Want to make creations as awesome as this one?

No description

More creations to inspire you

Transcript

Tiempo de conversión y esperanza

SOMOS GONZAGA

2021

Anuario

Año V

Índice

Encuentros de formación y acompañamiento

El bienestar de la familia Gonzaga

Conectados

Resilientes

Nuestras Fiestas Patronales

Editorial

Testimonios de resiliencia

Virtualización de experiencias juveniles

Esperanzados

Año Ignaciano

Una mirada hacia donde vamos

Preparados para un reencuentro

Escuela ecológica Gonzaga

Lorem Ipsum

Dolor sit amet

Editorial

Ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh.

Han pasado ya quince meses desde que la pandemia del COVID-19 llegó a nuestro país y, desde entonces, nuestras vidas se han visto afectadas de múltiples maneras; al día de hoy, ciertamente, hemos aprendido a adecuarnos a esas circunstancias, pero, a pesar de ello, todos ansiamos recuperar actividades que solíamos hacer antes de la pandemia, y tenemos que mantener la ilusión y seguir cuidándonos para ayudar a que eso suceda muy pronto.Por una feliz coincidencia en este año de pandemia hemos comenzado a celebrar el Año Ignaciano que conmemora los 500 años de conversión de San Ignacio de Loyola, el fundador de la Compañía de Jesús y, por lo tanto, patrono de nosotros los ignacianos. Es una feliz coincidencia, porque el sentido que se le ha dado a esta celebración es la renovación, el cambio, y lo podemos percibir en el lema “una conversión para la transformación” que en nuestro país se escogió como mensaje.A Ignacio un accidente le cambió la vida, le marcó el comienzo de un proceso de conversión profunda que lo llevó a soñar y realizar cosas diferentes; y todo comenzó con un gran dolor, una experiencia triste, una crisis. Así estamos nosotros como humanidad a causa de este virus que llegó inesperadamente, nos golpeó de muchas maneras y nos ha obligado a hacer las cosas distintas, a reinventarnos, a transformarnos y convertirnos.Y, ahora que terminamos este año escolar podemos decir que, nosotros también, como comunidad educativa hemos seguido adelante, nos hemos fortalecido con la solidaridad entre nosotros y con los demás, y hemos desaprendido y, comenzado a aprender cosas nuevas y de manera diferente.

Por ello, nuestro Anuario lleva el título “Tiempo de conversión y esperanza” y es una invitación para repasar todo lo que hemos vivido, con una mirada agradecida y esperanzada; pues, durante el año escolar estuvimos permanentemente conectados por motivos tan variados como la información, el acompañamiento, lo recreativo, lo pastoral y, por supuesto, lo académico. Nos adaptamos a trabajar desde la virtualidad sin dejar de lado ninguna de las actividades para la formación integral de nuestros estudiantes y, también hemos sido resilientes al sobrellevar momentos trágicos de enfermedad y duelo. Además, en todo momento nos sentimos esperanzados en la certeza de que este tiempo es una oportunidad de transformación que podrá hacer realidad los grandes cambios que el mundo necesita y que en esta época se nos han revelado con mayor crudeza y urgencia: cambios personales, en nuestras familias y hogares; cambios en la educación y aquí en el colegio; cambios en nuestra ciudad, en el país, en el continente y el planeta.La mayor esperanza, sin embargo, es la de volver a reunirnos en el colegio y, mientras ese momento llega, este Anuario nos mostrará que cuando queremos enseñar, aprender y estar conectados no hay barreras que el cariño y la creatividad no puedan superar.

Carmen CañasRectora

Conectados

La virtualidad nos dio la oportunidad de consolidad el trabajo colaborativo entre padres de familia, unidad educativa y estudiantes.

4

“Todos somos responsables de nuestra salud y bienestar. Este tiempo de pandemia nos ha ayudado a descubrir la importancia de un adecuado equilibrio entre higiene, actividad física y alimentación sana, estos tres pilares nos ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico”.

