Want to make creations as awesome as this one?

Infografía sobre los aspectos más relevantes sobre cómo guardar los medicamentos por parte de los pacientes.

Transcript

Tu farmacéutico del centro de salud te ayuda

medicamentos y calor "pARTE 1":¿cómo los Conservo correctamente?

Bibliografía:1- ¿Cómo puedo conservar los medicamentos en verano?. Agencia Española del medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS).2- Medicamentos y calor. Comunidad de Madrid.

Última revisión: 06/2021.Transcurridos 3 años la información podría estar desactualizadaPara consultas o información sobre conflictos de intereses: pacientes@sefap.orgAtribuciones de imágenes: Genially (R).

Autores (por orden alfabético): L.Alonso Fito (GPC, SEFAP), C. Herrero Domínguez-Berrueta (SEFAP), B. Reques Sastre (GPC, SEFAP).Revisión interna: C.Casado Reina (GPC, SEFAP)Validado para pacientes y ciudadanía por:

Documento dirigido a la ciudadanía. Más información sobre medicamentos en www.sefap.org/ciudadania

La mayoríadelos medicamentostienesqueguardarlosentre 15-25ºC.

En un lugar seco y fresco.

Los medicamentos que tienen este símbolo en la esquina de su envase, deben guardarse en nevera (2-8ºC).

Si su aspecto cambia, no los debes usar.

Baño

Cocina

A los supositorios,óvulos y cremasles afecta más el calor.

El calor puede dañar los medicamentos.Para evitarlo y mantener sus efectos beneficiosos y su seguridad ten en cuenta:

lejos de fuentes de calor

radiadores, fuego de la cocina, chimenea, el coche o el bolso al sol...

Su prospecto y su envase teindican la forma adecuada de conservarlo ¡Consúltalos!

Haz CLIC en los iconos para más información.

Haz Click aquí, para sabér más sobre¿Cómo guardar los medicamentos?

Autores (por orden alfabético "apellidos"):Luisa Alonso Fito (Miembro de Grupo de Pacientes y Ciudadanía, SEFAP). Licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en Farmacia Hospitalaria. Master en enfermedades Infecciosas por la Universidad del CEU Cardenal Herrera.Carmen HerreroDomínguez-Berrueta(Miembro de Grupo de Comunicación, SEFAP).Licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en Farmacia Hospitalaria. Máster en Atención Farmacéutica en Geriatría por la Universidad de Navarra.Berta Reques Sastre(Coordinadora del Grupo Pacientes y Ciudadanía, SEFAP): Licenciada en Farmacia por la Universidad de Salamanca. Especialista en Farmacia Hospitalaria.Revisores:Revisión interna:Cristina Casado Reina(Coordinadora del Grupo Pacientes y Ciudadanía, SEFAP). Licenciada en Farmacia por la Universidad Complutense. Especialista en Farmacia Hospitalaria. Diplomada en Estadística en Ciencias de la Salud por la Universidad Autónoma de Barcelona.Validación Externa "Comprobación de que es adecuada para que se comprenda por la ciudadanía": "Plataforma de organizaciones de Pacientes "POP".Bibliografía:"¿Como puedo conservar los medicamentos en verano?. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).Click aquí."Medicamentos y Calor". Comunidad de Madrid.Click aquíAtribución de imágenes:Todas las imágenes incluidas pertenecen a los recursos de Genially.Conflictos de intereses y ficha legal:Esta infografía dispone de una ficha legal relacionada con su elaboración. Incluye información ampliada sobre las fuentes, atribución de imágenes, derechos de autor, licencia de autor de la infografía, conflictos de intereses de los autores y de SEFAP y de las sociedades científicas colaboradoras.Para consultas sobre estos temas escriba a: pacientes@sefap.org

La mayoría de los medicamentos se pueden guardar a temperatura ambiente, lo que significa a una temperatura entre 15-25ºC. Algunos medicamentos soportan temperaturas hasta de 30ºC, pero si los guardas por debajo de 25ºC ¡aciertassiempre!Además, debes  guardarlos en lugares secos y frescos, alejados de fuentes de calor (radiadores, horno, vitrocerámicas...) y evitar los cambios de temperatura.Ten en cuenta que:Superar un poco estas temperaturas de forma puntual, no afecta a la estabilidad y calidad del medicamento.Si los mantienes dentro de su envase original, ayudarás a reducir las variaciones de temperatura.Debes evitar guardarlos en el baño o en la cocina, porque son los sitios de la casa donde hay más humedad y variación de temperatura.Si los tienes que transportar, te aconsejamos que los lleve en una nevera portátil SIN acumuladores de frío.Si quieres más información:Sobre la conservación general de los medicamentos, en nuestra Infografía de SEFAP"¿Cómo guardo mis medicamentos?"Sobre "medicamentos y calor", enestapágina de la Comunidad de Madrid:"Medicamentos y calor"

Algunos medicamentos son "termolábiles", esto quiere decir que se estropean tanto con el calor como si se congelan. Por ello, la temperatura ideal para guardarlos es entre 2ºC y 8ºC, que es la temperatura del frigorífico de nuestras casas (¡¡¡NUNCA EN EL CONGELADOR!!!). Algunos aspectos que debes conocer de estos medicamentos y de su forma de guardarlos, son: Los puedes identificar en su caja a través del siguiente símbolo: No deben colocarse pegados a las paredes del frigorífico para evitar riesgo de congelación, ni en su puerta para evitar cambios de temperatura.En estos medicamentos es muy importante que no se rompa la "cadena de frío", esto quiere decir que desde su fabricación hasta que el paciente se lo administra deben mantenerse a una temperatura entre 2ºC y 8ºC. ¡Importante!: Algunos medicamentos de nevera después de abrirlos ya no tienes que volver a conservarlos en nevera. Está información vendrá en su prospecto.Cuando compras el medicamento en la farmacia tienes la garantía de que, en todo momento, el medicamento ha estado a la temperatura adecuada, pero cuando te lo dan es responsabilidad tuya mantenerlo en las condiciones adecuadas para que no se deteriore.Si los tienes que transportar, lo tienes que hacer en una nevera portátil CON acumuladores de frío y dentro de su cartonaje, para evitar la congelación por contacto con la fuente de frío.En general, tendrás que utilizar el medicamento inmediatamente tras sacarlo de la nevera.Sin embargo, algunos tendrás que dejarlos un ratito a temperatura ambiente y después utilizarlos. Esta información viene en su prospecto.Algunos ejemplos de medicamentos que tienen que conservarse en nevera son: las insulinas, las vacunas, determinados colirios, algunos antibióticos…Existen algunos medicamentos que deben almacenarse en el congelador, pero en la actualidad son medicamentos que se usan o dispensan en los hospitales y no se compran en las farmacias. No vamos a explicar más sobre ellos, sólo recordarte que: ¡LOS MEDICAMENTOS DE NEVERA NUNCA DEBEN GUARDARSE EN EL CONGELADOR! 

Lossupositorios, óvulos, cremas y otras formas farmacéuticas tópicas son muy sensibles al calor.¡Recuerda!, las formas farmacéuticas son los diferentes formatos que puede tener un medicamento.Para saber más sobre los conceptos básicos de los medicamentos, puedes acceder a nuestra infografía de SEFAP:"¿Conoces los conceptos básicos para utilizar bien tus medicamentos?".Si tras la exposición al calor, el aspecto del medicamento, su caja o su envoltorio han cambiado, no debes utilizarlo.En la mayoría de las farmacias hay un contenedor específico para tirar los medicamentos caducados, deteriorados o que ya no necesitas. Se llama Punto SIGRE y se identifica por este símbolo: