Want to make creations as awesome as this one?

No description

Transcript

Las dos siguientes salas están dedicadas temáticamente a las vertientes literarias del movimiento romántico, siendo la poesía, el teatro y la prensa escrita las que mayor esplendor alcanzaron en esta época.En este gabinete se destaca la figura del escritor Mariano José de Larra como personaje romántico español por excelencia y al que el Museo siempre ha dedicado un espacio bautizado con su nombre. También podemos contemplar obras relacionadas con el auge que tuvo el periodismo en el siglo XIX y con dos de los temas más atractivos, a la vez que desesperanzadores, para los artistas románticos: la muerte y el suicidio.. Vicente PalmaroliGustavo Adolfo Bécquer en su lecho de muerte1870La muerte del artista, la mayoría de las veces joven y enfermo, fue un tema recurrente en el arte romántico. Los retratos mortuorios eran un último recordatorio de la persona fallecida, a la vez que la contemplación del semblante de la muerte atraía a los artistas románticos por la evocación del infinito y el mundo sobrenatural que les sugería.Con una pincelada suelta, vibrante, y muy empastada, Palmaroli ofrece en este boceto su último homenaje al genio de su amigo Bécquer, poeta fundamental del Romanticismo tardío español, conocido por sus RimasyLeyendas. Su vida, marcada por la escasez económica, débil salud y fracasos sentimentales, unido al hecho de que fue después de su muerte temprana cuando su figura alcanzó la fama, hicieron de él uno de los personajes románticos más paradigmáticos.. Sofá ca.1840El Gabinete de Larra da inicio al ámbito masculino de la casa, que se decora de forma más seria y austera a través de un mobiliario sobrio, con elementos decorativos más sencillos y de una mayor funcionalidad.Este sofá o canapé, de madera de caoba, presenta finas decoraciones de marquetería con elementos vegetales y florales en el respaldo y en el frente de los brazos, realizados con madera de limoncillo de Ceilán. La tapicería es original de la época.Corresponde al estilo Reina Gobernadora (1833/1843), que se caracteriza por el abandono de las formas pesadas del anterior estilo fernandino, por la falta de apliques dorados y por el uso de marquetería clara de maderas blandas sobre maderas oscuras, generalmente caoba.. José Gutiérrez de la VegaLa mujer del artista 1837Esta obra de Gutiérrez de la Vega nos muestra a su mujer, Josefa López, de pie en el centro de la composición, participando en cierto modo en la creación de una pintura al mezclar y moler los pigmentos de color con el aceite al óleo para posteriormente ser utilizados como materiales de pintura. Situada junto a una mesa con pinceles y una paleta -lo que nos indica que nos encontramos en un taller de pintura- con su mano izquierda nos señala un caballete donde reposa el conocido retrato de Larra, en el que el pintor está trabajando. Este es el retrato de Larra que se exhibe en esta sala, creando con ello una relación de comunicación entre las dos obras altamente sugerente.. José Gutiérrez de la VegaMariano José de Larraca. 1835Esta icónica imagen de Larra en la que aparece retratado como un joven dandi nos transmite, a través de la paleta sobria utilizada, la profundidad compleja de la personalidad del escritor, destacando mirada y mano sobre un fondo neutro.Larra fue autor de numerosas obras literarias, entre las que destacan sus artículos periodísticos y críticas teatrales, que firmaba bajo diversos pseudónimos. Desde muy joven, gracias a su cruda y ácida visión de la sociedad y a la importancia que le dio al periodismo como forma de libertad difusora de nuevas ideas de progreso, se convirtió en el más importante periodista del Romanticismo en el momento de máximo esplendor de la prensa en España.Conoce a Larra a través de las colecciones del Museo del Romanticismo:http://bit.ly/11FQ7v2 . Leonardo AlenzaSátira del suicidio romántico y Sátira del suicidio romántico por amorca. 1839La sátira fue un recurso muy utilizado por los artistas de la época romántica. Literatos como Larra y Mesonero Romanos, a través de sus escritos irónicos y caricaturescos, criticaban con gracia y humor la realidad existente y los excesos románticos.Alenza se une a esta corriente crítica con estas dos obras emblemáticas del romanticismo español, e ironiza exageradamente contra los sentimientos exacerbados, aproximándonos al lado más trágico, dramático y terrible del Romanticismo: el suicidio, convertido en mito romántico por excelencia a través del Wertherde Goethe.Estas obras fueron donadas al museo por el Marqués de Cerralbo en 1921, siendo de las primeras en ingresar en el entonces Museo Romántico.Para saber más de estas dos sátiras románticas:http://bit.ly/19RYuSX