Want to make creations as awesome as this one?

No description

Transcript

Consejería de Educación

2º BachilleratoHistoria de la filosofíaBloque 4: La filosofía en la Modernidad y la Ilustración1. Descartes

DESCARTES

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA 2ºBACHILLERATO

Texto EBAU

- Imagen 1

Tema 4. DESCARTES, R., Discurso del método, cuarta parte (trad. E. Bello Reguera, Madrid, Tecnos, 1994, pp. 44-52)No sé si debo entreteneros con las primeras meditaciones que allí he hecho, pues son tan metafísicas y tan fuera de lo común que tal vez no sean del gusto de todos. Sin embargo, con el fin de que se pueda apreciar si los fundamentos que he establecido son bastante firmes, me veo en cierto modo obligado a hablar de ellas. Desde hace mucho tiempo había observado que, en lo que se refiere a las costumbres, es a veces necesario seguir opiniones que tenemos por muy inciertas como si fueran indudables, según se ha dicho anteriormente; pero, dado que en ese momento sólo pensaba dedicarme a la investigación de la verdad, pensé que era preciso que hiciera lo contrario y rechazara como absolutamente falso todo aquello en lo que pudiera imaginar la menor duda, con el fin de comprobar si, hecho esto, quedaba en mi creencia algo que fuera enteramente indudable. Así, puesto que nuestros sentidos nos engañan algunas veces, quise suponer que no había cosa alguna que fuera tal como nos la hacen imaginar. Y como existen hombres que se equivocan al razonar, incluso en las más sencillas cuestiones de geometría, y cometen paralogismos, juzgando que estaba expuesto a equivocarme como cualquier otro, rechacé como falsos todos los razonamientos que había tomado antes por demostraciones. Y, en fin, considerando que los mismos pensamientos que tenemos estando despiertos pueden venirnos también cuando dormimos, sin que en tal estado haya alguno que sea verdadero, decidí fingir que todas las cosas que hasta entonces habían entrado en mi espíritu no eran más verdaderas que las ilusiones de mis sueños. Pero, inmediatamente después, advertí que, mientras quería pensar de ese modo que todo es falso, era absolutamente necesario que yo, que lo pensaba, fuera alguna cosa. Y observando que esta verdad: pienso, luego soy, era tan firme y tan segura que todas las más extravagantes suposiciones de los escépticos no eran capaces de socavarla, juzgué que podía admitirla como el primer principio de la filosofía que buscaba.Al examinar, después, atentamente lo que yo era, y viendo que podía fingir que no tenía cuerpo y que no había mundo ni lugar alguno en el que me encontrase, pero que no podía fingir por ello que yo no existía, sino que, al contrario, del hecho mismo de pensar en dudar de la verdad de otras cosas se seguían muy evidente y ciertamente que yo era; mientras que, con sólo haber dejado de pensar, aunque todo lo demás que alguna vez había imaginado existiera realmente, no tenía ninguna razón para creer que yo existiese, conocí por ello que yo era una sustancia cuya esencia o naturaleza no es sino pensar, y que, para existir, no necesita de lugar alguno ni depende de cosa alguna material. De manera que este yo, es decir, el alma por la cual soy lo que soy, es enteramente distinta del cuerpo e incluso más fácil de conocer que él y, aunque el cuerpo no existiese, el alma no dejaría de ser todo lo que es.Después de esto, examiné lo que en general se requiere para que una proposición sea verdadera y cierta; pues, ya que acababa de descubrir una que sabía que lo era, pensé que debía saber también en qué consiste esa certeza. Y habiendo observado que no hay absolutamente nada en pienso, luego soy que me asegure que digo la verdad, a no ser que veo muy claramente que para pensar es preciso ser, juzgué que podía admitir esta regla general: las cosas que concebimos muy clara y distintamente son todas verdaderas; si bien sólo hay alguna dificultad en identificar exactamente cuáles son las que concebimos distintamente.Reflexionando, a continuación, sobre el hecho de que yo dudaba y que, por lo tanto, mi ser no era enteramente perfecto, pues veía con claridad que había mayor perfección en conocer que en dudar, se me ocurrió indagar de qué modo había llegado a pensar en algo más perfecto que yo; y conocí con evidencia que debía ser a partir de alguna naturaleza que, efectivamente, fuese más perfecta. Por lo que se refiere a los pensamientos que tenía de algunas otras cosas exteriores a mí, como el cielo, la tierra, la luz, el calor, y otras mil, no me preocupaba tanto por saber de dónde procedían, porque, no observando en tales pensamientos nada que me pareciera hacerlos superiores a mí, podía pensar que, si eran verdaderos, era por ser dependientes de mi naturaleza en tanto que dotada de cierta perfección; y si no lo eran, que procedían de la nada, es decir, que los tenía porque había en mí imperfección. Pero no podía suceder lo mismo con la idea de un ser más perfecto que el mío; pues, que procediese de la nada era algo manifiestamente imposible; y puesto que no es menos contradictorio pensar que lo más perfecto sea consecuencia y esté en dependencia de lo menos perfecto, que pensar que de la nada provenga algo, tampoco tal idea podía proceder de mí mismo. De manera que sólo quedaba la posibilidad de que hubiera sido puesta en mí por una naturaleza que fuera realmente más perfecta que la mía y que poseyera, incluso, todas las perfecciones de las que yo pudiera tener alguna idea, esto es, para decirlo en una palabra, que fuera Dios (...).Quise buscar, después, otras verdades y, habiéndome propuesto el objeto de los geómetras, que concebía como un cuerpo continuo o un espacio indefinidamente extenso en longitud, anchura y altura o profundidad, divisible en diversas partes, que podían tener diferentes figuras y tamaños, y ser movidas o trasladadas de todas las maneras posibles, pues los geómetras suponen todo esto en su objeto, repasé algunas de sus más simples demostraciones. Y habiendo advertido que la gran certeza que todo el mundo les atribuye sólo está fundada en que se las concibe con evidencia, siguiendo la regla antes formulada, advertí también que no había en ellas absolutamente nada que me asegurase la existencia de su objeto. Porque, por ejemplo, veía bien que, si suponemos un triángulo, sus tres ángulos tienen que ser necesariamente iguales a dos rectos, pero en tal evidencia no apreciaba nada que me asegurase que haya existido triángulo alguno en el mundo. Al contrario, volviendo a examinar la idea que tenía de un ser perfecto, encontraba que la existencia estaba comprendida en ella del mismo modo que en la de un triángulo está comprendido el que sus tres ángulos son iguales a dos rectos, o en la de una esfera, el que todas sus partes equidistan de su centro, e incluso con mayor evidencia; y, en consecuencia, es al menos tan cierto que Dios, que es ese ser perfecto, es o existe, como puede serlo cualquier demostración de la geometría.NOTA:2 Del texto de Descartes se suprime, a efectos de exámenes EBAU, el fragmento de las páginas 50- 51, desde: “Añadí a esto”, hasta el final de dicho párrafo. En este mismo texto, en la página 46, línea 5, de la 6ª edición, debe corregirse la traducción de manera que se suprima la negación no, por lo que la traducción queda así: “con el fin de comprobar si, hecho esto, quedaba en mi creencia algo que fuera enteramente indudable”.

