Want to make creations as awesome as this one?

No description

Transcript

Recomendaciones para apoyar en casa al desarrollo de habilidades

SegundoBásico

Playgroup

Prekínder

Kínder

Primero Básico

Volver

Playgroup

Autonomía e independencia

Comunicación y desarrollo del lenguaje

Asumir tareas o responsabilidades/ seguimiento deinstrucciones

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Nuestra propuesta pedagógica se enfoca en el aprendizaje activo, es decir, que el niño/a aprenda haciendo. De ahí la necesidad de que en forma paulatina vaya adquiriendo una mayor autonomía e independencia. Esto favorecerá la exploración y curiosidad por el entorno y por el aprendizaje, además de ayudar en el proceso de adaptación a la rutina escolar, a la separación de los padres, a relacionarse con otras personas, a trabajar solo/a, a solicitar ayuda para satisfacer necesidades, a mostrar lo que va aprendiendo, a hacer preguntas, a seguir instrucciones, resolver problemas simples, entre otros aspectos relevantes. De esta forma tendremos niños más seguros de sí mismos y de sus capacidades.

Algunas ideas ... Dándole la opción de probar y equivocarse. Dándole tiempo para hacer las cosas.Generando una rutina clara en donde se trabaje la incorporación de hábitos de alimentación (que coma solo/a), de higiene (que vaya al baño solo/a), de sueño (que duerma 10 a 12 horas), de orden (seguir secuencias para hacer actividades).Entregando pequeñas tareas o responsabilidades dentro de la rutina familiar.Reforzando positivamente los logros.Acompañando frente a la frustración, ayudando a superar el problema sin darle la solución, pero sí ofreciéndole modelos o alternativas de solución.Colocando normas y límites claros de manera coherente entre los adultos que acompañan al niño/a, que le permitan descubrir su entorno de forma segura.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Como seres humanos nos debemos comunicar permanentemente con las personas que nos rodean y para ello debemos ser modelos de conductas comunicativas y de expresión de lo que vamos conociendo, sintiendo, aprendiendo. Por esta razón, debemos incentivar el correcto desarrollo del lenguaje verbal y no verbal, para poder relacionarnos de manera satisfactoria con quienes nos rodean.El no poder comunicarnos con los demás muchas veces genera frustración, rabia, conflictos o un sentido de inferioridad que puede afectar nuestra autoestima y la intención de participar y comunicar lo que queremos.

Algunas ideas ... Conversando de todo lo que vemos y vivimos, no solo respondiendo a gestos, sino esperando mensajes hablados, para dar respuesta a la solicitud del niño/a. Colaborando a través del modelado en extender la elaboración de mensajes hablados por parte del niño/a.Enseñando vocabulario nuevo y motivando, para utilizarlo en diferentes contextos...Probando todas las posibilidades del lenguaje, como medio para conocer y relacionarnos con nuestro entorno.Vinculándose con el niño/a a través de actividades de juego, narrando situaciones, contando cuentos, aprendiendo rimas, cantando y representando canciones infantiles, jugando a las adivinanzas, nombrando objetos, acciones, sentimientos, entre otros.Evitando exponer a los niños a juegos o tiempos prolongados frente a pantallas tecnológicas, que en la mayoría de los casos merman de forma importante los momentos de interacción con otros.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Para poder participar de actividades con otros de manera efectiva, los niños/as deben ir aprendiendo acerca del autocuidado, rutinas, pautas de interacción con otros. Todo ello requiere que el niño/a sea capaz de seguir instrucciones, buscar acuerdos y respetarlos. Por esto se hace necesario trabajar la autorregulación emocional, la atención, concentración y comprensión que le facilitarán el trabajo personal y en grupo, el encuentro con otros y el seguir instrucciones para alcanzar los objetivos propuestos para el trabajo escolar.

Algunas ideas ... Estableciendo una rutina diaria con variedad de actividades, en la cual el niño tenga un rol activo.Estableciendo contacto visual con el niño, cada vez que vaya a dar una instrucción, poniéndose a su nivel y pidiéndole de forma clara y precisa lo que se espera de él.Cuando desee incorporar una nueva instrucción, más compleja, muéstrele modelándole qué es lo que debe hacer y luego permítele que él/ella lo haga solo/a.Incorpore dentro de su rutina roles con pequeñas tareas de colaboración en el hogar (ayudar a poner la mesa, recoger juguetes, regar las plantas, alimentar a la mascota, llevar objetos de una habitación a otra...)Hacer juegos de recados, donde el niño debe ir de un lugar a otro entregando un mensaje a otro miembro de la familia que implique una acción o instrucción.Promover espacios de juegos de salón, en donde haya que conseguir un objetivo, poniendo en juego la atención, concentración, desarrollo del lenguaje, de la motricidad fina entre otros ( Ejemplo: memorice, puzles , cartas, juegos de construcción, etc.)

