTrabajo: PescadorDescripción: Amigo íntimo de Jesús

¿QUIÉN SOY?

¿Cuándo conocí a Jesús?Yo era discípulo de Juan, su primo, y alguna vez había estado en su casa pasando la tarde, charlando y eso.Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: «¿Qué buscáis?». Ellos le contestaron: «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?». Él les dijo: «Venid y veréis». Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; era como la hora décima. Jn 1

Pero el momento verdaderamente importante fue cuando, un día que estábamos mi hermano y yo arreglando las redes de pescar, nos llamó por nuestro nombre: Juan, ven conmigo. Ya iban con él Simón y Andrés. Y nada, sin pensármelo dos veces, me fui con él. Así lo cuentan los evangelios:Pasando junto al mar de Galilea, vio a Simón y a Andrés, el hermano de Simón, echando las redes en el mar, pues eran pescadores. Jesús les dijo: «Venid en pos de mí y os haré pescadores de hombres». Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, el de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. A continuación los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon en pos de él. (Mc 1)

¿Los mejores recuerdos con Él?

Tengo muchos, contaba conmigo para casi todo. Te cuento solo algunos de los más importantes:Junto con Pedro y mi hermano Santiago viví la experiencia de la Transfiguración (Lc. 9, 27), donde Jesús nos descubrió lo cerca que estaba de Dios. También con Pedro fui el encargado de preparar la última cena. Y cuando estábamos cenando, me dejó apoyar mi cabeza en su pecho y me contó quién lo iba a traicionar.Uno de los mejores regalos me lo hizo cuando yo estaba al píe de la cruz: me encargó de cuidar de su madre. Todo un placer.

Y tu, ¿tienes a Jesús por amigo

Jesús, el amigo íntimo. La amistad, ese tesoro tan preciado, …. Cuando se disfruta de verdad, se siente que la vida es más plena. Se ilumina. Y generalmente, la percepción es que el otro te da mucho más de lo que tú podrías devolver. Es el sello del amor verdadero: la gratuidad. Piensa en Jesús como tu gran amigo, al escuchar esta canción.

¿Qué es lo que Jesús te da?¿Qué puedes copiar de Él que sea importante para tu vida?

Escuché de ti mi nombre como nunca antes.No había en tu voz reproche ni condiciones.Mi nombre, en tus labios, era canto de amor, era caricia, y pacto.Con solo una palabra, estabas contando mi historia.Era el relato de una vida, que, narrada por ti se convertía en oportunidad. Descubrí que comprendías los torbellinos de siempre, las heridas de antaño, las derrotas de a veces, los anhelos de ahora, y aún sin saber del todo en qué creía yo, tú creías en mí, más que yo mismo.Así, mi nombre en tus labios rompió los diques que atenazaban la esperanza.José María R. Olaizola, sj

Mi nombre en tus labios

PEDRO

Día 2 a la orilla de una calzada romana con

Nací en Betsaida, aldea del lago de GenezaretEdad: soy un señor maduro, pero no viejo todavíaHijo de Juan.Estado civil: CasadoVivo en CafarnaúmReligión: judíoTrabajo: PescadorDescripción: hombre de confianza

¿QUIÉN SOY?

Fue Andrés, mi hermano, quien nos presentó: Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; encuentra primero a su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo)». Y lo llevó a Jesús. Jesús se le quedó mirando y le dijo: «Tú eres Simón, el hijo de Juan; tú te llamarás Cefas (que se traduce: Pedro)». Jn.1 , 40-42 De ese día recuerdo su mirada, profunda, cercana, que me invitaba a unirme a Él.

¿Cuándo conocí a Jesús?

La nuestra es una historia de miradas. Además de la primera, cuando me cambió el nombre y me dijo que sería la piedra donde todos se apoyarían, recuerdo la mirada (y su mano tendida) en el mar, cuando me ayudó a andar sobre las aguas, o aquella en la que me confirmó que Él era el Hijo de Dios y lo pude decir en voz alta, delante de todos. Fue entonces cuando me nombró jefe y servidor de la Iglesia. Y cómo olvidar su mirada en el patio de la casa del Sumo Sacerdote, cuando le negué tres veces: su comprensión en medio del dolor. ¡Seguía amándome!

¿Los mejores recuerdos con Él?

Y tú, ¿cómo sientes la mirada de Jesús en ti?