EL COGITO Y EL CRITERIO DE VERDAD

la duda: características y niveles

03

el método: características

02

objetivo de su pensamiento

01

04

05

1ª verdad: "cogito, ergo sum" :pienso luego existo

06

2ª verdad: soy una cosa que piensa: un yo o mente

contextualización de su pensamiento

07

08

criterio de verdad o certeza

preguntas semiabiertas. ejemplos

- Imagen 2

EL COGITO Y EL CRITERIO DE VERDAD. DESCARTESDescartes quería construir un sistema filosófico basado en la razón autónoma y que sirviera para fundamentar el nuevo modelo de hombre racional y libre, y el nuevo modelo mecanicista de ciencia. Para él este sistema sería como un árbol donde la metafísica serían las raíces, el tronco la física y las ramas, la medicina, la mecánica y la moral, por lo que la ciencia es concebida de modo unitario y los distintos saberes quedarían conectados de modo geométrico, desde los principios hasta el resto de conocimientos.Para diseñar el método se inspira en las matemáticas, saber cierto y riguroso, que a partir de principios evidentes permite progresar en el conocimiento y descubrir nuevas verdades. Y son dos las operaciones mentales en las que se basan las matemáticas: la intuición (la captación inmediata de un objeto de forma puramente intelectual) y la deducción (derivando unas verdades de otras ya conocidas), por lo que define su método como un conjunto de reglas fáciles para distinguir lo verdadero de lo falso, incrementando el conocimiento. En el Discurso del método propone cuatro reglas: la evidencia, el análisis, la síntesis y la enumeración. Estas reglas son fundamentales para alcanzar la certeza absoluta, ya que solo a partir de un método riguroso se podrá construir el sistema de verdades firmes y seguras. Es evidente que en el planteamiento cartesiano el sujeto autónomo y activo está en primer plano, destacando la importancia del sujeto ante la posesión de la verdad y el modo de alcanzarla.Una vez que tiene diseñado su método aparece la duda universal y metódica como consecuencia de su puesta en práctica, dudando del testimonio de los sentidos, del razonamiento matemático y de la propia realidad en elDiscurso del método. Añadió un cuarto motivo en las Meditaciones con la hipótesis del genio maligno. Y es a través de ella como alcanza su primera verdad, cierta y totalmente segura y que no puede ser atacada por los escépticos: pienso luego soy (cogito ergo sum). Esta verdad es la primera que encuentra y la convierte en el principio de su filosofía o sistema científico sobre el que va a apoyar todas las demás verdades, además es el prototipo o modelo de toda verdad, por lo que deriva de él un criterio de verdad o certeza.Esta primera verdad es fruto de una intuición, aunque parezca formalmente una deducción. No se trata de que del hecho de dudar se derive la existencia, sino de la captación inmediata de una verdad, en tanto que la actividad pensante me evidencia mi existencia real, ya que al dudar no puedo dejar de afirmar mi existencia. Descartes entiende por mente tanto las actividades del entendimiento como las de la voluntad, por lo que cualquiera de estas actividades nos llevarían a esta primera verdad, lo que le supuso recibir alguna crítica por tal identificación.De la primera verdad deduce una segunda verdad: la naturaleza de esa existencia que es la mente o el pensamiento, cuyo contenido son las ideas. Ya que si primero sabe que existe, en segundo lugar encuentra que su esencia o naturaleza es mental, existe como mente, y ésta es distinta del cuerpo o res extensa. Es aquí donde aparece el dualismo cartesiano, separando el yo o mente del cuerpo, cuya evidencia no es inmediata como el cogito, sino posterior o mediata. Solo descubre que están separados y que el alma es más fácil de conocer.Es en la sexta meditación donde explicará la relación del alma con el cuerpo y la existencia de las cosas materiales, ya que hasta aquí solo sabe que existen los cuerpos y que su atributo o esencia