La unidad educativa, preocupada por el bienestar de la familia Gonzaga, fue artífice de diferentes actividades de prevención, capacitación y protección, desde el área de Seguridad y Salud Ocupacional, como: capacitaciones al personal sobre manejo de extintores, medididas de bioseguridad frente a la COVID-19, pausas activas de trabajo, Feria de seguridad, alimentación y actividad física; asi como capacitaciones en diferentes temas al personal de lógistica: manejo de productos químicos, manejo de equipo de protección personal, y primeros auxilios a estudiantes.

El bienestar de la familia Gonzaga

Martha Cánepa

Maribel León, directora de Pastoral, nos cuenta que la idea de Actívate Gonzaga surge desde una respuesta al confinamiento de fines de semana decretado por el COE. "Es así como, invitamos a Bienestar Estudiantil y a la coordinación de familias para juntos planear y planificar lo que realizaríamos durante los cuatro fines de semana". El objetivo era brindar a las familias variedad de actividades que favorezcan la oración, reflexión, deporte, nutrición, brindando así un espacio para acompañarnos, sostenernos y cuidarnos de manera integral.

5

La Unidad Educativa Gonzaga a través de la dirección de Bienestar Estudiantil y la coordinación de familias, durante este año escolar ha desarrollado el proyecto de formación a familias Aprendiendo a Vivir Juntosen que hemos compartido algunas temáticas sobre: los efectos negativos de la situación actual, contención emocional, la tecnología y la educación virtual, autonomía y responsabilidad en la educación virtual, primeros auxilios psicológicos: estrategias de contención en el hogar, estrategias para reducir el estrés; ¿cómo acompañar a mi hijo en este nuevo proceso educativo?, estrategias para reducir el estrés y acompañar las decisiones de sus hijos e hijas, este trabajo se realizó con cada uno de los paralelos en el primer quimestre, cerrando con un espacio de recogimiento Espiritual.Otro espacio de formación fue con el directorio de Asofamilia con el objetivo de acompañar a los padres y madres de cada una de las directivas herramientas en Liderazgo y trabajo en equipo invitando a renovar la razón y el proyecto que persigue la organización guiada del carisma ignaciano que nos hace un sólo cuerpo como comunidad educativa.

Encuentros de formación y acompañamiento a padres de familia

Juan Villacís, Paúl Mosquera y Elka Vargas

Durante el segundo quimestre, en conjunto el centro de psicología aplicada y la facultad de psicología de la Universidad Católica del Ecuador se desarrollaron cuatro espacios de formación con cada uno de los sub niveles de educación, en los que se abordó: manejo de emociones en los niños, pubertad y comunicación entre papá y mamá: en tiempos de cambios académicos, afectivos, emocionales y sociales en su hijo; la adolescencia en la actualidad: amigos, sexualiudad, tiempo libre y redes sociales, y adolescentes responsables y autónomos. Charlas en las que muchos padres de familia han destacado la importancia de mantener el acompañamiento grupal y profundizar sobre estos espacios que les permite fortalecer el conocimiento, y encontrar nuevas herramientas para acompañar desde casa a nuestros hijos, siendo así estos encuentros virtuales un espacio de partición activa y dinámica en la que compartieron sus sueños, sus anhelos, sus compromisos, y agradecieron a la institución por generar espacio asumiendo su rol como coeducadores en el desarrollo integral de sus hijos, fortaleciendo así el perfil de las familias de la Comunidad Educativa Gonzaga.

7

¡Los tiempos cambian! dice el refrán, los actuales tiempos están llenos de adaptación del ser humano a nuevas etapas tecnológicas que hacen un mundo dependiente de las máquinas, estamos admirados de cómo el ser humano crea nuevos procesos que facilitan la adquisición de bienes de consumo, pero nos preguntamos ¿a qué costo lo hemos logrado? La realidad es una contaminación excesiva en donde el humano no entiende la magnitud de lo que está pasando, cambios extremos en el clima, siempre se rompe el récord de la pluviosidad, temperatura, erosión, esta es la realidad del costo del crecimiento tecnológico. El papa Francisco en la encíclica ¡Laudato si! pide una conversión ecológica urgente y los gobiernos no escuchan, no asumen su rol, prefieren la economía y producción y no lo sustentable; desde este punto si el gobierno no asume su responsabilidad, la educación debe asumirlo.

