Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

La mujer en

África

Tú puedes darles voz

Antes de empezar...

Fundación Kirira centra su labor principal en 4 ODS:

La mujer africana es un motor privilegiado para alcanzar el desarrollo económico, promover la igualdad social y política y obtener la paz en aquellos lugares donde aún hay conflictos de algún tipo. A pesar de ello, en muchos lugares continúa padeciendo una condición de sumisión e inferioridad, la gran mayoría de las veces invisibilizada. Allí reside entonces un gran desafío para el progreso del continente: hacer visible el rol de la mujer en la sociedad, por eso, TÚ PUEDES DARLES VOZ.



Tales prácticas comprenden desde ritos de iniciación, festivales, ceremonias de imposición de nombre a niños y niñas y ceremonias matrimoniales, hasta tomas de poder de los jefes de tribu y funerales. Las distintas tradiciones y creencias supersticiosas son importantes para diferenciarse de las personas de otras localizaciones geográficas. Al preservar y practicar dichas costumbres y ritos, garantizan la continuidad y la protección de su rica herencia cultural.

África es un continente que se caracteriza por sus prácticas culturales y las creencias tradicionales forman parte de la identidad africana. Muchas de dichas prácticas son transgeneracionales, preservadas por distintos motivos en las tribus africanas. Algunas de ellas son fundamentales para moldear la sociedad africana e inculcar las virtudes reales de África en sus hijos e hijas.

El continente, de gran magnitud, se viene desarrollando de forma paulatina. La mayoría de la población vive en zonas rurales y la esperanza de vida es de casi 60 años. La mujer en África está caminando a pasos agigantados hacia su igualdad social. Después de casi medio siglo de trabajo todavía tiene una serie de retos por delante.

La condición en la que se encuentran la mayoría de las mujeres africanas responde a una situación de sumisión e inferioridad tanto en la vida pública como en la privada, tanto en las zonas urbanas como en las rurales. A pesar de que las mujeres africanas son piezas clave en todos los aspectos de la realidad social, económica y cultural de sus países, su participación en el desarrollo ha permanecido ampliamente invisible.

Meta: Para 2030, erradicar la pobreza extrema para todas las personas en el mundo, actualmente medida por un ingreso por persona inferior a 1,25 dólares al día.

ODS 1. La mayoría de las personas que viven por debajo del umbral de la pobreza viven en dos regiones: Asia meridional y África subsahariana.

Los hombres en la cultura africana tienden a tener una posición más privilegiada. Todos quieren tener un hijo varón. Un niño es mucho más fácilmente aceptado y atendido que una niña. En muchas culturas africanas el varón es la persona que hereda la propiedad, es la persona que puede comprar tierras, tomar decisiones familiares importantes sin necesidad de consultar. La preferencia del varón sobre la mujer, los índices de pobreza, la falta de recursos… son algunas de las barreras a las que se enfrenta la mujer africana para llegar a recibir una educación.

ODS 4. Más de la mitad de las niñas que no están matriculadas en la escuela viven en el África Subsahariana.

Meta: De aquí a 2030, eliminar las disparidades de género en la educación y asegurar el acceso igualitario a todos los niveles de la enseñanza y la formación profesional para las personas vulnerables, incluidas las

personas con discapacidad, los pueblos indígenas y los niños en situaciones de vulnerabilidad.

ODS 6. Agua y Saneamiento. Las mujeres y las niñas son las encargadas de recolectar agua en el 80% de los hogares sin acceso a agua corriente.

En muchos países de África, sobre todo en las zonas rurales, las existencia de las niñas no tiene otro objetivo que el de quedarse en casa cuidando de los hermanos pequeños, el ganado y el resto de tareas domésticas, así como la búsqueda de agua. De media, deben recorrer diariamente unos 10 Km para encontrar agua que normalmente se encuentra estancada en pozos subterráneos.

Meta: De aquí a 2030, ampliar la cooperación internacional y el apoyo prestado a los países en desarrollo para la creación de capacidad en actividades y programas relativos al agua y el saneamiento, como los de captación de agua, desalinización, uso eficiente de los recursos hídricos, tratamiento de aguas residuales, reciclado y tecnologías de reutilización.residuales, reciclado y tecnologías de reutilización.

ODS 5. Solo el 52% de las mujeres casadas o en una unión, toman libremente sus propias decisiones sobre relaciones sexuales, uso de anticonceptivos y atención médica.

En la cultura africana, el concepto de familia y el papel que ejerce la mujer en la misma es una base fundamental sustentada en los principios de la solidaridad y hospitalidad. A pesar de ello, la mayoría de las mujeres africanas apenas ha logrado acabar sus estudios de primaria (o ni siquiera) por dedicarse a los oficios domésticos y al cuidado de sus familiares. En muchos casos, son obligadas a contraer matrimonios forzados que limitan sus posibilidades de desarrollo laboral y profesional. Además, al casarse, la maternidad se le impone como una obligación de la unión marital.

Meta: Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina.

Una de las consecuencias de no tener acceso a la educación, sumada al peso de algunas tradiciones patriarcales y familiares es el sometimiento a algunas prácticas como pueden ser la mutilación genital femenina.


