Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

Una historia para pensar y aprender.

La respuesta correcta

En cierta ocasión un sabio dijo a sus aprendices que quería hacerles una prueba.Cada uno de ellos estaba muy nervioso porque quería que su maestro le considerara el mejor.El sabio les dio un papel a cada uno con la misma pregunta:

Todos ellos empezaron a calcular pensando si alguna vez el sabio había hablado de cuántas vacas tenían, o en que pueblo era, para discurrir cómo son por esa zona los prados...Después de pensar largo rato, todos fueron pasando por donde estaba el sabio y le entregaron sus respuestas.Confiaban en haber acertado.-A ver si tuve suerte - pensaba cada uno de ellos.

La pregunta era: ¿Cuántos metros mide el prado de mis abuelos?"

Al cabo de un rato el sabio vino y les dijo:-Ninguno ha dado larespuesta correcta.-Ooohhh... ¿Y cuál era la respuesta correcta? -dijeron.

La respuesta correcta era:NO LO SÉ

Y les explicó:-Ninguno de vosotros tenía por qué saber ese dato. Lo más honrado y honesto era decir que no lo sabíais.En eso se distingue un sabio de otro tipo de gente presumida. El verdadero sabio reconoce lo que sabe sin presumiry lo que no conoce, con humildad.

Nos pasamos el día queriendo ganar, queremos ser los primeros y los que más saben.Está bien...

Esto pasa mucho...

Pero cuando toca perder, o no ser los protagonistas, o no tener razón, o no saber...Hay que reconocerlo. Las cosas son como son...

Ni tu profe lo sabe todo, ni el grupo de personas que hicieron los libros lo sabe todo, ni tú lo sabes todo. No competimos a ver quién sabe más.Ni todo lo que aparece en Google es cierto. (Así que Google tampoco "lo sabe todo").

Todos necesitamos reconocer lo que no sabemos.

Todos necesitamos seguir aprendiendo

Querido Dios:Gracias por todas las oportunidades de aprender.Que no andemos más preocupados de presumir o competir que de aprender.