Want to make creations as awesome as this one?

El Sacramento de la Reconciliación

Transcript

ADELANTE

marzo

Desafío de la humanidady de la misión de la Iglesia

RECONCILIACIÓN

Redescubrir la belleza del Sacramento de la

En este mes de marzo, el Papa quiere que los cristianos redescubramos la importancia de celebrar el perdón de Dios de una manera profunda y renovada. Es necesario redescubrir la gracia y la alegría del Sacramento de la Reconciliación como buena noticia, como encuentro con el amor y la ternura de Dios, que no tienen límite. Esta experiencia exige no ver este sacramento como un tribunal donde rendir cuentas, sino como momento de verdadera transformación de la vida y escuela de la misericordia. Porque solo perdonados, podemos perdonar de verdad.

El Video del Papa

El perdón del

BAUTISMO

El Bautismoy el perdónde los pecados

Nuestro Señor vinculó el perdón de los pecados a la fe y al Bautismo: "Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación. El que crea y sea bautizado se salvará" (Mc 16, 15-16). El Bautismo es el primero y principal sacramento del perdón de los pecados porque nos une a Cristo muerto por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación (cf. Rm 4, 25), a fin de que "vivamos también una vida nueva" (Rm 6, 4). (Catecismo de la Iglesia Católica, 977)

"En el momento en que hacemos nuestra primera profesión de Fe, al recibir el santo Bautismo que nos purifica, es tan pleno y tan completo el perdón que recibimos, que no nos queda absolutamente nada por borrar... Sin embargo, la gracia del Bautismo no libra a la persona de todas las debilidades de la naturaleza" (Catech. R. 1, 11, 3).(Catecismo de la Iglesia Católica, 979)

Pero... ¿quién tiene la fuerza suficiente para no pecar tras el Bautismo?

"Si, pues, era necesario que la Iglesia tuviese el poder de perdonar los pecados, también hacía falta que el Bautismo no fuese para ella el único medio de servirse de las llaves del Reino de los cielos, que había recibido de Jesucristo; era necesario que fuese capaz de perdonar los pecados a todos los penitentes, incluso si hubieran pecado hasta en el último momento de su vida" (Catech. R. 1, 11, 4).

Cristo, después de su Resurrección envió a sus apóstoles a predicar "en su nombre la conversión para perdón de los pecados a todas las naciones" (Lc 24, 47).

Por medio delsacramento de la penitencia,el bautizado puede reconciliarse con Dios y con la Iglesia:

Los sacerdotes han recibido un poder que Dios no ha dado ni a los ángeles, ni a los arcángeles... perdonar los pecadosen su nombre

¿Qué nos dice el Papa sobre este sacramento?

"Recibir el perdón de los pecados a través del sacerdote nos hace pasar de estar solos con nuestras miserias y nuestros acusadores, a sentirnos liberados y animados por el Señor, que nos hace empezar de nuevo..."

"Reconocer el perdón de Dios es importante. Sería hermoso, después de la confesión, quedarse como aquella mujer, con la mirada fija en Jesús que nos acaba de liberar: Ya no en nuestras miserias, sino en su misericordia. Mirar al Crucificado y decir con asombro: “Allí es donde han ido mis pecados. Tú los has cargado sobre ti. No me has apuntado con el dedo, me has abierto los brazos y me has perdonado otra vez”

"Este es el corazón de la confesión: no los pecados que decimos, sino el amor divino que recibimos y que siempre necesitamos"

Y continúa diciendo Francisco:

"Nos puede asaltar una duda: “no sirve confesarse, siempre cometo los mismos pecados”. Pero el Señor nos conoce, sabe que la lucha interior es dura, que somos débiles y propensos a caer, a menudo reincidiendo en el mal. Y nos propone comenzar a reincidir en el bien, en pedir misericordia. Él será quien nos levantará y convertirá en criaturas nuevas"

"También nosotros vivimos hoy en la confesión este encuentro de salvación: nosotros, con nuestras miserias y nuestro pecado; el Señor, que nos conoce, nos ama y nos libera del mal. Entremos en este encuentro, pidiendo la gracia de redescubrirlo"

Pasos para una buena confesión

Examen de conciencia

Decir los pecados al confesor

Dolor de los pecadosy propósito de enmienda

Cumplir la penitencia

Repasa tu vida. Piensa todo lo que intranquiliza tu conciencia. Puedes utilizar alguna guía que te ayude a hacer el examen de conciencia.