Escuela ecológica

Nelson Rivera

Nuestra Institución asumió este camino, hemos iniciado como escuela ecológica, un proceso de cinco años como primer reto, el departamento de pastoral liderado por la dirección de Maribel León, Francisco Urbina y apoyo de Juan Quelal y Nelson Rivera. La meta es generar una cultura ambiental. Ya iniciamos con los estudiantes hace dos años lectivos y ahora el siguiente paso va dirigido a los padres de familia y comunidad en general con charlas, webinars y classroom informativo. Es grato recibir buenos comentarios de los padres de familia sobre los webinar y talleres que implementamos en toda la institución, nuestro deseo es cumplir con los pasos de la educación ambiental: actitud, conocimiento y comportamiento. Es digno reconocer que se involucran padres de familia como el señor Erwing Bellemans que implementa la agroecología en su industria y nos compartió un proceso de elaboración de alimentos saludables a costo real y con una reducción de contaminación.

Info

9

Otro tema prioritario fue la conversión tecnológica, abarcada por la ingeniera Victoria Costa, docente de la Universidad Politécnica Salesiana, una visión de reducción de la contaminación en los hogares mediante el buen uso de productos de la tecnología, estos traen una serie de procesos llenos de contaminación por uso de agua, electricidad, compuestos químicos, que emiten gases de efecto invernadero (GEI), por ello hay que conocer qué comprar y qué no para desarrollar un comportamiento y hábitos de conversión tecnológica.El siguiente tema prioritario fue la conversión alimentaria, esta fue asumida por la ingeniera Ana Belén Ortega representante del movimiento católico mundial por el clima MCMC en Ecuador, orientándose por qué causa contaminación el consumo de cualquier tipo de carne y el reto de asumir una reducción del consumo por semana al 50%. Reto urgente y necesario.Para finalizar los temas prioritarios del consumismo abarque desde el punto vista, ¡qué compramos más de lo que necesitamos!, somos una especie que nos gusta adquirir artículos de necesidad sin tener en cuenta si tiene una etiqueta verde. De todo lo que adquirimos el 50 % son elementos que realmente no necesitamos y debemos comprender que tenemos una huella de contaminación alta, llamadaHuella de carbonoy es una carga que no podemos desprendernos. Nuestro compromiso es actuar, conocer y cambiar nuestro comportamiento, retos altruistas inalcanzables dirán la mayoría, pero la educación ignaciana siempre ha roto esquemas en el mundo dentro del lema “ser más para servir mejor”.

Resilientes

Logramos adaptar nuestras actividades a la virtualidad, sin perder nuestro espíritu de cercanía y excelencia.

11

Nuestras fiestas patronales siempre han significado para los Gonzagas, un espacio para vivir a plenitud y profundidad el sentido absoluto del saberse estudiantes o ex estudiantes de la Compañía de Jesús, del carisma ignaciano tan propio de nuestra institución, pero sobre todo de un amor inmenso que sentimos por nuestra Madre Dolorosa “la Lolita” como la llamamos de cariño. Este año nuestras fiestas fueron diferentes, debido a la pandemia que se ha vuelto parte de nuestra vida desde marzo del año pasado y que nos impidió vivir nuestras fiestas patronales 2020; para ello nos adaptamos a la realidad y como buenos Gonzagas innovamos y transformamos nuestra realidad, para ello desarrollamos un espacio virtual donde permitimos que cada uno de los integrantes de nuestra gran comunidad pueda visitar su campus a través de un tour virtual en el que se podía visitar cada uno de los campus por subnivel y encontrar en ellos las diferentes casas abiertas digitales que realizaron nuestros queridos y queridas estudiantes, además fue un espacio donde también se pudo conocer cómo nuestros clubes extracurriculares se adaptaron a la virtualidad.

