Want to make creations as awesome as this one?

No description

Transcript

En común tienen su pertenecia o vínculo con Oriente. Aquí te presentamos a Gülsün Karamustafa

Hasta el 25 de octubre podrás visitar en el CAAC esta exposición colectiva en la que la mayoría de artistas son mujeres.

La exposición Desorientalismos forma parte de una línea de investigación de este museo sobre la producción artística en el Norte de África y Oriente Próximo y está basada en Orientalismo, el conocido ensayo de Edward W. Said publicado por primera vez en 1978. En ella se procura indagar en una geografía producida por el colonialismo y caracterizada por la intención de “orientalizar lo oriental” en las representaciones culturales. En este sentido, el título de la muestra hace alusión tanto a esa herencia, como al sentido de desorientar (o perder la orientación), que puede, a su vez, propiciar el dibujar otras cartografías diferentes a las proyectadas por la historia occidental.

Gülsün Karamustafa es una de las artistas contemporáneas más reconocidas de Turquía.

Su trabajo en el mundo del arte comienza en los años 70 y en él su historia personal y la de Turquía se van entrelazando.

sobre ella

Nació en Ankara en 1946, estudió Bellas Artes en Estambul, siendo en su etapa como estudiante cuando se familiariza con el activismo político, sobre todo con las revueltas estudiantiles de 1968 y con los enfrentamientos entre la derecha y la izquierda. Tras graduarse, pasa un año en Londres donde participó en discusiones sobre la Guerra de Vietnam, el feminismo y el racismo. A su regreso a Estambul en 1971 y coincidiendo con el golpe militar de este mismo año fue arrestada, encarcelada y su pasaporte revocado por participar en revueltas estudiantiles y por ayudar a un fugitivo político. Durante 16 años Karamustafa estuvo obligada a permanecer en Estambul, sin viajar ni emigrar porque el pasaporte no se lo devolverían hasta 1987. Sin embargo, será testigo; de la migración masiva desde el campo a la ciudad, de los procesos de modernización, de las turbulencias políticas y de la falta de derechos civiles, lo que influyó significativamente en su lenguaje artístico. Entre 1975 y 1981 ejerció como profesora de diseño en la Escuela Estatal de artes aplicadas y concluyó su doctorado titulado La interacción de la pintura y el cartel. En estos años es cuando realiza las obras que vemos en la exposición Desorientalismos que podrán visitar en el CAAC hasta el 25 de octubre. Su vida personal y artística está estrechamente ligada a los acontecimientos sociopolíticos de su ciudad, por lo que su compromiso con la resistencia política y el análisis y reflexión acerca de aspectos sociales en general y de la mujer en particular serán temas frecuentes en su obra. De modo que binomios como: género-sexualidad, migración-desplazamientos, exilio-identidad son temas que aborda en su obra de un modo cíclico a lo largo de su dilatada trayectoria desde diferentes perspectivas y a través de diferentes medios (pintura, escultura, instalación, video).

En el corredor central encontrarás estas cuatro obras de Karamustafa que posiblemente te aporten una visión diferente del concepto que desde Occidente se ha construido de Oriente.

Las obras son de pequeño formato y de técnica mixta con un lenguaje cercano a los carteles publicitarios.

Te invitamos a verlas con detenimiento, pinchando sobre ellas.

finalizar

Pintura para póster – 1977 Primero de mayo (Mujer cosiendo banderas rojas constantemente con su máquina de coser)

Su máquina de coser

Painting for Poster – 1977 First of May (Woman Constantly Sewing Red Flags With Her Sewing Machine), 1977

Volver

La mujer

El rojo de la bandera

Técnica mixta sobre papel82 x 62 x 5 cmCortesía de la artista y BüroSarıgedik

Durante la segunda oleada del Moviendo de Arte Feminista en los años 70, las mujeres comenzaron a coser en pedazos de tela las consignas de su lucha.Las banderas que bordaron fueron los cimientos de un movimiento activista que cambió el sentido de lo que significaba coser.Gülsün Karamustafa no es ajena a esto tal como demuestra en esta obra.

El rojo es un color predominante en la historia turca, sobre todo si lo relacionamos con las batallas sangrientas de la Guerra de Independencia Turca que culminan con la declaración de la República de Turquía en 1923.

La artista prescinde de estos símbolos en esta obra o al menos no los hace evidentes quizás porque en estos trabajos más que a la bandera del país se refiera a la lucha obrera desde el prisma del comunismo.

La media luna y la estrella que, generalmente son consideradas símbolos islámicos, fueron usadas en Asia Menor mucho antes del advenimiento del Islam.

El rojo es un color predominante en la historia turca, sobre todo si lo relacionamos con las batallas sangrientas de la Guerra de Independencia Turca que supusieron la derrota del Imperio Otomano y la declaración de la República de Turquía el 29 de octubre de 1923. La media luna y la estrella, juntas, que por lo común son consideradas símbolos islámicos hoy en día, han sido durante mucho tiempo empleadas en Asia Menor mucho antes del advenimiento del Islam. Símbolos de los prescinde la artista en esta obra o al menos no los hace evidentes quizás porque en estos trabajos más que a la bandera del país se refiera a la lucha obrera desde el prisma del comunismo.