Volver

Prekínder

Autonomía e independencia

Comunicación y desarrollo del lenguaje

Asumir tareas o responsabilidades/ seguimiento deinstrucciones

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Nuestra propuesta pedagógica se enfoca en el aprendizaje activo, es decir, que el niño/a aprenda haciendo. De ahí la necesidad de que en forma paulatina se vaya haciendo más autónomo e independiente. Esto favorecerá que cada uno pueda adaptarse de forma más rápida a la rutina escolar, a la separación de los padres, a relacionarse con otras personas, a trabajar solo/a, a solicitar ayuda para satisfacer necesidades, a mostrar lo que va aprendiendo, a hacer preguntas, a seguir instrucciones, resolver problemas simples, etc.En la medida en que el niño/a se va haciendo más autónomo, va creciendo en libertad y en la capacidad para elegir, lo que favorecerá la relación con otros, la creatividad, el compromiso y la voluntad. Al tomar consciencia de sus características, habilidades y destrezas irá entendiendo las conductas de autocuidado que les permitirán mantenerse sanos y relacionarse correctamente con su entorno social y natural.

Algunas ideas ... Dándole la opción de probar y equivocarse, permitiendo tomar decisiones y haciendo elecciones comprometiéndose con ellas. Dándole tiempo para hacer las cosas, implementando una rutina clara, predecible para el niño/a, con tiempos de trabajo y juego, en donde además se trabaje la incorporación de hábitos de alimentación (que coma solo/a), de higiene (que vaya al baño solo/a), de sueño (que duerma 10 a 12 hrs), de orden ( seguir secuencias para hacer actividades) y de trabajo - estudio ( espacio estructurado asociado a un objetivo y/o producto)Estableciendo tareas o responsabilidades específicas dentro de la rutina familiar.Reforzando positivamente los logros y el esfuerzo demostrado frente al proceso de los mismos.Acompañando frente al surgimiento de emociones y favoreciendo su autorregulación. Dándole modelos o alternativas que le permitan enfrentarse de manera asertiva a la resolución de conflictos. Colocando normas y límites claros de manera coherente entre los adultos que acompañan al niño/a, que le permitan descubrir su entorno de forma segura.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a? Como seres humanos nos debemos comunicar permanentemente con las personas que nos rodean y para ello debemos ser modelos de conductas comunicativas y de expresión de lo que vamos conociendo, sintiendo, aprendiendo. Por esta razón, debemos incentivar el correcto desarrollo del lenguaje verbal y no verbal, para poder relacionarnos de manera satisfactoria con quienes nos rodean. El no poder comunicarnos con los demás muchas veces genera frustración, rabia, conflictos o un sentido de inferioridad que puede afectar nuestra autoestima y la intención de participar y comunicar lo que queremos.

Algunas ideas ... Conversando de todo lo que vemos y vivimos, no solo respondiendo a gestos, sino esperando mensajes hablados, para dar respuesta a la solicitud del niño/a. Colaborando a través del modelado en extender la elaboración de mensajes hablados por parte del niño/a.Enseñando vocabulario nuevo y motivando, para utilizarlo en diferentes contextos.Probando todas las posibilidades del lenguaje, como medio para conocer y relacionarnos con nuestro entorno.Vinculándose con el niño/a a través de actividades de juego, narrando situaciones, contando cuentos, aprendiendo rimas, cantando y representando canciones infantiles, jugando a las adivinanzas, nombrando objetos, acciones, sentimientos, entre otros.Evitando exponer a los niños a juegos o tiempos prolongados frente a pantallas tecnológicas, que en la mayoría de los casos merman de forma importante los momentos de interacción con otros.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Para poder participar de actividades con otros, los niños/as deben ir aprendiendo conceptos como autocuidado, trabajo, relación con otros. Todo ello requiere que el niño/a sea capaz de seguir instrucciones, buscar acuerdos y respetarlos. Por esto se hace necesario trabajar la autorregulación, la atención, concentración y comprensión que le facilitarán el trabajo personal y en grupo, el encuentro con otros y el seguir instrucciones para alcanzar los objetivos del trabajo escolar.