Nuestras Fiestas Patronales

Juan Carlos Quelal

También se pudieron hacer donaciones para contribuir a dos campañas permanentes e importantes que realiza nuestra institución: La Silla Roja y Manos en Acción, en este espacio virtual se dispuso también un sitio donde los emprendimientos de nuestras familias se dieron a conocer y pudimos apoyarnos mutuamente. Por último tuvimos un espacio donde pudimos bailar y disfrutar de las presentaciones de nuestra banda estudiantil “La INSO” y de la mejor orquesta del país “Don Medardo y sus Players” en un concierto de dos horas que mediante una transmisión streaming todas las familias pudieron compartir desde cada una de sus casas. Pese a la pandemia nos adaptamos para permitirnos compartir y celebrar nuestra institucionalidad, apuntando siempre a, en los nuevos tiempos, ser nuevos Gonzagas.

12

La educación no formal es un espacio importante para el desarrollo integral de nuestros estudiantes, se presenta como un espacio de fuga, donde se presentan aprendizajes potentes como el desarrollo de habilidades blandas, entre otros. La Unidad Educativa San Luis Gonzaga considera estas áreas como trascendentes para la construcción del modelo de persona que busca construir desde la pedagogía ignaciana. Los grupos infantiles y juveniles, los campamentos, los proyectos de acción social y los clubes son espacios muy característicos de nuestra labor educativa. Esta, sin duda, es un área que se ha visto afectada enormemente por el confinamiento, principalmente porque estos espacios se realizaban de manera extracurricular y en el campo. Es decir, presentaba unas condiciones muy diferentes al habitual modelo de clase. Súbitamente se cortó las salidas de campo, donde se realizaban los campamentos o la acción social. Se cortó también la práctica de Clubes que se realizaban fuera del horario de clases. Estas dificultades necesitaban una respuesta disruptiva, fuera de la lógica habitual, pues tiempos difíciles, requieren medidas ingeniosas.

Virtualización de experiencias juveniles, una oportunidad en tiempos de crisis

Francisco Urbina

Rápidamente y por la trascendente necesidad de continuar con el compromiso formativo integral de nuestros estudiantes, se presentaron diferentes iniciativas basadas en un análisis de oportunidad en tiempos de crisis. Poco a poco estas dificultades se convirtieron en oportunidad de transformación. Aprovechando las herramientas tecnológicas a nuestra disposición, la coordinación de grupos infantiles y juveniles con la coordinación de formación en acción social realizamos planes de contingencia y nos adaptamos a esta nueva normalidad con fuerza. La virtualización de los clubes y los procesos formativos de los grupos juveniles, campamentos y proyectos de acción social no descuidó su naturaleza de ser espacios interactivos, dinámicos, participativos, disruptivos con la dinámica académica tradicional.

Info

13

Es así que exitosamente se pudo transpolar a la virtualidad estos espacios a través de iniciativas interactivas y creativas. Por presentar un ejemplo, es la creación del aula virtual De la raíz a la Transformación, un espacio formativo virtual que utiliza la plataforma de Moodle institucional con el fin de mantener el proceso formativo en cuanto a la formación en vida comunitaria y formación en acción social para nuestros estudiantes desde 1.º EGB hasta 3.º BGU. Proceso que fue llevado con éxito en el primer quimestre de 2020-2021, para luego ser complementado con un campamento virtual, por nivel, que fortaleció el componente experiencial de este proceso formativo. Al terminar la ejecución de esta experiencia, se hace evidente el impacto formativo de un proceso planificado y ejecutado con compromiso.Sin duda, como la iniciativa antes mencionada, se presentaron muchas iniciativas ejecutadas de manera exitosa y garantizando la educación integral de nuestros estudiantes. Sin duda este tiempo ha sido crítico, pero a través del compromiso con nuestros estudiantes también hemos visto una oportunidad de aprender, idear, planificar y “ver todas las cosas nuevas en el amor de Cristo”. Estudiantes, padres de familia, educadores ignacianos conformamos esta gran comunidad educativa, como comunidad caminamos juntos y juntos atravesaremos las dificultades. Este tiempo es una clara muestra de nuestra resiliencia.

