Want to make creations as awesome as this one?

Infografía interactiva de Francisco TELLO y MUÑOZ, Mano derecha de Ramón y Cajal, padre de la anatomía patológica en España

More creations to inspire you

Transcript

1

21 es el número de microscopios que hay en el Legado Cajal.

@maresdeciencias

desde min 36:58
a min 46:08

Alfonso XIII

Francisco Tello publicó 54 artículos, muchos de ellos en la revista Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, y otros tantos en el Boletín de la Sociedad Española de Biología. También publicó parte de su producción científica en revistas extranjeras, sobre todo francesas y alemanas.


De sus publicaciones sobresalen, además de sus múltiples contribuciones histopatológicas en revistas, sus colaboraciones con Ramón y Cajal:

  • últimas ediciones del Manual de Anatomía Patológica y nociones de Bacteriología Patológica,
  • Manual técnico de Anatomía Patológica, y en
  • Elementos de Histología normal y de técnica micrográfica

Su pasión y reconocimiento por su gran maestro, le llevó a escribir varios artículos sobre Cajal, porque nadie conocía tan bien su cara humana y su lado científico gracias a la cantidad de años que trabajaron en estrecha colaboración. Entre estos artículos destacan los referidos la labor científica e histológica de Cajal, un ensayo sobre su voluntad y un análisis general de su figura y de lo que representó para la ciencia española y universal.


Listado de publicaciones destacadas:


“Contribución al conocimiento del encéfalo de los teleósteos y los núcleos bulbares”, en Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, 7 (1909), págs. 1-29;

“La influencia del neurotropismo en la regeneración de los centros nerviosos”, en Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, 9 (1911), págs. 123-159;

“Un curioso retículo de las células del lóbulo anterior de la hipófisis”, en Boletín de la Sociedad Española de Biología, 1 (1912);

“Una variación más de los métodos de la plata para la rápida impregnación del tejido conectivo”, en Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, 12 (1914), págs. 285-288;

“Algunas experiencias de los injertos nerviosos con nervios conservados in vitro”, en Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, 12 (1914), pág. 145;

con S. Ramón y Cajal, Manual técnico de Anatomía Patológica, Madrid, Nicolás Moya, 1918;

“El retículo argentófilo de las células conectivas”, en Zeischrift Anat. und Entwicklung, 65 (1922);

“Génesis de las terminaciones nerviosas motrices y sensitivas”, en Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, 14 (1922);

“Sur le formation des chaînes primarie et secondarie du grand sympathique dans l’embryon du poulet”, en Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, 23 (1925);

con S. Ramón y Cajal, Elementos de Histología normal y de técnica micrográfica, Madrid, Tipografía Artística, 1928;

con S. Ramón y Cajal, Manual de Anatomía Patológica y nociones de Bacteriología Patológica, Madrid, Tipografía Artística, 1930;

“Contribution à la connaisance des terminaisons sensitives dans les organes ganitaux externes et de leer development”, en Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, 28 (1933);

“Santiago Ramón y Cajal”, en Anales de Medicina Interna (1934);

Cajal y su labor científica, Conferencia en la Universidad Central, Cátedra Valdecilla, Madrid, 1935;

Cajal y su labor histológica, Madrid, 1935;

“Evolution structure et conexions du corps mamillaire chez le souris blanche avec des indications chez d´autres mammiferes”, en Travaux du Laboratoire de Recherches Biologiques de L’Université de Madrid, 31 (1936-1937), pág. 77;

“Sobre las células satélites en los nervios motores oculares y sobre la formación de los nervios motores y sus esbozos musculares”, en Trabajos del Laboratorio de Investigaciones Biológicas, 40 (1949), págs. 1-120;

“Cajal o la voluntad”, en ABC (Madrid), 1 de mayo de 1952.


Francisco Tello comenzó trabajando sobre los efectos de la hibernación y el frío en pequeños vertebrados, donde observó engrosamiento de las neurofibrillas y consiguió demostrar que el retículo neurofibrilar no es un aparato fijo y estable, sino que puede transformarse de modo reversible según las condiciones. Estos trabajos fueron los primeros que se realizaron con el método de nitrato de plata recién puesto a punto por Cajal. .


Convertido en un excelente neurohistólogo, trabajó en la histogénesis embrionaria y en una de las líneas de investigación preferidas de la Escuela de Cajal: los procesos de degeneración y regeneración del sistema nervioso, donde realizó importantes aportaciones sobre las estructuras de las placas motoras y los husos neuromusculares. Fue además el mejor defensor de la doctina de la neurona y del neurotropismo de Cajal (la células nerviosas se ven atraídas por ciertos factores químicos de modo que se produce atracción entre distintos fragmentos nerviosos).



Tello, además de gran histólogo, fue un excelente bacteriólogo y sanitario, lo que unido a su interés por la patología le convirtió en uno de los hombres que más ha hecho por la salud del pueblo español.

Tras formarse en anatomía patológica y bacteriología en Berlín, a su regreso a España propició la apertura de la escuela de Cajal a la patología del sistema nervioso.


Desde su puesto en el Instituto Nacional de Higiene Alfonso XIII trabajó activamente en el control de diversas epidemias y acometió, a partir de 1920, su reorganización y renovación.


Con su maestro Cajal, escribió el Manual técnico de Anatomía Patológica, una obra donde se compendian las técnicas de autopsia, bacteriología e histopatología. Fue el verdadero padre de la Anatomía Patológica en España.


Destituido tras la Guerra Civil española por la corriente política del franquismo, que lo consideró como un traidor a la patria, tuvo que vivir apartado de cualquier cargo y de su labor investigadora hasta el año 1949, cuando ya estaba próximo a su jubilación.

Hoy en día, Jorge Francisco Tello Muñoz está considerado como una de las figuras más importantes de la ciencia española y se le reconoce como el mayor impulsor de la anatomía patológica, así como de la microbiología en España.

Este es un breve recordatorio de los cargos y reconocimientos que obtuvo:

  • Consejero y Subinspector General de Sanidad (1917)
  • Subdirector y Jefe de la Sección de Higiene en la Cátedra de Histología y en el Instituto Nacional de Higiene (1934)
  • Director del Instituto Cajal (1934)
  • Presidente de la Comisión Permanente de Investigaciones Sanitarias, desde su creación hasta 1935, año en que dimitió
  • Miembro Honorario de las Academias Chilena de Ciencias Naturales (1935) y Nacional de Medicina de Méjico (1935)
  • Caballero de la Real Orden de Isabel la Católica.



La ilustración científica era y es un pilar esencial de la comunicación de la ciencia.

Seguro que sabes que Cajal era pintor, fotógrafo y un excelente dibujante, pero quizá no sepas que discípulos como su hermano Pedro, Domingo Sánchez, Achúcarro, del Río-Hortega, De Castro y Lorente de Nó fueron auténticos maestros de la ilustración de sus observaciones.

Sin embargo, Francisco Tello necesitaba ayuda técnica para hacer sus ilustraciones, una ayuda que le brindaron las neuroilustradoras de la Escuela Cajal. Para saber más sobre ilustración científica y las ilustradoras neurocientíficas, pincha aquí:

https://institutocajal.blogspot.com/2022/02/neurociencia-ilustrar-es-comprender.html#more