Algunas ideas ... Estableciendo una rutina diaria con variedad de actividades, en la cual el niño tenga un rol activo.Estableciendo contacto visual con el niño, cada vez que vaya a dar una instrucción, poniéndose a su nivel y pidiéndole de forma clara y precisa lo que se espera de él. Cuando desee incorporar una nueva instrucción más compleja, muéstrele modelándole qué es lo que debe hacer y luego permítele que él/ella lo haga solo/a.Incorpore dentro de su rutina roles con tareas de colaboración en el hogar (ayudar a poner la mesa, recoger juguetes, regar las plantas, alimentar a la mascota, llevar objetos de una habitación a otra...)Hacer juegos de recados, donde el niño debe ir de un lugar a otro entregando un mensaje a otro miembro de la familia que implique una acción o instrucción.Favoreciendo espacios de juegos de salón, en donde haya que conseguir un objetivo, poniendo en juego la atención, concentración, desarrollo del lenguaje, de la motricidad fina entre otros (Ejemplo: memorice, puzles, cartas, juegos de construcción, etc.)

Volver

Kínder

Autonomía e independencia

Comunicación y desarrollo del lenguaje

Asumir tareas o responsabilidades/ seguimiento deinstrucciones

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Nuestra propuesta pedagógica se enfoca en el aprendizaje activo, es decir, que el niño/a aprenda haciendo. De ahí la necesidad de que en forma paulatina se vaya haciendo más autónomo e independiente. Esto favorecerá que cada uno pueda adaptarse de forma más rápida a la rutina escolar, vinculación con pares y adultos fuera del contexto familiar, a trabajar solo/a y con otros, respetar turnos de participación, demostrar gustos, preferencias y necesidades, solicitar ayuda y resolver situaciones cotidianas, a mostrar lo que va aprendiendo, a hacer preguntas, a seguir instrucciones, resolver problemas simples, etc.En la medida en que el niño/a se va haciendo más autónomo, va creciendo en libertad y en la capacidad para elegir, lo que favorecerá la relación con otros, la creatividad, el compromiso y la voluntad. Al tomar consciencia de sus características, habilidades y destrezas irá entendiendo las conductas de autocuidado que le permitirá mantenerse sano y relacionarse correctamente con su entorno social y natural siguiendo las normas establecidas para una sana convivencia en el entorno escolar.

Algunas ideas ...Dándole la opción de probar y equivocarse, permitiendo tomar decisiones y haciendo elecciones comprometiéndose con ellas. Dándole tiempo para hacer las cosas, implementando una rutina clara, predecible para el niño/a, con tiempos de trabajo y juego, en donde además se trabaje la incorporación de hábitos de alimentación (que coma solo/a), de higiene (que vaya al baño solo/a), de sueño (que duerma 10 a 12 horas), de orden ( seguir secuencias para hacer actividades) y de trabajo - estudio ( espacio estructurado asociado a un objetivo y/o producto)Estableciendo tareas o responsabilidades específicas dentro de la rutina familiar.Reforzando positivamente los logros y el esfuerzo demostrado frente al proceso de los mismos.Acompañando frente al surgimiento de emociones y favoreciendo su autorregulación. Dándole modelos o alternativas que le permitan enfrentarse de manera asertiva a la resolución de conflictos. Colocando normas y límites claros de manera coherente entre los adultos que acompañan al niño/a, que le permitan descubrir su entorno de forma segura.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Como seres humanos nos debemos comunicar permanentemente con las personas que nos rodean y para ello debemos ser modelos de conductas comunicativas y de expresión de lo que vamos conociendo, sintiendo, aprendiendo. Por esta razón, debemos incentivar el correcto desarrollo del lenguaje verbal y no verbal, para poder relacionarnos de manera satisfactoria con quienes nos rodean. El no poder comunicarnos con los demás muchas veces genera frustración, rabia, conflictos o un sentido de inferioridad que puede afectar nuestra autoestima y la intención de participar y comunicar lo que queremos.

