Want to make creations as awesome as this one?

Mapa interactivo de la historia de la Casa de Campo

More creations to inspire you

Transcript

La Casa de Campo

La historia del Real Sitio de la Casa de Campo comienza con la decisión del rey Felipe II de establecer la imagen en Madrid. Su cercanía respecto al antiguo Alcázar Real, sus condiciones geográficas y el gusto de los monarcas hispanos por la caza, llevaron a partir de mayo de 1556, a un proceso sistemático de compras de huertas, arboledas, tierras, viñedos, majuelos, olivares, casas campestres y fincas particulares (hasta 700 espacios) en la zona de la Sagra madrileña y en el paraje de Alvega, para dar forma a un bosque y una casa real. Este proceso aumentó tras el asentamiento de la Corte en Madrid.

Fue un espacio de múltiples usos. no fue únicamente un coto de caza, sino que también fue un espacio de recreo de la familia real, donde destacaba un jardín renacentista de estilo italiano, en donde se encontraba la estatua de Felipe III que ahora podemos ver en la Plaza Mayor, así como multitud de huertas cuyos productos, además de abastecer a la corte, se vendían en los mercados de Madrid.

Ya en el siglo XIX, la reina regente María Cristina, intenta sacar provecho de la posesión, bien utilizándola en gran parte para la agricultura, realizándose importantes obras de canalización de agua y proyectos que pudieran ayudar a compensar los costes de mantenimiento del Real Sitio. Por ello no debe de sosprendernos que, en 1876, el ingeniero agrónomo de Alfonso XII, Manuel de Busto y de Jado Cajigal, propusiese instalar una fábrica de seda.

En los últimos decenios, en cambio, la Casa de Campo se ha convertido no sólo en uno de los pulmones verdes y lugares de esparcimiento y de ocio de los madrileños, sino que su riqueza natural y cultural, y la biodiversidad que alberga, siguen haciendo de este antiguo Real Sitio un espacio único.

Situada en el corazón de Madrid, cerca del Palacio Real y a orillas del río Manzanares, el real Sitio de la Casa de Campo es en la actualidad un parque histórico de más de 1.500 hectáreas. Es cinco veces más grande que Central Park de Nueva York y seis veces más amplio que Hyde Park de Londres. Fue declarado en el 2010 bien de Interés Cultural de la Comunidad de Madrid, por su especial importancia histórica, cultural y natural.

Con todo, la belleza de este espacio perduró a lo largo de los siglos. En el siglo XX, Arturo Barea en su obra "La forja de una rebelde", resaltó la belleza de la Casa de Campo, así como el aire fresco y buen olor que daba a la villa de Madrid. En 1931 tras la proclamación de la Segunda República, el Real Sitio de la Casa de Campo fue entregada a la nación y sus puertas fueron abiertas a todos los habitantes de Madrid. Pocos años después, en cambio, la Casa de Campo se convirtió en el frente de guerra y su naturaleza quedó muy dañada.

Tuvo su época de mayor explendor hacia la midad del siglo XVII, cuando se celebraron allí algunas fiestas e impresionantes representaciones teatrales. Si bien, debido a la pasión por la caza de Carlos III y Carlos IV, el sitio pierde la imagen de esplendor y, la Casa de Campo adquiere un nuevo uso exclusivo: la caza.