Deja que Jesús te mire a través de esta canción y acepta el regalo de su vida a través de su mirada.

Déjame tomarte de la manoDéjame mirarte a los ojosDéjame a través de mi miradadarte todo mi esplendorDéjame quedarme aquíDéjame besarte ahídonde guardas tus secretosLos más oscuros y los más bellosTe regalo mis piernasRecuesta tu cabeza en ellasTe regalo mis fuerzasÚsalas cada que no tengasTe regalo las piezasQue a mi alma conformanQue nunca nada te haga falta a tiTe voy a amar hasta morirTe voy a amar hasta morirDéjame jugar contigoDéjame hacerte sonreírDéjame darte de mi dulzuraPa' que sientas lo que sentí

Déjame cuidarte, déjame abrazarteDéjame enseñarte todo lo que tengopa' hacerte muy felizTe regalo mis piernasRecuesta tu cabeza en ellasTe regalo mis fuerzasÚsalas cada que no tengasTe regalo las piezasQue a mi alma conformanQue nunca nada te haga falta a tiTe voy a amar hasta morir

Te regalo mis piernasRecuesta tu cabeza en ellasTe regalo mis fuerzasÚsalas cada que no tengasTe regalo las piezasQue a mi alma conformanQue nunca nada te haga falta a tiTe voy a amar hasta morirTe voy a amar hasta morirTe voy a amar hasta morir

Abre tu caja y dibuja el regalo que has encontrado en ella a través de la canción.

Antes de continuar el camino:

Rezamos juntos (Salmo 138)

Padre nuestro,que estás en los Cielos,santificado sea tu nombre,venga a nosotros tu Reino,hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.Danos hoy nuestro pan de cada día,perdónanos nuestras ofensas como nosotros perdonamos a los que nos ofenden,no nos dejes caer en la tentación,y líbranos del mal.

AMEN

DÍA 3 a la orilla del camino, en el campo con

ANDRÉS

¿QUIÉN SOY?

Nací en Betsaida (Judea)Hijo de Juan.Hermano: Pedro. Él es el mayorReligión: judíoTrabajo: PescadorDescripción: el primer discípulo de Jesús

¿Cuándo conocí a Jesús?

Mi historia te va a sorprender porque estoy seguro de que casi no has oído hablar de mí, pero yo soy el primer discípulo de Jesús, el primero al que invitó a su casa y luego se quedó con Él. No fui el único, pero sí al que recuerdan en el Evangelio de Juan:

35Al día siguiente, estaba Juan con dos de sus discípulos y, 36fijándose en Jesús que pasaba, dice: «Este es el Cordero de Dios». 37Los dos discípulos oyeron sus palabras y siguieron a Jesús. 38Jesús se volvió y, al ver que lo seguían, les pregunta: «¿Qué buscáis?». Ellos le contestaron: «Rabí (que significa Maestro), ¿dónde vives?». 39Él les dijo: «Venid y veréis». Entonces fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día; era como la hora décima. 40Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que oyeron a Juan y siguieron a Jesús; 41encuentra primero a su hermano Simón y le dice: «Hemos encontrado al Mesías (que significa Cristo)». 42Y lo llevó a Jesús. (Jn1)

Sí, y también fui yo el que presenté a mi hermano Pedro a Jesús. No podía quedarme en secreto con esa gran noticia.

¿Los mejores recuerdos con Él?

Viví las experiencias de Jesús en primera persona a lo largo de los tres años de su vida de predicación. Uno de los recuerdos que guardo con más cariño es la multiplicación de los panes y los peces. Yo fui el que le llevé al Señor al muchacho que tenía los 5 panes y los dos peces. Sí, mi vida ha estado siempre dedicada a presentar a Jesús a otras personas.

Y tú, ¿puedes callar lo que conoces de Jesús?

Después de escuchar esta canción

Quiero hablar de un amor infinitoque se vuelve niño frágil,amor de hombre humillado.Quiero hablar de un amor apasionado.Con dolor carga nuestros pecadossiendo rey se vuelve esclavo,fuego de amor poderoso.Salvador, humilde, fiel, silencioso.Amor que abre sus brazos de acogida,quiero hablar del camino hacia la vidacorazón paciente, amor ardiente.quiero hablar de aquel que vence a lamuerte.Quiero hablar de un amor generoso,que hace y calla, amor a todosbuscándonos todo el tiempo,Esperando la respuesta, el encuentro.Quiero hablar de un amor diferente,misterioso, inclaudicable,amor que vence en la cruz.Quiero hablar del corazón de Jesús.