La Mutilación Genital Femenina es un ritual que se considera como el paso de la pubertad a la edad adulta. Cuando una niña es mutilada significa que estaría lista para casarse. En la foto podemos observar a la chica de la izquierda con una capa negra que indica que ha sido mutilada. Por lo general casan a las niñas con hombres mucho mayores que ellas por las que pagan una dote que suele ser ganado.

ODS 5. A nivel mundial, 750 millones de mujeres y niñas se casaron antes de los 18 años y al menos 200 millones de mujeres y niñas en 30 países se sometieron a la mutilación genital femenina (MGF).

Meta: Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación.

ODS 6. Las mujeres en el norte de África acceden a menos de uno de cada cinco empleos remunerados en el sector no agrícola. La proporción de mujeres en empleos remunerados fuera del sector agrícola ha aumentado del 35% en 1990 al 41% en 2015.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la mayor parte del trabajo que realizan las mujeres rurales africanas hace referencia a la agricultura. La mujer rural africana trabaja cultivando la tierra, sembrando, cosechando, y todo esto representan más del 90% de la dieta de la población rural pobre. Por lo tanto, todas aquellas medidas o acciones que afecten al sector agrícola afectarán, por consiguiente, al desarrollo del papel de la mujer rural en el continente.

Meta: Emprender reformas que otorguen a las mujeres igualdad de derechos a los recursos económicos, así como acceso a la propiedad y al control de la tierra y otros tipos de bienes, los servicios financieros, la herencia y los recursos naturales, de conformidad con las leyes nacionales.

La mujer es la que sostiene las actividades agrícolas a pequeña escala y el pequeño comercio.

En el 80% de los casos, las mujeres están al frente de este tipo de economía informal. Otros datos destacables son que un tercio de las mujeres empresarias no cuentan con formación para sus negocios y solo el 50% de las empresarias tienen acceso a financiación y créditos.

ODS 4. Más de la mitad de los niños y niñas que no están matriculados/as en la escuela viven en el África Subsahariana.

Algunos de los problemas a los que se enfrenta la mujer africana se pueden mejorar y solucionar con la educación. La formación es una garantía, una mujer formada suele ser más propensa a conocer y luchar por sus derechos. También es más capaz de tener una cierta independencia para desarrollar su vida y carrera profesional.

Meta: De aquí a 2030, eliminar las disparidades de género en la educación y asegurar el acceso igualitario a todos los niveles de la enseñanza y la formación profesional para las personas vulnerables, incluidas las personas con discapacidad, los pueblos indígenas y los niños en situaciones de vulnerabilidad.

ODS 4. 617 millones de jóvenes en el mundo carecen de los conocimientos básicos en aritmética y de un nivel mínimo de alfabetización.

La educación es una herramienta esencial en la lucha contra la pobreza. Está demostrado que las sociedades con mayores índices de educación son más prósperas económicamente. Por ello, invertir en la educación de las niñas en aquellos países donde sus índices de escolarización son muy bajos o inexistentes, es una apuesta segura para su propio desarrollo, el de las futuras generaciones y para el crecimiento sostenible de los países.

Meta: De aquí a 2030, asegurar que todos los alumnos adquieran los conocimientos teóricos y prácticos necesarios para promover el desarrollo sostenible, entre otras cosas mediante la educación para el desarrollo sostenible y los estilos de vida sostenibles, los derechos humanos, la igualdad de género, la promoción de una cultura de paz y no violencia, la ciudadanía mundial y la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura al desarrollo sostenible.

En un contexto donde la población mundial está envejeciendo en términos demográficos, África continua con la tendencia demográficamente activa, teniendo una de las poblaciones más jóvenes del mundo. Esto representa un gran desafío si se conecta con los aspectos educativos, puesto que, a largo plazo, esa población joven, de la que hablan los censos estadísticos, será la que probablemente tome decisiones cruciales para el desarrollo político, social y económico del continente.

GIRLS WANT EDUCATION, NOT MUTILATION

Es importante sensibilizar a las comunidades educativas, a la clase política y a los gobernantes, así como a la sociedad en general, sobre la igualdad y el empoderamiento de las mujeres africanas como importantes factores para el desarrollo y avance del continente; y entender a su vez que es una lucha conjunta que se debe hacer por igual entre hombres y mujeres.

ODS 5. La igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino que es uno de los fundamentos esenciales para construir un mundo pacífico, próspero y sostenible.

La igualdad de género, la visibilidad social, la independencia económica y financiera, el acceso al mercado laboral y el libre desarrollo de su personalidad son algunos de los retos a los que se enfrentan las mujeres de este continente. Desde hace años la marea está cambiando hacia una verdadera justicia social que pasa necesariamente por la igualdad entre hombre y mujeres.

Meta: Aprobar y fortalecer políticas acertadas y leyes aplicables para promover la igualdad de género y el empoderamiento de todas las mujeres y las niñas a todos los niveles.

Y PARA TERMINAR...

@kirirafundacion

@FundacionKirira

@fundacionkirira

¡GRACIAS!