Want to make creations as awesome as this one?

Causas de la falta de concentración y soluciones para superarlas.

Transcript

Cómo potenciar tu concentración

Aquí encontrarás algunas de las causas que pueden impedir o disminuir tu concentración en el estudio, así como las recomendaciones para mejorarla.

+ info

+ info

Alimentación y descanso deficientes

Desorganización en los tiempos de estudio

Está científicamente comprobado que es recomendable una alimentación rica en frutas, cereales, verduras, miel y alimentos que contengan glucosa. Los expertos refieren que “el azúcar es para el cerebro, lo que el combustible es para un motor” por lo cual mantener los niveles de glucosa es esencial para ejercitar la concentración. Por otro lado, es sabido que dormir mal, sea por desvelos involuntarios, insomnio u otros factores, repercute en baja productividad, problemas para pensar con claridad, irritabilidad y disminución de la calidad de vida.

Elaborar y ejecutar un planificador diario en base a las actividades académicas del día. En él se especifican día por día la cantidad de horas que se dedicarán a cada actividad. Es importante recompensar los logros, por más pequeños que sean. Esto ayudará a mantener la motivación intacta en el tiempo. La ventaja de este sistema es LLEGAR CON TIEMPO a rendir exámenes, permitiendo bajar considerablemente los niveles de ansiedad y teniendo la posibilidad de distribuir en cada día una unidad o capítulo, por ejemplo del texto a estudiar, incluyendo las acciones que se realizarán cada día.

+ info

+ info

Distractores: ruidos o estímulos indeseados en el lugar de estudio

Variación del lugar de estudio

Eliminar ruidos y otros distractores. La habitación debe estar acondicionada para estudiar. En lo posible pintada de colores claros y sin demasiados adornos. No tener artefactos como TV. celular o computadora en la habitación, ya que son distractores potenciales.

Para lograr que el estudio se convierta en un hábito sistemático es necesario estudiar SIEMPRE EN EL MISMO LUGAR. Esto permite hacer una asociación mental entre la habitación y la acción de estudiar, por lo que pronto, realizando repetidas veces este ejercicio, al ingresar en la habitación, cognitivamente se desarrollará una predisposición al estudio.

+ info

+ info

Excesiva dificultad del material de estudio

Monotonía (Sensación de "hacer siempre lo mismo")

Antes de predisponerse a estudiar es necesario realizar todas las consultas o dudas correspondientes al contenido de la asignatura. (Sea al docente, sea a algún compañero que comprenda el tema) Para concentrarse bien hay que entender bien primero lo que se quiere asimilar. Es recomendable la toma de apuntes, en particular porque si durante las explicaciones del docente se está atento a sintetizar mentalmente y por escrito en frases cortas lo importante, ya se está ejercitando la concentración.

Eliminar la monotonía significará no solo cambiar de asignatura cada 45 minutos sino de actividad. (Por momentos lee, luego subraya, más tarde realiza una síntesis, etc.). Cada 45 minutos descansa 10, para evitar la fatiga y así la pérdida de concentración. Si intentas realizar una sola tarea durante las 3 o 4 horas que estudias te sentirás agobiado y perderás la concentración.

"Siempre que quieras lograr algo, mantén los ojos abiertos, concéntrate y asegúrate de saber exactamente qué es lo que quieres. Nadie puede alcanzar su objetivo con los ojos cerrados"..

Paulo Coelho

+ info

+ info

Falta de interés y curiosidad por la materia

Problemas personales que no han sido resueltos antes de ponerse a estudiar

Siempre se debe intentar relacionar los contenidos que se estudian con la propia vida para hacerlos tan significativos como sea posible. Esto estimula la concentración. Es importante además complementar lo estudiado investigando otro material bibliográfico de referencia.

Una técnica útil ante esta situación es apuntar por escrito cuál es el problema, cómo y cuándo se le dedicará el tiempo y la energía para darle solución. Esto disminuirá considerablemente la ansiedad que el problema representa.

