Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

Personas cuidadoras no profesionales: Evaluación de la calidad de vida, tipologia de servicios e impacto de la COVID-19

Estudio subvencionado por:

Metodología

hipotesis

objetivos

02

Identificar como ha impactado la situación generada por la COVID-19 en la CVPCNP y en la recepción de servicios y prestaciones.

Determinar la calidad de vida de las PCNP e identificar las características personales y contextuales que la condicionan l

HIP.0

La calidad de vida de la PCNP está relacionada con la calidad de vida de la persona cuidada.

HIP.1

El contexto de la persona cuidada y de la PCNP y las características del cuidado tienen impacto en la calidad de vida de la PCNP.

HIP.2

La nueva realidad que ha generado la COVID-19 ha afectado a la calidad de vida de las personas cuidadoras

HIP.3

Los elementos mediadores condicionan la calidad de vida tanto de la PCNP como de la persona cuidada.

15 entrevistas semiestructuradas a informantes clave (expert@s y PCNP).

Cuantitativa

Cuestionario con la Escala de Medición de la Calidad de Vida de las PCNP con nuevos indicadores objetivosTamaño de muestra: 349 encuestasMuestra válida: 341 encuestas

Cualitativa

01

03

Identificar los servicios y prestaciones catalogadas en la LAPAD y su impacto en la CVPCNP

VR

VER

VER

VER

VER

VER

A mejor calidad de vida de la PCNP, mejor calidad de vida de la persona en situación de dependencia.

Variables como el grado de dependencia, las horas diarias dedicadas al cuidado y las necesidades de las actividades básicas de la vida cotidiana, afectan a la calidad de vida de la PCNPVariables como la edad, el sexo, el entorno rural/urbano, el nivel de estudios o la situación laboral, pueden influir en la percepción de la calidad de vida de la PCNP

Afecta de forma directa en las personas (síntomas y efectos de la enfermedad y miedo al contagio) como su impacto indirecto (medidas de prevención y de seguridad que han modificado hábitos y han condicionado la vida tanto de las personas en situación de dependencia como las propias cuidadoras)

Esta edición se centra específicamente en lautilización de servicios y/o recursos y existencia de ayudas técnicas.El uso de servicios y prestaciones económicas tienen distinto impacto en la calidad de vida de las personas cuidadoras según su tipología.Estos recursos vienen catalogados en laLey 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

La Cartera de servicios y prestaciones del SAAD se desarrollan en el artículo 15 de la LAPAD, actualizando su regulación en el Real Decreto 1051/2013, de 27 de diciembre:Catálogo de servicios:Servicios de prevención de las situaciones de dependencia y de promoción a la autonomía personal.Servicios de Teleasistencia.Servicios de Ayuda Domiciliaria (SAD).Servicio de centro de día y centro de noche.Servicio de Atención Especializada.Catálogo de prestaciones económicas:Prestación económica vinculada al servicio.Prestación económica para cuidados en el entorno y apoyo a las personas cuidadoras no profesionales.Prestación económica para la asistencia personal.Ayudas económicas para facilitar la autonomía personal.

A mejor calidad de vida de la PCNP, mejor calidad de vida de la persona en situación de dependencia.

Perfil prevalente de persona cuidadora no profesional 2019

8 de cada 10

de las personas cuidadoras no profesionales son MUJERES

VER

01

Un 52% de estas mujeres cuidadoras tienen entre45 y 64 años

04

Las mujeres cuidadoras dedican de media 14,6 horas al día al cuidado, 2 horas más que los hombres.

02

El 60,4% de las mujeres cuidadoras se consideran las máximas responsables del cuidado de la persona en situación de dependencia.

05

El 46,9% de las mujeres cuidadoras que trabajaban handejado de trabajar (parcial o completamente) para dedicarse a los cuidados, por solo un 18,3% de los hombres.

06

Las mujeres cuidadoras se hacen cargo principalmente de las necesidades de higienecomo lavarse (57,2%) y las necesidades de la alimentación como preparar la comida (63,6%).

03

El 65,4% de las mujeres cuidadoras interpretan el cuidado como algo natural

07

Las mujeres cuidadoras tienen peor percepción de su calidad de vida en 5 de las 7 dimensiones en comparación con los hombres

"El perfil es mujer, vamos perfil, si te tengo que, mujer fundamentalmente, bueno, de una edad, pues básicamente de los 40 a los 60 años, esa sería un poco la media." (E1, 26:11)

"Cuando son mujeres las que cuidan es con exclusividad (…). Entonces los varones casi siempre lo hacen en rotación con otros." (A1, 39:27)

"Desde siempre, ya desde que naces te dicen tu eres mujer y tienes que cuidar. Ahí todavía nos queda una brecha bastante fuerte para conseguir la igualdad, para conseguir de que da igual de que seas hombre o seas mujer, si tienes que cuidar tienes que cuidar." (E14, 14:14)

