Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

Guía práctica
para escribir un
ensayo académico

Índice

Características

Qué es un ensayo

01

02

03

04

05

Estructura

Modelos
de ensayo según su composición

Cómo citar
las fuentes bibliográficas

*

Referencias bibliográficas

En el contexto académico, un ensayo es un texto argumentativo en el que se expone y se defiende un punto de vista (una postura) sobre un tema, a través de razonamientos
y evidencias
. Para este fin, es fundamental, desde el principio, plantear claramente una tesis y justificarla mediante argumentos, ejemplos y referencias extraídas de fuentes confiables (Anguiano López et al. 2014: 27).


Aunque en un ensayo el peso de la postura personal puede variar, este tipo de género textual es el resultado de un proceso personal que implica, en todos los casos, investigar, diseñar, ejecutar y revisar el texto (Ramírez Osorio y López Gil 2018: 113).

01

02

Características

Qué es

un ensayo

03

Estructura

04

Modelos
de ensayo

05

Cómo citar
las fuentes

01

Qué es

Índice

Referencias bibliográficas

Si bien las características del ensayo varían en función del propósito del autor, del tono (crítico, literario, didáctico, etc.) y de la disciplina (área de conocimiento), en líneas generales podría decirse que este tipo de texto:

02

Características

02

Características

Trata un tema específico discutible

Tiene una intención persuasiva

03

Toma como
punto de partida una tesis

05

Cómo citar
las fuentes

Estructura

Busca despertar
el interés y la reflexión del lector

04

Modelos
de ensayo

Índice

01

Qué es

Referencias bibliográficas

Todas estas características están ampliamente relacionadas entre sí; por ejemplo, para persuadir al receptor es necesario escoger un tema debatido que despierte interés y, en consecuencia, establecer una tesis que luego pueda ser defendida por medio de argumentos de distinto tipo.

Es decir, sobre el que no se considera que haya una única versión correcta o verdadera, sino que cabe tomar diversas perspectivas/posturas sobre él.

Una tesis que se debe enunciar de manera clara desde el principio (preferiblemente en la introducción del texto).

Pretende convencer a través de los argumentos que ofrece.

03

Estructura

02

Características

03

Estructura

04

Modelos
de ensayo

05

Cómo citar
las fuentes

3.2

Desarrollo

3.1

Introducción

3.3

Conclusión

Índice

El ensayo suele estar compuesto por tres grandes bloques (introducción, desarrollo y conclusión) que se corresponden con las partes descritas en la retórica clásica (inventio, dispositio y elocutio, respectivamente). Cada sección cumple una función específica en cuanto a la organización de la información y, por tanto, debe incluir determinados elementos.

Referencias bibliográficas

01

Qué es

En la introducción se presenta el tema que se va a tratar, el contexto en el que se inscribe, la tesis y cómo se organizará el ensayo. Todo esto deberá orientarse hacia un mismo propósito: enganchar al lector.

Aunque se trata de la primera parte del texto para el lector, se suele escribir al final, es decir, una vez que se ha redactado el desarrollo.

Introducción

02

Características

03

Estructura

04

Modelos
de ensayo

05

Cómo citar
las fuentes

Índice

3.3

3.1

La tesis

3.2

01

Qué es

La tesis

La tesis refleja la posición del autor del ensayo respecto al tema sobre el que escribe. Es el punto más importante en este tipo de texto.

Una buena tesis debe ser discutible, es decir, debe generar debate y sustentarse con argumentos. Debe ser, igualmente, definible y lo más clara y específica posible.

Desde un punto de vista lingüístico, la tesis es un enunciado declarativo, es decir, una oración (o varias) que afirma o niega algo.

Una tesis no puede ser una pregunta, una lista, una oración vaga, combativa o de mera confrontación. Una tesis tampoco es un tema. El tema o tópico de un texto es el asunto sobre el que se discute; es una frase o un hecho. La tesis sería lo que se dice del tema, es decir, la proposición discutible que el escritor intenta probar en su escrito (Rodburg 1999).


La tesis


Por ejemplo, si se quiere escribir un ensayo sobre los impuestos, el tema y la tesis podrían ser, respectivamente, los siguientes:

  • Los impuestos y la financiación de los servicios públicos (TEMA).
  • Pagar impuestos es indispensable para el adecuado funcionamiento de los bienes y servicios públicos, ya que garantiza un fondo común que financia los costes dirigidos a satisfacer necesidades colectivas de la población (sanitarias, educativas, culturales, de seguridad y defensa, pago de pensiones, entre muchas otras) que no se pueden cubrir de manera individualizada (TESIS 1).
  • Pagar impuestos disminuye considerablemente los ingresos de los trabajadores. La cantidad de dinero que el ciudadano debe aportar de forma directa, además del encarecimiento de los bienes de consumo por impuestos indirectos, dificulta que pueda elegir libremente en qué gastar todo su salario y, por tanto, cómo cubrir sus necesidades básicas individuales (alimentos, vestido y vivienda) (TESIS 2).