14

Testimonios de resiliencias. Cómo abatir las dificultades para continuar con nuestra labor educativa y operativa

Sin duda el confinamiento ha presentado diversas dificultades para continuar con nuestras labores. Existen ciertos eventos especiales que ameritan de mucho ingenio y entrega por parte de nuestros educadores para poder volver a presentarse como espacios de encuentro. Una muestra de estos espacios son las eucaristías, los actos cívicos y el trabajo presencial del área de logística. La voz de los educadores es importante y este apartado recoge testimonios de varios compañeros que han participado en estos espacios, pese a las dificultades presentadas por el confinamiento. Demostrando que estamos renovados para los nuevos tiempos y que todos aprendimos en pandemia.

15

Mary Carmen Peñaherrera, docente pastoralista.

Carlos Erazo, coordinación de comportamiento

Angélica Hidalgo, personal de logística

La virtualidad cambió nuestro modo de proceder. En el caso de las Eucaristías, no queríamos perder su esencia que es compartir. Así que empezamos a planificar tomando en cuenta la diversidad de edades de todos los estudiantes. Decidimos que se unieran por Zoom quienes participaran, pero de pronto en vivo y desde casa hay ruidos que no se puede evitar; pudimos hacerlo pregrabado lo cual nos dio un plus, la posibilidad de incluir a las familias: grababan en un momento que pudieran y enviaban la grabación; desde Comunicación y gracias a la tecnología la ponían a punto para unir todo y editar videos motivadores que acompañaban la reflexión de las lecturas. Pudimos tener misas para estos momentos de pandemia que sostienen la esperanza a través de alimentar la espiritualidad.

Durante este tiempo nos encontramos con varios inconvenientes en los hogares como: falta detecnología, fallas técnicas, conexión y falta de conocimiento en herramientas digitales.Sin embargo, tras el inicio del año lectivo en modalidad virtual, estudiantes, maestros ypadres de familia hemos buscado soluciones. Ante ello se ha creado un espacio virtual para poder comunicar las fechas, acontecimientos y actividades de manera dinámica a la comunidad educativa en la que los estudiantes han sido los protagonistas.Nos hemos adaptado, continuamos innovando en la educación y estimulando la creaciónde nuestros estudiantes. Nos preparamos más en el uso de las tics, aplicaciones móviles, etc. Con todo este aprendizaje digital, desde casa, logramos continuarcon el cumplimiento de los actos cívicos virtuales en vivo, siendo un espacio de encuentro con y entre los estudiantes.Les invitamos a revisar algunos de ellos:https://youtube.com/playlist?list=PL4Ux3GU2G-k6gXK49IsE4SnYhFBfeh2UM

Al regresar al colegio la más grande dificultad que tuve fue el miedo de salir de casa a trabajar, implica tomar el transporte y el estar en contacto con más personas cerca. Se presentan miedos y dudas sobre el cuidado del distanciamiento que no es respetado en el transporte público y el miedo de llegar a la casa bien, sin poner en riesgo a nuestros seres queridos. El primer día que volví al trabajo presencial al colegio me invadieron muchos sentimientos porque el trabajo es parte de uno, es el segundo hogar. Desolado y vacío dan ganas de llorar, ya nada es lo mismo, sin los niños y los profes, y en sí todo el personal, el colegio es un espacio vacío. Una vez integrada al grupo de trabajo nuevamente, me dio mucha alegría ver a mis compañeros y retomar actividades. Muy contenta de trabajar en muchas partes descuidadas, deterioradas o sucias que con gusto lo volvimos a poner en óptimas condiciones, para que, en parte, el colegio vuelva a ser el mismo. Poco a poco lo hemos logrado.