Cristóbal Fones, (Consagrados a ti)

… Escribe un post contando lo que más te llama la atención de Jesús, de lo que conoces de Él. Por grupos podéis hacer un rap con las características de Jesús que habéis puesto entre todos.

A modo de oración, escuchamos las canciones realizadas en los grupos.

DÍA 4 a la orilla del camino, en la posada con

MATEO

¿Quién soy?

Hijo de Alfeo.Vivo en CafarnaúmReligión: judíoTrabajo: (ex) recaudador de impuestosDescripción: mi nombre significa regalo de Dios

Para mí, que siempre he sido persona de creer en “lo contante y sonante” sigue siendo un misterio la atracción lo que supuso para mi vida el encuentro con Jesús. Claro está que había oído hablar de Él, como todo judío que vivía en Galilea en aquel momento, pero pensaba “otro charlatán más”. Sin embargo, cuando se acercó y me habló, algo dentro de mí, más fuerte que yo, me empujó:9Al pasar vio Jesús a un hombre llamado Mateo sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: «Sígueme». Él se levantó y lo siguió. (Mt. 9)Porque su presencia no es indiferente. Su fuerza de atracción hizo cambiar mi vida y le dio su pleno sentido.

¿Cuándo conocí a Jesús?

Sin duda ninguna el primer encuentro. No podía parar de celebrarlo, de contarlo, por eso le ofrecí un banquete en mi casa (un gran banquete, para eso tenía dinero) con todos mis amigos, gente de mal ver para los fariseos, quienes protestaron y a quienes Jesús reprendió con las siguientes palabras de consuelo: "Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores". ¡Yo era uno de los elegidos y salvados!El resto de los recuerdos están marcados por haberme permitido seguirle sin destacar. No era un apóstol importante, siempre iba por detrás de los demás, pero su acogida hacia mí estaba siempre muy presente. Eso me permitió poder guardar en mi corazón todo lo que veía y oía y escribirlo, narrar en mi Evangelio que el Reino de Dios ya estaba presente.

¿Los mejores recuerdos con Él?

Y a ti ¿qué te ofrece Jesús para mejorar tu vida?

Después de escuchar esta canción

Unknown Neighbour (It´s up to me)Vecino desconocido (depende de mí)

Me siento tan cansado de las cosas a medio hacerTodos los años que he vivido mi vida huyendoPierdo tanto tiempo en mis dudas persistentesHe olvidado como ver el sol entre las nubesTodo el tiempo me has dicho cómo debe ser un hombreY no tenía idea de lo que significa ser libreTodas las horas solitarias que he esperado para verHasta que entendí que todo depende de míEs tiempo de un cambioPara ir más allá de mi alcanceNadie me mantiene aquiEs tiempo de un cambioPara ir más allá de mi alcanceQuiero estar libre de miedoAsí que dejaré todo mi orgullo innecesarioY apreciar los rasgos que solía esconderPero trato de hablar menos y decir más esta vezY me detengo para caminar en tu camino para encontrar el míoEs tiempo de un cambioPara ir más allá de mi alcanceNadie me mantiene aquíEs tiempo de un cambioPara ir más allá de mi alcanceQuiero estar libre de miedoMe siento tan cansado de las cosas a medio hacerNo quiero vivir una vida a la fuga.

Imagínate un mundo donde ya no sea necesario el dinero, porque todas las necesidades materiales están cubiertas, ¿cuál sería aquello que tendría más valor para ti? ¿Podría Jesús ayudarte a lograrlo? Para contestar a esta pregunta ayúdate del texto de Hch 10, 38

Me refiero a Jesús de Nazaret, ungido por Dios con la fuerza del Espíritu Santo, que pasó haciendo el bien y curando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.

Se escriben todos los valores en una tira de papel y se colocan en un panel. Se leen en alto y se acogen en silencio.

Señor Dios, que por a través de tu Hijo Jesús llamaste a Mateo del banco de los tributos, para que de publicano se convirtiese en apóstol y evangelista, danos gracia para renunciar al deseo de poseer solo riquezas económicas y para seguir el ejemplo de Jesucristo, tu Hijo, que pasó por el mundo haciendo el BIEN.

