Want to make creations as awesome as this one?

Oportunidades educativas en tiempo de pandemia

Transcript

- ¿Cómo vengo? Compartir cómo vengo, expectativas….- Compartir las preguntas que traíamos a la reunión, las tres últimas:¿Qué te ha sorprendido positivamente?¿Qué oportunidades has descubierto?¿Qué valores puedes intuir debajo de estas oportunidades?

Ahora...

GRUPOS:

Moderador: Se asegura que todas participen en la primera ronda, da el turno de palabra, reconduce el tema....Supervisor… controla el tiempo.Secretario (sólo va a hacer falta en el tercer momento de diálogo): recoge las conclusiones del grupo.

Nuestra ruta:

Son páginas interactivas, bastante intuitivas. Cada icono está vinculado a un material.Al final habrá una página con todos los materiales ordenados, disponibles y con la información de dónde se han sacado.Los iconos que vamos a utilizar para avanzar o volver utilizar sólo los ICONOS VERDES que están en la esquina inferior derecha o izquierda(NO LOS QUE ESTÁN EN EL MEDIO del lateral izquierdo o derecho).Para no perdernos con tanta "ventanita". Es importante seguir la secuencia de las páginas tal y como se irá pautando.

Desvelar

Datos y teStimonios

•Aprender a orientar y educar online, evitar que el alumnado vulnerable quede rezagado, así como trabajar las competencias transversales a distancia, son algunos de los desafíos de la orientación y la educación en tiempos de la pandemia.•Retos de la orientación y maneras de alcanzarlos•Adaptarse a la orientación online y formar a la comunidad educativa para ello•Orientar con sentido crítico y teniendo en cuenta la realidad actual y futura•Ayudar a las personas a gestionar los cambios y las emociones•Retos de la educación ante el COVID-19 y cómo afrontarlos•Apoyar al profesorado en la adopción de la enseñanza-aprendizaje online•Ayudar al alumnado y a las familias a aprovechar la educación online•Evitar que crezca la desigualdad educativa durante y después de la pandemia•Enfocarse a desarrollar competencias transversaleshttps://www.educaweb.com/noticia/2020/04/21/retos-oportunidades-orientacion-educacion-coronavirus-19152/

Este es además un momento para desarrollar habilidades socioemocionales y aprender más sobre cómo contribuir a la sociedad como ciudadano. La escuela no es solo aprender matemáticas y ciencias; es también relaciones sociales e interacciones (y aprendizaje) entre pares. El papel de los padres y la familia, que siempre ha sido extremadamente importante, adquiere ahora una mucho mayor importancia. Por eso, gran parte de la ayuda que proporcionan los ministerios de educación, trabajando a través de la radio, la televisión y los mensajes SMS debe dirigirse a apoyar a los padres, dándoles consejos y sugerencias sobre cómo apoyar mejor a sus hijos en esta compleja coyuntura.https://telos.fundaciontelefonica.com/la-cofa/la-pandemia-trae-consigo-la-oportunidad-de-innovar-la-educacion/

•Esta crisis debe servir para repensar qué necesitan aprender los niñosHa sido una crisis muy importante que ha tensionado el sistema y nos ha llevado a descubrir los límites y también las ventajas, a hacer una reflexión no solo de los recursos que tenemos sino también de la formación y capacitación de los profesores, de la adecuación del currículum, de replantearnos la relación de las familias con las escuelas, el concepto de comunidad educativa. También nos ha hecho plantearnos cuál es el aprendizaje y el papel de la escuela en ese aprendizaje.•Sí, hay que replantearse a nivel nacional la formación de los profesores, como salen de las facultades y, año a año, como afrontan los cambios. Una de las asignaturas pendientes es la competencia digital. En septiembre habrá que abordar una nueva metodología de aula, aprender a diseñar las clases de una manera distinta, también evaluar de manera diferente, personalizar los itinerarios y diseñar currículums distintos. Durante el confinamiento se ha abierto una nueva vía de formación digital para los profesores que ahora se debería volcar en las escuelas.https://www.niusdiario.es/sociedad/educacion/carmen-pellicer-pedagoga-ninos-mejor_18_2967570169.html

•Nuevos desafíos de la educación, crisis y género, apoyo a docentes, regreso seguro a las aulas,importancia de la educación en la primera infancia, inclusión, apoyo socioemocional, educación superior, continuidad educativa, desafíos de la evaluación…•Destacan tres temas centrales comunes que requieren de apoyo político y programático inmediato y de más largo plazo:•1. Importantes avances e innovación en el área de educación a distancia, mediante la utilización de tecnologías. Sin embargo, aún existen importantes desafíos para garantizar la equidad e inclusión, teniendo en cuenta a los grupos de población más vulnerables y marginados.•2. Necesidad de avanzar hacia sistemas educativos resilientes y flexibles, con enfoque en la preparación.•3. Nueva mentalidad y cambio de paradigma: hacia la interdisciplinariedad e intersectorialidad que vaya más allá de los pensamientos y las acciones sectoriales centrados en la educación, donde destaca la oportunidad sin precedentes de transformar los sistemas educativos nacionales. Este espíritu de transformación hace que la Agenda ODS-Educación 2030 sea más relevante y necesaria que nunca.Considerando estas áreas se han lanzado quincenalmente estos encuentros que son un intercambio de conocimientos e información para responder a la pandemia, con foco en los cuatro pilares del ODS-Educación 2030: equidad, inclusión, calidad y aprendizaje a lo largo de toda la vida.https://fundacionsantillana.com/no-dejar-atras-la-educacion/La importancia de no dejar la educación atrás durante la pandemia"No dejar a nadie atrás en tiempos de la pandemia de COVID-19". Con esta premisa y bajo ese lema, la UNESCO lleva desde el pasado mes de abril...Fundación Santillana