"Pues en la mayoría de los casos son madres que han dejado el mercado laboral para poder cuidar y atender a sus hijos, en la mayoría de los casos. Ese sería el perfil mayoritario." (E6, 32:15)

"Tú las ves, a mujeres que han hipotecado absolutamente toda su vida, su desarrollo profesional, su desarrollo familiar y personal, porque han estado ahí cuidando, cuidando." (E4, 45:14)

"Lo hice así porque, así me había tocado siempre, porque siempre me ha tocado, el tema hospitales, y el tema de cuidar al enfermo de entrar en el hospital, fuera mi madre o fuera mi padre, me ha tocado siempre a mí, porque mis hermanos iban de visita." (E9, 13:08)

"Solas moralmente, es que solas, si es que es difícil, poder salir porque no tienes tiempo, porque es que llega un momento que no tienes casi ni dinero porque se lo tienes que poner a la persona que estas cuidando, o sea es muy duro." (E9, 07:19)

"La mujer, por eso nosotras incidimos mucho en personas cuidadoras. Me mata cada vez que escucho cuidador y sólo te encuentras cuatro cuidadores y 96 cuidadoras." (E4, 21:31)

Principales resultados sobre la Calidad de vida de la muestra estudiada de personas cuidadoras no profesionales

La dimensión física y emocional son las dimensiones con peores puntuaciones de calidad de vida. En cambio, la familiar es la que tiene mejor puntuación.*A mayor puntuación, mejor calidad de vida.

Índice de calidad de vida

El índice de riesgo objetivo es mayor que el índice de riesgo subjetivo

Índice de riesgo

La calidad de vida de las personas cuidadoras se entiende como su propio contexto, la situación y las características del cuidado de la persona en situación de dependencia y su entorno (variables socioculturales y elementos mediadores) como la valoración que la persona cuidadora realiza de su propia situación. La forma en que interactúan estos elementos y las estrategias con las que cuenta la propia persona cuidadora darán lugar a un mayor o menor impacto en su calidad de vida.

Indicadores específicos sobre la calidad de vida de las PCNP

de la muestra cuenta con algun servicio o prestación económica

Un 57%

considera que no tiene el tiempo suficiente para dedicarse a sí mismo/a

Un 54%

tiene diagnosticada alguna enfermedad, lesión o dolor

Un 67%

dedica menos de 30 minutos a su higiene personal

Un 67%

no puede ir de vacaciones por tener que cuidar

A un 61%

recibe menos de 2 veces al mes por parte de sus familiares

El 73,3%

desearia recibir más ayuda por parte de su entorno familiar

Un 52%

realiza actividades de ocio fuera del hogar menos de 2 veces al mes

de la muestra dice sentirse estresado más de una o dos veces por semana

55%

El

Un 68,0%

Impacto de servicios y prestaciones en la CVPCNP

Calidad de Vida y tipología de prestaciones

La implementación de la SAAD ofrece recursos públicos reconocidos, cuya función es descargar, en mayor o menor medida,la responsabilidad del cuidado. No obstante, si no se continua con el desarrollo de la implementación del SAAD se pone en riesgo la salud de las personas cuidadoras como principales responsables del cuidado, y, en consecuencia, también se verá repercutida la calidad de vida de las personas en situación de dependencia.

La acción comunitaria en los cuidados

Como principales responsables del cuidado y con mayor conocimiento de las necesidades de la persona dependiente, las personas cuidadoras no profesionales alertan de que su opinión debería ser considerada para poder aumentar la eficiencia del servicio.

contemplar las necesidades de la persona cuidadora

Desarrollar prestaciones preventivas comunitarias en determinados perfiles de dependencia, así como fomentar políticas de trabajo comunitario, generar espacios comunitarios de cuidado y de ayuda mutua son expuestas por las personas entrevistadas destacando el papel de la comunidad como generador de red de apoyo para las personas cuidadoras.

Los resultados obtenidos reflejan que las personas cuidadoras con una prestación de servicios tienen mejor calidad de vida que las PCNP con prestación económica.Se destaca la necesidad de continuar trabajando, tanto cualitativa como cuantitativamente en el desarrollo de su implementación.

complementariedad del SAAD con las PCNP

Indicadores y retos

Destacan dos aspectos en la mejora cualitativa y cuantitativa del sistema:La adaptación a las nuevas situaciones de cuidado ante el creciente colectivo de personas en situación de dependencia debido al envejecimiento de la población, especialmente de las personas con discapacidad.La necesidad de una inversión pública regular y constante, que en situaciones de crisis como la actual generada por la Covid-19, no siempre está asegurada. Existe el riesgo de privatización de los recursos en caso de que la inversión pública disminuya, privatizando los cuidados.

Título aquí

Puedes escribir una descripción aquí

Impacto del Covid-19 en la CVPCNP

Impacto de la COVID-19 en la calidad de vida de las PCNP

8 de cada 10

de las personas cuidadoras no profesionales han detectado alguna repercusión negativa por la COVID-19

VER

01

1 de cada 4 personas cuidadoras han destacado de forma explícita un desgaste físico y emocional.

04

Según un 15% de la muestra, el confinamiento generado por la COVID-19 ha implicado un aumento de horas de cuidado.

02

Tanto la presencia del virus como las medidas de prevención y seguridad como el confinamiento ha afectado en el estado de salud de la persona en situación de dependencia.

05

06

Contagiarse del virus repercute de forma doble en las personas cuidadoras no profesionales, en especial si la responsabilidad cae de forma exclusiva o si no se dispone de una red de apoyo.

03

Las personas cuidadoras no profesionales han indicado extremar las medidas de higiene preventivas tanto de ellas mismas como de las personas en situación de dependencia.

07

Se han detectado situaciones de mayor estrés en las personas cuidadoras debido a las dificultades paracompaginar el cuidado con el trabajo o el tiempo libre.

1 de cada 10 personas cuidadoras han indicado la imposibilidad acceder a servicios de apoyo.

“Me ha aumentado el estrés y la ansiedad y físicamente también con alteraciones de la tiroides.”“Mi pareja ha sufrido un empeoramiento general en todos los aspectos, lógicamente me afecta mucho ver el deterioro que presenta”

El 85,3% de las PCNP de la muestra son mujeres.Respecto a la edad, casi 2 de cada 3 personas cuidadoras no profesionales tiene entre 46 a 65 años (63,6%).Destaca también que 1 de cada 10 personas tiene 66 años o más (9,6%). Sobre su unidad de convivencia, el 58,4% viven con su pareja o expareja, seguido de un 51,8% que viven con su/s hijo/s o hija/s. Otros datos de interés sociodemográfico sobre la muestra es que un 4 de cada 10 personas tienen estudios universitarios medios o superiores (40,8%), y casi el 50% se encuentran actualmente trabajando. Un 15,8% de las personas han indicado que tienen un nivel de ingresos mensuales netos inferiores a 1.000 euros en su hogar.

“Mi marido depende más de mí, ha empeorado ostensiblemente: para la medicación, movimientos, ilusiones visuales...”“Mi madre ha sufrido ataques de ansiedad y ha necesitado y necesita más atención y más afecto...”

“Saturación por no poder recibir ayudas domiciliarias o ir a centro de día”“Los servicios se han visto tensionados en la situación de pandemia lo que ha repercutido en su calidad”“La persona dependiente ha dejado de asistir al Centro de Dia, por lo que ha estado más tiempo sola hasta que he tenido que dejar de trabajar para atenderla, pues ha empeorado mucho emocionalmente, con miedo a esta sola provocándole crisis de ansiedad que hacían que tuviéramos que llamar al 061.”

“He tomado todas las precauciones necesarias, pero seguimos funcionando de la misma manera”“Me ha afectado porque tengo dos personas mayores y para que no cogieran el Covid-19 y he tenido que aumentar las medidas de higiene, la ropa la lavo todos los días, creo que soy bastante responsable porque ellos me necesitan”

“Estoy más cansada ya que dedico las 24h a su cuidado al no ir al centro de día”“Jornada intensiva y sin descanso como cuidadora.”“Ha empeorado, estar 24h sola con mi hijo me ha conducido a una situación muy negativa”

“Padecer el Covid-19 y no poder cuidar a mi esposa durante una semana.”“Muy mal, contraje el virus y durante dos meses estuve aislada, cuidaban a mi madre mi hermano el mayor y mi hija, mi madre lleva la bomba de duodopa y hay que conectar y desconectar todos los días, se encargaron ellos de todo.”

“Ha sido un caos, trabajo como autónoma y he pertenecido al grupo de actividad esencial. La carga de trabajo ha sido enorme y a ello se ha unido el miedo a meter el virus en casa y afectar a la persona de riesgo que vive conmigo”“Absolutamente he aparcado mis obligaciones laborales para estar siempre en casa con ella.”“He tenido que dejar de trabajar.”“Más problemas para disfrutar de mi tiempo libre”“Nulas relaciones con amigos y practica de deporte fuera de casa, semiconfinamiento por convivir con persona de alto riesgo.”

El 85,3% de las PCNP de la muestra son mujeres.Respecto a la edad, casi 2 de cada 3 personas cuidadoras no profesionales tiene entre 46 a 65 años (63,6%).Destaca también que 1 de cada 10 personas tiene 66 años o más (9,6%). Sobre su unidad de convivencia, el 58,4% viven con su pareja o expareja, seguido de un 51,8% que viven con su/s hijo/s o hija/s. Otros datos de interés sociodemográfico sobre la muestra es que un 4 de cada 10 personas tienen estudios universitarios medios o superiores (40,8%), y casi el 50% se encuentran actualmente trabajando. Un 15,8% de las personas han indicado que tienen un nivel de ingresos mensuales netos inferiores a 1.000 euros en su hogar.

“Mi rol de cuidador se ha profundizado, con más compromiso, más cuidado, por el grado de propagación y contagio del Covid-19”

www.peretarres.org/consultoria-estudis

cie@peretarres.org