Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

Como es viernes, una historia.

Si me cayera al agua...

Hay que tener cuidado para no caernos - dijo uno de ellos - Porque el que se cae a un río se ahoga.

Dos amigos estaban sentados a la orilla de un gran río.

- Pero yo no sé nadar - insistió de nuevo el primero. - Si me caigo me ahogo.

El agua es muy peligrososa.

No es verdad - dijo el otro. - El que se cae a un río se moja.

El agua no es peligrosa.

Lo que es peligroso es que no aprendas a nadar - le dijo su amigo.

A veces tenemos dificultades que nos dan miedo o que nos parecen
DEMASIADO DIFÍCILES PARA NOSOTROS

Las dificultades no son el principal problema.
La clave está en aprender a superarlas.

* Habrá días que te lo pases muy bien con juegos.
* Pero habrá días que tragues agua y te piquen los ojos. Otros días te sentirás cansado...
* Además, para saber nadar bien, bien, tienes que seguir aprendiendo durante bastante tiempo. Hay que insistir. No se aprende todo el primer día.

Si aprendes a nadar

* Aunque al principio tengas dudas y no sepas flotar bien, tienes que confiar en que lo vas a conseguir y esforzarte lo necesario.

* Tener ganas de resolver el problema.

* Confiar en tu capacidad.
* Practicar y entrenar con la ayuda de tus padres, compañeros, profesores o monitores.

Si aprendes a nadar, o si aprendes cualquier otra cosa, lo mejor es:

Querido Dios:

Ayúdanos a no tener miedo a las dificultades.
A no enfadarnos o desesperarnos cuando no sabemos hacer algo.
Ayúdanos a confiar y a insistir para aprender a solucionarlas.