es la extensión.Descartes utilizó un argumento que Agustín de Hipona ya había utilizado contra los escépticos, sucesores de la Academia de Platón, “si fallor, sum”, aunque Descartes no usó la duda de forma escéptica, sino solo como un instrumento para hallar la verdad. La clave de la valoración del sujeto-yo de Descartes está en que introdujo una forma diferente de fundamentar el conocimiento que continuaría en toda la modernidad y que contrastaba con la visión antigua y medieval que puso este fundamento en los objetos o en el mundo exterior ignorando en parte el papel del sujeto en el conocimiento de la realidad.Posteriormente del cogito Descartes derivó un criterio de certeza o de verdad cuyas características son la claridad y la distinción. Después de haber alcanzado una verdad indubitable, la analizó para descubrir sus características, destacando que la evidencia consiste en la intuición de una idea clara y distinta. En sus Principios de filosofía llama claro a aquello que está presente y manifiesto a una mente atenta, y distinto a aquello que es tan preciso y diferente que no puede confundirse con nada. Por lo que una idea que tenga todos sus elementos definidos es clara, pero solo es distinta si no se confunde con ninguna otra.El problema que se plantea es que este criterio sólo tenía validez subjetiva por la duda metódica. Así que saber que existe, que existe como mente, que parece que además tiene cuerpo, que tiene ideas, pero no sabe si son ciertas o no, y que solo las que percibe clara y distintamente son verdaderas para él, no es suficiente. Para salir de este solipsismo Descartes deberá buscar entre las ideas que tiene en su mente y al encontrar la idea de Dios como idea innata, demostrará su existencia. Las tres pruebas que propone para su demostración salvarán la hipótesis del genio maligno, y al ser este un Dios bondadoso y que no nos engaña quedará garantizada la validez objetiva de las ideas, correspondiendo entonces las ideas que tenemos en nuestra mente con los objetos que hay en el mundo.Es obvio que la pretensión de Descartes de construir su sistema de pensamiento tomando como fundamento al sujeto autónomo no lo logra finalmente, puesto que para garantizar la validez objetiva del conocimiento necesita de Dios como intermediario entre nuestra mente y el mundo. Aún así Descartes situará en el centro al sujeto y esta es una idea fundamental que marcará todo el pensamiento moderno. El yo o mente es primero en el orden del conocimiento, para ir a Dios y desde Dios al mundo, pero en el orden del ser Dios es lo primero, ya que la Res Infinita es la causa de las demás sustancias que hay en la realidad: las almas o mentes y todos los cuerpos.

1.OBJETIVO DE SU PENSAMIENTO

PROYECTO: Alcanzar la verdad filosófica a través de la razón: Construir un sistema filosófico basado en el correcto uso de la razón que sirva de fundamento al nuevo modelo de ciencia y al nuevo modelo de hombre racional y libre

1.Rompe con el pensamiento escolástico y se propone empezar desde el principio.

2. Solo va a confiar en los conocimientos claros y evidentes.

4.El saber es entendido como algo único que conecta a todos los saberes, como un árbol donde la metafísica sería las raíces, la física el tronco y las ramas las demás ciencias.

3. Su verdad ha de ser probada de forma ordenada y sistemática para lo que diseña un método inspirado en el modelo matemático.

1ª regla: la evidencia :

La duda

2ª regla: el análisis

3ª REGLA: LA SÍNTESIS

5ªVía del orden o finalidad de los seres

2. el método: características

4ª REGLA: LA ENUMERACIÓN Y CONTROL

No admitir nunca como verdadera ninguna cosa que no conociese con evidencia que lo era. Evitando la precipitación y la prevención.

Dividir un problema en sus p artes más simples para hacer posible la intuición de cada una de ellas.

Recomponer el conocimiento desde lo más simple a lo más complejo, encadenando las ideas anteriores para deducir todo lo demás.