La lucha histórica de las clases trabajadoras va más allá de las clases sociales y se une a la de la mujer trabajadora en el cartel que formó parte de la propaganda producida para el 1 de mayo de 1977, (Día de los trabajadores).Esta imagen resume el interés de la artista por visibilizar el papel de la mujer en conflictos sociopolíticos y reflexionar sobre los valores tradicionales que se le atribuyen.

Arabesco II, 1981

Arabesque II

Esta obra y otras bajo el nombre de "Arabesk" están dedicadas al periodo de migraciones masivas desde las zonas rurales a las grandes ciudades de Turquía.El choque entre la cultura de los recién llegados y la vida urbana produjo formas culturales híbridas conocidas como arabesco, término que, en este contexto, define el género musical que popularizaron las canciones comerciales con influencia asiática entre las clases obreras y que luego se extendió al cine.

Volver

Técnica mixta sobre papel 46 x 54 cm Cortesía de la artista y BüroSarıgedik

El chico

La chica

Hülya Avşar

Fue la protagonista de la películaMy cinemas dirigida por Gülsün Karamustafa y Füruzan en Turquía en 1990.

En esta obra, uno de los iconos femeninos del arabesk aparece en la cartelería que hay pegada en la pared y en la chaqueta del personaje masculino.

Posiblemente se trate deque inició su carrera como cantante y luego se convirtió en una de las actrices más importantes de Turquía.

La cultura de la música y la cultura del cine "Arabesk" se basaban en lamentos, en aflicciones y en historias muy dramáticas de nostalgia por dejar atrás el amor, el hogar y mostraban las dificultades de vivir en una gran ciudad. En los años 80 y 90 traspasa las clases sociales y se convierte en un producto de masas. A través del cine y de la música genera una determinada percepción de la mujer que se representa en dos extremos opuestos; las sometidas y “honorables” y las “perdidas” y despreciables. Estereotipos que se afianzan cuando tras el golpe de Estado de 1980 interesaba crear un tipo de público machista y conservador para asegurar la continuidad del régimen. Frente a esto, diferentes artistas contemporáneos reaccionan, entre ellos Karamustafa que analiza de un modo crítico esta cuestión. Como directora artística Gülsüm trabaja en diferentes películas, entre ellas se encuentra My cinemas, (1990, Turquía) en la que la actrizHülya Avşar es una joven de familia pobre que vive en las afueras de Estambul, con un padre opresivo que vuelca sus frustración en el resto de la familia. La muchacha se evade de la realidad mezclando sus recuerdos de infancia y adolescencia con escenas de musicales, melodramas y romances. Pero a medida que avanza hacia la edad adulta, la contradicción entre la ensoñación y la realidad cotidiana comienza a afectarle de maneras insospechadas. En My cinemasel tema de fondo es reflexionar acerca de cómo el cine puede convertirse en una especie de trampa.

Hülya Avşar

El chico es un personaje anónimo que muestra su admiración por la chica al "abrazar" sus carteles en la pared y al llevar su imagen en la parte posterior de su chaqueta.

Podría ser la imagen de cualquier chico que sea fan de una cantante pero "dado el contexto", la música es un modo de conectar con una ciudad en la que se siente perdido.

Estas dos obras pertenecen a la serieSketches for the“History of Working Class in Ottoman and Turkish History” (Bocetos para la “Historiade la clase obrera en la historia otomana y turca”). Pincha sobre ellas para conocerlas mejor.

Volver

Bocetos para la “Historia de la clase obrera en la historia otomana y turca” – Trabajadores del sindicato contra el fascismo

El personaje

El símbolo

Técnica mixta sobre papel 52 x 49,5 x 5 cmCortesía de la artista y BüroSarıgedik

Volver

La artista representa a los personajes de esta serie de forma solemne como a héroes de la clase trabajadora, como iconos y mártires.

El día 1 de mayo de 1977, fecha para la que Karamustafa realiza estas obras, supuso un punto de inflexión en la historia del movimiento de los trabajadores en Turquía por lamasacre en la plaza de Taksim.En aquella manifestación participaban más de 500.000 personas contra las que las fuerzas de seguridad atacaron produciendo víctimas mortales, heridos y detenidos.

Bocetos para la “Historia de la clase obrera en la historia otomana y turca” –El activista comunista Mustafa Suphi y sus amigos enviados a morir en un buque perforado en el Mar Negro en 1921, 1977.

Técnica mixta sobre papel.52 x 49,5 x 5 cm.Cortesía de la artista y BüroSarıgedik

Su legado

Mustafa Suphi

Volver

Mustafa Suphi, fue un militante comunista que, al ser acusado de asesinato en Estambul fue exiliado a Rusia y terminó convirtiéndose en 1920 en presidente del Primer Congreso del Partido Comunista de Turquía. Suphi hubiese sido el líder del Soviet en Anatolia. Pero junto a su mujer y a los catorce camaradas con los que fundó el Partido Comunista en Turquía fueron asesinados en el Mar Negro tal como señala el título de la obra.

El libro que lleva entre las manos es el Manifiesto Comunista que,Mustafa Suphi, comenzó a traducir al turco en 1919 pero quedó inconcluso con su muerte.

Siguenos en;

A

Nos

encanta

que

participes

INicio

Volver