Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

30 de enero

Día Escolar de la No Violencia y la Paz

La historia Orizuru

Las grullas se consideran un símbolo de paz y desde hace mucho tiempo se cree que dan buena suerte. La tradición se remonta a la era Heian (un periodo de aproximadamente 400 años, cuando la capital de Japón se estableció en Kyoto). A lo largo de los años, la gente fabricó grullas con papel doblado que regalaban como símbolo de buena suerte.

Petición de las

Mil Grullas

¡Ahora es tu turno!

¿Sabes quién es Sadako Sasaki?

Orizuru como un símbolo de paz

Esta historia real llevó a la construcción del "Monumento por la Paz Infantil" en el Parque de la Paz de Hiroshima. En su base se puede leer: "Este es nuestro llanto. Esta es nuestra oración. Paz en el mundo".

Además, Sadako escribió estas palabras en su diario:


"Escribiré la paz en tus alas y tú volarás por todo el mundo"


Cada año, niños y niñas de todos los países del mundo, fabrican grullas de papel y las envían a Hiroshima donde son colocadas alrededor de la estatua. La historia de Sadako, se conoce ya en todos los continentes y las grullas orizuru se han convertido en un símbolo de paz.

Trágico final

I.E.S. JUAN PÉREZ CREUS

Desafortunadamente, tras haber fabricado 644 grullas, Sadako murió. Su historia tuvo tal impacto en sus amigos y compañeros del colegio que decidieron terminar la tarea que ella había comenzado y completaron el total de las grullas. Además, recaudaron suficiente dinero para construir una estatua en honor de Sadako y todos los demás niños y niñas afectados por los efectos de la bomba nuclear.


Hoy en día, en el Parque de la Paz de Hiroshima, hay una estatua de Sadako sobre un pedestal de granito sosteniendo una grulla dorada en sus brazos abiertos.

Tradicionalmente, se ha creído que quien fabrique 1000 grullas origami cranes, podrá pedir un deseo que se hará realidad. Cuando Sadako estaba en el hospital, le regalaron una grulla u "orizuru" y decidió comenzar a doblar papel y fabricar más grullas por ella misma con cualquier trozo de papel que fuera capaz de encontrar. Cuando el papel era tan pequeño que le resultaba imposible manejarlo con sus manos, utilizaba una aguja para poder manipularlo.Una tras otra, ella doblaba grullas orizuru con el deseo de sobrevivir, creyendo firmemente que cuando doblase las mil grullas, ella estaría totalmente recuperada de su enfermedad.



En 1945 se lanzó la primera bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. Mucha gente enfermó con leucemia y otros tipos de cáncer algunos años más tarde, como fue el caso de la niña Sadako Sasaki. Sadako no sufrió ninguna herida aparente por la bomba, sin embargo, diez años más tarde, ella comenzó a sentirse mal y fue diagnosticada de leucemia. Esta enfermedad, comenzó a llamarse "la enfermedad de la bomba atómica" debido a la cantidad de personas que la sufrieron. Sadako fue hospitalizada en 1955 y fue entonces cuando comenzó a fabricar grullas de papel.




Existe una leyenda japonesa que cuenta que al fabricar 1000 grullas con papel doblado, se complace a los dioses y tal labor se ve recompensada con la realización de un deseo. Sadako deseó recuperarse de su enfermedad.