"La pandemia ha descubierto las desigualdades que sufren los estudiantes alrededor del mundo, sobre todo enaquellas regiones en las que las brechas sociales son notablemente amplias".Aunque la mayoría de los estudiantes, de todos los grados educativos, actualmente, mantienen sus actividadesescolares de forma telemática, la realidad es que hay lugares en los que niños, niñas y jóvenes no cuentan con losmedios para continuar su actividad académica. La falta de servicios básicos como la electricidad, así como, la faltade materiales como libros, computadoras y el internet son las razones principales.Por todo esto, en muchos países se han creado iniciativas ciudadanas para facilitar el acceso y el acompañamientoacadémico, tal como lo hace el proyecto universitarios contra la pandemia. En estos tiempos en los que latecnología es una herramienta fundamental, y el acceso a internet se ha vuelto indispensable para continuar con losprogramas educativos, la Red Aragonesa de Entidades Sociales para la Inclusión, lanza la iniciativa de cooperaciónlibera tu wifi, en la que se pretende que las personas con acceso a internet lo compartan con aquellas familias queno lo tienen.De la misma forma, la plataforma Yo te ayudo con la sele, brinda apoyo para que los estudiantes resuelvan susdudas por medio de los bancos de apuntes, los foros, etcétera. Así, los estudiantes pueden prepararseadecuadamente para prueba de selectividad que da acceso a la universidad.A partir de podcast, videos, tutoriales y otros recursos, como la radio y la televisión, se busca que todos losestudiantes, pero sobre todo los niños y niñas, no pierdan el curso escolar. Aunque aún existe una grandesigualdad, esta situación está poniendo atención en asuntos que, durante muchos años, han sido desestimados.Sin embargo, con ayuda de las plataformas e iniciativas, poco a poco, lograremos que más niños y jóvenes puedanacceder y recibir una educación de calidad.Lyna Miroslav Barrón

Los niños y niñas de 6º de Primaria del CEIP Virgen de la Vega, de Moraleja, Cáceres, sensibilizados por el impactonegativo de la pandemia en su localidad, están llevando adelante el proyecto Moraleja, una empresa de tod@s, conla finalidad de fomentar el consumo local en el post-coronavirus y revitalizar el pequeño comercio de la población,muy castigado por la crisis. Su profesor vertebra este proyecto solidario con las materias de Matemáticas, Lengua,Ciencias Sociales y Plástica.Los niños y niñas de la Escuela Solc de Barcelona han respondido a la demanda #Cartesambcor ("Cartas concorazón") de diversos hospitales de esta ciudad y han elaborado y enviado mensajes de apoyo, dibujos, poemas,cartas o vídeos a los enfermos confinados y al personal sanitario. Con estas acciones no solo se han sensibilizadohacia las personas vulnerables, sino que han mejorado su escritura, su comunicación, su capacidad organizativa, sucreatividad...Los chicos y chicas de Formación Profesional del centro educativo Proyecto Ergos en Dos Hermanas (Sevilla) en elmarco del proyecto ErgosScapeVirus han diseñado actividades de animación en balcones y preparado sesionesdeportivas adaptadas a los hogares, para diferentes edades y perfiles de actividad. Son estudiantes de los ciclosformativos de Actividades Físico-deportivas y de Animación Socio-deportiva y este proyecto también les ayuda aellos a consolidar y aplicar sus aprendizajes profesionales.Estos son ejemplos de proyectos de aprendizaje-servicio (ApS) nacidos en pleno periodo de confinamiento. A travésde prácticas ApS como ésta los chicos y chicas aprenden conocimientos, habilidades, actitudes y valores haciendoal mismo tiempo un servicio a la comunidad. En el aprendizaje-servicio los chicos y chicas detectan un problemasocial, piensan soluciones, se organizan y llevan a cabo su proyecto, aplicando y movilizando de esta maneraaprendizajes no solamente curriculares, sino también vitales y significativos para toda la vida.El aprendizaje-servicio es una manera de aprender y de enseñar fuertemente vinculada al deseo de una sociedadmás justa y a un modelo de ciudadanía comprometida en ello, con clara inspiración en la ética del cuidado.Los niños y niñas tienen derecho a ser educados en la generosidad. Tienen derecho a contribuir a mejorar lasociedad, a hacer de este mundo un lugar más fraternal y más habitable.No podemos negarles este derecho. Y no podemos esperar. Porque, como nos recordaba el filósofo Leonardo Boff ycomo nos ha demostrado esta crisis, sin generosidad, sin fraternidad, sin responsabilidad hacia los demás, endefinitiva, sin cuidados... la vida perece.Roser Batlle Suñer