Algunas ideas ...Conversando de todo lo que vemos y vivimos, no solo respondiendo a gestos, sino esperando mensajes hablados, para dar respuesta a la solicitud del niño/a. Colaborando a través del modelado en extender la elaboración de mensajes hablados por parte del niño/a.Enseñando vocabulario nuevo y motivando, para utilizarlo en diferentes contextos.Probando todas las posibilidades del lenguaje, como medio para conocer y relacionarnos con nuestro entorno.Vinculándose con el niño/a a través de actividades de juego, narrando situaciones, contando cuentos, aprendiendo rimas, cantando y representando canciones infantiles, jugando a las adivinanzas, nombrando objetos, acciones, sentimientos, entre otros.Evitando exponer a los niños a juegos o tiempos prolongados frente a pantallas tecnológicas, que en la mayoría de los casos merman de forma importante los momentos de interacción con otros.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a? Para poder participar de actividades con otros, los niños/as deben ir aprendiendo conceptos como autocuidado, trabajo, relación con otros. Todo ello requiere que el niño/a sea capaz de seguir instrucciones, buscar acuerdos y respetarlos. Por esto se hace necesario trabajar la autorregulación, la atención, concentración y comprensión que le facilitarán el trabajo personal y en grupo, el encuentro con otros y el seguir instrucciones para alcanzar los objetivos del trabajo escolar.

Algunas ideas ...Estableciendo una rutina diaria con variedad de actividades, en la cual el niño tenga un rol activo.Estableciendo contacto visual con el niño, cada vez que vaya a dar una instrucción, poniéndose a su nivel y pidiéndole de forma clara y precisa lo que se espera de él. Cuando desee incorporar una nueva instrucción más compleja, muéstrele modelándole qué es lo que debe hacer y luego permítele que él/ella lo haga solo/a.Incorporando dentro de su rutina roles con tareas de colaboración en el hogar (ayudar a poner la mesa, recoger juguetes, regar las plantas, alimentar a la mascota, llevar objetos de una habitación a otra...)Hacer juegos de recados, donde el niño debe ir de un lugar a otro entregando un mensaje a otro miembro de la familia que implique una acción o instrucción.Favoreciendo espacios de juegos de salón, en donde haya que conseguir un objetivo, poniendo en juego la atención, concentración, desarrollo del lenguaje, de la motricidad fina entre otros (Ejemplo: memorice, puzles, cartas, juegos de construcción, etc.)

Volver

Volver

Primero básico

Autonomía e independencia

Comunicación y desarrollo del lenguaje

Asumir tareas o responsabilidades/ seguimiento deinstrucciones

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Nuestra propuesta pedagógica se enfoca en el aprendizaje activo, es decir, que el niño/a aprenda haciendo. De ahí la necesidad de que en forma paulatina se vaya haciendo más autónomo e independiente. Esto favorecerá que cada uno pueda adaptarse de forma más rápida a la rutina escolar, vinculación con pares y adultos fuera del contexto familiar, a trabajar solo/a y con otros, respetar turnos de participación, demostrar gustos, preferencias y necesidades, solicitar ayuda y resolver situaciones cotidianas, a mostrar lo que va aprendiendo, a hacer preguntas, a seguir instrucciones, resolver problemas simples, etc.En la medida en que el niño/a se va haciendo más autónomo, va creciendo en libertad y en la capacidad para elegir, lo que favorecerá la relación con otros, la creatividad, el compromiso y la voluntad. Al tomar consciencia de sus características, habilidades y destrezas irá entendiendo las conductas de autocuidado que le permitirá mantenerse sano y relacionarse correctamente con su entorno social y natural siguiendo las normas establecidas para una sana convivencia en el entorno escolar.

Algunas ideas ...Dándole la opción de probar y equivocarse, permitiendo tomar decisiones y haciendo elecciones comprometiéndose con ellas. Dándole tiempo para hacer las cosas, implementando una rutina clara, predecible para el niño/a, con tiempos de trabajo y juego, en donde además se trabaje la incorporación de hábitos de alimentación (que coma solo/a), de higiene (lavado de dientes), de sueño (que duerma 10 a 12 horas), de orden ( seguir secuencias para hacer actividades) y de trabajo - estudio ( espacio estructurado asociado a un objetivo y/o producto)Estableciendo tareas o responsabilidades específicas dentro de la rutina familiar.Reforzando positivamente los logros y el esfuerzo demostrado frente al proceso de los mismos.Acompañando frente al surgimiento de emociones y favoreciendo su autorregulación. Dándole modelos o alternativas que le permitan enfrentarse de manera asertiva a la resolución de conflictos. Colocando normas y límites claros de manera coherente entre los adultos que acompañan al niño/a, que le permitan descubrir su entorno de forma segura.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Como seres humanos nos debemos comunicar permanentemente con las personas que nos rodean y para ello debemos ser modelos de conductas comunicativas y de expresión de lo que vamos conociendo, sintiendo, aprendiendo. Por esta razón, debemos incentivar el correcto desarrollo del lenguaje verbal y no verbal, para poder relacionarnos de manera satisfactoria con quienes nos rodean. El no poder comunicarnos con los demás muchas veces genera frustración, rabia, conflictos o un sentido de inferioridad que puede afectar nuestra autoestima y la intención de participar y comunicar lo que queremos.