Hacer una revisión de todo lo realizado: revisión del orden seguido y control de que no se haya omitido nada.

Serie de reglas ciertas y fáciles, tales que todo aquel que las observe exactamente no tome nunca algo falso por verdadero. Utilizando las operaciones fundamentales que tiene nuestra mente de manera natural: la intuición y la deducción

3. LA DUDA metódica

a. características:

b. niveles:

1. de los sentidos

2. de nuestros razonamientos: LA DEDUCCIÓN

4. de la capacidad racional: la intuición

3. de la propia realidad: DEL MUNDO

Para alcanzar la certeza absoluta es necesario dudar de todo aquello de lo que se pudiera dudar. 1ª REGLA DEL MÉTODO

A veces los sentidos nos engañan, por lo que debemos dudar de que lo que percibo sea tal y como lo percibo.

En algunos razonamientos nos equivocamos, por lo que se duda de la capacidad deductiva de la razón

Puede que lo que tengamos por real sea producto de nuestra imaginación, como cuando soñamos y en el sueño lo sentimos como real. Hasta aquí enEl discurso del método.

Incluso de las proposiciones matemáticas que intuimos como ciertas se puede dudar, ya que se puede suponer la existencia de un genio maligno que nos engaña. (Meditaciones Metafísicas)

- Universal, se duda de todo lo que se pueda dudar. - Metódica, solo como instrumento para hallar la certeza- Provisional, no es el objetivo final. - Teorética, no se extiende a la conducta moral.

4. 1ª verdad:"cogito,ergo sum": pienso luego existo.

1.Es la duda metódica la que le lleva a alcanzar esta 1ª verdad. El mismo acto de dudar me revela mi existencia ( Agustín de Hipona lo había formulado ya como "si fallor, sum" si me equivoco, existo.)

2. Aunque está formulada como una inferencia deductiva, no lo es. No se trata de que deduzca su existencia del hecho de pensar, sino que es la actividad del pensamiento la que le lleva a evidenciar su existencia como una intuición racional. Se intuye la imposibilidad de existir sin pensar.

3. En el pensamiento Descartes incluye tanto las operaciones del entendimiento ( conocer, dudar, entender, etc...) como las de la voluntad (querer, sentir, desear, etc...)

4.Pero ¿qué es lo que se afirma con esta 1ª verdad? Después de aplicar la duda todo había quedado en suspenso, por lo que la evidencia que tiene es solo como algo que piensa, como mente, pero no de su existencia física o corpórea.

Primer principio evidente sobre el que pretende construir su sistema filosófico (orden del conocimiento)

CONCLUSIÓN: Soy una cosa que piensa, duda, entiende, afirma, niega, quiere, imagina y siente.

5. 2ª verdad: soy una cosa que piensa : un yo o mente

dualismo: distinción alma y cuerpo

¿POR QUÉ ES DUALISTA DESCARTES? Con esta clasificación que separa la sustancia pensante de la sustancia extensa queda claro que la metafísica cartesiana es dualista, ya que el ser humano aparece como un compuesto de una parte material o física sometida a las leyes de la naturaleza, por lo que aquí vemos su adhesión al paradigma científico moderno que afirmaba el determinismo y el mecanicismo para el mundo físico. En este nivel de realidad todo está sometido a las leyes físicas, y en este caso lo extenso queda reducido a las cualidades matematizables. La otra sustancia, el alma o la mente está caracterizada por la libertad, ella queda libre del determinismo físico. La causa de este dualismo es la de salvar la libertad y hacer posible la moral, ya que solo si la voluntad humana es libre tiene sentido proponernos metas como personas y valores que nos orienten. El problema que se le presenta a Descartes es cómo conectar estas dos sustancias, que son tan diferentes. La propuesta que hace es que esto sucedería a través de la glándula pineal, pero está claro que no es algo que esté demostrado.

sustancia: Aquello que no necesita de ninguna otra cosa para existir, excepto de dios.

1. res infinita: dios

3. res extensa: cuerpo o materia

2. res cogitans: alma o mente

Su atributo es la INFINITUD y no tiene modos

Su atributo es el pensamiento y los modos son lAS IDEAS

Su atributo es la extensión y los modos son cantidad, figura y movimiento

- Imagen 3

res finita:

libertad

determinismo

LA RES INFINITA. DIOS.PRUEBAS DE LA DEMOSTRACIÓN DE LA EXISTENCIA DE DIOS:Se encuentran en la última parte del texto delDiscurso del métodoy en la tercera de lasMeditaciones Metafísicas.Después de haber encontrado varias verdades; que sabe que existe, que existe como mente, y un criterio de certeza que solo tiene validez subjetiva, solo para el sujeto, Descartes necesita revisar las ideas que tiene en su mente para salir de esa situación. Así cuando halla la idea de Dios en su mente pasará a demostrar su existencia.Hay tres argumentos; dos basados en el principio de causalidad y uno en el argumento ontológico:- 1ª PRUEBA: Basado en la idea de un Ser Perfecto .Descartes distingue en su mentedos tipos de ideas: las adventicias (vienen del exterior), la idea de un ser perfecto, y otras ideas que no sabemos si las ha inventado nuestra mente (facticias). Tanto las primeras como las últimas no dan problema, pero si tenemos la idea de un ser perfecto, siendo nosotros imperfectos no puede proceder de nosotros. Si se analiza la idea de un ser perfecto y se pregunta por la causa de esa idea, puesto que tiene que haber tanta realidad objetiva en la causa como en el efecto, no puedo yo que soy imperfecto ser su causa.Así, la causa del ser perfecto no puede ser otra que él mismo, y que este ser la ha puesto en mi mente. En las Meditaciones la llama innata.- 2ª PRUEBA: Basado en la imperfección de mi ser(yo).Yo soy un ser imperfecto porque dudo, pero tengo la idea de perfección. Si me hubiera creado a mí mismo me habría dado todas las perfecciones. Por lo tanto Dios es la causa de mi ser y ha puesto su idea en mi mente como la firma del artista en su obra.3ª PRUEBA: El argumento ontológico: Basado en el argumento de S. Anselmo de Canterbury. Comienza con la consideración de ideas innatas como la extensión o el cuerpo continuo. Utiliza una demostración de la geometría para demostrar que a pesar de que sea una demostración rigurosa, nada asegura que esos objetos tengan una existencia real fuera de nuestra mente. Pero si tomamos la idea de Dios, descubrimos que su existencia se encuentra necesariamente incluida en esa idea, pues si le faltara su existencia, ya no sería la idea de un ser perfecto, dado que la existencia es una perfección. -CONCLUSIÓN: Solo después de haber demostrado la existencia de Dios, y que además es un Dios bueno y no me engaña, se supera la hipótesis del genio maligno y los motivos de la duda quedan superados, por lo que el criterio de certeza cobra validez objetiva, y así se puede establecer la conexión entre las ideas de mi mente y las cosas que hay en el mundo. Las ideas que perciba clara y distintamente serán verdaderas y se corresponderán con los objetos a los que representan. Dios se convierte así en el garante de la verdad.

La sustancia extensa: son los cuerpos formados por materia y cuyo atributo es la Extensión.Para Descartes el mundo físico no es conocido de forma directa o inmediata, sino de forma mediata a través del yo o de la mente y de Dios como intermediario. Está sometida a las leyes físicas, por lo que está determinada. Mantiene la teoría mecanicista del mundo físico.

Lasustancia pensantees el yo, el alma o mente, cuyo atributo o cualidad esencial es el Pensamiento.El yo es conocido de forma intuitiva y evidente, y fue la primera verdad encontrada con el método cartesiano. Este yo es el punto de partida de su sistema, desde el cual hallará otras verdades.Solo si la mente está separada del cuerpo puede elegir, y solo si hay libertad tiene sentido la moral al estar en manos de la voluntad.

DESCARTES utiliza los conceptos de sustancia, atributo y modo.Sustanciaes aquello que no necesita de ninguna otra cosa para existir, por lo que rigurosamente solo podría denominarse sustancia a Dios, pero finalmente Descartes considera sustancias a aquellas que solo necesitan de Dios para existir. Esto lleva a distinguir entre la sustancia Infinita, Dios y las sustancias finitas que dependen de Dios, la res cogitans y la res extensa.Atributo se refiere a la característica esencial o fundamental de la sustancia, y modoes la modificación o variación de la sustancia y depende de ella.

6. el criterio de verdad o certeza

distinción entre pensamiento e ideas

pensamiento

ideas: tipos

-Adventicias: proceden del mundo exterior: Ej. : Idea de manzana.- Facticias: las inventamos o imaginamos. Ej.: de unicornio- Innatas: nacemos con ellas.Ej.: Dios, sustancia

Es el acto de pensar: incluye a las operaciones de:- el entendimiento: pensar, dudar, conocer,etc...- la voluntad: amar, desear, sentir,etc...

Son los contenidos de la mente o del pensamiento

Todas las ideas que se perciban de forma clara y distinta serán verdaderas

PRUEBAS DE LA EXISTENCIA DE DIOS

1ª PRUEBA: EN MI MENTE TENGO LA IDEA DE UN SER PERFECTO, PERO PUESTO QUE YO SOY IMPERFECTO PORQUE DUDO, NO PUEDO SER SU CAUSA, LUEGO LA CAUSA DE ESTA IDEA ES DIOS Y ÉL LA HA PUESTO EN MI MENTE.

2ª PRUEBA. UTILIZA EL PRINCIPIO DE CAUSALIDAD APLICADO A NUESTRA IMPERFECCIÓN: YO SOY IMPERFECTO PORQUE DUDO, Y SI ME HUBIERA CREADO MI SER ME HABRÍA HECHO PERFECTO, POR LO QUE DIOS ES LA CAUSA DE MI SER Y HA PUESTO SU IDEA EN MI MENTE COMO LA FIRMA DEL ARTISTA EN SU OBRA.

