Want to make creations as awesome as this one?

Material didáctico para trabajar la producción de 'El sobre verde', el sainete con gotas de revista de Jacinto Guerrero que es interpretado dentro de las propuestas del Proyecto Zarza (zarzuela por jóvenes y para jóvenes) del Teatro de la Zarzuela (Temporada 2021-2022)

Transcript

Teatro de la Zarzuela

COMENZAR

Teatro de la Zarzuela

Teatro de la Zarzuela

Teatro de la Zarzuela

Teatro de la Zarzuela

1. Argumento

6. Reparto

7. En los ensayos

4. Propuesta escénica

3. La música

10. Libreto

5. Artífices de la puesta en escena

2. Compositor y libretistas

9. En los medios

8. En el aula

Imagen de Gonzalo Barrueco

Teatro de la Zarzuela

DOCUMENTO PDF

Argumento original (1927)

Sinopsis de El sobre verde desde el punto de vista del autor de la revisión (2022)

por Álvaro Tato (autor)

Espectadores, hagan juego

El protagonista, un golfo de nombre Nicanor, está haciendo cola en la fría noche, para vender a la mañana siguiente su puesto para ver el sorteo de la lotería. Nicanor alude a lo mal que va España debido a que las mujeres han tomado la delantera a los hombres, están en las oficinas, comercios, metro, ayuntamiento. Más tarde, mientras duermen, aparece la Diosa Fortuna, que despierta a Nicanor y le interroga; él reconoce que no trabaja, es un vago, no tiene ni para comer y juega. "Es que soy español. Y España y yo somos así, señora. Todo lo tomamos a juego. Hasta la miseria." Fortuna le invita a pasar a su palacio y ordena al Gordo que cuando oiga el número de Nicanor salga rápidamente, cuando empiece el sorteo. Nicanor gana el premio. Así arranca una obra con personajes sainetescos, como Filomena, la patrona de Nicanor (a la que no paga), Faroles (un borrachín), y Chelo, joven moderna con pelo corto, que canta unos "couplets": "Soy la garsón".


En el acto segundo la acción se traslada a Nueva York. Nicanor, a pesar de sus buenos proyectos, fundar una casa-albergue para desgraciados, obreros ancianos y sinfortunas, primero quiere conocer mundo, y acabará dilapidando el dinero, acompañado de Simeón, el hijo de Filomena, convertido en secretario. Conocen a dos chicas "modernas" que les acompañan en sus juergas. Nicanor, arrepentido, echa las culpas a Fortuna y entonces se le aparece Trabajo (a quien no conoce, claro), que le ofrece solución. En la apoteosis final se presenta una alegoría de las exposiciones de Barcelona y Sevilla.


Fuente: http://jacinto.fundacionguerrero.com/obras/el-sobre-verde

Damas y caballeros… la diosa Fortuna nos presenta El sobre verde, un sainete en dos actos con gotas de revista, es decir, un espectáculo musical ambientado en el Madrid popular de hace un siglo… y en el Nueva York de los grandes rascacielos.


La música de la obra es de Francisco Guerrero, uno de los más famosos compositores de aquel género, y los textos originales fueron escritos por Enrique Paradas y Joaquín Jiménez. En su época tuvo un enorme éxito, y hoy subimos al escenario del Teatro de la Zarzuela una revisión de la obra para el público joven (y no tan joven). Si nos lo permite la diosa Fortuna, rescatamos esta comedia cabaretera, divertida y canalla con un tema que no ha perdido actualidad: el dinero.


El primer acto transcurre en el Madrid invernal de hace cien años. Nicanor, un pobre tipo (pero con clase) que duerme en un banco y vive en las calles junto a su amigo Simeón y su pandilla de mendigos, rateros, timadores y músicos callejeros, recibe un misterioso sobre verde de un hombre a quien salvó la vida en un accidente; dentro encuentra un billete del Sorteo de Navidad. La caprichosa diosa Fortuna (no en vano su nombre tiene doble sentido: Suerte y Dinero) concede el Premio Gordo a Nicanor, que promete a su pandilla fundar un albergue para alojar a todos los pobres sin techo. Pero primero, para celebrar el premio, se va junto a Simeón de viaje por el mundo…


El segundo acto transcurre en Nueva York, en un hotel de lujo dentro de un gran rascacielos. Nicanor y Simeón, que apenas se acuerdan ya de la idea del albergue, llevan un tiempo derrochando todo su capital: piden la mejor suite, compran trajes caros y deciden visitar el famoso Cabaret de la Planta 101 junto a las guías turísticas Mimí y Fifí; aunque Simeón sospecha que se están quedando en números rojos, Nicanor sigue gastando lo poco que les queda mientras en el Cabaret se presentan los mejores números musicales internacionales. Cuando se agota la cartera, los dos protagonistas resultan despojados de sus trajes y expulsados del hotel y vuelven a ser miserables sin techo. ¡Qué mala suerte! ¿O no? Nicanor maldice a la Fortuna y ella aparece junto al Trabajo para decirle que cada cual es responsable de sus actos y para darle una segunda oportunidad, así que Nicanor despierta de su ensueño en el banco callejero donde comenzó la obra. Quizá haya cambiado su forma de ver el mundo… Y quizá nosotros, los espectadores, podamos reflexionar sobre qué significa la verdadera suerte.


