Want to make creations as awesome as this one?

Consejos para mejorar en matemáticas

Transcript

CONSEJOS PARA MEJORAR

EN MATEMÁTICAS

En clase

En casa

Pasos para resolver problemas

El aprovechamiento y la atención ha de ser máximo.

Pregunta cuando te surjan dudas.

Atiende las indicaciones del profesor.

Realiza tú solo las actividades de clase.

La libreta debe estar perfecta.

Estudiar los datos que nos da el problema

Revisa tu libreta

Realiza las actividades que ha mandado el profesor.

Organiza el tiempo que dedicarás durante la semana a estudiar

Hacer el planteamiento y resolución

Estudiar las preguntas que nos plantea

Dar la solución del problema

Cuando en casa te dispongas a estudiar comprobarás que comprendes todo, o casi todo, en poco tiempo. A veces no se entiende porque no se atiende. Escucha las preguntas que formulen tus compañeros, sus dudas pueden ser las tuyas.

Levanta la mano y cuando el profesor te lo indique intenta resolver tus dudas. Intenta concretar al máximo lo que no entiendes, no tengas temor a preguntar.

Procura hacer lo que el profesor te dice en cada momento, él te guiará para que tú mejores.


Siempre es mejor que tengas la actividad mal pero te des cuenta dónde y porqué te has equivocado, a que la tengas bien porque hayas preguntado a tu compañero. En muchas ocasiones uno cree haberse enterado de una explicación pero es cuando se pone uno a hacer actividades cuando le surgen dudas, dudas que deberías resolver antes de terminar la clase.

Piensa que tu libreta será tu principal herramienta de estudio, si tienes algo mal o te faltan apuntes, te costará mucho más tiempo y trabajo estudiar. Para conseguirlo es aconsejable lo siguiente:

- Copia o corrige las actividades tal y como se hagan en la pizarra, aunque te den el mismo resultado. Piensa que es más importante la explicación y el desarrollo de cómo se ha llegado al resultado que el resultado en sí.

- Toma nota de las aclaraciones que se hacen en clase y que te han ayudado a entenderlo mejor. Es importante que prestes atención a lo que el profesor comenta o explica y no sólo a lo que escribe. Piensa que luego en casa estarás tú solo y esas aclaraciones pueden ayudarte a resolver dudas que te surjan.

- Indica bien claro qué actividades están corregidas y cuáles no. Es muy importante que sepas en todo momento qué actividades están perfectas porque se han corregido en clase y cuáles no, para que cuando te pongas a estudiar sólo te fijes en las que están corregidas.

- Procura dejar algunos espacios o márgenes amplios para completar datos o añadir notas aclaratorias.

Lo más importante al empezar a resolver un problema es estudiar qué datos nos da el problema. Si se puede, debes hacer un esquema o dibujo de la situación.

- Procura mirarte pronto los apuntes de ese día, subráyalos y selecciona las ideas centrales distinguiéndolas de las partes complementarias, complétalos si es necesario y realiza esquemas. Todo esto te ayudará a entenderlos mejor.

- Si por algún motivo has tenido que faltar a clase, procura cuanto antes hacerte con los apuntes de ese día y mirarlos.

Antes de ponerte a hacerlas conviene que le eches un vistazo general para ver de qué van. Mira en tu libreta o en el libro lo que habéis visto y que está relacionado, busca ejemplos parecidos y anota las dudas que te surjan para preguntárselas al profesor.

Procura cumplir el horario que te pongas. Debes dedicar más tiempo a aquellas materias que más trabajo te cuesten. Para estudiar tendrás que afianzar los conocimientos que has adquirido y practicar sobre lo aprendido, para ello conviene que realices varias “hojas de estudio” a la semana, más cuanto más errores cometas. Para hacer hojas de estudio sigue los siguientes pasos:

- Mira previamente la libreta y los esquemas que realizaste.

- Coge una hoja en blanco y disponte a hacer una actividad que tienes corregida en la libreta. Mira sólo el enunciado, bajo ningún concepto debes mirar el desarrollo hasta que tú no lo hayas resuelto. Si te surgen dudas al resolverlo mira la teoría o ejemplos parecidos, pero nunca la misma actividad que estás intentando hacer. Cuando creas haber terminado la actividad, mira en la libreta paso a paso si lo tienes bien. Si encuentras algún error, para de corregir y pregúntate por qué te has equivocado y escribe por qué está mal.

- Si la actividad que has hecho está bien y no has necesitado mirar la libreta para resolver ninguna duda, haz otra actividad distinta.

- Si por el contrario te has equivocado en algo o has necesitado mirar ejemplos parecidos para poderlo hacer, debes repetir esta actividad en otro momento, hasta que te salga bien. No la hagas inmediatamente, debes de hacer otras actividades antes de repetir ésta.

- Nunca hagas actividades que no puedas comprobar paso a paso si están bien resueltas.

- Si consigues que te salgan bien las actividades de la libreta comprendiendo cómo se hacen, conseguirás excelentes resultados en los exámenes que te pongan y notarás cómo cada vez necesitarás menos tiempo para estudiar.

Al realizar un problema hay que pensar antes de hacer nada. Debemos intentar recordar lo que se ha hecho en otras ocasiones análogas, de esta manera puedes encontrar una idea que te sea útil, incluso decisiva, para llegar a la solución. Con las ideas que tengas organiza un plan que te conduzca a la solución y realiza los pasos del plan trazado poniendo atención a todas las operaciones que debes realizar.

Al leer un problema hemos de tener claro qué pregunta o preguntas hay que contestar (incógnitas). Hay que tratar de encontrar la relación entre los datos y las incógnitas.

Fíjate bien que en muchos problemas no nos dicen todas las preguntas importantes ni dicen con claridad todos los datos que hacen falta: tienes que leer con atención y pensar muy bien para averiguar tú esas preguntas y esos datos. Observa también que algunos datos pueden no servir.

Debes leer de nuevo el enunciado y comprobar que lo que se pedía es lo que se ha averiguado. Debes fijarte en la solución y preguntarte si es lógica. En caso de que la solución pueda comprobarse debes hacerlo. No puedes olvidar acompañar la solución con su unidad correspondiente.

Antes de comenzar a resolver un problema lo primero que debe realizarse es una lectura comprensiva del mismo, debes familiarizarte con él, tratar de visualizar el problema como un todo y repetir la lectura con mayor atención las veces que se necesite.

Para resolver los problemas dividiremos el proceso en cuatro pasos.

Antes de comenzar a resolver un problema lo primero que debe realizarse es una lectura comprensiva del mismo, debes familiarizarte con él, tratar de visualizar el problema como un todo y repetir la lectura con mayor atención las veces que se necesite.

Para resolver los problemas dividiremos el proceso en cuatro pasos.