Desde la entrada a la situación de estado de alarma, las Escuelas Infantiles de la Comunidad de Madrid han cerradosus puertas. “En un momento donde la sociedad debe unirse solidariamente, la política regional muestra una clarafalta de empatía (…). Y en este contexto estáis vosotras, vivas, incansables, siempre dispuestas a trabajar en defensade la infancia. Sois estupendas. Solo quería decir esto.” Con estas emocionantes palabras, la Directora de unaEscuela Infantil agradece a todas las educadoras y educadores su gran esfuerzo por continuar ofreciendo unaeducación de calidad a los más pequeños de nuestra sociedad, pese a las dificultades con la crisis de la COVID.Desde el inicio de la pandemia, los profesionales de la educación han continuado su labor a distancia, acompañandoa los estudiantes y a sus familias. Sin embargo, las Escuelas Infantiles han tenido que suspender su actividad, tantopresencial como virtualmente, dejando a multitud de peques escolarizados de 0 a 3 años sin derecho a la educaciónde la noche a la mañana. La decisión de la Consejería de Educación ha sido ampliamente contestada.En reacción a esta situación numerosas escuelas infantiles, diferentes profesionales y familias se han unido condiversas iniciativas para continuar manteniendo el vínculo con los más pequeños y el apoyo a las familias. Las redesse han llenado de mensajes y vídeos visibilizando el apoyo a las escuelas infantiles como por ejemplo Yo apoyo a lasescuelas infantiles y casas de niños, Carta de 0-3 al Consejero de Educación, No te preocupes ¡seguimos aquí!,etc. dónde las educadoras y educadores explican la importancia de la continuidad de su trabajo en tiempos depandemia; visibilizando el primer ciclo de Educación Infantil como un Derecho del que se está privando a multitudde niños y niñas sin apenas cuestionárselo desde muchos sectores de la sociedad. Las familias también se estánmovilizando con campañas de cuidados, por ejemplo, la promovida por la Asociación Malas Madres#LaHoraDeCuidarse que aunque lleva tiempo en marcha, en tiempos de crisis están aumentando sus propuestas enrelación al cuidado, autocuidado y conciliación familiar.También diversas plataformas educativas están elaborando propuestas legislativas que amparen y protejan elprimer ciclo del sistema educativo. Por ejemplo, la plataforma “Con Infantil no se Juega”, la plataforma de Madridde 0 a 6, la Junta de portavoces 0-6, Por otra Política Educativa, etc.Si algo se está demostrando durante esta crisis sanitaria, es que lo esencial se encuentra en el valor del biencomún, de la solidaridad, de lo colectivo y de lo público. Y como afirma Miriam, profesora de educación infantildesde hace más de 15 años, “si alguien pensaba que de un día para otro íbamos a dejar a nuestras familias y a nuestrosniños sin dar señales de vida cuando más nos necesitan, es que no saben de la calidad humana que se mueve en el 0-3”.Raquel Graña Oliver

En un pequeño grupo de 3º de Educación Infantil (CEIP) de Navarra, se planteó realizar una recogida de iniciativassolidarias, inspirada en la Asociación de Hebras de Paz. Se acordó crear cuadernos personales (con la ayuda de susfamilias), en los que ir plasmando los gestos solidarios que fueran descubriendo en su entorno. Teniendo comoobjetivo rescatar esas historias y compartirlas con el resto de la clase. Tras el cierre de los centros educativosdebido al COVID-19, la propuesta (ahora vía telemática), se concretó en la gran cantidad de este tipo de actos que sehan dado durante el confinamiento, aportando además sus propias experiencias y emociones.Desde el CEIP José María de Pereda, también se ha querido motivar al alumnado con una plantilla orientativa: elDiario de una cuarentena, donde describen cómo están sobrellevando el confinamiento.Estas propuestas narrativas no resultan exclusivas del ámbito educativo, sino que también se encuentran poriniciativa propia. Por ejemplo, Bosco, un niño de 8 años, está creando un diario donde añade dibujos, sensaciones,experiencias, sentimientos y pensamientos del confinamiento en casa junto a su madre y su abuela. Él decidió quequería compartirlo con el mundo bajo el perfil de @diariodeunninoduranteelcovid19.En el plano internacional, en el marco de los diálogos sobre Educación, se ha reflexionado sobre la escuela y elconocimiento durante estos tiempos de pandemia. En una de las conversaciones entre Nicolás Trotta, Ministro deEducación de la República Argentina, y Francesco Tonucci, maestro y pedagogo dedicado a la investigación, surgióesta idea: “Proponerles a las niñas y niños tener un diario para registrar lo que estén viviendo, para no olvidar ypoder contarlo el día de mañana” .La memoria juega un papel muy importante en el aprendizaje, al igual que la suma de diversos enfoques yperspectivas. Nos queda mucho por aprender de la visión que tienen las niñas y niños sobre el mundo y sus ideaspara mejorarlo. El estudio “Infancia confinada” ofrece algunas claves para conocer cómo han vivido esta situaciónexcepcional. Es muy importante escucharles y tener en cuenta sus necesidades y opiniones, una parte esencial dela sociedad.Judith Presa Flamarique

José es nieto, sobrino y primo de profesores, y a sus 31 años se desempeña como maestro de estudiantes de cuartode primaria, en el Colegio Nuestra Señora del Carmen (Móstoles-Madrid). La crisis pandémica que ha llevado alconfinamiento de la población y a la suspensión de las clases presenciales, le ha obligado a adaptar sus métodoseducativos tradicionales, implementando mecanismos didácticos innovadores que permitan fortalecer elaprendizaje de sus estudiantes y captar su atención, aun encontrándose detrás de una pantalla en el aula virtual.Para ello este docente adaptó algunas pelucas, ropa y complementos que tenía en casa, para crear dos personajesconocidos por sus alumnos: Quevedo y Albert Einstein. El primero para Lengua y Literatura y el segundo paraMatemáticas. Con estos dos personajes ha creado sus propios films educativos, a los que ha añadido gráficos yfotos y utiliza adivinanzas y acertijos; con todo ello ha logrado unas clases muy dinámicas y ha mantenido a sualumnado muy motivado e interesado. El profesor experto en Robótica, Jonathan Holgado, que da clases deCiencias a niños y niñas de seis y siete años, también graba vídeos con efectos especiales y ha creado blog dondeva colgando textos, cartas, audiovisuales que permiten a sus estudiantes seguir las clases con interés y que elánimo no decaiga.Se han promovido numerosas iniciativas educativas, no sólo por parte del profesorado sino también de psicólogos,estudiantes y especialistas en educación, para lograr una enseñanza no presencial que sea dinámica y másaccesible. En la Universidad Autónoma de Madrid se ha realizado la campaña “Educamos contigo”, que da apoyoescolar y asesoramiento psicoeducativo a las familias, estudiantes y docentes, desde educación infantil hastaFormación Profesional y el Bachillerato, a partir de una plataforma virtual y de un estudiante o profesionaleducativo, que apoya al niño/a con las actividades académicas y le ayuda a mantener un buen estado físico. Ytambién se orienta a las familias en como llevar a cabo los procesos de enseñanza-aprendizaje a distancia.También, un grupo de organizaciones ambientales, tecnológicas y científicas, han creado una plataforma educativallamada Escuela de la Tierra (Earth School) que proporciona materiales educativos sobre la protección del medioambiente, como vídeos, textos y actividades traducidas a diez idiomas. La Escuela de la Tierra está disponible deforma gratuita en el sitio web de TED-ED, y pretende llegar a más de 500.000 docentes y alumnado en todo elmundo.Más de 10 millones de escolares -850 en todo el mundo-, según datos de UNESCO, se han quedado en casa, por elconfinamiento. Las clases en línea afectan al aprendizaje de los escolares, debido a su baja concentración y elestrés que se crea en ellos este nuevo sistema. El aprendizaje a través de medios virtuales, resulta ser un escenariodesconocido, que puede afectar la salud mental y emocional de los niños y niñas en edad escolar, razón por la cualtoda iniciativa que permita contribuir solidariamente en la creación de instrumentos para una fácil y eficaz emisión recepciónde los contenidos educativos, será trascendental.Claudia Gacitua

