Want to make creations as awesome as this one?

No description

Transcript

La represión de los homosexuales durante el Franquismo.

Ahinara De Oses Molina, 4ºA.Geografía e Historia.

ÍNDICE

La represión de los homosexuales durante el Franquismo.Nazis, manicomios y cárceles. De la Ley de vagos y maleantes a la de Peligrosidad social.Electroshocks y tratamientos 'médicos'.Encarcelamientos, internamientos y violaciones.Deportaciones y destierros.Primera manifestación del Orgullo Gay se celebra en Barcelona en 1977.Vídeos.Conclusión.

La represión de los homosexuales durante el Franquismo.

La consideración que tuvo la homosexualidad sobre la dictadura que lo vemos en el jefe de los Servicios Psiquiátricos del régimen franquista Antonio Vallejo-Nájera.Para este médico y militar las personas homosexuales y lesbianas significaban la demostración de la degeneración de la “raza”. Para este médico de Franco, este hecho, el de la degeneración de la raza, tuvo su comienzo coincidiendo con la Segunda República y lo diagnosticaba como una “enfermedad mental” que él asociaba a las ideas marxistas.Para Vallejo Nájera la filosofía marxista en sí, o ser de izquierdas, era una propia enfermedad mental que generaba entre otras cosas la homosexualidad.

Antonio Vallejo-Nájera

Este ideólogo del régimen franquista identificado con las ideas de Adolfo Hitler, recomendó la esterilización eugenésica (Esterilización forzosa) para las presas republicanas y para los homosexuales.En sus teorías fascistas escribía que los homosexuales poseían los síntomas propios de los psicópatas tales como “mala intención, hábitos viciosos, tendencias de que llevan vidas de vergüenza oculta, porque tienen miedo de buscar tratamiento de salud mental, agresividad, vagabundeo y tendencia a acciones perversas”.

Fascistas, manicomios y cárceles

Las consecuencias de las teorías nazis de este loco científico y de sus seguidores llegaron , en cárceles, manicomios, en electrochoques y persecuciones que conllevó a la la muerte para muchos, para otros la cárcel o el destierro.La homosexualidad fue perseguida y reprimida por el régimen franquista. Para el franquismo solo existían y se concebían dos modelos del hombre y de mujer, Un tipo de hombre (fuerte, robusto, macho y superior), la mujer (debía de adoptar el rol de esposa fiel, afanada en sus labores domésticas y ejemplar madre cuidadora de los hijos).

La dictadura intervino en la vida privada averiguando e investigando las formas de proceder de los ciudadanos en la cama y la orientación sexual de cada uno.Ello generó un clima social en los homosexuales de opresión y miedo. Familiares, amigos y la sociedad deberían tener compotamientos ajenos a los de los homosexuales.Derivado de esta vida secreta vino la represión de sus afectos, las ocultas relaciones y el engaño. También hubo que adoptar en muchos casos la doble moral.

De la Ley de vagos y maleantes a la de Peligrosidad social

Se estableció en contra del colectivo de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI) con normas tales como la Ley de Vagos y Maleantes, una ley que fue adaptada por el régimen franquista para que persiguiera estas conductas:“Los homosexuales sometidos a esta medida de seguridad deberán ser internados en instituciones especiales y, en todo caso, con absoluta separación de los demás”.Esta normativa recogía penas de cinco años en cárceles o manicomios. Junto a esta ley, el Código Penal añadía el “escándalo público”, lo que sirvió de arma legal para la represión de homosexuales y transexuales.

Electroshocks y tratamientos 'médicos'

Toda esta normativa legal para el dominio del “diferente sexualmente” tuvo una potente aliada en la Iglesia Católica que veía a este colectivo como pecadores a los que por ello había que castigar y frenar para modificar sus conductas.En el sistema médico y psiquiatría, se les calificaba como enfermos mentales por lo que a muchos se les internó en manicomios.Influenciados por las teorías nazis de psiquiatras destacados del régimen como Antonio Vallejo-Nájera o José Luis López Ibor, los homosexuales recibieron tratamiento “médico” con electroshocks o lobotomías.Ello originó tremendos daños físicos y psicológicos.