Generalmente, cuando se trata de un ensayo breve, la tesis suele ir al final de la introducción. En estos casos, el esquema de formulación del texto es deductivo, es decir, va de lo general a lo particular.

En el caso de un ensayo más extenso (y de un escritor más experimentado), puede optarse por el esquema inductivo, en el que la introducción solamente incluye el planteamiento del tema y la tesis se formula en la conclusión (Anguiano López et al. 2014: 29).

Desarrollo

02

Características

03

Estructura

04

Modelos
de ensayo

05

El segundo bloque del ensayo corresponde al desarrollo o argumentación. En esta parte del texto los párrafos se orientan a demostrar la validez de la postura del autor (la tesis) que ya ha sido enunciada en la introducción.

Es recomendable que cada párrafo empleado para sustentar la tesis se concentre en un solo argumento que la respalde (Anguiano López et al. 2014: 30).

Cómo citar
las fuentes

3.1

3.2

3.3

Índice

El argumento

01

Qué es

El argumento

Los argumentos son aquellos enunciados que apoyan la tesis planteada por el autor del texto.

Un argumento no puede ser una frase o un tema. En cuanto a la forma gramatical, se trata, al menos, de una oración completa con sujeto y predicado. En lo que respecta al contenido, un argumento no es un juicio, una apreciación, un pensamiento o una creencia. Tampoco es una opinión sin fundamento (cf. Centro de Escritura Javeriano 2020).


Los argumentos empleados en un texto pueden ir desde la demostración científica (datos irrefutables) hasta la lógica de la experiencia. Algunos de los procedimientos discursivos que pueden funcionar como argumentos a favor de la tesis son los siguientes (Llamas Saíz et al. 2012: 146-155):

Además de emplear procedimientos a favor de la tesis (argumentos), el autor puede cuestionar o refutar las objeciones que pudieran surgir a propósito de esta, a través de estrategias que la matizan (reserva) o buscan la anulación de los argumentos contrarios (contraargumentación también llamada, tradicionalmente, refutatio) (Llamas Saíz et al. 2012: 152-154):



Conclusión

02

Características

03

Estructura

04

Modelos
de ensayo

La última parte del ensayo es la conclusión.

La función de esta sección es sintetizar los principales argumentos presentados en el cuerpo del texto en relación con la tesis; y, también, enfatizar sus implicaciones.
La conclusión constituye el cierre argumentativo del escrito. Suele organizarse de lo particular a lo general y busca generar una reflexión en le lector. También puede incluir una invitación a la acción (Ramírez Osorio y López Gil 2018: 115).

05

Cómo citar
las fuentes

3.3

3.1

3.2

Índice

01

Qué es

04

Modelos de ensayo

según su composición

02

Características

03

Estructura

04

Modelos
de ensayo

05

Cómo citar
las fuentes

4.2

Estructura de problema/solución

4.1

Estructura de lo general a lo particular

Índice

Además de la estructura básica del ensayo en tres grandes bloques, el autor debe planificar
qué tipo de composición seguirá el texto en cuanto a la organización lógica de la información. Algunos de los modelos de ensayo que puede emplear son los siguientes:

Referencias bibliográficas

01

Qué es

En este modelo, también denominado de “generalización” o “clasificación”, se presenta la información más general primero y después la más específica (esquema deductivo) (Anguiano López et al. 2014: 65).

Estructura
de lo general
a lo particular

02

Características

03

Estructura

04

Modelos
de ensayo

05

Cómo citar
las fuentes

4.2

4.1

Índice

Modelo 1

01

Qué es

Modelo 1

Un modo de estructurar un ensayo breve de este tipo es seguir el principio de 1+3+1, es decir, en una extensión de cinco párrafos, 1 sería de introducción, 3 del cuerpo (o argumentación) y 1 para la conclusión.


Cuando un ensayo deba ser extenso, de más de cinco párrafos, este principio lleva a aumentar las dimensiones de las partes proporcionalmente, aunque no necesariamente de una manera exacta; por ejemplo, un buen ensayo podría tener unas proporciones de 3 + 15 + 2.

Aunque el contenido de cada parte variará según la estrategia argumentativa, el escritor puede guiarse por el siguiente esquema (Sánchez-Ostiz 2015):



1. INTRODUCCIÓN

a. Pasar de lo general a lo particular

b. Formular claramente la tesis y la conversación en la que se inscribe

c. Trazar un mapa-sumario de todo el ensayo y sus partes

d. Destacar la importancia del argumento

2. DESARROLLO

a. Narración y división: contexto y formulación de la cuestión

b. Exposición de los argumentos propios

c. Refutación de los argumentos contrarios

d. Resultado

3. CONCLUSIÓN

a. Síntesis de los argumentos y de la tesis

b. Paso de lo particular a lo general

Como su nombre indica, este patrón de organización divide la información en dos grandes bloques o secciones:
i) exposición del problema
ii) solución.

Estructura
de problema / solución

02

Características

03

Estructura

04

Modelos
de ensayo

05

Cómo citar
las fuentes

4.2

4.1

Índice

Modelo 2

01

Qué es

Modelo 2

En la primera sección, se expone el problema o el antecedente de manera concreta. Para ello, el escritor debe identificar los diferentes aspectos de la temática que se discute y ofrecer evidencias sobre el asunto. En este caso, se parte del supuesto de que existe una cuestión controvertida o problemática a la que se ha de dar respuesta. Ello implica que hay que formular la cuestión al principio, de modo que el lector tenga una idea clara sobre el tema, pero también con el fin de que ese tema cohesione y articule cada sección y subargumento del ensayo.


En la segunda sección o bloque, destinado a la solución o consecuente, se presenta la solución al problema o las implicaciones del antecedente.


La finalidad de este segundo apartado es identificar una medida potencial (y apoyar su efectividad sobre otras posibilidades) o inferir los alcances de la temática sobre la base del antecedente (Anguiano López et al. 2014: 72).


El ensayo basado en la lógica problema/solución también puede estructurarse según el esquema de 1+[1+1+1]+1 párrafos, aunque en este caso corresponderán, respectivamente, a introducción [tesis, antítesis, síntesis] (comparación entre X e Y o entre X en este texto/personaje y en este otro) y conclusión.

La introducción y la conclusión son de vital importancia, pues establecen el contexto y la importancia de la cuestión y la conectan con la discusión más general.


Un esquema posible para este tipo de composición lógica de problema/solución sería el siguiente (Sánchez-Ostiz 2015):


1. INTRODUCCIÓN

a. Situar el tema en el marco general de discusión o de la asignatura. Elegir y centrar bien el tema es crucial.

b. Enunciar el punto de vista que el autor del ensayo va a usar: la problemática.

c. Adelantar el esquema del argumento; por ejemplo: “diré a, luego b, concluiré c y extraeré las conclusiones pertinentes; todo lo cual nos ayudará comprender mejor, a advertir la importancia de Z”.



2. DESARROLLO

a. Formular el problema.

b. Ofrecer la solución.

c. Explicitar la tesis / respuesta / resultado (al final).

En a. y b. es indispensable el empleo de argumentos y contraargumentos.


3. CONCLUSIÓN

a. Volver a nombrar el argumento: “Así pues…”.

b. Enunciar las limitaciones del propio ensayo: cuestiones que no se han tratado, puntos débiles, otros temas relacionados, etc.

c. Conectar lo particular con lo general.

05

02

Características

03

Estructura

04

Modelos
de ensayo

05

Cómo citar
las fuentes

Las citas que se emplean en la elaboración de cualquier texto académico pueden ser directas (o textuales) e indirectas (o parafrásticas). La forma de citar lo que han señalado otros autores, tanto en el cuerpo del ensayo como al final (referencias bibliográficas), variará en función del estilo que se escoja (APA, Chicago, Vancouver, etc.). En todo caso, se debe ser consistente con el estilo bibliográfico seleccionado y no combinar distintos tipos en un mismo escrito.

Es indispensable que todas aquellas ideas que no sean del alumno se citen explícitamente en el texto; de lo contrario, el autor incurriría en un problema de honestidad intelectual:

¿Cómo citar las fuentes bibliográficas en un ensayo?

CHICAGO

Índice

TIPOS DE CITAS

el plagio.

Referencias bibliográficas

01

Qué es

El estilo de citas que se recoge en el Manual de estilo Chicago (University of Chicago Press 2017) comprende indicaciones para referenciar todo tipo de documentos de dos modos diferentes (Universidad de Navarra 2021):


1. Autor-fecha
La cita se incluye en el cuerpo del texto y especifica, entre paréntesis, el autor y la fecha de la fuente utilizada; también el número de página (si aplica). Por ejemplo: (Spang 2009) o (Spang 2009, 48).


