Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

1

2

3

4

5

10

6

9

8

7

Es la segunda etapa de la prehistoria y comienza con la aparición de la agricultura y la ganadería.

Aquí tienes un vídeo sobre esta etapa.

Los seres humanos del Neolítico son los primeros ganaderos de la historia. Los ganaderos se dedicaban a la cría y domesticación de animales. Los animales que domesticaban eran, principalmente, cabras, ovejas y cerdos, que servían para alimentarse. El perro también lo domesticaron. Vivían cerca de los ríos para poder dar de beber a los animales.

Es en el Neolítico donde encontramos a los primeros agricultores. Araban la tierra, sembraban, cultivaban y cosechaban principalmente cereales como trigo, cebada, centeno, arroz, maíz... y también garbanzos. Sus poblados estaban cerca de los ríos para poder coger el agua para regar.

Como cultivaban la tierra y tenían animales debían quedarse en un lugar fijo para vivir, así que crearon pequeños poblados donde vivir. Construyeron casas de paja, madera, barro... Eso es el sedentarismo, vivir fijos en un sitio. Recuerda que en el paleolítico eran nómadas (no tenía un lugar fijo en el que vivir).

Esto significa que poco a poco fueron apareciendo diferentes trabajos y las personas se especializaban (se dedicaban a ellos). Gracias a esa especialización aparecieron diferentes oficios y el trueque, que era el cambio de productos con otros poblados. Por ejemplo, si un poblado no tenía vasijas pero sí tenían trigo hacían un cambio.

Molían los cereales que cosechaban para cocinarlos. Utilizaban una gran piedra sobre la que ponían el cereal y con una piedra más pequeña lo molían (aplastaban).

Construyeron hornos en los que cocinaban y horneaban el pan que hacían con la harina que obtenían al moler el cereal.

También los utilizaban para cocer la arcilla y obtener cerámica.

Su forma de vestir también cambió, ya no solo utilizaban pieles, sino que aprendieron a hilar y a tejer y se hacían su ropa.

Estas personas fueron los primeros alfareros de la historia. Hacían sus propias vasijas, platos y cuencos moldeando la arcilla. También utilizaban el horno para esta actividad y así obtenían la cerámica.

Seguían construyendo armas y utensilios con piedra como ya lo hacían en el paleolítico, pero esta vez de una forma más cuidadosa puliendo la piedra y dejándola lisa.