Esperanzados

La idea de regresar a nuestra institución nos motiva a dar lo mejor de nosotros para formar y proteger a nuestra comunidad educativa.

16

Coincidentemente, y en concordancia con el tiempo de pandemia, la Compañía de Jesús Universal nos invita a celebrar el Año Ignaciano, en el que gracias a la herida sufrida en la batalla de Pamplona (1521), su fundador, San Ignacio de Loyola, abre su ser a una experiencia de sanación y conversión, que le lleva a transformar su vida para el servicio de la humanidad.El sentido de vida de Ignacio es iluminado por la experiencia de dolor. Se despedazaron sus sueños y sobre sus ruinas pudo construir una nueva vida, junto a Cristo. El centro de este festejo es el mismo Cristo, a quien Ignacio buscó, siguió y sirvió.

El Año Ignaciano inicia en mayo de 2021 y terminará en julio de 2022. Tenemos 15 meses para descubrir el sentido de nuestras heridas y transformarnos desde ellas, junto al espíritu de Dios, que nos guiará para salvar nuestra vida de la oscuridad y de las falsas luces. Este Año Ignaciano nos ofrece un abanico de oportunidades y propuestas para caminar al encuentro con Cristo. Somos invitados a recorrer un camino que nos convierta en esperanza para nosotros mismos y el mundo. Ignacio se convirtió al amor hacia la humanidad y por eso se afanó en trabajar para mostrarnos y conducirnos por el camino hacia Dios.

Ver nuevas todas las cosas en Cristo

Ana Malo

17

E

S

P

E

R

A

N

Z

A

D

O

S

19

Una mirada hacia donde vamos

20

Preparados para un reencuentro

Ha pasado más de un año lectivo desde que, por motivos ajenos a nuestra voluntad, tuvimos que aislarnos del mundo para encerrarnos en nuestras casas a modo de trinchera y, desde ahí, dar batalla en contra de la COVID-19. No ha sido fácil, los retos se presentaron cada día, sin embargo, el tiempo y las circunstancias han cambiado, ahora pensamos en un posible retorno que nos tiene animados y esperanzados en un futuro mejor. Para ello, presentamos los planes y protocolos en el Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE), instrumento de planificación para la reapertura de clases. El PICE se desarrolló de forma participativa entre los miembros de la comunidad educativa; es así como, estudiantes, docentes, administrativos y padres de familia colaboramos con las mejores opciones para garantizar la seguridad y continuidad del proceso educativo, sin perder de vista la calidad de los aprendizajes e identificando los factores de riesgo que puedan presentarse en el camino. Este trabajo, sin duda, resultó muy interesante y productivo pues fue un cruce de ideas, a modo interdisciplinario, para conseguir un objetivo común centrado en la seguridad de nuestros estudiantes, y con ellos en la comunidad educativa ante un posible retorno.

El campus del colegio ha estado en constante preparación y mantenimiento, se han instalado insumos de limpieza y desinfección, señalética y protocolos de autocuidado e higiene. Podríamos decir que estamos listos para empezar, esperando solamente que no se presentan otros inconvenientes a nivel de país o disposiciones ministeriales pues hemos abarcado todos los ámbitos con un pensamiento responsable y seguro, enfocado en la seguridad, bienestar y progreso del estudiante, pero las aulas todavía están vacías, el temor psicológico que nos ha tocado el alma es difícil de vencer y menos de olvidar. Juntos podremos superar y vencer estos retos, estamos preparados y con mucho ánimo para empezar de nuevo en nuestra casa… nuestra casa Gonzaga, un espacio para demostrar la gran familia que somos y donde nuestro espíritu se hace presente en el cuidado y respeto por los demás.

Sonia Lapo

21