Want to make creations as awesome as this one?

Técnica de autoconocimiento muy accesible y de gran utilidad.

Transcript

Es de notar que la mayor parte de autores que han construido taxonomías de emociones, mezclan emociones y sentimientos. Así que, en este multimedia y por una cuestión práctica, no haremos distinción, salvo en el apartado 9, que matizaremos ambos términos.

Queremos aclarar que este material va dirigido a un público amplio, de cara a facilitar el autoconocimiento; luego no va a desarrollar propuestas didácticas dirigidas a talleres de sentimientos en el contexto docente.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 1/25

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

1. En un mundo de caos 2. En busca de un mapa 3. En qué consiste el diario emocional 4. Esquema del diario emocional 5. Cuando lo poco es mucho 6. La forma sin forma 7. Más sugerencias para crear el diario 7.1. Asomándonos a Gracia y Coraje 7.2. Sentimientos encontrados 7.3. El miedo 7.4. La culpa 7.5. Alivio y entusiasmo: una mezcolanza de sentimientos 7.6. Conectando con el mundo interior 8. Indagando en la emoción 9. Emociones, sentimientos y términos afines 10. Taxonomías emocionales 10.1. Introducción 10.2. Clasificación de Ekman 10.3. Clasificación de Plutchik 10.4. Modelo circumplejo de Russell 10.5. Clasificación de Díaz y Flores 10.6. Clasificación de Bisquerra 10.7. Clasificación de Marina 11. A modo de epílogo. Enlaces a otros multimedias

No resulta fácil poner nombre a la emoción que llega en un determinado momento. Pero forma parte del reto del autoconocimiento. El diario emocional esuna estrategia de inteligencia intrapersonalque puede ayudar a ello.

El Diario Emocional

Sumario

Tres aclaraciones previas

El multimedia nº 25, Laberinto de Sentimientos, presenta una clasificación de emociones y sentimientos agrupados por esquemas afectivos. Constituye un material complementario del presente multimedia.

En ocasiones, podrá ampliarse información a través de ventanas emergentes, picando en un icono como el adjunto.

Ventana emergente para información complementaria.

Al margen de esa etiqueta diagnóstica, que es una realidad, la era actual se caracteriza por una progresiva depauperación de la empatía y por una desvinculación emocional del drama humano; en las pantallas, la cruda realidad ha sido sustituida por la más cuidadosa virtualidad. Mientras tanto -paradojas de la vida-, en un mundo infestado de redes sociales, la soledad, el aislamiento y los trastornos depresivos van ganando terreno.

Hace unos 2.400 años Aristóteles ya sentenció que "no se puede ser feliz sino al precio de cierta ignorancia." Nosotros lo hemos resumido en un lacónico "ojos que no ven, corazón que no siente." Generalmente los refranes suelen condensar el saber popular, en ocasiones, como ésta, lo condensan demasiado. Ante un fracaso o desengaño -y la vida está plagada de ellos- mejor no sentir, antes que seguir sufriendo. Esa es la trampa: tratar de evitar las emociones negativas. Más adelante nos detendremos en ello.

1. En un mundo de caos

El miedo colectivo constituye un poderoso instrumento al que no quiere renunciar el poder en sus diferentes formas: ni el liberalismo más recalcitrante ni los regímenes políticos en auge.

El miedo global. Poema El Miedo Global, de Eduardo Galeano.

El temible infierno de antaño ha cambiado su semblante, su aspecto; ahora se nos aparece como terrorismo, como hambre, como catástrofes ambientales, como accidentes nucleares y fugas radioactivas, como inseguridad ciudadana, como falta de empleo, como contrato laboral precario, ahora nos interpela como la gran dictadura de los mercados. El miedo actúa, y allana el terreno, o lo polariza más entre dominadores y dominados. Ésta se ha convertido -y a las evidencias me remito- en una poderosa arma de control social.

Y en el fondo de todo ello, una pérdida de rumbo, un no saber quiénes somos ni qué deseamos ni a dónde nos dirigimos. Yacemos enmarañados en bucles emocionales como el del miedo, el del pánico, el del desasosiego, el de la desorientación, el del desconcierto, el de la zozobra, el de la irritación, el de la rabia, el de la aflicción, el de la amargura, el del abatimiento, el de la soledad... el de... el del... el de la... Una razón más para prestar a todo ello la atención que merece. Precisamente el diario emocional nos ofrece la oportunidad de reconquistar vastos territorios en los que acontecen todas esos temporales, todos esos vendavales y aguaceros, y que designados con un simple monosílabo: Yo. Pues, como dice Jorge Bucay, "Nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede buscar por ti. Nadie puede hacer por ti lo que tú mismo debes hacer. La existenciano admite representantes."