El sobre verde es una fiesta musical cómica llena de canciones, baile y humor, pero también, en nuestra revisión, nos plantea una breve pero intensa reflexión sobre la Fortuna. En estos tiempos hiperconectados, tecnificados y diferidos por pantallas, en que el dinero rige el destino del mundo, en que Tener es más importante que Ser, en que las apariencias, el número de likes, la marca de la ropa o los ceros de la cuenta corriente parecen contar más que la amistad, la lealtad o la justicia, la fábula de Nicanor, su viaje de ida y vuelta de lo más bajo a lo más alto, nos deja un regusto agridulce y nos lleva a preguntarnos a nosotros mismos: ¿qué haríamos si encontráramos el sobre verde?

Teatro de la Zarzuela

Jacinto Guerrero

Jacinto Guerrero fue uno de los más importantes protagonistas de la última generación de compositores dedicados al género lírico español.
Hombre vital, extravertido y emprendedor, afrontó muy distintos proyectos y responsabilidades. Construyó un teatro en la Gran Vía madrileña, el Coliseum, edificio para el que contó con la colaboración del arquitecto futurista Casto Fernández-Shaw. También desempeñó cargos públicos llegando a ser concejal del Ayuntamiento de Madrid y presidente de la Sociedad General de Autores (SGAE) para la que adquirió el edificio que actualmente es su sede, el modernista palacio de Longoria.
Pero su auténtica vocación y trabajo fue la música...

+ INFO

Anónimo (fotógrafo). Retrato de Jacinto Guerrero. Fotografía, 1927. Legado Guillermo Fernández-Shaw. Biblioteca Fundación Juan March (Madrid)

Compositor

Enrique Paradas y Joaquín Jiménez

Libretistas

Manuel Tovar Siles - La Novela Teatral, nº 170.
"Las chicharras". Comedia lírica en un acto.

Pero su auténtica vocación y trabajo fue la música. Como compositor dejó un abrumador catálogo de obras en el que se incluye un buen número de composiciones todavía en repertorio. Son obras características de su tiempo, que caminaron de la zarzuela a la revista, de las realizaciones propias del género grande, tan de moda en las décadas previas a la Guerra Civil española, a la ligereza de géneros más dados a la inmediatez y la visualidad escénica.

Entre las primeras destacan La alsaciana (1921), La montería (1922), Los gavilanes (1923), El huésped del sevillano (1926), a partir de Miguel de Cervantes, La rosa del azafrán (1930), uno de los más depurados ejemplos de zarzuela regionalista, y La fama del tartanero (1931). Entre las segundas hay obras que fueron un hito en su tiempo como El El sobre verde (1927), La orgía dorada (1928), ¡5 minutos nada menos! (1944) que alcanzó las 3.000 representaciones, y La blanca doble (1947).

Guerrero también realizó otros trabajos menos divulgados, que incluyen momentos musicalmente muy inspirados, como el sainete Don Quintín el amargao (1924) y las zarzuelas Martierra (1928), El ama (1933) y Loza Lozana (1943). Además de las obras escénicas, participó en proyectos de enorme repercusión, entre ellos la sonorización cinematográfica para Garbancito de la Mancha (1945), primera película de dibujos animados española, y curiosas iniciativas publicitarias, a la cabeza el anuncio dedicado a la muñeca Mariquita Pérez (1940).

Por todo ello, Jacinto Guerrero fue un autor popularísimo, alguien muy querido y admirado que desde el punto de vista personal siempre dio muestras de una inquebrantable simpatía, cordialidad y generosidad. Por eso, si difícil es encontrar una obra suya que no contenga, al menos, un número de éxito, más complicado es ver una fotografía donde no muestre su más sincera expresión: una sonrisa abierta y espontánea.

Fuente: Presentación | Fundación Guerrero (fundacionguerrero.com)

Teatro de la Zarzuela

Fragmentos musicales

El tangolio

¿Por qué «El sobre verde» es un sainete con gotas de revista? (Emilio Casares)

El preludio

Sainete con gotas de revista en dos actos, dividido en varios cuadros

Estreno en Madrid,
Teatro de Apolo, 14 de marzo de 1927

La música

El contexto
(los 'felices' años 20)

Acogida

«El sobre verde» fue un éxito apoteósico

Estreno en el Teatro Victoria,
Barcelona, 22 de enero de 1927


El sobre verde representa una magnífica fusión entre el casticismo del sainete y la modernidad típica de los cuadros de gran revista, convirtiéndose en un claro exponente del entretenimiento de los 'felices años veinte'. Las organilleras madrileñas conviven en la obra con personajes 'modernos' como la garsón, la 'niña bien' o Mimí y Fifí, perfecta representación de la mujer moderna y trabajadora, tan típica de la revista parisina. En su momento, todos estos personajes femeninos causaron una verdadera conmoción entre el público español.


La música de la obra se convierte en un muestrario de los gustos y modas de la época, alternando elementos tradicionales como el chotis, las caleseras y el pasacalle con otros números bailables de moda como la samba, el tango, el fox-blues, el one-step o el charlestón. Y todo ello bajo el sello inconfundible del maestro Jacinto Guerrero, que es capaz de crear melodías de gran sencillez que conectaban inmediatamente con el público.


En esta ocasión, los arreglos instrumentales para un grupo de cámara (2 violines, chelo, contrabajo, oboe, clarinete, piano y percusión), han corrido a cargo de Cecilia Bercovich y de Ismael García.


