Want to make creations as awesome as this one?

More creations to inspire you

Transcript

Beatriz González en 20 dibujos

La trayectoria de Beatriz González (Bucaramanga 1932) comprende más de sesenta años de producción. Trazar una cronología que dé cuenta de su trabajo como artista e historiadora implica, como en cualquier recuento biográfico, hacer una selección arbitraria de hechos, en este caso obras, que aludan a momentos destacados de su carrera. Este es el boceto de una cronología basada en uno de los aspectos menos estudiados de su producción artística: sus dibujos y bocetos.

Empezar

José Ruiz

Autorretrato para Belarca

Heliograbado sobre papel 1969

Doble retrato de los Ogliastri como suicidas del Sisga

+

+

+

+

cabeza de mujer

1948

Retrato de la niña Mallarino Dávila

1960

1965

niña Johnson n.º 9

Los suicidas del sisga

1968

1965

Cabeza de mujerCarboncillo sobre papel63 x 48.5 cm1960

Retrato de la niña Mallarino Dávilaes una de las primeras obras de Beatriz González de las que se tiene registro. Este pastel está basado en una ilustración hecha por Santiago Martínez Delgado publicada en la revista Vida.Durante toda su trayectoria, la artista va a recurrir a imágenes impresas como fuente para sus obras.

Utilizando como referente una foto del expresidente de Estados Unidos Lyndon B. Johnson, desarrolla una serie de dibujos en tinta y pastel en los que sobrepone la imagen del mandatario en el cuerpo de una niña bumanguesa. En esta serie es evidente la influencia de la obra temprana de Fernando Botero en las exploraciones gráficas de la artista.

Después de cursar dos años del pregrado en arquitectura en la Universidad Nacional, Beatriz González ingresa a la escuela de Bellas Artes de la Universidad de los Andes, donde es alumna de Marta Traba y Juan Antonio Roda. Allí se destaca como dibujante, pero rápidamente adquiere el gusto por la pintura de sus maestros. En 1962, durante un ejercicio para una clase en el que pinta un fragmento de la Rendición de Breda de Velázquez basada en una reproducción, entiende que sus obras no pueden partir de modelos en vivo.

Retrato de la niña Mallarino DávilaPastel sobre papel28.6 x 24.5 cm1948

Niña Johnson n.o 9Pastel sobre papel100 x 70 cm1965

DeLos suicidas del Sisga, la icónica pintura con la que gana una mención especial en el Salón de Artistas Nacionales de 1965, no existe ningún boceto. Sin embargo, en los años posteriores hará varios retratos de amigos cercanos imitando a la pareja suicida.

Doble retrato de los Ogliastri como suicidas del SisgaTinta sobre papel25 x 35 cm1968

+

+

+

+

Los artífices del mármol

1967

Apuntes para la historia extensa, boceto n.º 1

1974

1978

boceto

Capax

1967

Tragedia pasional

Apuntes para la historia extensa, boceto n.o 1Tinta sobre papel35 x 29.5 cm1967

CapaxMarcador sobre papel46 x 17 cm1978

Tragedia pasionalTinta sobre papel20 x 25 cm1967

Bolívar es uno de los personajes históricos más representados por Beatriz González. La primera obra con la imagen del Libertador, una pintura en esmalte sobre metal, es célebre porque el historiador Arturo Abella la acusó de plagiar una pieza de Pedro José Figueroa.

En la década de 1970, González irrumpe en la escena artística local con una serie de pinturas en esmalte sobre metal ensambladas en muebles, que cuestionan las nociones de buen y mal gusto. Estas pinturas parten de bocetos que recortaba para demarcar las áreas de color en las pinturas.

Los desfases de color en las impresiones fotomecánicas de las revistas y periódicos siempre han cautivado a la artista. En su obra gráfica le interesaba resaltar los errores técnicos de las imágenes que dibujaba.

Los artífices del mármol, bocetoMarcador sobre papel100 x 100 cm1974

Las fotografías de las páginas rojas de los periódicos son recurrentes en la obra de la maestra. Finalizando la década de 1960, después de estudiar grabado en Rotterdam, desarrolla una serie de heliograbados en los que copia imágenes de crímenes, en su mayoría pasionales.