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 2/25

Las crisis económicas recientes han creado el mejor caldo de cultivo para un miedo global, globalizado. Así, bajo la ley del sálvese quien pueda, mejor atrincherarse en el individualismo; y cuando no, la pócima del miedo transformado en pánico nos convertirá en mansos corderitos.

Los actuales vientos no son los más favorables para la expresión emocional. Existe lo que se conoce como síndrome de desconexión emocional, caracterizado por un agotamiento emocional mantenido a lo largo del tiempo y que puede llevar a un total aislamiento social.

El Miedo Global, de Eduardo GaleanoLos que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.Y los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo.Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.Los automovilistas tienen miedo a caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados.La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje tiene miedo de decir.Los civiles tienen miedo a los militares. Los militares tienen miedo a la falta de armas.Las armas tienen miedo a la falta de guerra.Es el tiempo del miedo.Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.Miedo a los ladrones y miedo a la policía.Miedo a la puerta sin cerradura.Al tiempo sin relojes.Al niño sin televisión.Miedo a la noche sin pastillas para dormir y a la mañana sin pastillas para despertar.Miedo a la soledad y miedo a la multitud.Miedo a lo que fue.Miedo a lo que será.Miedo de morir.Miedo de vivir.

3. En qué consiste el diario emocional

El año pasado pudimos hacernos eco en medios cómo la Coordinadora Ecologista de Asturias había acusado al Principado de haberse dejado deslumbrar por el oro; al parecer, habían autorizado demasiados sondeos en busca de minerales como el oro y la plata, entre otros.

Las perforaciones astures solían llegar hasta 350 m. de profundidad. En Sudáfrica algunas han superado los 2.500 m. Las catas extraídas son sometidas a investigaciones geotécnicas, a fin de tener un conocimiento exhaustivo del subsuelo. En otras ocasiones, en lugar de perforar se opta por métodos geofísicos como el radar, o la fotogrametría aérea.

Las mejores catas de nuestro interior tienen un nombre. Se llaman emociones. Y no hace falta perforar para extraerlas; salen solas, a la superficie, a todas horas. Y una forma sencilla de ir reconstruyendo ese mapa "geológico" interior también tiene nombre: diario emocional.

Y todo ello para conocer las propiedades estructurales geológicas, como paso previo a la apertura de una mina, o a la instalación de un gaseoducto o de una línea eléctrica subterránea, o a la construcción de un cementerio nuclear, o al levantamiento de cualquier obra civil de las que nos servimos a diario como los viaductos de nuestras autovías. En fin, todo un mundo extraño para los profanos.

¿Pero qué ocurre con ese otro mundo, vasto, grandioso, extraordinario, que yace emplazado dentro de cada uno de nosotros y nosotras? ¿Caben las prospecciones, las perforaciones, la aplicación de rádares... en busca de tantos 'metales preciosos' como debe haber allí asentados?

2. En busca de un mapa

El diario emocional constituye una importante técnica de inteligencia intrapersonal, y que puede contribuir de un modo considerable al autoconocimiento. Al tratarse de un diario, volvemos a repetir lo que ya puntualizamos al hablar del diario personal: se trata de un registro íntimo, que es mejor no compartir con nadie.

Es bueno disponer de una libreta o cuaderno dedicado específicamente a esa tarea. La forma que se le puede dar al diario es libre; si se quiere, se le pueden ir añadiendo dibujos, gráficos, esquemas... Se trata de un registro continuo. Se recomienda ir anotando, durante unos cuantos días seguidos (una semana como mínimo, aunque puede ser durante más tiempo, claro que sí), emociones que se vayan vivenciando, que vayan aflorando, describiendo de cada una de ellas la situación que la ha propiciado o queha ayudado a hacerla aflorar.

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 3/25

Y además, en dicho diario consignaremos también todo cuanto acompaña a la emoción: sensaciones, pensamientos, y otros aspectos complementarios que especificaremos, que tienen que ver con planes para mejorar alguna faceta vital. A fin de cuentas, se trata de tomar conciencia de nuestras emociones para regularlas, para autorregularlas, de ahí que el diario emocional constituya una importante estrategia de inteligencia emocional.

Cuando en un determinado momento emerja una emoción, podremos caer en cuenta si se trata de alguna de las ya comentadas y analizadas en nuestro diario; aún en caso afirmativo, siempre podremos aproximarnos a ella de un modo alternativo, añadiendo una serie de matices.

El diario puede ser escrito en momentos temporales diferentes: -Hay quien prefiere hacerlo en el instante en el que surge la emoción. -Hay quien opta por anotar un par de palabras clave como recordatorio, y posponer su desarrollo para un momento más tranquilo. -Hay quien adquiere el hábito de escribir al final del día.