Arrepiéntete de lo que has hecho mal y manifiesta tu deseo de no volver a pecar. Pídele fuerzas a Dios.

Aunque a veces pueda drnos vergüenza, es necesario decir todos los pecados que recordemos al confesor. ¡Recuerda que todo pecado dicho quedará perdonado para siempre!

Cumple cuanto antes la penitencia que te imponga el sacerdote.

Recorre el tiempo que ha transcurrido desde tu última confesión hasta ahora.

Para mirarte y verte como Jesúste mira y te ve.

Sus dones y gracias, , tus actitudes y acciones, tus negacionesy tu pereza...

Por tanto bienrecibido de Diosen tu vida

tus faltas y errores rezando el ofrecimientode San Ignacio

2. Pide conocimiento interno

3. Repasa y ofrece a Dios

1. Ponte en presencia de Dios

4. Expresa tu agradecimiento

5. Ofrece a Dios con confianza

¿Cómo prepararnos para recibir el sacramento?

Tomad, Señor y recibidtoda mi libertadmi memoria, mi entendimientoy toda mi voluntad.Todo mi haber y mi poseervos me lo disteisa vos Señor lo tornoTodo es vuestrodisponed a toda vuestra voluntadDadme vuestro amor y graciaque ésta me bastaSan Ignacio de Loyola

Ofrece aquello de tu vida que desees que Él sane y perdone

Déjate llenar por Él. Pídele identificarte con Jesús

Abre los brazos pon tus palmas hacia arriba. Abraza el don que Dios te hace

Agradece a Dios su misericordia, que te impulsa a amar y servir

Animado por el Espíritu, disponte a recibir el sacramento del persón.

7. Sentir y gozar de la presencia de Dios

8 Abraza el don

6. Frente al Amor y la Gracia de Dios

9. Reza un Padrenuestro

10 Disponte al sacramento

¿Cómo prepararnos para recibir el sacramento?

La Confesión explicada por el Papa Francisco

Oración

Oh Dios, Padre misericordioso:Te damos gracias por el don del sacramento de la Confesión,paso de la miseria a la misericordia.Somos preciosos a Tus ojos.Nos amas más de lo que nos amamos nosotros mismos.Nacidos como cristianos con tu perdón, recibido en el bautismo,siempre renacemos de tu perdón.Te confesamos nuestro pecadoy tú nos levantas con tu amor misericordioso, haciéndonos saborear la paz y la libertad de tus hijos.

Con tu perdón nos haces criaturas nuevas, haciéndonos tocar la vida nueva con nuestras manos,dándonos la alegría de pasar de estar solos,con nuestras miserias y nuestros acusadores,a sentirnos liberados y animados por Ti,que nos haces empezar de nuevo..Oh, Jesús Crucificado, mis pecados, Tú los has cargado sobre ti.No me has apuntado con el dedo,me has abierto los brazos y me has perdonado otra vez.Nos conoces, sabes que la lucha interior es dura,que somos débiles y propensos a caer,a menudo reincidiendo en el mal.Tú, que nos amas, líbranos del maly haznos reincidentes en hacer el bien.Oh Espíritu Santo,concédenos la gracia de redescubrir la belleza de este sacramento,encuentro de salvación.Amén. ¡Aleluya!

Red Mundial de Oración del Papa

Movimiento Eucarístico Juvenil