REZAMOS

DÍA 5 a la orilla del camino, bajo una tienda de campaña con

MARÍA MAGDALENA

¿Quién soy?

Nací en Magdala (junto al lago de Galilea)Edad: unos 60 años (sí, cuando conocí a Jesús, ya no era joven)Hermanos: Lázaro y MartaReligión: judía (aunque poco practicante)Trabajo: gobernanta (antigua ama de llaves)Descripción: primer testigo de la Resurrección

7En esto, una mujer que había en la ciudad, una pecadora, al enterarse de que estaba comiendo en casa del fariseo, vino trayendo un frasco de alabastro lleno de perfume y, 38colocándose detrás junto a sus pies, llorando, se puso a regarle los pies con las lágrimas, se los enjugaba con los cabellos de su cabeza, los cubría de besos y se los ungía con el perfume… volviéndose a la mujer, dijo a Simón: «¿Ves a esta mujer? He entrado en tu casa y no me has dado agua para los pies; ella, en cambio, me ha regado los pies con sus lágrimas y me los ha enjugado con sus cabellos. 45Tú no me diste el beso de paz; ella, en cambio, desde que entré, no ha dejado de besarme los pies. 46Tú no me ungiste la cabeza con ungüento; ella, en cambio, me ha ungido los pies con perfume. 47Por eso te digo: sus muchos pecados han quedado perdonados, porque ha amado mucho, pero al que poco se le perdona, ama poco». 48Y a ella le dijo: «Han quedado perdonados tus pecados». (Jn. 20)

¿Cuándo conocí a Jesús?

Yo era una buscadora. Ya estaba de vuelta de muchas cosas en la vida y en mi interior gritaba una voz que quería respuestas a tantas preguntas, que los sacerdotes del Templo no sabían contestar. Llevaba tiempo oyendo hablar de Jesús de Nazaret, de sus palabras de amor y Dios Padre, de sus obras. Entonces, cuando supe que estaba en mi ciudad, no lo dudé:

Como te puedes imaginar, después de esa demostración de amor gratuito no pude separarme de Él. Lo primero que hace latir mi corazón es la confianza que depositó en mí: yo sabía dirigir un grupo de trabajo, así que contaba conmigo para todo lo que era necesario en la buena marcha del grupo y de su tarea de anuncio del Reino.Ese estar codo con codo con Él hizo posible que estuviera junto a su cruz cuando murió. ¡cuánto dolor y cuánto agradecimiento por poder estar acompañándolo en ese momento, a Él y a su madre!Y el mejor de todos, fui la primera persona en verle resucitado. Sí, yo, una mujer.

Acompañar a Jesús significa colaborar con Él en hacer posible un mundo mejor, donde el Reino de Dios se haga visible. Escucha esta canción:

¿Los mejores recuerdos con Él?

Y tú, ¿cómo puedes acompañar a Jesús?

¡Hey!Te digo claro, claroNo es nada raro, raroAsí se puede, amor¡Hey!Un mundo enano, enanoEstamos mano a manoSolo hace falta el amorSe puede, amorYo quiero que este sea el mundo que contesteDel este hasta oeste y bajo el mismo solAhora nos vamos, si juntos celebramosAquí todos estamos bajo el mismo solY bajo el mismo solSaca lo malo, maloNo digas paro, paroVale la pena, mi amorLa pena, mi amor

No hay fronteras - erasSerá lo que tú quierasLo que tú quieras, amorSe puede, amorYo quiero que este sea el mundo que contesteDel este hasta oeste y bajo el mismo solAhora nos vamos y juntos celebramosAquí todos estamos bajo el mismo solY bajo el mismo sol...

¿Sientes que tú también estás bajo el mismo sol?

Ponemos en común las respuestas, que acogemos en silencio.

¿De qué manera te puedes unir tú a la celebración?

¿Cuál es ese sol que te ayuda a vivir?

Jesús, como a María Magdalena, tú también llamas a hombres y mujeres, para que te acompañen y te den a conocer a los demás y compartir con ellos la alegría de vivir en un mundo donde todos colaboren para hacer una vida mejor. Te doy gracias por todos ellos. GRACIAS, SEÑOR.

Rezamos juntos