Lo que más suele costar es dar con el esquema afectivo de la emoción, y seguidamente ponerle un nombre. Más adelante desarrollaremos este punto; y en el multimedia nº 25 presentaremos una taxonomía de sentimientos ordenada por esquemas afectivos.

Hay quien lo hace de un modo más anárquico, o artístico, en forma de cartel. Hemos seleccionado unos pocos de los miles que están circulando cada día por Internet.

José Antonio Marina, en su obra El Laberinto Sentimental, cita unos versos de Heine: "No sé lo que significa que yo esté triste." Algo parecido al anónimo de antes: "¿Qué te pasa?" "Nada."Muchas veces nos ocurre eso mismo, que no sabemos cómo nos sentimos, no sólo desconocemos el esquema afectivo que hay detrás de cada sentimiento, sino también de qué mensajes son portadores.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 4/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Cada cual debe encontrar la pauta que mejor se acomode a su situación.

Y, como ya explicamos en el multimedia anterior, preferible escribir a mano.

4. Esquema del diario emocional

2. Fecha, hora y lugar en el que han surgido. Así es como iremos dibujando un mapa de las emociones presentes en nuestra vida.

3. Acontecimiento o situación. En el caso de que se hayan visto implicadas personas, es recomendable indicarlo. La situación debe ser descrita de un modo minucioso, ya que ella nos llevará a la emoción. Por ejemplo: -Si el acontecimiento ha sido externo o interno. -Qué ocurrió al comienzo, qué ocurrió luego, y qué acabó ocurriendo finalmente.

4. Pensamientos asociados a la emoción. -Resultará complicado registrar los pensamientos si escribimos el diario en diferido, pues muchos de ellos aparecen y desaparecen fugazmente; de ahí la importancia de tomar nota de los más importantes, aunque sea en clave telegráfica. -Especificar si se hallan vinculados al pasado, al futuro, o al presente.

5. Sensaciones corporales y manifestaciones psicofisiológicas presentes. En nuestros talleres nos ayudábamos, en este punto, de los ítem del HARS (Escala de Ansiedad de Hamilton), por la gran cantidad de manifestaciones psicofisiológicas que muestra, y muy bien organizadas por sistemas.

Aunque es fácil encontrar propuestas sencillas, preferimos presentar un esquema completo que contempla 14 puntos. En función de las circunstancias personales, siempre cabe la posibilidad de simplificarlo. Para algunos de los puntos encontraremos algunas claves importantes más adelante; por ejemplo, en el punto 10 se pregunta si las emociones han resultado adecuadas o no. Desarrollaremos esa idea en un apartado posterior.

Hay personas que al escribir su diario prefieren prescindir de un organigrama. Simplemente se ponen delante de unas hojas en blanco y dejan fluir cuanto va llegando. Una recomendación: en caso de hacerlo así, el punto 1 seguiría siendo importante, no sólo por conectar con la emoción, sino por dar con su esquema afectivo y seguidamente ponerle nombre. Debido a su gran importancia, a ello dedicaremos la segunda parte de este multimedia y el siguiente, el nº 25.

1. Emoción o emociones presentes. Se trata, en primer lugar, de dar con su esquema afectivo. Y seguidamente poner un nombre a la emoción o sentimiento. El hecho de ponerle un nombre implica que entendemos el mensaje que nos trae. Pongamos un ejemplo, en el que un yo aparece hablando con su "alter ego".

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 5/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Esquema general del diario

Tratando de dar con un sentimiento

Procesos cognitivos: estilos atribucionales.

Escala HARS.