El preludio es de nueva creación, ha sido elaborado por la propia Cecilia Bercovich a partir de diversos fragmentos de la obra (siguiendo la idea de lo que Federico Chueca había hecho para el Preludio de El bateo).

Fragmentos musicales

1) Preludio - selección original de Tangolio, Charlestón, One-step y Pasacalle.

2) Coro y caleseras de la Moneda de oro (“Somos damas de la reina…”)

3) Marcha del Premio gordo (“Soy el gordo…”)

4) De “Pelé Melé”: Habanera del botijo (con texto para cambiar)

5) Chotis de las Organilleras (“Somos las organilleras…”)

6) Charlestón de los bombones de chocolate (instrumental)

7) One-step de Modistas y oficiales (“Cuando salgo del taller…”)

8) Chotis de la garsón (“Soy la garsón…”)

9) El Tangolio (“El Tangolio se baila así…”)

10) De “La blanca doble”: "Moreno tiene que ser…" / De “El sobre verde” - Danzón cubano (“De asúcar la caña vendo…”)

11) Pasacalle (“Papá cómpreme usté un Citro… Citroën”)

12) Bombón internacional (“Me casé una noche con Plutón…”)



Los años veinte del pasado siglo (conocidos como 'los felices años 20' o, también, como 'los años locos') supusieron un periodo de gran optimismo basado en una incesante expansión económica que, tras los desastres de 'la Gran Guerra', trajo como consecuencia, también en España, el aumento de los salarios -y, paralelamente, del consumo-, la introducción de nuevas fuentes de energía (electricidad, petróleo), avances tecnológicos (la marca Citroën comienza su historia en 1919), y en las comunicaciones (ya en 1927, cuando se estrenó la obra, se hacía referencia a los 'teléfonos de bolsillo'), factores, todos ellos, que promueven el consumismo masivo (es uno de los temas más interesantes del espectáculo en el que hay, incluso, un momento publicitario "para los amantes de la carretera").

Además, como refleja Álvaro Tato en su texto, son años de cambios en las costumbres y en la moda:

«Allá por los años veinte la moda causa revuelo con este corte de pelo tan atrevido y valiente. La mujer independiente de todo occidente aporta un signo de rebelión femenina a la opresión llevando la falda corta y el peinado a lo 'garsón'».


Son, por otro lado, tiempos en los que se evidencian las tensiones entre la tradición (en nuestro caso, el casticismo de los habitantes del 'Callejón del Hambre) y la modernidad (representada en la obra por el brillo, el lujo y la ostentación de un hotel de Nueva York).

Teatro de la Zarzuela

Escenografía de Ricardo Sánchez Cuerda para «El sobre verde»

LABERINTOS DE FORTUNA

Por NURIA CASTEJÓN (Directora de escena)

1. DE LOS VEINTE A LOS VEINTE
(sobre una época que aún no ha pasado del todo)

Hace cien años, durante aquellos llamados "locos años veinte" del siglo XX, la modernidad era una fiesta: velocidad, desenfreno, dinamismo y juventud como valores de una nueva sociedad que pretendía romper con un pasado marcado por las cicatrices de la primera Gran Guerra. El arte vanguardista desafía las normas establecidas mientras el cine da sus primeros pasos como medio de masas y la cultura estadounidense se convierte en la hegemónica referencia universal. Nuestro mundo actual, nuestra estética contemporánea no es sino un reflejo de aquellos intensos años turbulentos y contradictorios llenos de cambio de costumbres, de escándalos y avances, de emancipación femenina, de rebeldía, de nuevos aires.

En la música y la danza se imponen ritmos rápidos, frescos y atrevidos (charleston, fox, one-step...) que sentarán las bases de la actual cultura del rock y el pop; por entonces en la radio y ahora en las aplicaciones de nuestros dispositivos, ese espíritu juvenil y fresco se mantiene intacto desde entonces. Desde aquel jazz a esta música urbana, quienes vivimos y creamos en estos años veinte somos los herederos de aquellos años veinte.

Hoy rescatamos una obra que contiene la esencia de la primera modernidad; uno de los autores más exitosos y reputados de la época, Jacinto Guerrero, nos propone en «El sobre verde», desde la base multiforme y lúdica del género de la revista, un viaje a los descubrimientos musicales de aquellos años mezclados con estilos españoles que provienen de la época de la zarzuela tradicional.

Para el público actual, sea gente joven o mayor, «El sobre verde» invita a asomarse a la realidad vital de toda una época, pero también a reflexionar acerca de la nuestra.

2. ¡FIESTA!
(sobre nuestra puesta en escena)

Desde el comienzo del proceso creativo, nuestro desafío consistía en responder a esta pregunta: ¿cómo lograr que la gente de hoy, los jóvenes nacidos en este siglo XXI, conecten con las inquietudes y con el arte de aquella modernidad del siglo XX? Creo que no resulta necesario ni adecuado, en este caso, realizar un "salto" y ubicar la historia de «El sobre verde» en las calles del Madrid actual; no por vestir a nuestros cantantes con chándal y vaqueros lograremos esa conexión con los conflictos y situaciones que plantea una función ya de por sí plenamente moderna, divertida, clara, efectiva y poderosa en la sencillez de su planteamiento. Por eso decidimos invitar a los espectadores actuales a zambullirse con nosotros en el ambiente callejero y cosmopolita de los años veinte del XX en una revisión colorista y sensual de aquella estética, y plantear una comedia musical de tono cabaretero y ritmo intenso, con un lenguaje escénico directo para revivir en nuestro querido Teatro de la Zarzuela la modernidad de hace un siglo y redescubrir los ritmos que han dado origen a nuestra forma de entender la música de hoy en día.

