Want to make creations as awesome as this one?

juego dedicado a todos

Transcript

El juego donde todas y todos ganamos

Instrucciones

¡Toca el dado!

La carrera

x
los Derechos

Si en algún momento sientes que alguien no respeta tus derechos puedes presentar una queja por tu propia cuenta o en compañía de alguien, también puedes enviar un correo a cdhdf@cdhcm.org.mx o llamar al teléfono 5552295600.



Vamos a jugar

¡La carrera x los Derechos!


En ciertas casillas encontrarán algunos derechos de niñas, niños y adolescentes. El objetivo del juego es que todas y todos lleguen a la meta.


Instrucciones:


1. Escojan al personaje que representará a su equipo.

2. Por equipo tiren el dado y arrastren a su personaje por el número de casillas que indique el dado.

3. Si caen en una escalera, suban a la casilla correspondiente.

4. Cuidado con las serpientes. Si caen en la cola de una serpiente deberán bajar hasta la casilla donde se encuentre su cabeza.

5. El juego finaliza cuando todas las personas que estén jugando hayan llegado a la meta.

Tengo derecho a la alimentación y a la salud, por eso como cosas nutritivas y cuido mi cuerpo.


Respeto a las personas y también a la naturaleza.

Es mi derecho expresar lo que creo, pienso y siento.


Tener un nombre y una nacionalidad es mi derecho.

Tengo derecho a recibir protección. Nadie debe golpearme, insultarme o abusar de mí.


A Regina ya le aplicaron todas sus vacunas gratuitamente en un hospital público.

Descanso, juego y participo en actividades culturales; es mi derecho.


Si mi color de piel, religión o idioma son diferentes, no importa, niñas y niños tenemos los mismos derechos.


La comunidad de donde vivo me cuida y protege, dándome seguridad.


En la escuela, el hospital y el transporte público me cuidan y hacen lo mejor para mí.

En la escuela de Fernanda se plantan árboles todos los años, y en su casa separan la basura.


Las niñas y los niños tenemos derecho a recibir una alimentación que ayude a desarrollarnos y crecer sanamente.

Las autoridades tienen la obligación de protegernos de malos tratos y abusos, ya sean de nuestros padres o de cualquier otra persona.

Desde que nacemos tenemos derecho a un nombre y a obtener una nacionalidad.


Las niñas y los niños tienen los mismos derechos.


En la escuela a Anabel a veces le dicen Ana o Anabel, de cualquier forma a ella le gusta.

Gustavo vive en Salinas Cruz, Oaxaca, y en la escuela en la que asiste las clases son en zapoteco.



Somos personas que estamos en desarrollo, por eso es importante que vivamos plenamente, con bienestar físico, emocional, social y espiritual, disfrutando de nuestros derechos.

Carlos y su familia deciden juntos qué harán el fin de semana, así que irán al zoológico.

Las niñas y los niños podemos tomar decisiones sobre las cosas que nos afectan.

Las niñas y los niños tenemos derecho a un ambiente sano y protegido.


Cuando Jesús va a la escuela tiene que cruzar una calle y lo hace seguro porque la mujer policía detiene el tránsito.


Tengo derecho a la educación. Voy a la escuela y aprendo mucho.


Las niñas y los niños tenemos derechos a expresar nuestra opinión, y a que ésta se tenga en cuenta en todos los asuntos que nos afectan.


La participación se compone de varios derechos, como la libertad de expresión, el reunirnos con quien queremos y principalmente que nuestras opiniones sean tomadas en cuenta.


Participamos al decidir y actuar en las cosas que son de nuestro interés o nos afectan.


Al participar podemos transformar nuestra realidad, y defendemos y ejercemos nuestros derechos.


A Mariana le gusta cantar, por eso forma parte del coro de su alcaldía.


Las instituciones y las personas responsables de nuestra crianza tienen la obligación de generar las condiciones para que podamos acceder al ejercicio de nuestros derechos.


Las niñas y los niños tenemos derecho al esparcimiento, al juego y a participar en las actividades artísticas y culturales.

La violencia no nos permite desarrollarnos.


La violencia ha encontrado en el entorno digital una forma rápida para expresarse y multiplicarse.


Tenemos derechos y éstos deben ser respetados por las personas adultas, especialmente por las autoridades.

Héctor disfruta mucho su taller de danza, le encanta expresarse mediante el baile.

Las niñas y los niños podemos decidir sobre temas que nos afectan.


Tenemos salud cuando nos encontramos en completo bienestar físico, mental y social, y no solamente cuando no nos encontramos enfermas o enfermos.


Las niñas y los niños tenemos derecho a usar los medios digitales de una forma segura.

Todas las niñas y los niños tienen derecho a beneficiarse de los servicios de salud.



Karla estudia la secundaria en una escuela pública cercana a su casa.

Los derechos humanos protegen la dignidad de todos los seres humanos. Estos derechos establecen la manera en que las personas debemos vivir y convivir en sociedad.


Las niñas, los niños y las y los adolescentes somos personas sujetas de derechos.


Es importante que tú respetes los derechos de las otras personas y que éstas respeten los tuyos.

Las autoridades y las personas adultas cercanas tienen la obligación y responsabilidad de nuestra crianza y cuidado.


Las niñas, niños y adolescentes somos todas aquellas que tenemos menos de 18 años.


"La Carrera por los Derechos"

Tema: Derechos de la niñez
Dirigido a: Niñas niños y adolescentes de 6-10 años de edad. Se juega de 2-4 equipos.
Idea original: Mayela Guerrero Guerrero, Alejandro López Hernández y Marcela Alejandrina Nolasco Pastoriza.

Tengo derecho a recibir protección. Nadie debe golpearme, insultarme o abusar de mi.


Las niñas y los niños tenemos derecho a jugar.

Las niñas y los niños tienen derecho a vivir en un medio ambiente sano.


Tenemos derecho a un nombre desde que nacemos y a obtener una nacionalidad.


La autonomía progresiva significa que tenemos la capacidad de tomar decisiones y de asumir responsabilidades de manera paulatina mientras vamos creciendo, es decir, de acuerdo con nuestro desarrollo y madurez.

Todas las personas deben garantizar nuestro bienestar, escuchar nuestras opiniones y abrir espacios para que podamos participar y defender nuestros derechos sin importar nuestra edad.



Nuestros derechos deben ser respetados por las autoridades, las cuales deben asegurarse de que se cumplan nuestros derechos.


Si nos sentimos mal podemos asistir al centro de salud, clínica, hospital o cualquier otro lugar donde nos atiendan con un trato digno.


El derecho a la salud también tiene que ver con disfrutar de ambientes y espacios sanos.


El derecho a la salud, también tiene que ver con disfrutar de ambientes y espacios sanos.