Tratando de dar con un sentimiento.El diálogo se establece, en 1ª persona, entre el yo de una chica y su "alter ego" (AE).Yo: "Me siento mal. Es cuanto puedo decirte."AE: "Soy consciente de que te sientes mal. Si bien eso sólo habla de la presencia de un sentimiento negativo; deberías intentar matizar un poco más."Yo: "Me siento mal por haber aceptado la contrariedad de la que ya hemos estado hablando hace un instante."AE: "Así que te sientes mal por haber aceptado ese obstáculo. ¿No es así?"Yo: "Sí, eso es."AE: "De acuerdo. Pero no veo que estés peleando por salir de él."Yo: "No. Ni lo intento. Para qué. Es la tercera vez que me la juega ese capullo, ¡y ya no más!"AE: "Ya no más."Yo: "No, ya no quiero saber nada más de ese bribón."AE: "Esperaba encontrar algo más de vehemencia en lo de 'bribón', pues en verdad que lo es."Yo: "¿Vehemencia? No pienso desperdiciar una pizca más de energía con él."AE: "Entonces, descartada la furia, debe tratarse de otro sentimiento."Yo: "Te escucho."AE: "En primer lugar, convendría dar con el esquema afectivo, ¡y creo que ya lo tengo!"Yo: "Te sigo escuchando."AE: "Te sientes mal porque algo o alguien está obstaculizando tus fines."Yo: "Dejémoslo en 'alguien'. Y cambiemos el tiempo: pongámoslo en pasado."AE: "Alguien ha estado obstaculizando tus fines..."Yo: "Sí, y desde hace tiempo."AE: "Alguien ha estado obstaculizando tus fines desde hace ya tiempo. Y te sientes mal por ello."Yo: "Me siento mal porque no sé cómo he sido capaz de aguantar tanto. Pero a ver si conseguimos encontrar la salida del laberinto y encontrar una pizca de luz."AE: "Parece que estamos ante dos posibles opciones: la impotencia o la resignación. Me estoy preguntando cuál de estas frases representa mejor tu sentir:-aunque sea horrible, nunca más podré salir de ésta.-no sirve de nada seguir intentándolo; acepto la contrariedad, y ya está."Yo: "Yo diría que la segunda."AE: "Estupendo. Comenzamos a ver algo de luz. Descartada la indefensión como peor pronóstico de la resignación, sólo resta aclarar que no se trate de aceptación, proceso más consciente y que nos abriría a nuevos horizontes."Yo: "En estos momentos no tengo interés en abrirme a nada, y tú lo sabes."AE: "Así que se trata de una aceptación pasiva del obstáculo."Yo: "Sí, más o menos."AE: "Pues las cosas así, estamos hablando de resignación en estado puro. Tú te has resignado ante esa contrariedad."Yo: "¡¿Ya hemos salido del laberinto?!"AE: "No, espera, que aún no hemos acabado. Ahora, tras haberle puesto rostro, debes conectar con ese sentimiento cara a cara..."Yo: "¿Y...?"AE: "Y en caso de que no lo consideres un sentimiento adecuado, deberías intentar salir de él."Yo: "¡¿No me irás a pedir que vuelva a perdonar a ese granuja?!"AE: "Que no, mujer. Olvídalo de una vez. Hay infinidad de posibilidades que se nos abren al margen de él. Únicamente te sugería que tal vez no sea bueno instalarse en la resignación más de un tiempo prudente."Yo: "Entiendo. Pero no creo que sea capaz de ello."AE: "¡No digas eso, mujer!"Yo: "Ahora no estoy para echar cohetes"AE: "Lo sé. Si es necesario, ya te echaré un cable."Yo: "¿Y si ni siquiera entre las dos pudiéramos...?"AE: "No te precipites. Iremos paso a paso. Y en caso de apuro, siempre podríamos buscar ayuda externa."Yo: "¡Ufff! No sabes el peso que me has quitado de encima", suspirando.AE: "Pero aún no has acabado con todo esto. Y lo sabes."Yo: "Lo sé. Aunque el panorama ya tiene otra pinta."AE: "Pues entonces te dejo sola."Yo: "¡¡¡¿Que me dejas?!!!"AE: "No, mujer. Ya sabes que siempre a tu lado, contigo."

Procesos cognitivos: estilos atribucionales.Hay autores que afirman que la emoción surge a partir de procesos cognitivos.Parece más aceptado que se da una activación neurofisiológica, y que la maquinaria cognitiva, al interpretar esa reacción, aporta una cualidad determinada a la emoción. Entre esos procesos cognitivos merecen especial mención los estilos atribucionales. Como ejemplo:-Si atribuyo mi fracaso a una mala acción de otros, es posible que movilice la ira.-Si lo atribuyo a una mala suerte, tal vez la sorpresa.-Si a una falta de esfuerzo, puede que la culpa.-Si a una dificultad excesiva, la resignación.-Si a una falta de competencia me debatiré entre la decepción y la frustración.

Escala HARSAunque el HARS fue diseñado ya en 1959, igualmente sigue siendo una de las escalas más utilizadas en diagnósticos de ansiedad.Enlace

9. Reflexión sobre la respuesta emocional dada a la situación: -Si la emoción ha aportado algo positivo: a corto, a medio plazo. -Si ha ayudado a superar la situación. -Si la expresión emocional ha resultado eficaz para el propio bienestar, o para el de otras personas en caso de haber estado presentes. -Qué otras respuestas alternativas habrían cabido.

11. Qué se ha aprendido. -Si las emociones han resultado adecuadas, con independencia de su polo negativo o positivo,-A qué conclusiones se ha llegado.

12. Valoración del autocontrol emocional. -Hasta qué punto uno se ha sentido desbordado, desbordada. -Teniendo en cuenta las circunstancias que se han dado, si se han gestionado de forma adecuada esas emociones. -Hasta qué punto se ha confiado en que se conseguiría controlarlas. -Si se ha tenido que echar mano de alguna técnica aprendida; de cuál. -Si se ha valorado el logro, aunque haya sido parcial.