¡No estábamos preparados! ¿Quién se imaginaba unos días antes de aparecer en nuestras vidas el COVID-19 que secerrarían todos los centros educativos? Esta situación ha impactado en todos los estudiantes y en sus familias,afectando muy directamente en su calidad de vida individual y familiar. También sabemos que, una vez más, eseimpacto ha sido desigual, ahondando en la brecha entre quienes tenían y tienen buenas condiciones vitales y hanpodido, por ejemplo, “seguir aprendiendo en casa” gracias a los recursos tecnológicos y al apoyo familiar, y quienesno tenían ni lo uno ni lo otro y, por ello, no han podido hacerlo porque viven en situaciones de vulnerabilidad.Ante esta situación lo que queremos destacar ahora es la disposición al cuidado y la solidaridad de tantas personas,organizaciones o empresas que se han volcado precisamente, en apoyar a quienes más lo necesitaban, conforme asus posibilidades y saberes. No pretendemos hacer un listado exhaustivo, pues corremos el riesgo de no recogertodo lo que se ha impulsado, incluidas aquellas personas que, anónimamente, han dado lo mejor de sí para ayudar aotros. Tan solo pretendemos compartir una pequeña muestra de estas iniciativas. Por ejemplo, han surgidodiferentes acciones ante la más que evidente brecha digital, no sólo intentando proporcionar recursostecnológicos a los estudiantes (Fundación Adelias, COVID-19 UAM o AdamoAyuda entre otros), sino tambiénformación a docentes, estudiantes y familias, ciclo de conferencias sobre educación, entrevistas con expertos yexpertas de diversos ámbitos, canales de Youtube, Live en Instagram o acceso gratuito a materiales de editoriales,entre otros. Asimismo, también para dar respuesta a necesidades de familias y estudiantes que se encontraban ensituaciones de especial vulnerabilidad, diferentes organizaciones y profesionales han trabajado con intensidad paraproporcionar apoyo psicológico, apoyo escolar, han elaborado recursos para la vida diaria, la convivencia o eldesempeño académico. A esto se han sumado múltiples recursos proporcionados por ejemplo por equipos deorientación educativa y psicopedagógica (o de atención temprana).En este marco en la Universidad Autónoma de Madrid ha surgido EducamosContigo.org una iniciativa en la queparticipan estudiantes de diferentes facultades, Educadores y Psicólogos Educativos de las Facultades dePsicología y Formación del Profesorado y de la Educación, la Escuela Politécnica Superior y otros profesionalesexpertos en educación. Su objetivo es acompañar a familias, docentes y alumnado en este periodo deconfinamiento y “nueva normalidad”, proporcionado tanto apoyo psicopedagógico como académico. Esteacompañamiento se está realizado telemáticamente tanto de forma individual por parte de las personas que losolicitan, como a través de la colaboración con diferentes centros educativos que solicitan asesoramientopsicoeducativo y apoyo escolar para sus estudiantes y docentes. El futuro que se presenta es incierto, perotambién sabemos que no está escrito, sino que depende, entre otros muchos factores, de las respuestas a estos yotros interrogantes que nos interpelan como ciudadanos y también como educadores a quienes nos dedicamos aeste empeño.Elena Pérez y Cecilia Simón

¿Con qué imagen-frase te quedas? ¿por qué?¿Qué emociones ha despertado en ti lo que has visto y leído? ¿A qué te invitan?

DESAFIOS

1. Pérdidas en los aprendizajes.2. Aumento de las tasas de deserción.3. Niños que pierden la comida más importante del día.

Afortunadamente, estamos viendo mucha creatividad. La estrategia apropiada en muchos países es utilizar todas las modalidades posibles de entrega utilizando la infraestructura existente. Este es un momento para desarrollar habilidades socioemocionales y aprender más sobre cómo contribuir a la sociedad como ciudadano.La escuela no es solo aprender matemáticas y ciencias; es también relaciones sociales e interacciones (y aprendizaje) entre pares. El papel de los padres y la familia, que siempre ha sido extremadamente importante, adquiere ahora una mucho mayor importancia. Por eso, gran parte de la ayuda que proporcionan los ministerios de educación, debe dirigirse a apoyar a los padres, dándoles consejos y sugerencias sobre cómo apoyar mejor a sus hijos en esta compleja coyuntura.

