Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

LENGUA Y LITERATURA CASTELLANA

9º GRADO

El viaje en tren de Mark Twain

En uno de sus viajes en tren por Estados Unidos, Mark Twain se topó con el revisor y no dio con el billete. Tras una larga espera, con el escritor rebuscando por todos sus bolsillos, el hombre le dijo: –Ya sé que usted es el autor de Tom Sawyer, así que no se moleste, estoy seguro de que ha extraviado el billete. Pero Twain seguía buscando y el revisor insistiendo en que no hacía falta, hasta que le confesó: –Es que, si no lo encuentro, no sé dónde debo bajarme

Elemental, Arthur

Arthur Conan Doyle, el célebre creador del personaje de Sherlock Holmes, viajó
en una ocasión a Suiza. Al llegar a Zúrich se subió a un taxi, y una vez que llegó a su
destino el taxista le comentó que no le cobraría, pero que por favor le dedicara un
libro. Conan Doyle, sorprendido, le preguntó al taxista que cómo sabía que era
escritor, a lo que el taxista le respondió: “Eso es muy fácil. Está usted en Zúrich, pero sus zapatos están cubiertos de un polvo que no es de Zúrich. Por el diseño de los zapatos, veo que son ingleses. Luego, es polvo inglés. Tiene una mancha de tinta en los dedos, luego, es usted escritor y escritor británico”. Alucinado, Conan Doyle le respondió: “Es usted más listo que Sherlock Holmes”. A esto el taxista le contestó: “Sí, señor, además en sus maletas está escrito claramente Arthur Conan Doyle”

Realizo la comparación del uso de los tiempos verbales en distintas anécdotas: En esta actividad distingo cómo los autores de los textos organizan las acciones del relato a partir del uso de los tiempos verbales.

Contar en presente La categoría de tiempo le permite al narrador ubicar los hechos narrados en relación al momento en que los cuenta. En algunos textos, el presente es el tiempo que organiza la temporalidad del relato, es decir que a partir del presente se establecen relaciones de simultaneidad, anterioridad y posterioridad entre los sucesos. Así, cuando los hechos se desarrollan en forma simultánea al momento en que se los cuenta, se usa el presente. Si los hechos sucedieron antes de que se los cuente, se refiere a ellos en pretérito. Si se narran hechos que sucederán después del momento en que se cuenta, se utiliza el futuro. Por ejemplo: “Una vez cada tantos meses, extraño viajar. Lo extraño mucho, como se extraña no a la mujer, sino al perfume que usó la noche más feliz con ella. Voy a volver a hacerlo muy pronto”. También es posible que el narrador cuente en presente hechos que sucedieron en el pasado. A veces, se hace este uso “especial” del presente en las narraciones históricas o en las crónicas periodísticas. El uso de este tiempo verbal para referirse a sucesos pasados puede producir un efecto de realismo, pues genera la ilusión de que el narrador acerca hechos que ya sucedieron como si se desarrollaran ante los ojos del lector. Por ejemplo: “Corre el año 1993 y viajo des- de San Petersburgo, Rusia, hacia Polonia. Un tren con demora es la causa de un encuentro inesperado”.


Contar en pasado En algunas narraciones, el tiempo que organiza la temporalidad del relato es el pasado, es decir que a partir de este se establecen relaciones de anterioridad y posterioridad entre los hechos narrados. Esta forma de contar es la más común en las anécdotas y relatos de viajes. Los tiempos verbales que funcionan como eje de la narración son el pretérito perfecto simple y el pretérito imperfecto; para señalar los acontecimientos anteriores se utiliza el pretérito pluscuamperfecto. Por ejemplo: “La lista la ayudaba a lidiar con su cabeza, pero para el estado deplorable de su cuerpo no había encontrado ninguna solución”. Los hechos futuros se expresan con el tiempo condicional, por ejemplo: “Era cerca del mediodía y la mujer y el chico pronto pasarían por la puerta”. El condicional señala acciones que comienzan en el pasado y se prolongan hasta el futuro. Contar en pasado suele generar el efecto de que los hechos narrados están clausurados, cerrados, ya no se encuentran en debate en el presente. En la lectura y escritura de narraciones es importante identificar cuál es el tiempo (presente o pasado) que va a funcionar como eje temporal del relato y cómo se usan los otros tiempos verbales relacionados con ese eje. La relación entre los tiempos verbales en las narraciones se llama “correlación verbal”. Como se expuso, puede identificarse una correlación verbal con eje en el presente y una correlación verbal con eje en el pasado