13. Plan de acción. Cómo generalizar lo aprendido a otras situaciones de la vida. En este punto, el diario emocional va modulando nuestras percepciones con respecto al afrontamiento de situaciones delicadas.

6. Intensidad de la emoción. Si ha sido ligera, media, elevada, máxima.

7. Información que me aporta esa emoción: -De mí mismo, de mí misma. -Con respecto a algún obstáculo. -Con respecto a mis progresos. -Con respecto a mis metas. En el ejemplo del punto 1, y a propósito de la resignación: -Esquema afectivo: algo está obstaculizando nuestros fines. -Información del sentimiento 'resignación': se acepta el obstáculo de un modo pasivo.

8. Acciones realizadas en el momento en que aflora esa emoción: -Por ejemplo, si han sido pasivas, agresivas o equilibradas; si de evitación o de afrontamiento. -Si la expresión emocional ha resultado adecuada, o no; en el caso de que haya habido otras personas presentes, qué tipo de impacto ha tenido sobre ellas. -Si se ha intentado regular la expresión emocional, tanto en su intensidad como en su duración.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 6/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

10. Consecuencias de la respuesta emocional dada. -Consecuencias para uno mismo, para una misma. -Consecuencias para otras personas. -Si éstas han sido positivas, o no mucho.

14. Mensaje final. Éste es un esquema, una simple pauta. El gran Picasso añadiría: "Aprende las reglas como un profesional, para entonces poder romperlas como artista." Él lo hizo, y lo hizo magistralmente. Y si él sí, ¿por qué no tú? ¿Acaso dudas que el descender a las profundidades de ti mismo, de ti misma y seguidamente escribir sobre ello -crear una obra irrepetible, nunca antes vista- es propio de artistas? Al menos yo así lo creo.

5. Cuando lo poco es mucho

Además, intuyo que Antonio debe poseer estrategias mentales y emocionales para no sucumbir. Hay un momento en que se reconoce portador de rasgos bifásicos, aunque él no utilice ese término.

Los rasgos bifásicos parece que se dan en una pequeña parte de la población. Se trata de individuos paradójicos, con gran flexibilidad mental para adaptarse a situaciones variopintas de la vida cotidiana.

"... Aunque en muchas ocasiones me muestro generoso, inesperadamente puedo tener un brote egoísta. Soy sociable, comunicativo, pero también amo la soledad. Aunque me gusta razonar las cosas, puntualmente puedo liberar mi punto irracional, que también lo tengo. ¿Afable y cordial?, por supuesto; pero también rudo si en ese momento no me apetece dar el brazo a torcer, ¡y me quedo tan pancho!En mis razonamientos me suelo mostrar lógico, sensato, racional, salvo cuando me dejo llevar por la intuición. Soy amigo de lo blanco, salvo cuando me paso a lo negro. Prefiero la claridad, pero no detesto la oscuridad. Entre ambos polos voy navegando. Yo sé cómo soy, y me siento seguro siendo así. Pero eso parece desconcertar a mis obcecados supervisores; iba a decir 'adversarios', pero ni siquiera los siento como tales."

Estoy ante el pasaje de un diario emocional al que he tenido acceso sin buscarlo expresamente. Y, lógicamente, con el correspondiente permiso, voy a transcribir un par de fragmentos; ignoraré a conciencia la fecha, pues no estoy autorizado a transcribirla; eso es lo que me lleva a redactar en tiempo presente. La persona en cuestión -llamémosle Antonio- está hablando de la presión injustificada que desde hace un tiempo lleva soportando en el ámbito laboral por parte de alguno de sus supervisores inmediatos; en algún momento habla de mobbing, que es así como se conoce al acoso laboral.

"¿Puedo saber de cuántas personas estamos hablando?" Ante mi insistencia, por fin accede: "De más de una...", pensativo, "y no llegan a tres." "¿Me autorizas a publicar esta frase?" "Sí, hombre, sí, tira", me dice, liberando una hilaridad cómplice.

Desde mi punto de vista, y desde lo que he podido conocer, Antonio no debe ser candidato a entrar en esa categoría diagnóstica, pues el hostigamiento y la intimidación recurrente que ha sufrido -de lo cual no dudo en absoluto-, no le han hecho desistir de su trabajo, pues lo ama, se realiza con él. Por otra parte, él sigue manteniendo unas relaciones satisfactorias con sus compañeros y compañeras, y también con los mandos; el conflicto está localizado en un punto intermedio, en el de sus inmediatos superiores.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 7/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Rasgos bifásicos

Dichos rasgos tienen bastante en común con la resiliencia, entendida como capacidad para adaptarse de la mejor manera posible a situaciones adversas; y también con la proactividad, entendida como la capacidad de algunas personas para generar ideas y acciones sin necesidad de un referente externo. Pero mejor escuchemos a Antonio:

Rasgos bifásicosHacia finales de los años 50, el psicólogo norteamericano Al Siebert estuvo investigando a supervivientes de las fuerzas de EEUU, y comprobó que no era la suerte lo que les había salvado de morir en los conflictos armados en que habían participado, como el de Corea. Todos ellos eran portadores de rasgos bifásicos. Finalmente, en la pirámide de necesidades básicas de Maslow, por encima de la autorrealización, Al Siebert colocó la necesidad de sinergia, entendida como propósito de que las cosas marchen bien tanto para uno mismo como para los demás. Se trata de personas capaces de poner orden en la confusión, que llegan cuando más se las necesita, y que dejan un mundo mejor del que habían encontrado.Por lo que he podido conocer, Antonio se sitúa en ese campo.

6. La forma sin forma

Hemos presentado un organigrama sencillo de diario emocional. Ahí está, sólo por si acaso. No lo tengas en cuenta. La reglas están para romperlas -recuerda la cita de Picasso-. Lo realmente importante es ponerse a escribir, darse permisos para crear, sí, para crear, pues cada vez que escribimos sobre nosotros mismos, sobre nosotras, nos recreamos.

Hace ya unos cuantos años, en 2006, creamos La Magia de lo Inesperado. Cien Posiciones del Éxtasis Amoroso. Mi amigo Roberto L'Hotellerie iba ilustrando cada capítulo a medida que se los iba pasando. Se trata de una obra rompedora, iconoclasta -hasta el mismo título-, emancipada del hedonismo imperante, desvinculada de los trasnochados modelos coitocentristas y orgásmicos, desmembrada de un mundo hipersexualizado en el que el sexo, desprovisto de su valor más genuino, ha sido convertido en una manufactura que puede comprarse y venderse.

Vamos a adjuntar tres simples fragmentos tomados de tres capítulos diferentes, con las ilustraciones correspondientes con las que Roberto quiso crear una atmósfera onírica, fantástica, desligada del mundanal ruido.

"He leído que ese tipo de tendencias posibilitan a las personas que las poseen sobrevivir en las situaciones más desfavorables, pues facilitan una gran capacidad adaptativa, y además inmunizan contra la manipulación y el acoso. Yo también lo creo así. Sea como sea, sobreviviré. De hecho, ya lo estoy haciendo, pues llevo un tiempo aguantando esos desplantes."

Estoy pensando en la fuerza que pueden tener esas palabras escritas de su puño y letra en una situación tan delicada —sí, de su puño y letra, pues lo que yo pude ver y transcribir estaba escrito a mano-. No se trata de palabras, sino de la canalización de un lenguaje interior, que se nos ha hecho visible a través de esa pequeña ventana por la que acabamos de asomarnos. Entiendo que es una manifestación de negentropía psíquica.

¿Qué pretendemos con esto? Abrir una nueva ventana, una rendija de luz para animar a crear el diario emocional. No hay límites, y si los hay, los habrá puesto nuestro censor interno, que no nuestra imaginación. Démonos permisos para explorar esos inmensos territorios, los inabarcables océanos de nuestras simas más abisales.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 8/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Tras esa confesión, él mismo se hacía su propio diagnóstico:

Ha sido parca la semblanza que hemos conocido de Antonio. Han sido escasas las palabras que hemos curioseado de su diario emocional. No han sido muchos los sentimientos que se han dejado ver. Pero todo ello, aún siendo poco, nos ha dado pie para comentar aspectos varios. Ésta es una de las grandes ventajas del diario emocional. Cada vez que demos con una pista, podremos seguir las huellas, huellas que seguramente nos llevarán muy lejos por los abruptos desfiladeros de nuestro interior. Efectivamente, a veces lo poco es mucho.

Negentropía psíquica.

Negentropía psíquicaEl psicólogo Csikszentmihalyi, uno de los padres de la psicología positiva, entiende la negentropía como una destreza capaz de instaurar orden en la conciencia, esto es, capaz de centrar y alinear la atención en perfecta coherencia con nuestras grandes metas de vida. Y eso es mucho.

Y volvemos a remarcar: nadie va a poner freno en nuestro diario emocional salvo nuestro censor interno. Apartémoslo durante un paréntesis, y démosle alas a nuestra imaginación.

Decíamos que esa criatura tiene su morada en un universo en el que aún no han sido urdidas las palabras. Ésa es la realidad, que las emociones vibran en ese mismo universo; el problema surge cuando tenemos que añadir etiquetas semánticas, ponerles un nombre: "Tú te llamarás Indecisión... no, espera... pues porque, pensándolo mejor, tal vez te vaya mejor el apelativo de Incertidumbre... me estás haciendo Vacilar... no me líes más... mira, voy a llamarte Ofuscación, y ya está... no me Confundas... porque a este paso voy a tener que llamarte Aturdimiento..."