OPORTUNIDADES

02 COVID-19 y Educación: Algunos desafíos y oportunidades

https://blogs.worldbank.org/es/education/educational-challenges-and-opportunities-covid-19-pandemic

01

Entre las conclusiones destacan que los cambios que vivimos estos días han llegado para quedarse y que los centros educativos han comenzado a comprobar la oportunidad de renovarse y redescubrir la contribución única que cada uno aporta a su entorno. “Los colegios han entrado a formar parte del día a día de la sociedad: familia y escuela no solo van de la mano, sino que se han fundido en un único concepto”, señaló la docente. “El covid-19 ha abierto las aulas de manera que los profesores han quedado expuestos, para bien y para mal, y ha dejado patente la necesidad de conectar con los alumnos a través de un aprendizaje más activo que implica educar entre todos”, indicó. Nacho San Román " El Covid-19 ha dejado la patente necesidad de conectar con los estudiantes a través de un aprendizaje más activo " Antonio Milán, ha explicado que la situación actual pone de relieve la importante tarea del tutor para cerrar la brecha de la diferencia de oportunidades al estar al tanto de la situación real de cada alumno en su casa, con los recursos que cada estudiante tiene para poder seguir su proceso de aprendizaje. Ahora el sector educativo tiene la oportunidad de reconectar con sus proyectos y equipos a la vez que transmite su apoyo a familias y alumnos con creatividad.

https://www.magisnet.com/2020/06/la-otra-cara-de-la-pandemia-el-cambio-tecnologico-y-las-oportunidades-en-educacion/

Clave 1

Clave 2

Clave 3

Clave 4

Clave 5

Clave...

Enfocar

CLAVES

Palabras finales:La sociedad poscoronavirus necesita, como agua en el desierto, este ejército de seres invisibles que se deja la piel en el aula para que los más jóvenes no dejen de soñar despiertos.Si esta confianza se frustra, si esta esperanza se avinagra, solo queda lugar para el nihilismo y la desesperación. Y eso es la muerte.Sois esenciales. Gracias.

Es tiempode DISCERNIR Y PRIORIZAR LO ESENCIAL…Queridas maestras:Educar siempre exige discernir.No se puede enseñar todo ni de golpe. Es fundamental priorizar, distinguir qué valores, qué habilidades y qué saberes serán indispensables para enfrentarse a este futuro, qué intangibles deberán sedimentar en el alma del educando para que pueda vencer los obstáculos del mundo.Con frecuencia se ha criticado la escuela por quedarse anclada en el pasado, por vivir ajena a las metamorfosis del mundo tecnológico, social y científico. Esta crítica, aunque en ella pueda haber algo de injusto, es un acicate para des- apegarse de la nostalgia, de la mera repetición de modelos pretéritos, para discernir qué es lo que realmente deben saber y dominar los alumnos para enfrentarse al mundo que viene.

Es tiempo de IMAGINAR y FLEXIBILIZARQueridas maestras:No os escribo para hablaros de lo que hemos vivido, del encierro involuntario al que hemos sido sometidos, sino del mundo que se vislumbra después de esta crisis y de cómo esto afectará a la tarea educativa.Para educar es fundamental anticipar escenarios, pues nuestra finalidad consiste en ayudar al educando a comprender el mundo que vendrá, en el que tendrá que desarrollar su proyecto vital. Eso exige, por vuestra parte, una gran capacidad de anticipación, y solo podemos proyectarlo si somos imaginativos.Esta crisis será longeva. Después del confinamiento vendrán otras restricciones a las libertades civiles, más vigilancia y control. Aumentará el malestar social, la indignación colectiva, la desesperación de muchas personas rotas por la pandemia y crecerá de modo exponencial la moral de derrota. En este panorama dantesco, la escuela deberá ser un pequeño pulmón de esperanza, un frágil ecosistema de reforestación del alma.Nuestra vida se está transformando y, por tanto, lo que antes era útil y conveniente y necesario, puede no serlo ahora, e incluso mantenerlo a toda costa puede ser negativo. Porque de base, para los alumnos no es lo mismo ir al colegio que no ir, compartir deportes de equipo con los compañeros que no poder hacerlo…que las familias estén sufriendo que no, que los profesores tengan al alumno con su rostro en el aula, que hablar a una pantalla… No nos podemos empeñar en que todo siga igual. Por ello, el centro escolar que puede convertirse en referente de estabilidad y seguridad para los niños, los adolescentes y eventualmente para sus familias, es el que entienda que es una situación nueva y que, a desafíos nuevos, se necesitan soluciones nuevas, Toca pensar y plantearse nuevos caminos. ¿qué necesitan ahora nuestros alumnos?, ¿cómo combinar mejor el desarrollo curricular y el acompañamiento personal?, ¿están preparados los profesores o podemos ayudarlo para que no hagan una travesía de desierto en solitario? Cuando pase tiempo y volvamos la mirada a lo vivido, ¿qué nos gustaria que hubieses llevado los alumnos de nuestro centro en este tiempo difícil?, ¿y las familias?, ¿y el equipo docente y PAS?