Encarcelamientos, internamientos y violaciones

Hay cálculos que indican que fueron entre 4.000 y 5.000 las personas homosexuales encarceladas simplemente por su orientación.También cabe destacar que el régimen franquista habilitó centros de internamiento para “curar” y “corregir esta supuesta desviación.Los encarcelados lo eran acusados de escándalo público y por ser un peligro social. En estos centros “especiales” fueron objeto de maltratados, vejaciones.También hubo numerosos casos de violaciones por parte de otros presos.En ocasiones fueron obligados a prostituirse por los propios funcionarios.

Deportaciones y destierros

Sufrieron destierros y alejamientos de sus entornos. Como ejemplo tenemos el caso de la Penitenciaria de Tefía, Fuerteventura (islas canarias), En realidad era un desierto invivible en el que los homosexuales sufrían destierro y se les sometía a trabajos forzosos en condiciones infrahumanas.La situación comenzó a cambiar a mediados de los años 60 el turismo y de las culturas musicales de Europa. Aumentó su visibilidad y su consideración social aunque el régimen hiciera redadas como la redada de Torremolinos al colectivo gay en 1971 en el Pasaje Begoña.

PASAJE BEGOÑA

Junto a Torremolinos, Sitges, en Barcelona, comenzaron a ser zonas de manifestaciones homosexuales y de la libertad sexual aunque limitada.Tras la muerte de Franco y la llegada de la democracia llegaron los cambios legislativos con la Constitución y de las leyes franquistas.La primera manifestación del Orgullo Gay se celebra en Barcelona en 1977 (foto). La homosexualidad dejó de ser delito en 1979.Nuevas normas como las que regula los delitos de odio y las de libertad y apoyos a los colectivos han normalizado una situación con la celebración de distintos “Orgullos”.

Primera manifestación del Orgullo Gay se celebra en Barcelona en 1977

Conclusión:

Ha cambiado mucho la sociedad, en la actualidad todas las personas:Tienen derecho a la igualdad, dignidad e intimidad, tanto en el ámbito público como privado.A construir para sí una autodefinición con respecto a su cuerpo, identidad sexual, género y orientación sexual.A no ser discriminadas en el disfrute de sus libertades y sus derechos por razón de su orientación sexual, identidad o expresión de género.A que se respete su orientación sexual y su identidad de género.A la protección frente a represalias por motivos de orientación sexual, identidad de género o sexo.Las personas LGTBI tienen derecho a que se respete su orientación sexual o su identidad de género en el trabajo. Nadie puede discriminar a una persona por su orientación sexual o por su identidad de género ni en el acceso al empleo, ni en el desempeño de su labor profesional. Claramente tienen su derecho a la educación basada en valores de igualdad y diversidad sin discriminación por su orientación sexual.

Como podemos ver hoy en día ha cambiado mucho la actualidad, aún así sigue habiendo LGTBI fobia porque cada vez hay más personas del colectivo LGTBI que se atreven a expresar su identidad sexual sin esconderse. Pero esta libertad se viene también un mayor número de incidentes homófobos. Las denuncias por agresiones a lesbianas, gays, transexuales y bisexuales han aumentado en los últimos años y también los casos de acoso y discriminación.Ese respeto avanza menos de lo deseable. Todavía hay en el mundo 75 países que persiguen legalmente la homosexualidad y en 13 de ellos puede llegar a castigarse con la pena de muerte. Pero incluso en aquellos que tienen legislaciones protectoras, como España, se produce un rechazo social que hay que atajar. El clima homófobo que se observa en países europeos como Rusia, Turquía y algunos países del Este debe ser perseguido desde las instituciones, pues es incompatible con los principios de libertad y respeto a los derechos humanos consagrados en los tratados internacionales.Gracias a mi instituto IES Alfaguar he podido aprender todo tipos de derechos, la diversidad sexual, géneros... Con las exposiciones de trabajos, charlas, ejercicios que han propuesto en clase, etc.

Bibliografía

El Pasaje Begoña, un oasis de libertad en Torremolinos en pleno franquismo: "Bailando también se defienden derechos" | Público www.publico.es Carceles franquismo - Búsqueda de Google www.google.com - Buscar con Google www.google.comelectroshock franquismo - Búsqueda de Google www.google.comAntonio Vallejo-Nájera experientos - Búsqueda de Google www.google.com homosexuales en el franquismo - Buscar con Google www.google.com