Algunas ideas ...Conversando de todo lo que vemos y vivimos, no solo respondiendo a gestos, sino esperando mensajes hablados, para dar respuesta a la solicitud del niño/a. Colaborando a través del modelado en extender la elaboración de mensajes hablados por parte del niño/a.Enseñando vocabulario nuevo y motivando, para utilizarlo en diferentes contextos.Probando todas las posibilidades del lenguaje, como medio para conocer y relacionarnos con nuestro entorno.Vinculándose con el niño/a a través de actividades de juego, narrando situaciones, contando cuentos, aprendiendo rimas, cantando y representando canciones infantiles, jugando a las adivinanzas, nombrando objetos, acciones, sentimientos, entre otros.Evitando exponer a los niños a juegos o tiempos prolongados frente a pantallas tecnológicas, que en la mayoría de los casos merman de forma importante los momentos de interacción con otros.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Para poder participar de actividades con otros, los niños/as deben ir aprendiendo conceptos como autocuidado, trabajo, relación con otros. Todo ello requiere que el niño/a sea capaz de seguir instrucciones, buscar acuerdos y respetarlos. Por esto se hace necesario trabajar la autorregulación, la atención, concentración y comprensión que le facilitarán el trabajo personal y en grupo, el encuentro con otros y el seguir instrucciones para alcanzar los objetivos del trabajo escolar.

Algunas ideas ...Estableciendo una rutina diaria con variedad de actividades, en la cual el niño tenga un rol activo.Estableciendo contacto visual con el niño, cada vez que vaya a dar una instrucción, poniéndose a su nivel y pidiéndole de forma clara y precisa lo que se espera de él. Cuando desee incorporar una nueva instrucción más compleja, muéstrele modelándole qué es lo que debe hacer y luego permítele que él/ella lo haga solo/a.Incorpore dentro de su rutina roles con tareas de colaboración en el hogar (ayudar a poner la mesa, recoger juguetes, regar las plantas, alimentar a la mascota, llevar objetos de una habitación a otra...)Hacer juegos de recados, donde el niño debe ir de un lugar a otro entregando un mensaje a otro miembro de la familia que implique una acción o instrucción.Favoreciendo espacios de juegos de salón, en donde haya que conseguir un objetivo, poniendo en juego la atención, concentración, desarrollo del lenguaje, de la motricidad fina entre otros (Ejemplo: memorice, puzles, cartas, juegos de construcción, etc.)

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a? Para poder conocer, entender y relacionarse con el entorno, es necesario que el niño/a desarrolle diferentes tipos de pensamiento: metacognitivo, crítico, creativo y proactivo, los que facilitarán la autorregulación y toma de conciencia de sus acciones y el poder establecer cómo aportar, para concretar tareas o proyectos comunes. Además será necesario aprender a planificar cómo hacer un buen uso de recursos y materiales mediado por el adulto.El poder relacionar experiencias previas con aprendizajes nuevos, le dará la posibilidad de crear buenos andamiajes para potenciar aprendizajes significativos, y para poder discernir, respecto de las consecuencias de sus actos, así como emprender nuevos desafíos, creando soluciones originales.