Es tiempo de CREER EN LAS NUEVAS GENERACIONES y ACOMPAÑARQueridas maestras:No es fácil la tarea que tenéis que desarrollar. El mundo poscoronavirus será un mundo oscuro y temeroso, pero la tarea educativa requiere, como condición indispensable, fe en las nuevas generaciones, en su capacidad para transformar la historia.Neutralizar el pesimismo ambiental, la ventisca de desolación que sopla día y noche no resulta nada cómodo, pero la actitud, en una maestra, es decisiva.Lo esencial no es lo que decimos en el aula, sino el modo como estamos en ella, lo que mostramos a través de lo que explicamos, el talante anímico que ellos vislumbran, con lucidez, a través de mil intersticios. Se dan cuenta de si creemos o no en su futuro, de si creemos o no en ellos, de si tenemos esperanza o estamos hundidos en la desesperación. No podemos disimular todos los días y a todas horas en el aula. Son listos. Se dan cuenta.Tendréis que inocular entusiasmo en el aula, vitalidad en las clases, confianza en la condición humana, identificar las posibilidades inherentes a cada educando para que este sea capaz de cultivarlas y de aportar su genio a la sociedad. Cada uno de vuestros alumnos alberga un tesoro en su ser, aunque a veces no tenemos la habilidad ni la paciencia para entresacarlo. Tampoco ellos son capaces, muchas veces, de reconocerlo y cuidarlo y, en consecuencia, sucumben a la crisis de autoestima o al peor de los escepticismos, que consiste en dejar de creer en sí mismos.El dolor, el sufrimiento, necesitan ser acompañados. Necesitan de una mirada serena que trasmita un hondo “estoy contigo”, “quiero estar cerca y hacer los posible”. Los centros escolares que quieren cuidar a su comunidad educativa tienen que pensar cómo abrir vías de comunicación para hacerse eco de las necesidades emocionales; qué figuras pueden ser rostros amables para otros, para tender puentes de proximidad y cercanía a alumnos, compañeros y familias, de modo que se puedan sentir cuidado por el colegio.Entre los elementos de comunicación en el acompañamiento, destaca la sonrisa como herramienta central: la sonrisa educa. La sonrisa trasmite aceptación a la persona a la que se sonríe por parte de quien lo hace. La sonrisa calma y da confianza. La sonrisa trasmite al niño y al adolescente que creemos en él o ella. Y en tiempo de inseguridad, saber que hay quien nos sonríe da clama. Habrá que investigar sobre cómo expresar sonrisa cuando se está con una mascarilla en el rostro….

Es tiempo de CREAR REDES Y TRASCENDER…Queridas maestras:Todo esto que tendréis que hacer no se puede realizar en solitario. Se quiere de la ayuda mutua. En el futuro que viene será más necesario que nunca crear red, unir sensibilidades, pues la carga será muy pesada para un solo dorso.Este espíritu de cooperación es una aptitud básica para transmitir a vuestros alumnos.La crisis lo ha puesto de manifiesto de un modo diáfano: el individualismo es una estupidez. No salva vidas, no resuelve problemas, no transforma la sociedad. El sálvese quien pueda es una salida desesperada, pero no un modelo que seguir.Transmitir la necesidad y el valor de cooperar y activar el espíritu de comunidad será fundamental para ellos en este futuro que se avecina. También lo será para vosotras, para llevar a cabo vuestro desempeño como maestras. Cuando la tentación de mandarlo todo al traste haga acto de presencia en la conciencia, necesitaréis más que nunca el sostenimiento emocional del claustro.De esta crisis no podemos salir cada uno por nuestra cuenta, sino que necesitamos aunar fuerzas y caminar junto hacia un mundo mejor. Es, por tanto, tiempo de salir de uno mismo y mirar al otro y al Otro, tiempo de poder confiar en que tenemos capacidades y recursos para poner al servicio de la comunidad y salir adelante.El exceso de exigencia personal suele ser injusta hacia uno mismo y hacia los demás: hacia uno mismo porque no permite que nos valoremos adecuadamente; hacia los demás porque no es posible alguien que siempre esté en la perfección, por lo que la limitación del otro es etiquetada de incapacidad, no de humanidad. No hay que perder la perspectiva de proceso: estamos en un constante proceso de crecer y adaptarnos. Si esperamos que todo funcione a la perfección, si no nos permitimos errar, la realidad es una constante trampa para la estabilidad emocional, y, por ende, para la relación con los demás. Solo podemos construir experiencias de colaboración a través de la confianza.Para las personas creyentes, es además tiempo de confiar en Dios. En un Dios que nos ama y nos transforma. La experiencia de saberse amado, aun en el sufrimiento, ayuda al ser humano a dar sentido a lo que vive, promueve las mejores capacidades para luchar y salir adelante, previene del ensimismamiento que entristece y ancla en la angustia.En este tiempo del coronavirus la escuela católica puede reflexionar cuál puede ser la mejor manera, en función de la realidad de cada centro, para convertirse en faro de referencia para tantas personas doloridas en sus pérdidas: permitámonos seguir siendo creativos, compasivos e intrépidos, sabiéndonos en manos del Señor, que cuida los lirios del campo.

Es tiempo de DESARROLLAR EL SENTIDO DE RESILIENCIA…Queridas maestras:Será indispensable desarrollar en ellos el sentido de resiliencia. Deberéis aprender de los colectivos más vulnerables, que han sabido extraer del fondo de su ser recursos y habilidades para sobrevivir en contextos hostiles. Los más vulnerables nos enseñan.Su ejemplo nos admira y nos estimula a no quejarnos, a no sucumbir al sonsonete de las lamentaciones. Tenemos que aprender de los colectivos más humillados por la vida, que han sido capaces de sobreponerse y desarrollar sus proyectos de vida. Constituyen un ejemplo de la fortaleza.Esta crisis pandémica es, con toda probabilidad, la más grande de las crisis que habéis sufrido a lo largo de vuestras vidas. Sin embargo, otros colectivos han sufrido y vencido crisis mucho más profundas y dilatadas en el tiempo. Tenemos que escucharlos y aprender de ellos.La resiliencia será indispensable para enfrentarse a este nuevo mundoque se vislumbra. Para activar esta aptitud resulta imprescindible superar la caída en el paternalismo. No podemos mantener indefinidamente a nuestros alumnos dentro de burbujas artificiales, en un microclima privilegiado. La facilidad no educa. Lo que realmente educa, aunque sea políticamente incorrecto, es la contrariedad, pues esta estimula la inteligencia práctica y la imaginación.El mundo que les espera es frío y hostil, pero, si han adquirido el valor de la resiliencia, serán capaces de extraer el potencial latente que hay en sus seres para combatir el desánimo. Tendrán el coraje para no amedrentarse cuando el dragón de la desesperación asome el hocico. Y seguro que lo hará.