Con una orquesta reducida que sintetiza las esencias del original, con un equipo artístico de primera fila en todos los aspectos (dirección musical, dramaturgia, escenografía, iluminación, vestuario, etc.) y con un elenco joven cuajado de talento y entregado a la fiesta escénica, nuestro «El sobre verde» quiere revivir un pedazo de nuestra historia cultural y devolver al escenario a uno de los grandes clásicos de los orígenes de la modernidad musical y escénica española.

3. EL SUEÑO DE NICANOR
(sobre la obra)

Otro aspecto fascinante de «El sobre verde» es la actualidad de su sencilla pero potente trama... y el debate que suscita ahora mismo la cuestión del "sueño de Nicanor", ese protagonista vividor, picaresco, que cifra sus mayores esperanzas en el éxito rápido, en el triunfo fortuito, y que vive en primera persona el ascenso y la caída de su ilusión y su espejismo.

Ahora que vivimos inmersos en un verdadero "culto al pelotazo", al éxito a través de lo superficial, al auge del paripé televisivo de figuras vacuas que representan la eclosión del éxito social y económico sin esfuerzo ni compromiso, al laberinto de hallazgos, peligros y contradicciones de la naciente cultura digital, consideramos que el viaje de Nicanor y su inseparable Simeón, desde la miseria en la calle al hotel neoyorquino de cinco estrellas, desde el refugio de vagabundos hasta el cabaret de rascacielos, a través del golpe de suerte de un sobre verde que contiene un boleto ganador de Lotería, nos permite reflexionar acerca de un mundo y una conducta humana que no solo no ha cambiado sino que se ha acentuado con el paso de las décadas. Sea un capricho de la diosa Fortuna, una lección a modo de fábula o una excusa para insertar números festivos y canciones pegadizas, la aventura de Nicanor, con su egoísmo, su hedonismo y su efervescencia, nos ofrece el reflejo de nuestras propias miserias morales. ¿Qué haríamos nosotros en su lugar?

Para incidir en este conflicto y además acentuar la sensación teatral de cabaret de la época (con la ruptura de la cuarta pared, la interpelación al público y la posibilidad de aclarar o desarrollar para nuestros espectadores algunas de los interesantes sucesos y costumbres que vemos en la obra) hemos ampliado el personaje de la Fortuna, convirtiéndola en la Maestra de Ceremonias que nos llevará a conocer aquellos años veinte, aquellas canciones y bailes, aquel viaje delirante de pordioseros a millonarios y viceversa.

Y hemos mantenido la apuesta por el trabajo, el esfuerzo y la constancia, que figura en el libreto original, reformulada con cierta ironía y tratando de evitar la sensación de "moraleja" o de "mensaje", pero sin evitar un tema tan candente en nuestra actualidad: en el mundo de hoy, tan heredero de aquel mundo de ayer... ¿es posible todavía la coherencia, el esfuerzo y el afán de superación para vivir conforme a un compromiso moral con la sociedad y con la gente que nos rodea?

Grandes preguntas, grandes obras, grandes musicales: puro teatro.

DOCUMENTO PDF

Teatro de la Zarzuela

ARTÍFICES DE LA
PUESTA EN ESCENA

Cecilia Bercovich: Dirección musical y violín

Nuria Castejón: Dirección de escena y coreografía

Álvaro Tato: Adaptación del texto

Ricardo Sánchez Cuerda: Escenografía

Juanjo Llorens: Iluminación

Gabriela Salaverri: Vestuario

Teatro de la Zarzuela

Cristina García (Fortuna)
Aarón Montes (Mayordomo)
David Pérez Bayona (Nicanor)
Andro Crespo (Simeón)
Soraya Estévez (La Faroles, Camarera, Acompañante Brasil, Proserpina)
Paula Arévalo (La Malhuele, Turista, Cliente, Cantante argentina)
Pascual Laborda (José María, Turista, Presentador del cabaret)
Antonio Iniesta (Garabito, Camarero)
Fran Velázquez (Sereno, Niño de San Ildefonso, Golfo, Turista, Cantante argentino)
Nacho Zorrilla (Sereno, Niño de San Ildefonso, Golfo, Limpiabotas, Cliente)
Julia Adún (Moneda de oro, Golfa, Cliente, Modista, Cantante brasileña)
Claudia Bravo (Moneda de oro, Golfa, Organillera, Cliente, Modista, Niña bien)
Lara Sagastizábal (Moneda de oro, Golfa, Organillera, Fifí)
Ana San Martín (Moneda de oro, Golfa, Organillera, Mimí)
Íñigo Etayo (Premio Gordo, Maître de hotel)
Sigor Schwaderer (Golfos, Botones, Ascensorista)
Nuria Pérez (Chelo, Turista, Cliente, Modista)
Cielo Ferrández (Filomena, Camarera, Cliente, Acompañante Brasil)

REPARTO

conócelos

(por orden de aparición)

Escúchales, conversando con Daniel Bianco (el Director del Teatro) en este encuentro 'entre bambalinas'

Teatro de la Zarzuela

Haz click sobre cada imagen para acceder a más información
(foto y vídeo de presentación)





















NUESTRA ORQUESTA

Dirección musical, y violín: Cecilia Bercovich

Violín: Marta Cobos
Vilonchelo: Paloma García del Busto
Contrabajo: Elisa Castellanos
Oboe: Elena Benedicto

Clarinete: Ramón Feremía
Percusión: Carlos Jiménez

Piano: Pelayo Ciria

Teatro de la Zarzuela

3. El tangolio

5. Todos somos hijos de la suerte

4. Papá cómpreme usté un Citroën

1. Calentamiento vocal

2. Preludio

Figurines de Gabriela Salaverri

EN LOS ENSAYOS






EN EL AULA

Sobre la condición humana

Sobre el rol de la mujer

Sobre el valor del esfuerzo y el trabajo

Sobre la fortuna

Objetos de otro tiempo

Sobre los cabarets y la 'ley seca'

Lenguaje de otro tiempo

Sobre el dinero y el consumo

COMPARTE TU TRABAJO

¿Has asistido con tu alumnado a la representación?

¿Has trabajado los materiales?

¿Has visto el vídeo de la producción con tu alumnado?


No dudes en compartir vuestro trabajo y sus impresiones. Puedes utilizar las redes sociales (usando las etiquetas #ElSobreVerde_TZ y #ProyectoZarza en Instagram o en Twitter) o enviar un correo a coordinaciondidactica.tz@inaem.cultura.gob.es


Estaremos encantados de descubrir, compartir y difundir vuestro trabajo.

«El sobre verde» nos pone ante un espejo ya que supone un viaje a través de los vicios y las virtudes del ser humano.

La obra nos habla de la amistad y la camaradería que se vive en el 'Callejón del Hambre'; del trabajo y del esfuerzo de las personas que se levantan cada día para ganarse el sustento y crearse un futuro; pero también de las miserias humanas o de cómo las apariencias o el dinero pueden enturbiar nuestro comportamiento.


«El sobre verde» nos lleva, también, a reflexionar sobre una época -la de los 'felices años 20' del pasado siglo- en la que la pobreza y el fracaso eran considerados signos de pereza, falta de inteligencia, debilidad o incompetencia.

Los 'felices años 20' suponen la aparición de la mujer libre, moderna, independiente y trabajadora (encarnadas en la obra por Mimí y Fifí, mujeres que "trabajan, piden el voto, llevan el pelo corto y conducen bólidos").

Pero también hay lugar en la obra para las modistillas que, tras una dura semana, esperan al fin de semana para salir, o para la cantante brasileña que nos dice que "Cuando vamos bien vestidas las mujeres, de los hombres tú consigues lo que quieres (...)".


Tal vez sea un buen momento para reflexionar sobre estos diferentes roles y sobre cómo ha cambiado la situación en cien años.


Investiga sobre las 'flappers', conocidas como 'las hijas del jazz'.

En la obra aparecen personas que desempeñan sus oficios (modistas, serenos, botones, ascensorista...) y que representan el esfuerzo y el trabajo de cada día frente a los 'golpes de suerte'.

Tal vez pueda ser un buen momento para hablar de la fama que, como se señala en la obra, en muchas ocasiones "dura un soplo".

¿Conoces algún caso de personas que, tras haber alcanzado la gloria y la fama, ahora viven una vida de miseria?

¿Conoces la fábula de la hormiga y la cigarra?

En la propuesta de Álvaro Tato, Fortuna aparece como un personaje que, junto a su mayordomo, va articulando la acción del espectáculo.


En la mitología romana Fortuna era la diosa de la suerte -ya fuera buena o mala-, aunque tradicionalmente la hemos relacionado con la buena suerte.


Y tú, ¿cómo definirías la fortuna?

¿Crees que un golpe de suerte puede traer la desgracia a una persona?

¿Qué harías si te tocase 'el gordo' de la lotería? ¿Y si, una vez gastado todo el dinero, tuvieses que volver a vivir la vida que llevabas antes de tenerlo?

Durante la función, Filomena dice "la mayor lotería es la del trabajo", ¿tú qué opinas?

Durante la obra aparecen 'serenos', un 'organillo', 'bombines', tal vez sea el momento de recordar qué eran.

Dentro de su aparente ingenuidad, «El sobre verde» es una obra que permite gran cantidad de lecturas e interpretaciones.

Aquí aportamos algunos temas que pueden servir de punto de partida a distintas propuestas en el aula, ya sea antes o después de ver la representación.

A lo largo de la función aparecen gran cantidad de referencias a palabras y expresiones que tal vez desconozcas pero que, en su día, eran de uso frecuente.


¿Sabes lo que es ser un 'pícaro', un 'tirao', un 'cesante', un 'chispero', 'un chulapo postinero', un 'pamplina', un 'pollito bien', un 'barbián', un 'jayán'?

Y ¿qué significa 'armar un jollín', 'darse el postín', que me levante 'una tremolina'?

Si no lo sabes, es un buen momento para descubrirlo.

El optimismo que se generaliza en los años 20, los 'años locos' del pasado siglo, tiene su reflejo en las modas, en el jazz y en las faldas cortas que se podían ver en los clubs y cabarets de la época.

Es, también, la época en la que la 'ley seca' se impone en los Estados Unidos. El gobierno prohibió su consumo, fabricación y venta, lo que originó el mercado negro y las luchas por el poder entre bandas organizadas, los gánsteres y las mafias que podemos ver en tantas y tantas películas.