3ª PRUEBA. BASADA EN EL ARGUMENTO ONTOLÓGICO:DE LA MISMA M ANERA QUE EN UNA DEMOSTRACIÓN DE GEOMETRÍA EXIGE QUE LA RELACIÓN ENTRE LOS ELEMENTOS SEA NECESARIA, LA IDEA DE DIOS EXIGE SU EXISTENCIA, PUESTO QUE SI NO EXISTIERA NO SERÍA EL SER PERFECTO.

- Imagen 7

DESCARTES utiliza los conceptos de sustancia, atributo y modo.Sustanciaes aquello que no necesita de ninguna otra cosa para existir, por lo que rigurosamente solo podría denominarse sustancia a Dios, pero finalmente Descartes considera sustancias a aquellas que solo necesitan de Dios para existir. Esto lleva a distinguir entre la sustancia Infinita, Dios y las sustancias finitas que dependen de Dios, la res cogitans y la res extensa.Atributo se refiere a la característica esencial o fundamental de la sustancia, y modoes la modificación o variación de la sustancia y depende de ella.

Lasustancia pensantees el yo, el alma o mente, cuyo atributo o cualidad esencial es el Pensamiento.El yo es conocido de forma intuitiva y evidente, y fue la primera verdad encontrada con el método cartesiano. Este yo es el punto de partida de su sistema, desde el cual hallará otras verdades.Solo si la mente está separada del cuerpo puede elegir, y solo si hay libertad tiene sentido la moral al estar en manos de la voluntad.

Lasustancia pensantees el yo, el alma o mente, cuyo atributo o cualidad esencial es el Pensamiento.El yo es conocido de forma intuitiva y evidente, y fue la primera verdad encontrada con el método cartesiano. Este yo es el punto de partida de su sistema, desde el cual hallará otras verdades.Solo si la mente está separada del cuerpo puede elegir, y solo si hay libertad tiene sentido la moral al estar en manos de la voluntad.

Lasustancia pensantees el yo, el alma o mente, cuyo atributo o cualidad esencial es el Pensamiento.El yo es conocido de forma intuitiva y evidente, y fue la primera verdad encontrada con el método cartesiano. Este yo es el punto de partida de su sistema, desde el cual hallará otras verdades.Solo si la mente está separada del cuerpo puede elegir, y solo si hay libertad tiene sentido la moral al estar en manos de la voluntad.

1. LA OBRA Y EL PENSAMIENTO DEL AUTOR

2.A: La época en la que le TOCÓ vivir (siglo xVii)

2.B: El papel del autor en la HISTORIA DE la FILOSOFÍA .

7.CONTEXTUALIZACIÓN DEL PENSAMIENTO DE r.descartes

- Imagen 4

- Imagen 5

- Imagen 6

CONTEXTO MARCO 2.A: ÉPOCA EN LA QUE VIVIÓ EL AUTOREn cuanto al tercer aspecto, René Descartes vivió en el siglo XVII (1596 - 1650), cuando el Renacimiento y la nueva ciencia ya habían triunfado. El Renacimiento había puesto en primer plano al sujeto humano, como un sujeto autónomo y libre, que había roto el yugo de la autoridad (libre interpretación de la Biblia, negación de la autoridad papal), había ensanchado su mundo (descubrimiento de América), se consideraba capaz de dominar la naturaleza (ciencia y técnicas modernas, especialmente la matematización de la física). La escolástica estaba muerta, la crítica renacentista y científica había destruido el viejo orden de conocimientos, y se requería una nueva filosofía que respondiera a las nuevas necesidades del espíritu: ese fue el reto al que se enfrentó Descartes.Por otro lado, la cuestión de la religión y de Dios estaban en primer plano: todos –protestantes y católicos– tomaban a Dios como fundamento de sus posiciones. Descartes no será ajeno a esta consideración: Dios es uno de los pilares de su filosofía. No sólo la idea de que existe Dios, sino que es algo que se puede demostrar filosóficamente y que, sin él, no hay ni ciencia rigurosa ni filosofía. Esto da razón de las líneas de fuerza de la filosofía cartesiana. Como la filosofía escolástica había fracasado, era necesario superar la incertidumbre originada. Por el contrario, la física moderna se iba imponiendo poco a poco con paso seguro. Esto se debía al uso de un método nuevo: la aplicación de la matemática a la comprensión de la naturaleza, a la construcción de la ciencia física. De ahí toma Descartes la idea de la importancia del método para superar la duda y establecer el conocimiento verdadero: al igual que las matemáticas, Descartes busca una primera verdad indubitable, que, a su vez, le sirviese de punto de partida para una labor deductiva de tipo matemático. En esta labor, irían apareciendo todos los temas de su época: la certeza, el criterio de certeza, el sujeto libre, Dios (su existencia y la dependencia de todo respecto a él), etc.