¿Qué claves me parecen importantes, esenciales...?¿Qué oportunidades de este momento no quiero dejar pasar?¿Qué preguntas o inquietudes resuenan en mí?

Actuar

Actuar:Formar parte de la solución.Empezar a movilizarse, pensar propuestas creativas y concretas para pasar a la acción. Te invitamos a dar ya un primer paso para formar parte de la solución.En este encuentro reflexionaremos y dialogaremos sobre los dos primeros pasos: desvelar y enfocar. Lo ideal es que el tercer paso se pudiera reflexionar y dialogar en cada lugar, con los equipos directivos, en la comunidad, con otros profesores….Al final del encuentro compartiremos todos los materiales por si ayudan a otros diálogos más locales. Sería bueno que la reflexión y el diálogo no terminen por aquí…. Al contrario, ojalá sea un diálogo para generar muchos otros….

Cierre

De todo lo que hemos reflexionado y aportado:- ¿Qué he descubierto como oportunidad fuerte? ¿veo algo muy claro para mi centro?- ¿Veo que puede ser interesante compartir esta reflexión o parte de ella con el claustro? ¿Qué nos puede aportar? ¿A dónde nos llevaría?- Con qué preguntas me quedo para seguir reflexionando…- ¿Qué quiero agradecer del dialogo?

En el ordenador o con tu teléfono entra en:www.menti.comY mete el código(code)75 65 54 0Introduce tres palabras que recojan lo que ha sido para ti este "Diálogo ADC".

Recogemos nuestro primer diálogo educativo adc utilizando la herramienta visual thinking:

Nuestro diálogo ha sido...

MATERIALES

1. Libro: “QUE LO ESENCIAL DEJE DE SER INVISIBLE” Una campaña sobre iniciativas de solidaridad durante la pandemia de la COVID-19

2. Libro Pacto Educativo Global

4. Carta a las Maestras Francesc Torralba (del libro "Vivir en lo esencial: ideas y preguntas despuésde la pandemia"

3. Artículos de la web sobre el tema

5. Artículo "Covid-19 en la Escuela. Una nueva manera de hacer, de estar... ¿y de ser?. Virginia Cassigal. Revista Educadores

https://www.educaweb.com/noticia/2020/04/21/retos-oportunidades-orientacion-educacion-coronavirus-19152/https://www.magisnet.com/2020/06/la-otra-cara-de-la-pandemia-el-cambio-tecnologico-y-las-oportunidades-en-educacion/https://blogs.worldbank.org/es/education/educational-challenges-and-opportunities-covid-19-pandemichttps://telos.fundaciontelefonica.com/la-cofa/la-pandemia-trae-consigo-la-oportunidad-de-innovar-la-educacion/https://www.educaweb.com/noticia/2020/09/15/como-sera-educacion-cuando-acabe-pandemia-19298/https://www.niusdiario.es/sociedad/educacion/carmen-pellicer-pedagoga-ninos-mejor_18_2967570169.htmlhttps://issuu.com/eduardobowles/docs/di_logo_educativo_42http://www.internationalunionsuperiorsgeneral.org/es/entrevista-con-la-hna-montserrat-del-pozo-rosello-sobre-el-pacto-educativo-ghttp://juancarloscasco.emprendedorex.com/la-pandemia-una-oportunidad-unica-para-sacar-a-los-estudiantes-del-aula-y-reinventahttps://www.worldsofeducation.org/spa/woe_homepage/woe_detail/16727/%E2%80%9Clos-cambios-que-la-pandemia-de-covid-19-producir%C3%A1-en-la-educaci%C3%B3n-depehttps://teresatovars.lamula.pe/2020/05/02/pandemia-plantea-doble-reto-para-la-educacion/teresatovar/https://fundacionsantillana.com/no-dejar-atras-la-educacion/http://todoesciencia.minciencias.gov.co/opinion/lo-positivo-que-nos-deja-esta-pandemia-en-el-mundo-de-la-educacionhttps://www.unicef.es/educa/biblioteca/la-educacion-frente-al-covid-19https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/education/ (no olvidemos a los niños)