+ info

+ info

Ansiedad

Fatiga física o psíquica

Es recomendable DESCANSAR ANTES DE ESTUDIAR cualquiera sea el momento del día/ noche que se elija para hacerlo. Dormir al menos 45 minutos permite tener la mente “fresca” para la asimilación de los contenidos.

Existen niveles medios de ansiedad que son funcionales y eficaces. Un estado natural de tensión permitirá mantener activas las facultades intelectuales, físicas y emocionales y ayudará a mejorar el rendimiento, además de ser el motor que nos impulsa para sobrellevar situaciones estresantes sin mayores dificultades. El estado de ansiedad adquiere mayor o menor intensidad en función de los pensamientos o ideas que manejamos.Es necesario practicar técnicas que ayuden a reemplazar los pensamientos negativos por positivos y relajarse.

+ info

Pensamientos, creencias o emociones negativas respecto del estudio

"¡Otra vez tener que estudiar!"

"No puedo, no entiendo nada"

"Siempre lo mismo"

Si el estudio es vivido o pensado como “una obligación” o un “deber” que se tiene que cumplir y que desagrada, es probable que nunca pueda convertirse en un HÁBITO. Puesto que todo hábito es tal por la repetición de una conducta deseada, es necesario poner la mente en una ACTITUD POSITIVA. (Ej.: me gusta estudiar, es el camino que elegí, a través de él lograré mi título universitario, etc.) Esto ayudará a predisponerse de un modo optimista al momento de estudiar.

Escasa o ninguna voluntad

Elegir el momento equivocadopara estudiar

Solo cierto grado de voluntad nos dará el incentivo y la motivación para disponernos a sentarnos a estudiar, y además hacerlo todos los días regularmente. La voluntad se ejercita realizando acciones concretas que nos lleven a cumplir las metas.

No se debe olvidar que el momento ideal para estudiar ES LA MAÑANA TEMPRANO dado que la mente, durante el descanso nocturno se ha relajado lo suficiente, lo que permitirá asimilar más contenidos en menos tiempo. Sin embargo, cuando además se trabaja, el tiempo de estudio se puede distribuir durante el transcurso del día (Ej.: dos horas por la mañana antes del trabajo y dos horas por la tarde, luego del descanso).

+ info

+ info

+ info

+ info

Imagen

Color

Punto

Sonido

Técnicas útiles para potenciar la Concentración

De igual manera, puedes visualizar un color previamente establecido; piensa en él 30 segundos e incrementa este lapso gradualmente, hasta llegar, por ejemplo, a cinco minutos. Ya con práctica, puedes unir colores y figuras geométricas: "observa" un triángulo rojo rodeado por un círculo blanco en un fondo verde, por ejemplo.

Se debe pensar en una figura geométrica sencilla (cuadrado, triángulo o círculo) y se representará mentalmente de la manera más fiel posible; lo importante es que la idea permanezca y no sea borrada por el flujo de ideas sobre los acontecimientos del día, responsabilidades o pendientes. Proponte un tiempo breve para sostener en la mente la imagen, y cuando lo logre puede combinarla con otras: un círculo dentro de un cuadrado o un triángulo que aloja un rectángulo, entre otras.

Concéntrate en un sonido constante, como el tic-tac de un reloj; mantente muy atento al sonido y a los silencios que se crean.

Dibuja un pequeño círculo negro en una cartulina u hoja en blanco; fija la mirada en él durante algunos minutos, luego cierra los ojos y retén en tu mente la imagen que acabas de observar.

Video

Ejercicio para enfocarse y estudiar con la mente activa y concentrada.

Una herramienta más...

¡Gracias!

Subsecretaría de Asuntos EstudiantilesFCA

Esp. María Natalia Olmos. Tutora Curso de Inducción

nolmos@iua.edu.ar

asuntosestudiantiles-fca@iua.edu.ar