¿Acaso estos que vamos a conocer son pasajes de un diario emocional? No, pues ya hemos confesado la intención de la obra. Pero podrían haberlo sido. Y es que las emociones, aunque fluyen, casi siempre aparecen recubiertas de un velo, igual que los sentimientos. Aún así, dan fe de nuestro mundo no consciente. Un argumento, una razón más a favor del diario emocional, pues a través de él podemos retirar los velos de nuestras facetas más oscuras e íntimas, y presenciar esas ínsulas de nuestro yo oculto a plena luz del día, totalmente desnudas, en su estado puro, natural.

"Paz sideral... C-a-l-m-atransparente... Quietud silente...Placidez imperecedera... Serenidadblanca... Sosiego infinito... Auroraperenne... Luz deslumbrante, evadida de alguna estrella errante... Estar, sin haber estado... Armonía sempiterna... Incógnito nirvana al otro lado de la orilla, en un paraíso perdido... Ahora, cuando el tiempo aún no ha sido inventado.""Todavía no sé hablar, mamá, pero aún antes de haber escuchado o pronunciado esa contraseña secreta, su vibración admirable me mece en el columpio manso de tu vientre. No necesito pensar, madre -¿qué es eso?-, ni siquiera sentir -aunque el médico te haya comentado que ya puedo oler, oír, tocar, saborear...-; antes que sentir, intuyo, papá, mamá, vuestros susurros de amor ciego, vuestras inmensas caricias de seda, vuestra grácil danza de ternura... desde una dimensión que se ubica más allá del espacio-tiempo ordinario. ¿Paraíso perdido? No, qué va, papá, no está perdido; se encuentra aquí, muy cerca de la palma de tu mano abierta, en el lugar de ninguna parte, y yo estoy en él. ¿Éxtasis? Sí, mamá, un éxtasis misterioso que aún no tiene nombre, y tal vez por ello no me deja acceder a la cordura que se encuentra ahí mismo, esperando, para domesticarme. Dormir, estando despierto. Ser al margen del sexo asignado. Atman y brahman a un tiempo, yo y universo en una armónica correspondencia... sí, madre, sí, padre, gracias por sentirme como una criatura vuestra, aunque aún no pueda ser de nadie -tal vez por ello puedo sentirme inmersa en el todo-, gracias a ambos por haberme hecho un hueco en vuestros sueños." "Y gracias a ti, duende... por habernos traducido a palabras un lenguaje tan tremendamente sutil e intuitivo, gracias por haberte atrevido a nombrar lo que aún no tiene nombre."

En el primer fragmento, tomado del capítulo 1, aparece un ser a quien no se le ha asignado tiempo, pues aún no ha nacido, por eso el contador está a menos cero, siendo exactos a menos dos meses -una paradoja más de nuestro mundo-. Yace felizmente instalado en la quietud del vientre materno, universo plácido en el que aún no han sido urdidas las palabras pero sí el mundo emocional. No importa: un duende nos irá traduciendo a palabras su sentir.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 9/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Paz sideral

Poemas Dormidos

niña, cada vez que mamá y papá -a veces ambos a un tiempo- te besaban y acariciaban.¿Acaso vocación de poeta? Bueno, June hace sus pinitos, nada más; tal vez lo intente más en serio algún día. Le tendría que resultar facilísimo, con la infinitud de poemas de amor que se hallan agazapados bajo los locos accidentes geográficos de su piel, esperando ser despertados."

Nos encontramos con el adjetivo indefinido 'cada' repetido. Y todos ellos remitiendo a épocas de lunas dichosas. José Antonio Marina dice: "Nuestra primera relación con el mundo es afectiva... Somos seres necesitados, a medio hacer, pedigüeños que esperamos recibir la plenitud del entorno, hacia el que vivimos forzosamente abiertos y expectantes."

Son muchos los autores que han investigado de manera longitudinal cómo el estilo parental del apego tiene consecuencias que se hacen visibles años después. No podemos extendernos en ello ahora. Sólo pretendíamos, a partir del texto Poemas Dormidos, señalar una posibilidad más entre un millón para nuestro diario emocional.

Para más información, adjuntamos dos enlaces.

El segundo fragmento está tomado del capítulo 11. Únicamente habla el narrador (ella lo hace más tarde, aunque fuera del pasaje elegido). ¿Por qué este texto? Para sugerir otra idea: en un diario emocional también tiene cabida un narrador o narradora, que tal vez responda a un "alter ego" que está mirando la realidad de nuestro interior desde la distancia, y mirando con cierta perspectiva.