A las maestrasQueridas maestras:Os escribo esta carta sin conocer cuándo empezará el día después. De momento, estamos todos metidos en nuestras casas practicando el confinamiento que exigen las autoridades sanitarias, pero estoy convencido de que vendrá el día después.La crisis no solo ha puesto patas arriba la economía local, nacional y mundial, la vida laboral, social y política de los ciudadanos, sino que también ha socavado los cimientos más profundos de la vida escolar.Durante este período de confinamiento habéis tenido que bregar con las tecnologías de la información y de la comunicación. Os habéis visto obligadas a romper rutinas, a abandonar el aula y los pasillos del colegio, las tutorías y los espacios comunes, como la querida sala de profesores. Solas, frente al teclado, habéis tenido que bucear por el magma telemático y enseñar desde ese nuevo hábitat.Los que amamos la oralidad y la gestualidad, el libre movimiento por el aula y la interacción socrática con los alumnos nos hemos sentido amputados como maestros. Hemos experimentado una profunda limitación de nuestras habilidades cuando hemos buceado por este océano digital, pero debemos reconocer que, gracias a este ensamblaje de cables, teclados y enchufes, hemos sido capaces de vencer los obstáculos y mantener el vínculo educativo con nuestros alumnos. Y eso es lo fundamental.No os escribo para hablaros de lo que hemos vivido, del encierro involuntario al que hemos sido sometidos, sino del mundo que se vislumbra después de esta crisis y de y de cómo esto afectará a la tarea educativa.Para educar es fundamental anticipar escenarios, pues nuestra finalidad consiste en ayudar al educando a comprender el mundo que vendrá, en el que tendrá que desarrollar su proyecto vital. Eso exige, por vuestra parte, una gran capacidad de anticipación, y solo podemos proyectarlo si somos imaginativos.Esta crisis será longeva. Después del confinamiento vendrán otras restricciones a las libertades civiles, más vigilancia y control. Aumentará el malestar social, la indignación colectiva, la desesperación de muchas personas rotas por la pandemia y crecerá de modo exponencial la moral de derrota. En este panorama dantesco, la escuela deberá ser un pequeño pulmón de esperanza, un frágil ecosistema de reforestación del alma.No es fácil la tarea que tenéis que desarrollar. El mundo poscoronavirus será un mundo oscuro y temeroso, pero la tarea educativa requiere, como condición indispensable, fe en las nuevas generaciones, en su capacidad para transformar la historia.Neutralizar el pesimismo ambiental, la ventisca de desolación que sopla día y noche no resulta nada cómodo, pero la actitud, en una maestra, es decisiva.Lo esencial no es lo que decimos en el aula, sino el modo comoestamos en ella, lo que mostramos a través de lo que explicamos, el talante anímico que ellos vislumbran, con lucidez, a través de mil intersticios. Se dan cuenta de si creemos o no en sufuturo, de si creemos o no en ellos, de si tenemos esperanza o estamos hundidos en la desesperación. No podemos disimular todos los días y a todas horas en el aula. Son listos. Se dan cuenta.Tendréis que inocular entusiasmo en el aula, vitalidad en las clases, confianza en la condición humana, identificar las posibilidades inherentes a cada educando para que este sea capaz de cultivarlas y de aportar su genio a la sociedad. Cada uno de vuestros alumnos alberga un tesoro en su ser, aunque a veces no tenemos la habilidad ni la paciencia para entresacarlo. Tampoco ellos son capaces, muchas veces, de reconocerlo y cuidarlo y, en consecuencia, sucumben a la crisis de autoestima o al peor de los escepticismos, que consiste en dejar de creer en sí mismos.Todo esto que tendréis que hacer no se puede realizar en solitario. Se quiere de la ayuda mutua. En el futuro que viene será más necesario que nunca crear red, unir sensibilidades, pues la carga será muy pesada para un solo dorso.Este espíritu de cooperación es una aptitud básica para transmitir a vuestros alumnos.La crisis lo ha puesto de manifiesto de un modo diáfano: el individualismo es una estupidez. No salva vidas, no resuelve problemas, no transforma la sociedad. El sálvese quien puedaes una salida desesperada, pero no un modelo que seguir.Transmitir la necesidad y el valor de cooperar y activar el espíritu de comunidad será fundamental para ellos en este futuro que se avecina. También lo será para vosotras, para llevar a cabo vuestro desempeño como maestras. Cuando la tentación de mandarlo todo al traste haga acto de presencia en la conciencia, necesitaréis más que nunca el sostenimiento emocional del claustro.Educar siempre exige discernir.No se puede enseñar todo ni de golpe. Es fundamental priorizar, distinguir qué valores, qué habilidades y qué saberes serán indispensables para enfrentarse a este futuro, qué intangibles deberán sedimentar en el alma del educando para que pueda vencer los obstáculos del mundo.Con frecuencia se ha criticado la escuela por quedarse anclada en el pasado, por vivir ajena a las metamorfosis del mundo tecnológico, social y científico. Esta crítica, aunque en ella pueda haber algo de injusto, es un acicate para des- apegarse de la nostalgia, de la mera repetición de modelos pretéritos, para discernir qué es lo que realmente deben saber y dominar los alumnos para enfrentarse al mundo que viene.Será indispensable desarrollar en ellos el sentido de resiliencia. Deberéis aprender de los colectivos más vulnerables, que han sabido extraer del fondo de su ser recursos y habilidades para sobrevivir en contextos hostiles. Los más vulnerables nos enseñan.Su ejemplo nos admira y nos estimula a no quejarnos, a no sucumbir al sonsonete de las lamentaciones. Tenemos que aprender de los colectivos más humillados por la vida, que han sido capaces de sobreponerse y desarrollar sus proyectos de vida. Constituyen un ejemplo de la fortaleza.Esta crisis pandémica es, con toda probabilidad, la más grande de las crisis que habéis sufrido a lo largo de vuestras vidas. Sin embargo, otros colectivos han sufrido y vencido crisis mucho más profundas y dilatadas en el tiempo. Tenemos que escucharlos y aprender de ellos.La resiliencia será indispensable para enfrentarse a este nuevo mundoque se vislumbra. Para activar esta aptitud resulta imprescindible superar la caída en el paternalismo. No podemos mantener indefinidamente a nuestros alumnos dentro de burbujas artificiales, en un microclima privilegiado. La facilidad no educa. Lo que realmente educa, aunque sea políticamente incorrecto, es la contrariedad, pues esta estimula la inteligencia práctica y la imaginación.El mundo que les espera es frío y hostil, pero, si han adquirido el valor de la resiliencia, serán capaces de extraer el potencial latente que hay en sus seres para combatir el desánimo. Tendrán el coraje para no amedrentarse cuando el dragón de la desesperación asome el hocico. Y seguro que lo hará.Os animo a desarrollar esta tarea tan noble como necesaria que es el arte de educar. Lo confieso: educar es mi pasión, mi verdadera vocación. No soy neutral ni lo pretendo ser. Me siento empáticamente unido a todas y todos los que a diario salís al aula y empezáis a enseñar.La sociedad poscoronavirus necesita, como agua en el desierto, este ejército de seres invisibles que se deja la piel en el aula para que los más jóvenes no dejen de soñar despiertos.Si esta confianza se frustra, si esta esperanza se avinagra, solo queda lugar para el nihilismo y la desesperación. Y eso es la muerte.Sois esenciales. Gracias. Con estima y respeto, Francesc