Esa 'ley seca' es la que justifica este ingenioso juego de palabras que se produce en el 2º acto de la obra, mientras Nic y Simeón están de celebración en Nueva York:


MIMÍ

Aquí al que bebe le cae una pena muy grande.


SIMEÓN

En España es al revés, que se bebe para quitar la pena.

Nic y Simeón quieren 'ver mundo' y, cuando llegan a Nueva York, quieren vivir, gozar, divertirse, bailar, beber... Parece que, tras años de miserias, vivir se resume en conseguir cosas que se pueden comprar con dinero (incluso a las personas, a través de generosas propinas).


¿Conoces esta letra de C Tangana?

«En la vida nos pensamos

que la gloria es el dinero,

pero nos equivocamos,

nuestra gente es lo primero»


Tal vez podríais hacer una lista de cosas importantes en vuestra vida que 'no se compran con dinero'.


Y no te pierdas el anuncio de Citroën que 'se cuela' en el espectáculo. Desde los años 20 del pasado siglo, la publicidad que nos incita a comprar (incluso un coche sin saber conducir) será una constante en nuestras vidas.

Teatro de la Zarzuela

Escenografía de Ricardo Sánchez Cuerda para «El sobre verde»

Broadway World (10/II)

EN LOS MEDIOS

Beckmesser (17/II)

Opera world (17/II)

Doce notas (17/II)

(17/II)

Beckmesser (19/II)

Madrid actual
(17/II)

La zarzuela, RNE
(22/II)

Bechmesser
(23/II)

Críticas

Madridiario (20/II)

Periodista digital(24/II)

El nuevo lunes (25/II)

Shangay (25/II)

Emociones líricas (27/II)

Opera world (28/II)

Teatro de la Zarzuela

«Todos somos hijos de la suerte y la fortuna,
el azar nos lleva sin cesar desde la cuna
y giramos en el bombo azuel de este planeta
que va dando vueltas como bola de ruleta.

Aunque hoy tengas un millón en tu cuenta corriente
al día siguiente duermes solo bajo un puente;
la vida es un juego que se gana y que se pierde
y que va de mano en mano igual que un sobre verde.»

Álvaro Tato

Teatro de la Zarzuela

Cecilia
Bercovich

Dirección musical y violín

Nacida en Madrid, Cecilia Bercovich es una versátil intérprete de violín, viola y viola d’amore.

Manteniendo un itinerario musical muy variado, ha actuado como concertino y líder de sección bajo la dirección de los maestros Pierre Boulez, Riccardo Chailly, Matthias Pintscher, Heinz Holliger y Krzysztof Penderecki en los festivales de Lucerna, Salzburgo y el Wagner Festpiele de Bayreuth.

+ info

Foto de Gustavo Queipo ©

volver

Cecilia Bercovich (más información)

La música de cámara y la improvisación ocupan gran parte de su trayectoria artística, en la que ha colaborado con Maria João Pires, Sabine Meyer, Cristina Montes o Lucy Shelton. Entusiasta de las ideas de nuestro tiempo, sus programas de concierto tienen un indudable sentido creativo e incluyen, con frecuencia, transcripciones propias y estrenos.

Formada siempre por Víctor Bercovich, se graduó con Matrícula de Honor en Musikene y ha sido alumna de Isaac Stern e Itzhak Perlman. Enérgicamente involucrada en numerosos proyectos educativos orquestales, Cecilia es además profesora del Conservatorio Superior de Música de Aragón y del Centro Superior Katarina Gurska de Madrid.

Integra el ensemble Meitar en Tel Aviv, siendo también artista asociada del Quantum de Tenerife y del Variances de París. Ha grabado en primicia numerosas obras de cámara y conciertos instrumentales para Deutsche Grammophon, Naxos e IBS entre otros sellos discográficos. Esta temporada colabora como concertino de la Orquesta Sinfónica de Navarra, es co-curadora del Festival Forward del Festival de Lucerna, con “El sobre verde” de Jacinto Guerrero, actúa por primera vez en el Teatro de la Zarzuela.

Nuria
Castejón

Dirección de escena y coreografía

Nacida en una familia de larga tradición teatral, Nuria Castejón realiza sus estudios de danza en la Escuela del Ballet Nacional de España (BNE), bajo la dirección de Antonio Gades.

Fueron sus maestros Aurora Pons, Juana Taft, María Magdalena, Bety, Martín Vargas, Ángel Pericet, Paco Fernández y Pedro Azorín, entre otros. En 1982 ingresa en el BNE y permanecerá cuatro años, bajo la dirección de Antonio Ruiz y de María de Ávila, bailando coreografías de José Granero, Mariemma, Rafael Aguilar, Luisillo, Alberto Lorca, etc. En 1986 forma parte de la Compañía de Antonio Gades y permanece otros cuatro años. Más tarde actuará con otras prestigiosas compañías de danza española, como la de José Antonio o los Ballets Españoles de José Antonio.

+ info

volver

Nuria Castejón (más información)

Inicia su carrera de coreógrafa de la mano de Emilio Sagi en el Teatro de la Zarzuela con el espectáculo de Tonadillas escénicas. Pronto, a este trabajo seguirán otros espectáculos en distintos escenarios (Théâtre Châtelet de París, Teatro Municipal de Río de Janeiro, Teatro São Carlos de Lisboa, Teatro Municipal de Santiago de Chile, Ópera de Roma, Ópera de Florida, Ópera de San Francisco, Ópera de Los Ángeles y Teatro Colón de Buenos Aires, entre otros).