+

+

+

+

Retratos mudos

1986

Señor presidente: que honor estar con usted en este momento histórico

1990

1990

Mantegna 90

1981

Proyecto para mural del Congreso

Señor presidente que honor estar con usted en este momento históricoPastel sobre papel150 x 150 cm1986

Retratos mudosPastel sobre papel75 x 200 cm1990

Proyecto para mural del CongresoSanguina sobre papel210 x 375 cm1981

La toma y retoma del Palacio de Justicia en 1985 marca un antes y un después en la obra de la maestra. La guerra, el narcotráfico y las disputas políticas adquieren un lugar central en su producción. En las pinturas y dibujos de esta época omite los colores vibrantes y complejiza las composiciones para representar la cruenta realidad nacional.

González conforma un archivo de fotografías sobre la violencia en Colombia al que recurre en busca de imágenes para sus obras. La muerte es el tema principal de una extensa serie que finaliza con la firma del acuerdo de paz en 2016.

Mantegna 90es el boceto de una pintura titulada Pancarta mortal que refiere al asesinato de Luis Carlos Galán en 1989. Los hombres en los extremos de la composición ocultan al asesino y en el centro yace un cuerpo que recuerda el célebre escorzo de Cristo muerto del pintor renacentista Andrea Mantegna.

Durante el mandato de Julio César Turbay (1978-1982) la obra de González adquiere un carácter más político. En esos cuatro años dibuja las fotografías del presidente publicadas en prensa. “Al igual que Goya, me sentía como la pintora de la corte”, dice la artista. Su objetivo era registrar los excesos de un gobierno caracterizado por la corrupción y la indiferencia social.

Mantegna 90Pastel y carboncillo sobre papel112 x 90 cm1990

+

+

+

+

Todos murieron carbonizados

1997

BocetoLas Delicias

1999

1991

Boceto para 1/500

Cuaderno de bocetos para la constituyente

1992

Todos murieron carbonizadosCarboncillo sobre tela24 x 400 cm1999

Boceto para 1/500Carboncillo sobre papel150 x 150 cm1992

Cuaderno de bocetos para la constituyenteLápiz sobre papel17 x 13 cm1991

En la producción de la década de 1990 son recurrentes las figuras de mujeres y hombres cubriéndose la cara con ambas manos. González utiliza este gesto para aludir al dolor por la pérdida de un ser querido producto de la guerra.

En la búsqueda de un símbolo que represente los estragos de la guerra, la artista crea el símbolo del dolor. Para ello, invierte el ‘símbolo del placer’ que representa a una mujer tomando el sol en una idílica playa.

Boceto Las DeliciasCarboncillo sobre papel40 x 30 cm1997

Durante la constituyente de 1991, elabora una libreta de dibujos con retratos de las personas que participaron en el proceso. Estos dibujos fueron el insumo para un políptico que representa la asamblea constituyente, pintura inspirada en varias obras de José Gabriel Tatis, artista del siglo XIX.

Para la conmemoración de los 500 años del descubrimiento de América, dibuja a un indígena remando y repite su figura en 500 serigrafías sobre papel de algodón.

+

+

+

+

Desplazamiento original

2010

Los inundados 5

2016

2007

Boceto Auras Anónimas 1

2002

Mascarilla verde2004

Los inundados 5Sanguina sobre papel25 x 35 cm2010

Desplazamiento originalSanguina sobre papel46.5 x 146 cm2016

Boceto Auras Anónimas 1Carboncillo sobre papel50 x 35 cm2007

Mascarilla verdePastel sobre papel79 x 52 cm2004

En la última década las tragedias producto de la violencia comparten lugar en su obra con imágenes que refieren a catástrofes naturales como inundaciones e incendios. En la serie Los inundados de 2010 se basa en un archivo de imágenes sobre desastres ambientales en el país.

La migración de venezolanos hacia Colombia, el asesinato de líderes sociales y los desplazamientos internos son los temas recientes que trabaja Beatriz González. Su mirada aguda, que se alimenta de imágenes impresas, y su carácter crítico frente a la realidad nacional le otorgan a su producción actual la misma vigencia que ha tenido durante sesenta años de trayectoria.

A partir de una colección de imágenes de hombres cargando muertos, realiza una serie de dibujos titulada Los Cargueros que utiliza para intervenir los columbarios abandonados del Cementerio Central de Bogotá en la instalación Auras Anónimas de 2007.

En el 2002 se hace una mascarilla mortuoria en yeso que utiliza como modelo para una extensa serie de dibujos y pinturas. Estas obras la representan a ella como testigo del dolor que padecen las víctimas del conflicto armado.