CONTEXTO MARCO 2.B: EL PAPEL DEL AUTOR EN LA HISTORIA DE LA FILOSOFÍAEn segundo lugar, atendamos a la posición de Descartes en la historia de la filosofía. La influencia de este pensador ha sido enorme, no sólo en filosofía sino en muchos ámbitos del pensamiento. Ciertamente hay que decir que él no es un innovador tan radical como a veces se ha presentado. Su pensamiento recibió muchas influencias y es difícil hallar un punto en el que sea plenamente original. En concreto, el sujeto moderno había sido creación de los renacentistas, la libertad de pensamiento tuvo muchos y muy anteriores defensores (por ejemplo, en Lutero publicó en 1517 sus tesis), la duda y la evidencia del yo está en San Agustín (si fallor, sum; si yerro, existo), el innatismo tiene sus raíces en Platón, e incluso la idea de que dependemos de un Dios garante está en San Agustín (iluminismo) y muchos autores medievales (Avicena, San Buenaventura, etc.).Sin embargo, Descartes supo exponer en modo magistral ese conjunto de ideas que constituyen la modernidad, y presentarlo como un todo coherente. De ahí que la filosofía inmediatamente posterior dependa totalmente de él (Malebranche, Spinoza, Leibniz, Wolff) y su influjo deje una huella importante en otros muchos autores. Por ejemplo, en Kant o Husserl (Meditaciones cartesianas). Se puede decir que Descartes ha sido el padre de la filosofía moderna, en el sentido de que toda ella ha encontrado en Descartes un punto o un contrapunto de referencia. Por último, cabe mencionar la importancia de Descartes en el campo de las matemáticas, al crear la geometría analítica.

CONTEXTO: LA OBRA Y EL PENSAMIENTO DEL AUTOR:En primer lugar, situemos nuestro texto en el marco de la obra a que pertenece. Desde el punto de vista filosófico, sus obras decisivas son el Discurso del Método, las Meditaciones y los Principia. De estas tres, la primera que escribió fue el Discurso del método, para bien dirigir la razón y buscar la verdad en las ciencias. Fue publicado en Leiden, en 1637, como introducción a tres textos científicos: Dióptrica, Meteoros y Geometría.El Discurso está escrito en francés, pues su idea era presentar sus descubrimientos de modo sencillo a un gran público; en cambio, las Meditaciones y los Principia son obras más técnicas, escritas en latín para el mundo académico y culto. Al publicarlo en francés, rompía con la tradición que hacía del latín la única lengua culta y científica. Inauguraba así una nueva forma de comunicación que elevaría las lenguas habladas a medio adecuado para expresar la complejidad de la investigación científica. En el Discurso, pese a su brevedad, aparecen de modo sencillo todos los grandes temas de su época y los principios y soluciones que Descartes había concebido para ellos. Así pues, en el Discurso encontramos la crítica a la vieja filosofía, la necesidad de filosofar con libertad, la importancia de la nueva ciencia y el valor del método matemático, la duda, el criterio de verdad, el método matemático, el cogito, Dios, el conocimiento del mundo, etc.El Discurso está dividido en seis partes: 1ª) afirmación de que la razón pertenece a todo hombre por igual, pero muchos no alcanzan la verdad por falta de método (“lo importante no es tener buen entendimiento, sino aplicarlo bien”). 2ª) Descartes establece las 4 reglas de su método: la claridad y distinción como características de la evidencia racional (único criterio de verdad); análisis para alcanzar las naturalezas simples; síntesis; y la enumeración y revisión sin omisiones. 3ª) Descartes establece una moral provisional –de carácter estoico–, basada en 3 ó 4 máximas. 4ª) Descartes expone el núcleo de su filosofía: la duda metódica, que le llevará al cogito, al criterio de verdad (claridad y distinción) y a Dios, que no permite que nuestra razón nos engañe. 5ª) Resumen de su tratado El mundo. Expone la transición del yo a Dios y al mundo externo, como extensión. 6ª) Exposición de los motivos por los que publicó su Discurso: poner sus conocimientos al servicio de los demás, “pues nada vale quien a nadie sirve”.El texto que nos ocupa pertenece a la cuarta parte, que es la central y más importante. Descartes trata aquí: la duda; los tres motivos de duda; el cogito, como primera verdad indubitable; y la demostración de la existencia de Dios (un Dios garante de la verdad). Da tres demostraciones, aunque en el texto que comentamos sólo hay dos: imposibilidad de que lo perfecto proceda de lo imperfecto, y el argumento ontológico (el ser perfectísimo necesariamente incluye entre sus notas la existencia real). Pasemos a la vida del autor, que, en este caso, está íntimamente vinculada a sus obras. Descartes nació en La Haya de Turena (Francia) en 1596. Se educó entre 1604 y 1612 en el colegio de los jesuitas de La Flèche, donde estudió matemáticas, física, lógica y metafísica, entre otras disciplinas. Se licenció en derecho en 1616 en la Universidad de Poitiers. Se enroló en el ejército, 1618-21 (Guerra de los 30 años), y durante las inactividades invernales se dedicó al estudio de la ciencia y la filosofía. Estando en Neuburg (diciembre de 1619), ocurrió el episodio de la estufa. Entre 1621 y 1628 estuvo en París dedicado a la reflexión y el estudio. Allí escribió las Reglas para la dirección del ingenio, publicadas póstumamente. De 1628 a 1648 estuvo en Holanda, cambiando frecuentemente de residencia y haciendo viajes cortos. En 1633 acabó su Tratado del mundo, que no publicó por temor a la inquisición. En 1637, en Leiden (Holanda) publicó su Discurso del método, como introducción a tres tratados (Dióptrica, Meteoros y Geometría), donde aparece como el fundador de la geometría analítica. En 1641 publicó sus Meditationes de prima philosophia, compendio en latín de toda su filosofía. En 1644 publica sus Principia philosophiae. En 1649 publica El hombre y Las pasiones del alma. Marcha a continuación a Estocolmo, invitado por la reina de Suecia, donde muere el 11 de febrero de 1650.

