Want to make creations as awesome as this one?

No description

Transcript

LÍNEA DE HECHOS

15 DE FEB. 2000

23 DE DIC. 1999

El Comando de la Primera Brigada de Infantería de Marina ordenó mover dos compañías del BACIM Nº 31 hacia el sector Los Números y dos más hacia Macayepo, y replegó otras cuatro. El territorio quedó libre para el ingreso de los paramilitares.

Los hechos de violencia de El Salado no se iniciaron ni se agotaron con la masacre de 2000. Los paramilitares perpetraron en 1997 una masacre en la que fueron asesinadas cuatro personas, una más fue desaparecida y otras tres resultaron heridas. Los 7.000 habitantes del corregimiento fueron víctimas de desplazamiento forzado.

Un helicóptero lanzó volantes sobre el casco urbano de El Salado con amenazas a sus habitantes, advirtiéndoles que comieran, bebieran y celebraran las fiestas de fin de año, pues estas serían las últimas. El DAS mediante actividades de inteligencia tuvo conocimiento previo de que paramilitares iban a realizar una masacre, situación que fue puesta en conocimiento de la Brigada Primera de Infantería de Marina (BRIPRIMA).

El ganadero y político Miguel Nule Amín reportó al comando del BAFIM Nº 5 el robo de 400 cabezas de ganado, de las fincas Santa Helena y La Nubia ubicadas entre los municipios de San Onofre y Toluviejo por parte del Frente 35 de las FARC. Nule informó que el ganado estaba en el corregimiento Macayepo. El gobernador de Sucre, Eric Morris, se contactó con el comandante de la Primera Brigada de Infantería de Marina para informarle del robo de ganado y la presencia guerrillera, insistiendo en el despliegue de una acción inmediata.

LÍNEA DE HECHOS

16-21 DE FEB. 2000

Finalizada la incursión, luego de tres largos días de barbarie y terror, los paramilitares comunicaron a la población que podían marcharse a sus casas, y que en adelante las puertas debían permanecer abiertas porque ellos se iban a quedar en el pueblo.

A su paso los paramilitares ingresaron a los caseríos de Palmarito, Pativaca, El Recreo, Puerto Príncipe, Bajo Grande y el Cielito, todo parte de la zona rural de Ovejas, Sucre. Aproximadamente 450 paramilitares que estaban a cargo de Jhon Jairo Esquivel Cuadrado alias “el Tigre” asesinaron a un total de 18 víctimas. Sin la presencia de la Fuerza Pública, los paramilitares cercaron el corregimiento de El Salado divididos en varios grupos.

Los informes del Grupo de Memoria Histórica constataron que la “Infantería de Marina incursionó en el territorio de la masacre tres días después de que ésta había comenzado”.

Un nutrido grupo de paramilitares del Bloque Norte de las denominadas AUC, conformado por más de 700 hombres armados, liderados por Jhon Jairo Esquivel (alias el Tigre), Jaime Delgado alias “el Gallo”, Rodrigo Alfonso Mercado Peluffo alias “Cadena”, y Uber Enrique Bánquez Martínez alias “Juancho Dique”, se reunieron en la Finca Las Palmas ubicada en el municipio de San Onofre, desde donde partieron en una caravana de varios camiones para incursionar al corregimiento de El Salado.