Algunas ideas ...Desarrollando la habilidad de planificar y ejecutar tareas con varios pasos a la vez, uno tras del otro, incluyendo la posibilidad de ver distintos cursos de acción en caso de que el plan inicial no funcione.Reflexionando con el niño/a respecto a relaciones causa efecto.Ayudándoles a ir poco a poco manejando el tiempo (estableciendo rutinas visuales con variedad de actividades, fijar horas para hacer actividades en casa con objetivos previamente establecidos, enseñando a planificar cuanto tiempo piensa que tomará el desarrollar dicha actividad, incorporando el uso del reloj.Proporcionando instrucciones en más de un modo (oral, imágenes, demostrativas).Permitiéndole al niño/a que elija sus propias actividades y establezca metas.Fomentando la creatividad, formulando preguntas, incentivando la relación y reflexión de la información que recibe desde su entorno. Mediando el acceder a distintos tipos de información en casa, que el niño/a pueda explorar, permitiéndole que por medio de la curiosidad, acceda a distintos aprendizajes, por ejemplo, distintas fuentes de información y estimulación como libros, revistas, prensa, medios virtuales y exploración con distintos materiales tales como juegos de construcción, elementos del hogar y del medio natural.Estableciendo rutina de lectura en voz alta, acompañado y modelado por un adulto, ejercitando la escritura del nombre y de palabras familiares.Potenciando desde las actividades cotidianas prácticas de conteo, asociación de número con cantidad, agrupar, seriar, comparar, reproducir patrones y resolver pequeños problemas de adición y sustracción en el ámbito numérico hasta el 9.

Adquisición del conocimiento

Volver

Volver

Segundo básico

Autonomía e independencia

Comunicación y desarrollo del lenguaje

Asumir tareas o responsabilidades/ seguimiento deinstrucciones

Adquisición del conocimiento

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Nuestra propuesta pedagógica se enfoca en el aprendizaje activo, es decir, que el niño/a aprenda haciendo. De ahí la necesidad de que en forma paulatina se vaya haciendo más autónomo e independiente. Esto favorecerá que cada uno pueda adaptarse de forma más rápida a la rutina escolar, vinculación con pares y adultos fuera del contexto familiar, a trabajar solo/a y con otros, respetar turnos de participación, demostrar gustos, preferencias y necesidades, solicitar ayuda y resolver situaciones cotidianas, a mostrar lo que va aprendiendo, a hacer preguntas, a seguir instrucciones, resolver problemas simples, etc.En la medida en que el niño/a se va haciendo más autónomo, va creciendo en libertad y en la capacidad para elegir, lo que favorecerá la relación con otros, la creatividad, el compromiso y la voluntad. Al tomar consciencia de sus características, habilidades y destrezas irá entendiendo las conductas de autocuidado que le permitirá mantenerse sano y relacionarse correctamente con su entorno social y natural siguiendo las normas establecidas para una sana convivencia en el entorno escolar.

Algunas ideas ...Dándole la opción de probar y equivocarse, permitiendo tomar decisiones y haciendo elecciones comprometiéndose con ellas. Dándole tiempo para hacer las cosas. Implementando una rutina clara, predecible para el niño/a, con tiempos de trabajo y juego, en donde además se trabaje la incorporación de hábitos de alimentación (que coma solo/a), de higiene (lavado de dientes), de sueño (que duerma 10 a 12 horas), de orden ( seguir secuencias para hacer actividades) y de trabajo - estudio ( espacio estructurado asociado a un objetivo y/o producto)Estableciendo tareas o responsabilidades específicas dentro de la rutina familiar.Reforzando positivamente los logros y el esfuerzo demostrado frente al proceso de los mismos.Acompañando frente al surgimiento de emociones y favoreciendo su autorregulación. Dándole modelos o alternativas que le permitan enfrentarse de manera asertiva a la resolución de conflictos. Colocando normas y límites claros de manera coherente entre los adultos que acompañan al niño/a, que le permitan descubrir su entorno de forma segura.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Como seres humanos nos debemos comunicar permanentemente con las personas que nos rodean y para ello debemos ser modelos de conductas comunicativas y de expresión de lo que vamos conociendo, sintiendo, aprendiendo. Por esta razón, debemos incentivar el correcto desarrollo del lenguaje verbal y no verbal, para poder relacionarnos de manera satisfactoria con quienes nos rodean. El no poder comunicarnos con los demás muchas veces genera frustración, rabia, conflictos o un sentido de inferioridad que puede afectar nuestra autoestima y la intención de participar y comunicar lo que queremos

Algunas ideas ...Conversando de todo lo que vemos y vivimos, no solo respondiendo a gestos, sino esperando mensajes hablados, para dar respuesta a la solicitud del niño/a. Colaborando a través del modelado en extender la elaboración de mensajes hablados por parte del niño/a.Enseñando vocabulario nuevo y motivando, para utilizarlo en diferentes contextos.Probando todas las posibilidades del lenguaje, como medio para conocer y relacionarnos con nuestro entorno.Vinculándose con el niño/a a través de actividades de juego, narrando situaciones, contando cuentos, aprendiendo rimas, cantando y representando canciones infantiles, jugando a las adivinanzas, nombrando objetos, acciones, sentimientos, entre otros.Evitando exponer a los niños a juegos o tiempos prolongados frente a pantallas tecnológicas, que en la mayoría de los casos merman de forma importante los momentos de interacción con otros.

