Want to make creations as awesome as this one?

No description

More creations to inspire you

Transcript

Jesús sana a un paralítico

Lucas 5,17-20

Jesús sana a un paralíticoLucas 5,17-20Aconteció un día, que él estaba enseñando, y estaban sentados los fariseos y doctores de la ley, los cuales habían venido de todas las aldeas de Galilea, y de Judea y Jerusalén; y el poder del Señor estaba con él para sanar. Y sucedió que unos hombres que traían en un lecho a un hombre que estaba paralítico, procuraban llevarle adentro y ponerle delante de él. Pero no hallando cómo hacerlo a causa de la multitud, subieron encima de la casa, y por el tejado le bajaron con el lecho, poniéndole en medio, delante de Jesús. Al ver él la fe de ellos, le dijo: Hombre, tus pecados te son perdonados.

ReflexiónLos cuatro amigos del paralítico estaban decididos a enfrentar los problemas que encontraran, para asegurar que se encontrara con Jesús. Toda la operación mostraba amor y cuidados. Eran cuidadores. El paralítico fue sanado gracias a la fe y el esfuerzo de sus amigos.La misión de Jesús es liberarnos de lo que nos paraliza. Le pido que me muestre de qué necesito ser liberada, para poder estar totalmente viva frente a Dios.El paciente no está esperando en un corredor del hospital, como a veces sucede en nuestros hospitales, sino que fue ingresado por el techo, pues era un paralítico indefenso. El Señor no desea que seamos indefensos, o dependientes de otros para cada vez que nos movemos. Nos da energía y optimismo, nos dice que nos levantemos, tomemos nuestra camilla, y caminemos. Nos da la vida, y una vida más abundante. No hay espacio para la auto compasión o indefensión aprendida. Nos pide que cada uno se haga cargo de su propia vida.

Actividad¿Alguna vez has tenido un amigo enfermo? No es fácil, ¿verdad? Queremos hacer lo posible para que él esté bien. En la historia de hoy vemos a unas personas trayendo a un señor que estaba postrado en una camilla, no podía caminar; ellos eran sus amigos, y ya no querían que él continuará así, y como escucharon de Jesús, lo llevaron ante Él. Hicieron lo posible para entrarlo a la casa donde estaba Jesús, pero la multitud no los dejaba pasar, entonces decidieron bajarlo por el techo, ¡y lo lograron! Jesús, al ver la fe de estos amigos, le dijo al paralítico: tus pecados te son perdonados, levántate, toma tu lecho y vete a tu casa.Piensa en alguna persona cercana, con alguna necesidad ¿Qué harías para ayudarla?¿Consideras que tienes amigos que te ayudarían en momentos difíciles? ¿Por qué?