1.En el fragmento estudiado, según Descartes, ¿qué propiedad fundamental tienen las ideas claras y distintas? Que son verdaderas o ciertas.

2.¿Qué “regla general” se sigue en Descartes de que para pensar es preciso ser? El criterio de verdad o certeza.

3.Según el fragmento estudiado, ¿defiende Descartes que las opiniones que nos formamos a través de los sentidos son indubitables? Conteste sí o no, y justifique en una línea su respuesta. No, ya que los sentidos nos engañan a veces.

4. ¿En qué ambito afirma Descartes que ha observado que es necesario seguir opiniones que tenemos por muy inciertas como si fueran indudables? En el ámbito de la moral o las costumbres.

5. ¿ Cuál es para Descartes, el primer principio de la filosofía que buscaba? Pienso, luego existo.

8. PREGUNTAS SEMIABIERTAS: EJEMPLOS

Recursos utilizados

- Imágenes:-1. P. (s. f.-e). Matriz [Imagen]. https://pixabay.com/es/. https://pixabay.com/es/illustrations/descargando-matriz-cargar-binario-5061051/ . Licencia: Dominio público.Enlace:https://pixabay.com/es/service/license/

- 2. P. (s. f.-b). Mandala [Imagen]. https://pixabay.com/es/. https://pixabay.com/es/illustrations/fondo-mandala-grunge-patr%C3%B3n-texto-1762730/.Licencia: Dominio público.Enlace:https://pixabay.com/es/service/license/

- CONTEXTUALIZACIÓN DESCARTES: Zúnica, I. (s. f.). Descartes. https://www.um.es/noesis/zunica/. Recuperado 2017, de https://www.um.es/noesis/zunica/textosiz/Zunica24,Descartes.pdf.Licencia: (CC BY-NC-SA 3.0 ES)

- 3. P. (s. f.-d). Inteligencia artificial [Imagen]. https://pixabay.com/es/. https://pixabay.com/es/photos/inteligencia-artificial-robot-ai-ki-2167835/

Licencia: Dominio público.Enlace:https://pixabay.com/es/service/license/

- Título: Antología de textos del temario de Historia de la Filosofía, 2º de Bachillerato. Pruebas de acceso a la Universidad. Enlace: https://n9.cl/qss2c

Autor: Universidad de Murcia. Vicerrectorado. Acceso.

Enlace: https://n9.cl/jch4

Licencia: Dominio público

- 5. P. (s. f.-b). Galileo [Imagen]. https://pixabay.com/es/. https://pixabay.com/es/photos/galileo-j%C3%BApiter-espacio-cielo-92350/.

- 6. P. (s. f.-e). Solitario [Imagen]. https://pixabay.com/es/. https://pixabay.com/es/photos/solitaire-jugar-l%C3%B3gicamente-salto-1294488/

Licencia: Dominio público.Enlace:https://pixabay.com/es/service/license/

Licencia: Dominio público.Enlace:https://pixabay.com/es/service/license/

- 4. P. (s. f.-c). Tecnología [Imagen]. https://pixabay.com/es/. https://pixabay.com/es/illustrations/tecnolog%C3%ADa-fondo-tecnol%C3%B3gico-784046/.Licencia: Dominio público.Enlace:https://pixabay.com/es/service/license/

- Resto de imágenes, símbolos, fondos e ilustraciones incorporados por Mª Concepción Cano Rodríguez desde el banco de recursos de Genially

- Música:Título: Endless MotionEnlace:Autor: Benjamin Tissot.https://www.bendsound.com/ Música sin derechos de autor de Bensound

https://www.bensound.com/royalty-free-music/track/endless-motion-edm-electro

- 7. P. (s. f.-c). Conexión Miguel Ángel dios [Imagen]. https://pixabay.com/es/. https://pixabay.com/es/illustrations/conexi%C3%B3n-miguel-%C3%A1ngel-dios-mano-3866751/

Licencia: Dominio público.Enlace:https://pixabay.com/es/service/license/

Consejería de Educación

2º BachilleratoHistoria de la filosofíaBloque 4: La filosofía en la Modernidad y la Ilustración1. Descartes

Mª Concepción Cano Rodríguez