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Para poder participar de actividades con otros, los niños/as deben ir aprendiendo conceptos como autocuidado, trabajo, relación con otros. Todo ello requiere que el niño/a sea capaz de seguir instrucciones, buscar acuerdos y respetarlos. Por esto se hace necesario trabajar la autorregulación, la atención, concentración y comprensión que le facilitarán el trabajo personal y en grupo, el encuentro con otros y el seguir instrucciones para alcanzar los objetivos del trabajo escolar.

Algunas ideas ...Estableciendo una rutina diaria con variedad de actividades, en la cual el niño tenga un rol activo.Estableciendo contacto visual con el niño, cada vez que vaya a dar una instrucción, poniéndose a su nivel y pidiéndole de forma clara y precisa lo que se espera de él. Cuando desee incorporar una nueva instrucción más compleja, muéstrele modelándole qué es lo que debe hacer y luego permítele que él/ella lo haga solo/a.Incorporando dentro de su rutina roles con tareas de colaboración en el hogar (ayudar a poner la mesa, recoger juguetes, regar las plantas, alimentar a la mascota, llevar objetos de una habitación a otra...)Haciendo juegos de recados, donde el niño debe ir de un lugar a otro entregando un mensaje a otro miembro de la familia que implique una acción o instrucción.Favoreciendo espacios de juegos de salón, en donde haya que conseguir un objetivo, poniendo en juego la atención, concentración, desarrollo del lenguaje, de la motricidad fina entre otros (Ejemplo: memorice, puzles, cartas, juegos de construcción, etc.)

¿Por qué es necesario abordar este aspecto en mi hijo/a?Para poder conocer, entender y relacionarse con el entorno, es necesario que el niño/a desarrolle diferentes tipos de pensamiento: metacognitivo, crítico, creativo y proactivo, los que facilitarán la autorregulación y toma de conciencia de sus acciones y el poder establecer cómo aportar, para concretar tareas o proyectos comunes. Además será necesario aprender a planificar cómo hacer un buen uso de recursos y materiales mediado por el adulto.El poder relacionar experiencias previas con aprendizajes nuevos, le dará la posibilidad de crear buenos andamiajes para potenciar aprendizajes significativos, y para poder discernir, respecto de las consecuencias de sus actos, así como emprender nuevos desafíos, creando soluciones originales.

Algunas ideas ...Desarrollando la habilidad de planificar y ejecutar tareas con varios pasos a la vez, uno tras del otro, incluyendo la posibilidad de ver distintos cursos de acción en caso de que el plan inicial no funcione.Reflexionando con el niño/a respecto a relaciones causa efecto.Ayudándoles a ir manejando el tiempo (estableciendo rutinas visuales con variedad de actividades, fijar horas para hacer actividades en casa con objetivos previamente establecidos, enseñando a planificar cuanto tiempo piensa que tomará el desarrollar dicha actividad, incorporando el uso del reloj y la agenda.Proporcionando instrucciones en más de un modo (oral, imágenes, demostrativas).Permitiéndole al niño/a que elija sus propias actividades y establezca metas. Fomentando la creatividad, formulando preguntas, incentivando la relación y reflexión de la información que recibe desde su entorno. Mediando el acceder a distintos tipos de información en casa, que el niño/a pueda explorar, permitiéndole que por medio de la curiosidad acceda a distintos aprendizajes, por ejemplo, distintas fuentes de información y estimulación como libros, revistas, prensa, medios virtuales y exploración con distintos materiales tales como juegos de construcción, elementos del hogar y del medio natural.Estableciendo rutina de lectura en voz alta, acompañado y modelado por un adulto, ejercitando la producción espontánea de textos.Potenciando desde las actividades cotidianas prácticas de conteo de 0 al 100, representando de forma concreta, pictórica y simbólica, componer y descomponer números del 0 al 20 y estrategias de cálculo mental y resolver problemas de adición y sustracción hasta el 20.