Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

EMPEZAR

América.Su historia milenaria.

Los primeros grupos humanos pobladores de América.

La especie humana surgió en el continente africano.Hace más de doscientos mil años, los primeros seres humanos y comenzaron su expansión por todo el planeta.En el continente americano, la patagonia fue uno de los últimos territorios ocupados por nuestra especie, Homo Sapiens, hace más de diez mil años.Todavía existen dudas, acerca de cuándo y cómo se realizó esa ocupación.El poblamiento del continente americano tiene una larga historia.Desde la arqueología, se investiga el modo en que se realizaron los desplazamientos de los antiguos habitantes de nuestro continente.Las evidencias más confiables, permiten afirmar que los primeros grupos humanos llegaron procedentes de Asia, hace decenas de miles de años, pero todavía no hay un criterio único para definir la antigüedad del poblamiento.Esos grupos de cazadores, recolectores y pescadores, pudieron transitar esos territorios porque en esa época existían espacios libres de hielos que permitieron el ingreso de seres humanos y animales, desde Asia hasta el norte de América.Grandes masas de hielo denominados "glaciares" cubrían una extensa porción del continente.El clima era extremadamente frío, las precipitaciones caían en forma de nieve, y eso provocó un descenso del nivel de los mares, que dejaba al descubierto grandes superficies de tierras.Casi toda América del Norte estaba cubierta por glaciares, por eso es muy probable que los grupos humanos hayan ingresado al interior del continente por territorios libres de hielo, donde podían organizar sus campamentos y obtener abrigo y alimento.Cazaban diferentes especies de animales, muchas de éstas, ya extinguidas, como mamuts y bisontes.Como ya se afirmó, eran Homo Sapiens, nuestra especie, y llegaron al territorio pampeano -donde vivimos nosotrxs- a finales de la Edad del Hielo o Pleistoceno, hace más de 10 milenios.

Comunidades originarias y poblamiento de América.

Los primerxs habitantes del territorio americano han sido denominados "Paleoindios" (Paleo, significa viejo, antiguo). Eran cazadores, recolectores, pescadores, habituados al rigor de la vida en ambientes fríos, como los del norte asiático.Lxs arqueólogxs que investigan estas antiguas sociedades, encuentran en sus excavaciones instrumentos de piedra, porque son los restos materiales que se conservan a pesar del paso de los siglos. En cambio, huesos, cueros, madera, fibras vegetales, se deterioran más rápidamente y por eso son más difíciles de hallar.El tiempo fue pasando, y a partir de aquellos primeros grupos humanos que llegaron desde Asia, durante miles de años, el territorio americano se fue poblando.Los pequeños grupos fueron descubriendo lo que la tierra podía darles con su trabajo, aprendiendo a conocer el ambiente de los distintos territorios que habitaron.Si pensamos en los inmensos contrastes de climas y paisajes, la diversidad de plantas, animales, minerales, podremos aproximarnos un poco a la comprensión de lo que fue este "descubrimiento de América".

En la región pampeana y patagónica, los sitios arqueológicos más antiguos han sido fechados en más de 10 milenios, muchos de esos sitios están localizados en sierras y llanuras, en cuevas, aleros, abrigos rocosos, donde instalaron sus campamentos, organizando sus traslados necesarios para alimentarse y para establecer vínculos con otros grupos o familias. Para eso, tenían que planificar el recorrido, conocer los senderos, planificar las estadías.Sabían en qué momento del año llegaban los lobos de mar a la costa oceánica, o cuándo ir a las sierras a cazar venados, o recolectar huevos de ñandú. También conocían el lugar exacto donde aprovisionarse de rocas buenas para la talla, donde hallar agua, todos estos conocimientos aprendidos de generación a generación.El arte plasmado en paredes de piedra, es parte del lenguaje simbólico de los antiguos pueblos originarios.

Esa unión intercontinental fue posible porque en esa época gran parte del continente americano estaba sepultada bajo los hielos. Eran extensos mantos glaciares que se extendían por la mayor parte de Norteamérica.De ese modo, es probable que los primeros grupos humanos hayan llegado en el Pleistoceno o Edad de los Hielos, navegando en pequeñas embarcaciones, y desde las costas, pescando, cazando, recolectando, hayan organizado sus migraciones hacia el interior del continente.

Arqueología, geología, paleontología, son algunas de las ciencias que intervienen en la producción de conocimientos sobre las antiguas sociedades humanas.El debate sobre el poblamiento americano se basa en las investigaciones interdisciplinarias que proponen distintos fechados radiocarbónicos para los sitios arqueológicos. La discusión oscila entre los 50.000 y los 15.000 años de antigüedad de los primeros asentamientos humanos en América.Se trataba de grupos socialmente igualitarios, sin diferencias de clases sociales, aunque con una división del trabajo en base al género y la edad de los miembros de la comunidad. Los lazos de parentesco eran fundamentales para lograr cohesión grupal y organizar las comunidades.

Las comunidades originarias plasmaron sus símbolos en diversos objetos y en las rocas. Las pinturas rupestres, como las que se hallan en "La Cueva de las Manos", en Santa Cruz (Argentina), son parte del arte que quedó conservado en la piedra. Utilizaban pigmentos minerales, resinas, y lograban componer obras estéticas que han perdurado hasta nuestros días. Ese arte nos permite pensar en la identidad, las marcas en el territorio y en la subjetividad de los pueblos más antiguos.

Estos grupos humanos, eran muy móviles, porque tenían que abastecerse de alimentos, conseguir leña, obtener abrigo para protegerse de lluvias y fríos intensos. Hoy, lxs arqueólogxs encuentran lo que queda de sus fogones con cenizas, carbones, huesos a medio quemar de los animales que allí se asaron y se comieron. Estos restos materiales son muy importantes porque mediante el método de Carbono 14, podemos conocer su antigüedad.

Estos antiguos grupos humanos, se diferenciaban por la edad y el género, asignando tareas y roles sociales de acuerdo a las posibilidades y necesidades de la comunidad. Eran sociedades igualitarias, porque no se acumulaba el excedente de lo que se producía comunitariamente, sino que se compartía a través de vínculos de reciprocidad y redistribución. De ese modo, se posibilitaba la subsistencia, en base a la obtención de alimento, abrigo y protección. Si no hubiera sido así, no habría sigo posible la supervivencia de la especie humana. Seguramente, también había conflictos por los territorios entre las comunidades. Sin embargo, no hay evidencia de guerra en esta etapa de comunidades igualitarias.

No fue posible el poblamiento del continente, sin un largo proceso de aclimatación y observación de las características de los diversos ambientes. Algunas regiones eran muy difíciles para el asentamiento de las comunidades humanas, por las inundaciones, las sequías, los terremotos, los huracanes...Selvas, llanuras, valles, costas, fueron territorios habitados por diferentes grupos humanos, confeccionando artefactos domésticos, vestimenta, herramientas para obtener alimento, abrigo, protección, y para realizar intercambios con otras comunidades.Lxs investigadores debaten acerca de la antigüedad del poblamiento, y también sobre las rutas de entrada. La mayoría está de acuerdo en que los primeros grupos humanos llegaron procedentes de Asía, a través de una unión intercontinental que llaman Beringia, territorio libre de hielos que posibilitaba los desplazamientos a uno y otro lado de ambos continentes.