Ha colaborado con los más reconocidos directores de escena y también ha participado con distintos trabajos coreográficos en películas como Volver de Pedro Almodóvar o Libertador de Alberto Arvelo, así como en la serie de televisión Still Star-Crossed, creada por Heather Mitchell. Ha coreografiado varias obras para la Compañía Nacional de Teatro Clásico, todas ellas dirigidas por Helena Pimienta. Bestiario, con texto de Josep Carner y música de Miquel Ortega, fue su primer ballet completo. Pero el Teatro de la Zarzuela es el recinto al que Nuria Castejón está vinculada desde su niñez, ya que aquí debutó con cinco años y en este escenario ha realizado las coreografías de numerosos títulos (2004: La mala sombra, El mal de amores, El asombro de Damasco; 2005: La parranda; 2008: La generala, La leyenda del beso; 2013: La reina mora, Alma de Dios; 2015: Lady, be good!, Luna de miel en El Cairo; 2017: Enseñanza libre, La gatita blanca, El cantor de México; 2018: ¡24 horas mintiendo!, Katiuska; 2019: Doña Francisquita; 2020: Cecilia Valdés, La del manojo de rosas; 2021: Luisa Fernanda y Benamor).

Nuria Castejón ha sido, además, la coreógrafa de «Amores en zarza», la propuesta del Proyecto Zarza de la Temporada 2020-2021.

Álvaro

Tato

Revisión del texto

Álvaro Tato (Madrid, 1978) es escritor, actor y dramaturgo, miembro fundador de la compañía Ron Lalá; sus espectáculos han realizado giras por veinte países con unánime éxito de crítica y público y docenas de premios y distinciones; entre otros el Premio Max Mejor Espectáculo Musical 2017 y Premio Max Mejor Empresa de Artes Escénicas 2013. Sus más reciente espectáculos son Crimen y telón (2017) y, en coproducción con la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Andanzas y entremeses de Juan Rana (2020; Finalista Premio Max 2021 Mejor Versión/Adaptación Teatral), Cervantina (2016; Finalista Premio Max Mejor Actor) y En un lugar del Quijote (2014).

+ info

Foto de David Ruiz ©

volver

Álvaro Tato (más información)

También es cofundador de la compañía Ay Teatro, que ha estrenado su obra Todas hieren y una mata (2019, dir. Yayo Cáceres). Es autor de diversas versiones para la Compañía Nacional de Teatro Clásico: El castigo sin venganza de Lope de Vega (2018; dir. Helena Pimenta), El banquete (varios autores, 2018, dir. Helena Pimenta y Catherine Marnas), La dama duende de Calderón de la Barca (2017, dir. Helena Pimenta), El perro del hortelano de Lope de Vega (2016; dir. Helena Pimenta) y El alcalde de Zalamea de Calderón de la Barca (2015; dir. Helena Pimenta; candidato al Premio Max 2015 Mejor Versión/Adaptación Teatral) y ha escrito espectáculos como Todas hieren y una mata (Ay Teatro, dir. Yayo Cáceres, 2019), Zarzuela en danza (Teatro de la Zarzuela, 2019; dirección y coreografía de Nuria Castejón), Ariadna. Al hilo del mito (2020; dirección y coreografía de Rafaela Carrasco), Nacida sombra (2017; dirección y coreografía de Rafaela Carrasco), Comedia multimedia (2016; dir. Yayo Cáceres), Ojos de agua (2014, con Charo López; dir. Yayo Cáceres) y El intérprete (2013, con Asier Etxeandía).

Ha publicado las obras teatrales Todas hieren y una mata (2019), Andanzas y entremeses de Juan Rana (2020), Siete otras vidas (2018) y Crimen y telón (2017), entre otras, y los libros de poesía Año luz (2021), Vuelavoz (2017), Zarazas. Coplas flamencas reunidas (2015), Gira (Premio Internacional de Poesía Miguel Hernández 2011) y Cara máscara (Premio Hiperión de Poesía 2007), entre otros. Ha dirigido el volumen ¡Linda burla! La risa en el teatro clásico (Cuadernos de Teatro Clásico, CNTC, 2018).

Es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid y ha estudiado Dirección de Escena en la RESAD; también estudia percusión flamenca y oriental. Nombrado Alumno Ilustre del IES Ramiro de Maeztu (Madrid).

Imparte cursos y talleres de Dramaturgia y Verso en el Máster en Creación Teatral (dir. Juan Mayorga) de la Universidad Carlos III de Madrid, entre otros centros educativos.

Ricardo
Sánchez Cuerda

Escenografía

Es arquitecto por la Universidad Politécnica de Madrid. Ha desarrollado una amplia carrera en el ámbito de la escenografía para ópera, zarzuela, musicales y teatro. Ha trabajado para teatros españoles y extranjeros: El pintor con dirección de Boadella en los Teatros del Canal, Der Kaiser von Atlantis con Tambascio en el Real, Don Carlo con Boadella en El Escorial, Brundibár con Gómez en el Real, La bohème con Romero en la Ópera de Dinamarca, Andrea Chénier con Romero en Perelada, Idomeneo con Lavelli en el Colón de Buenos Aires, Rienzi con Lavelli en el Capitolio de Toulouse, Amadeu con Boadella en los Teatros del Canal, Lo schiavo con Martorell en el Amazonas de Manaos, Les mamelles de Tirésias con Sagi en el Arriaga, La Partenope con Tambascio en el San Carlos de Nápoles, Rigoletto con Sagi en el Euskalduna y Dulcinea con Tambascio en el Real.

