Want to make creations as awesome as this one?

More creations to inspire you

EUROPE PHYSICAL MAP

Horizontal infographics

A2 - ABENTEUER AUTOBAHN

Horizontal infographics

TEN WAYS TO SAVE WATER

Horizontal infographics

GRETA THUNBERG

Horizontal infographics

STEVE JOBS

Horizontal infographics

FIRE FIGHTER

Horizontal infographics

Transcript

CUARTO VIAJE DE SAN PABLO

Parte por mar en dirección a Éfeso; desde aquí, también por mar se dirige hacia Cesarea; desde esta ciudad continúa, presumiblemente costeando hasta el punto de partida de este segundo viaje: la ciudad de Antioquía.

Parten del puerto de Cesarea Marítima, arribando en una jornada al puerto de Sidón; desde esta ciudad , donde permanecen varios días, se dirigen costeando entre Chipre y de allí hacia Creta.

Pablo es embarcado junto a otros prisioneros rumbo a Italia. En la escala en Sidón se le permite visitar a sus amigos y ser atendido por ellos.

El centurión Julio, a pesar de las advertencias del Apóstol, avezado en estas lides, toma la decisión de partir, aprovechando un ligero viento del sur zarpan hacia Fenice.

La tempestad (27,14-38)


El barco en que se encuentra Pablo costeando frente a Creta es sorprendido por un viento huracanado procedente de la isla, como consecuencia de este viento son empujados frente a un islote llamado Cirte.

La tempestad provoca la deriva del barco. Éste permanece a merced de la tempestad mientras ésta continúa durante varios días.

La tripulación del navío intenta por todos los medios mantenerlo a flote, pero al prolongarse el temporal, con el paso de los días cunde el desánimo. Pablo en todo momento intenta que sus acompañantes mantengan la calma y coman, ya que estuvieron varios días sin comer

El naufragio (27,39-44)
Recorrido: finalmente divisan una ensenada con una playa frente a las costas de Malta.

Sucesos: Al divisar la ensenada, deciden lanzar la nave hacia ella. Entre dos bancos de tierra la nave naufraga , siendo desmembrada por la fuerza del oleaje. Los soldados deciden matar a los prisioneros, pero el centurión, queriendo salvar la vida de Pablo sé lo prohibe.


El Apóstol es mordido por una víbora que se encuentra entre la rama. De inmediato los nativos de la isla interpretan el hecho como un signo desfavorable para Pablo, pero al no sufrir daño alguno los nativos cambian de opinión

La navegación se reanuda , embarcando en una nave alejandrina. Llegan a Siracusa, capital de Sicilia. Desde allí costeando llegan al puerto de Pozzuoli y, desde este lugar por tierra hasta Roma.

En Siracusa permanecen tres días, en Pozzuoli una semana en compañía de hermanos. Finalmente, en Roma son recibidos por cristianos de esta ciudad, sabedores de que Pablo llegaba a la misma.

La situación de arresto del Apóstol entraña una cierta ambigüedad: de un lado se afirma que éste se encontraba vigilado en una casa particular por un custodio, pero de otro se afirma más adelante que Pablo gozaba de cierta autonomía para realizar sus tareas pastorales.