2. Notas al pie
En este caso, se incluye un subíndice en el párrafo y la información de la fuente utilizada en una nota al pie de página. Por ejemplo:


En ambos casos, el material citado en el cuerpo del texto debe estar reflejado de forma detallada en la lista de referencias bibliográficas que se ofrece al final del ensayo. Esta lista debe seguir, igualmente, el mismo formato que se usó a lo largo del texto; en este caso, Chicago. Por ejemplo:


La estructura de la referencia variará según se trate de un libro, un capítulo de libro, un artículo de revista, etc.: https://biblioguias.unav.edu/citasyplagio/chicago


En el caso de autores antiguos y fuentes primarias clásicas como las que se utilizan en las asignaturas de Grandes Libros del Core Curriculum, la cita debe contar con el nombre del autor, el título de la obra en cursiva, el capítulo (normalmente en números romanos) y, si se sabe, el párrafo o verso en el que se encuentra separado por comas o puntos. En la medida de lo posible, hay que evitar (y es un error bastante habitual) hacer referencia al número de las páginas o al año de la traducción moderna que se está utilizando. Por ejemplo, para citar los versos del episodio de las sirenas en el canto duodécimo de la Odisea de Homero, el formato sería el siguiente:


Homero, Odisea XII.165-200


En el caso del mito de la caverna de Platón que se desarrolla entre los párrafos 514e-518e del libro octavo de la República:


Platón, República VIII. 514e-518e


Solo en el caso de que no se pueda citar de este modo, se indicará el número de página de la traducción moderna que se esté manejando.


En la parte final dedicada a la bibliografía se puede especificar, a título informativo, la edición empleada, indicando el traductor, lugar, editorial y año de publicación:


Homero, Odisea. Tr. José Manuel Pabón (Madrid: Gredos, 1982).

Platón, La República. Tr. José Manuel Pabón y Manuel Fernández-Galiano (Madrid: Alianza Editorial, 2013).



  • Cita directa. Se transcribe literalmente un fragmento tal como aparece en la obra de procedencia. Si la cita es breve (con menos de 40 palabras), se inserta directamente en el texto, entre comillas inglesas (“ ”) y sin cursiva. Si es una cita extensa (con más de 40 palabras), debe ponerse en un párrafo aparte, con sangría y letra más pequeña a la del cuerpo del trabajo.


Ejemplo de cita directa breve:

(Gallucci, 2018, p. 61)


Ejemplo de cita directa extensa:

(Sedano y Guirado, 2009, p.71)


  • Cita indirecta. Se expresan ideas de otro autor utilizando palabras similares, es decir, parafraseando. Estas citas no se ponen en cursiva ni se entrecomillan, pero sí deben especificar la fuente de la que proceden. La cita indirecta se inserta directamente en el texto modificando el contenido original y adaptándolo a nuestro propio estilo.



Ejemplo de cita indirecta:

(San Martín y Guerrero 2016, p.19)


Tomado de: Centro de Escritura. (2021). Guía práctica para escribir un trabajo académico. Universidad de Navarra. https://view.genial.ly/601004454e7f380d05057ecc.

Créditos

Referencias bibliográficas

María José Gallucci, Álvaro Sánchez-Ostiz y Aitor Blanco Pérez

Cómo citar este recurso

Centro de Escritura. (2021). Guía práctica para escribir un ensayo académico. Universidad de Navarra. Recuperado de la presentación https://view.genial.ly/61bf0c25e6cbe90e3841f4c7/presentation-guia-practica-para-escribir-un-ensayo-academico-v3

Recurso bajo licencia Creative Commons, atribución no comercial.

· Anguiano López, M; Huerta Rodríguez, J., Ibarra Sepúlveda, J. y K. Almazán Olachea. (2014). Manual básico para la escritura de ensayos. Estudios y propuestas de lenguaje y educación. Fundación SM y Consejo Puebla de Lectura.


· Centro de Escritura Javierano. (2000). Plan jerarquizado de ensayo. https://cutt.ly/9Qe6puH


· Llamas Saíz, C.; Martínez Pasamar, C. y C. Tabernero Sala. (2012). La comunicación académica y profesional. Usos, técnicas y estilo. Aranzadi.


· Ramírez Osorio, L. y K. López-Gil. (2018). Orientar la escritura a través del currículo en la universidad. Sello Editorial Javierano.


· Rodburg, M. (1999). Developing A Thesis. Harvard College Writing Center. https://writingcenter.fas.harvard.edu/pages/developing-thesis


· Sánchez-Ostiz, Á. (2015). Modelo de estructura para un ensayo. Taller de técnicas para asignaturas del Core Curriculum - Itinerario Interfacultativo dictado el 5 de febrero de 2015.


· Universidad de Navarra. (2021, 26 de julio). Citas y plagio: Chicago. https://biblioguias.unav.edu/citasyplagio/chicago


· University of Chicago Press. (2017). The Chicago Manual of Style. 17ª edición. University of Chicago Press.