+ info

Foto de José Carlos Nievas ©

volver

Ricardo Sánchez Cuerda (más información)

Ha diseñado las escenografías de Billy Elliot y Más de 100 mentiras con Serrano, Cabaret, Sunset Boulevard y Sonrisas y lágrimas con Azpilicueta y Hoy no me puedo levantar con Ottone.

En teatro cabe destacar trabajos como Divinas palabras con Vera, Frankenstein con Tambascio, Antígona con García Lozano, El avaro con Lavelli, Casa de muñecas con Ochandiano, Splendid’s con Plaza y Buena gente con Serrano.

En La Zarzuela ha participado en La guerra de los Gigantes y El mayor imposible en amor, le vence Amor con Tambascio, La reina mora y Alma de Dios con Castejón, La parranda con Sagi, Tres sombreros de copa con Arellano, así como La del Soto del Parral y Agua, azucarillos y aguardiente (Proyecto Zarza) con Ochandiano.

Gabriela

Salaverri

Vestuario

Gabriela Salaverri estudia diseño de moda en la Escuela Superior de Diseño y Moda de Madrid. Ha creado recientemente el vestuario para Le nozze di Figaro en la Ópera Real de Valonia en Lieja, el programa doble de L’ heure espagnole y Le mamelles de Tirésiasen el Teatro Campoamor de Oviedo, La bohème en la Ópera Nacional Danesa en Copenhague (Dinamarca), Brundibár en el Teatro Real, LuisaFernanda en la Staatstheater en Nordhausen (Alemania) y El sombrero de tres picos para la Ópera de Kiev (Ucrania). También ha realizado el vestuario para musicales como El hombre de La Mancha, MyFair Lady, Sonrisas y lágrimas y Golfus de Roma.

+ info

Foto de Pedro Martín ©

volver

Gabriela Salaverr (más información)

Entre sus últimos trabajos para teatro destacan para el Teatro Nacional de Cataluña: Justicia, dirigida por Josep Mª Mestres; Centro Dramático Nacional: Naufragios de Álvar Núñez, por Magüi Mira; MadreCoraje y sus hijos, por Ernesto Caballero; Los otros Gondra o Los Gondra por Mestres; Compañía Nacional de Teatro Clásico: La dama duende y El castigo sin venganza, por Helena Pimenta; y el Teatro Español: El loco de los balcones, por Gustavo Tambascio.

Ha recibido el Premio Adriá Gual de 2017 y 2019 por Los Gondra y Los otros Gondra. Para el cine ha firmado el vestuario de Savage Grace, dirigida por Tom Kalin y protagonizada por Julianne Moore y Eddie Redmayne. Sus últimos trabajos para el Teatro de la Zarzuela han sido Iphigenia en Tracia (2016), dirigida por Pablo Viar; El dúo de «La Africana» (2018), por Susana Gómez, y Agua, azucarillos y aguardiente (2020), por Amelia Ochandiano: los dos últimos para el Proyecto Zarza.

Juanjo

Llorens

Iluminación

Juanjo Llorens es uno de los diseñadores de iluminación más reconocidos en el mundo de las artes escénicas del territorio nacional.
Miembro fundador de la Academia de la Artes Escénicas de España (AAEE) y miembro de la Asociación de Autores de Iluminación (AAI), nace en Alicante, ciudad mediterránea, y se traslada a Madrid en enero de 1992 donde comienza a trabajar en la dirección técnica de La Compañía Nacional de Teatro Clásico.
Juanjo Llorens es un iluminador versátil, que indaga en las posibilidades que la luz puede ofrecer a las distintas artes escénicas: teatro, musicales, danza, circo, audiovisuales... Sus luces, comprometidas con la profesión, iluminan tanto los espectáculos más premiados como aquellos que se estrenan en circuitos minoritarios.

+ info

Foto de David Ruano ©

volver

Juanjo Llorens (más información)

Director técnico y docente, además de iluminador, sus obras han sido galardonadas con algunos de los premios más prestigiosos:

  • Pemio Avetid 2020, por su trayectoria y por elevar la iluminación a uno de los grandes exponentes en el proceso de la creación artística.
  • Premio Max en 2019, por El curioso incidente del perro a medianoche.
  • Premio ADE 2018, por Los Gondra.
  • Premio Artes Escénicas Valencianas 2018, por .
  • Premio Teatro Musical 2018, por La Familia Addams.
  • Premio Teatro Musical 2016, por Cabaret.
  • Premio Teatro Musical 2015, por Excítame: El crimen de Leopold y Loeb.
  • Premio BroadwayWorld Spain 2015, por Excítame. El crimen de Leopold y Loeb.
  • Premio BroadwayWorld Spain 2014, por Aladín, un Musical Genial.
  • Premio Max en 2013, por De ratones y hombres.
  • Premio Max en 2011, por La función por hacer.
  • Premio Jara 2011 del Teatro Profesional Extremeño, por Torero.
  • Premio de las Artes escénicas Valencianas 2007, por El cuarto paso.