Want to make creations as awesome as this one?

No description

Transcript

Oración por nuestros difuntos

30 de octubre de 2020

Solemos pedir a Dios por nuestras necesidades, las de nuestros familiares y amigos, pero pocas veces oramos por los difuntos. En este día te invitamos a recordar a nuestros familiares cercanos que han partido de este mundo y también a aquellos que no han sido tan cercanos pero sabemos que como nosotros fueron llamados a esta vida, y de alguna manera se esforzaron por responder de acuerdo a su historia personal.Pidamos a María, Nuestra Madre, interceda por cada uno de ellos.Nos disponemos diciendo juntos:En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

EXHORTACIÓN INICIAL

SÚPLICAS A LA VIRGEN SANTISIMA POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO.

Madre de Dios y madre nuestra. Que tu mirada compasiva, dirigida a nuestros pecados y miserias, nos muestre la ternura de tu Inmaculado Corazón. Te rogamos, de manera muy especial, por quienes ya han terminado su peregrinar en esta vida y esperan anhelantes, en el purgatorio, su entrada al cielo.Por tu bondad maternal, te rogamos que intercedas ante tu Hijo Jesús, para que obtengamos de Él la gracia de que nuestros difuntos gocen ya de descanso y felicidad eternas.

No permitas, Madre, que nos olvidemos de rogar por nuestros seres queridos, que ya han muerto, inspíranos una tierna y viva compasión por nuestros hermanos difuntos y un generoso ofrecimiento de nuestro amor, mediante obras de caridad y misericordia, que les alcance de la Misericordia de Dios, el perdón de sus culpas. Imploramos, Madre tu intercesión poderosa, para que todos gocemos un día de la gloria de Dios en la compañía de los ángeles y santos.

A cada petición por nuestros difuntos, respondemos:Virgen Santísima, ruega por ellos.

o Por nuestros familiares y amigos difuntos.o Por los que sufren en el purgatorio por causa nuestra. o Por aquellos que, en vida, nos hicieron sufrir. o Por quienes nos han ofendido y ahora perdonamos. o Por quienes tuvieron riqueza y poder y ahora necesitan de nosotros. o Por quienes guiaban a otros y ahora reconocen su ceguera. o Por quienes malgastaron su tiempo. o Por quienes no apreciaron el don de la oración. o Por quienes a causa de la pereza no realizaron buenas obras. o Por quienes apartaron de sí la humildad.

A cada petición por nuestros difuntos, respondemos:Virgen Santísima, ruega por ellos.

o Por quienes descuidaron su fe. o Por los padres que no cuidaron de sus hijos. o Por los hijos que no honraron a sus padres. o Por los sacerdotes que no siempre fueron fieles a su vocación. o Por los superiores y superioras religiosas que faltaron a su deber y vocación. o Por todos los consagrados que no vivieron con integridad. o Por los matrimonios que no vivieron siempre en el amor. o Por quienes se preocuparon demasiado por el dinero y el placer. o Por los que no supieron aprovechar sus talentos.

A cada petición por nuestros difuntos, respondemos:Virgen Santísima, ruega por ellos.

o Por los que no se prepararon para morir. o Por quienes han muerto a causa de la guerra. o Por quienes no recibieron una cristiana sepultura. o Por quienes no aprovecharon debidamente la gracia de los Sacramentos. o Por quienes no alcanzaron a recibir los últimos Sacramentos. o Por las almas más desamparadas y olvidadas. o Por las que en su vida creyeron en tu Hijo Jesús. o Por las que, en su vida, se encomendaron a tu intercesión. o Por el sufrimiento y muerte de tu Hijo Jesús. o Por tus Dolores y Lágrimas maternales.

Madre Santísima. Presentamos ante tu maternal amor a las almas del purgatorio que esperan su entrada al cielo. Consuélalas, mira como suspiran por el amor de Dios. Ruega a Dios por ellas, para que los méritos de tu Hijo Jesucristo las revistan de la pureza y el amor que les haga dignas de la gloria eterna.V. Dales, Señor, el descanso eterno. R. Y luzca para ellos la eterna luz. V. Que descansen en paz R. Amén.

ORACIÓN FINAL

Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos. (Mt 5)