"Cada tiempo de susurros callados, cada paréntesis de lunas aventureras, cada crepúsculo de oro en bruto -todavía no depurado-, cada noche de latidos perdidos, cada madrugada de cometas extraviados, cada amanecer de odas a la vida, June vuelve a escuchar una preciosa romanza de amor... cada vez que un simple poro de su piel conversa con el viento, cada vez que una oquedad secreta de su cuerpo de mujer es rozada, besada, acariciada por las manos traviesas de su amor loco, en un poema invisible cuerpo contra cuerpo. ¡Qué suerte, June! Durante tu infancia, una plétora de cascabeles de estrellas ensayaron la danza del sin sentido sobre tu cuerpo de

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 10/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Importancia del apegoUna primera aproximación a los estilos de apego emocional en personas adultas.Enlace 1Cómo el estilo de apego en la infancia influye en la elección de pareja y en la calidad de las relaciones afectivas adultas.Enlace 2

Olor singular

El 'cada' que se va repitiendo nos trae ecos de otros tiempos, ecos de otros ecos. Las emociones son así. Este 'cada' remite a un universo de olores pasados, que no olvidados.

El estudio de la psicóloga Silvia Álava concluye que mientras nuestros recuerdos registran tan sólo un 5% de lo que vemos, archivan hasta un 35% de lo que hemos olido. Al parecer, de los 10.000 aromas distintos que podemos percibir, podemos reconocer apenas unos 200. Eso sí, cuando archivamos un determinado olor, lo hacemos con la carga emocional de esa experiencia singular. Pues ahí tenemos un baúl mágico, repleto de secretos bien guardados, que podemos abrir a través de nuestro diario emocional.

Wilber, por su gran aportación teórica, ha merecido la denominación de Einstein de la Conciencia. Una de las obras que ha llegado al gran público es Gracia y Coraje, escrita conjuntamente por Ken y su mujer Treya, en la recta final de un cáncer que finalmente, en 1989, acabó con ella. Puesto que la obra contiene muy diversos pasajes que se acomodan bien a lo que vamos buscando, que es poner luz en las emociones, transcribiremos y comentaremos unos pocos pasajes.

En el tercer fragmento, tomado del capítulo 37, aparece un simple olor como disparador de los recuerdos, y los recuerdos siempre llegan henchidos de emociones. La Neurociencia ha aclarado que es la carga emocional lo que hace que recordemos mejor; importa menos, aunque no siempre, si esa carga emocional es positiva o negativa. Y desde luego las emociones yacen implicadas en la codificación, en la profundidad de la organización y consolidación de los recuerdos, y también en su recuperación. ¿Por qué comentar esto? Pues por abrir otra senda. Tal vez alguien no sepa por dónde comenzar su diario emocional. Pues cualquier recuerdo nos puede llevar de la mano a ese vasto mundo interior.

Ken Wilber está considerado uno de los grandes teóricos e impulsores de la psicología transpersonal de las últimas décadas.

"Cada primavera, cada día nublado, cada día lluvioso y triste él percibe... un olor ya lejano en el tiempo, hijo de otra primavera, de otro día nublado, de otro día lluvioso (...) Cada nueva primavera, en sus días nublados y lluviosos, él vuelve a sentir un eco lejano casi incógnito, el eco de otros ecos pasados. Y una vez que ha pasado el eco, y el eco del eco, su corazón vuelve a latir milagrosamente como aquella primavera primera ya lejana en el tiempo."

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 11/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

7. Más sugerencias para crear el diario

7.1. Asomándonos a Gracia y Coraje

La psicología transpersonal

La psicología transpersonal La psicología transpersonal emerge hacia finales de los años 60, y lo hace a partir de la psicología humanista. Integra la dimensión trascendente del ser humano y el nivel energético espiritual o supramental, no vinculado a credos religiosos.

Marina, en su introducción, deja constancia de la ambivalencia de nuestro mundo emocional: "Esta contradicción alumbra y oscurece nuestras vidas", dice. Y lo ejemplifica. El amor, para Quevedo, "es hielo abrasador, es fuego helado / es herida que duele y no se siente..."

En la misma introducción de Gracia y Coraje aparecen, transcritos, fragmentos de cartas escritas por personas que habían leído la obra. He aquí algunas impresiones, emociones, que se muestran en desnudez plena, en total ausencia de sombras: "Hace algunas semanas una amiga me habló de tu libro y supe que tenía que leerlo (...) Pero... me daba terror, porque ya conocía el final (...) El hecho es que yo padezco el mismo tipo de terrible cáncer que Treya. Y si bien el libro me ha resultado aterrador por momentos, también lo considero absolutamente liberador..." (Mujer anónima nº 1)

Hay muchos sentimientos que resultan antagonistas, que funcionan a modo de Yin y Yang. La nostalgia, por ejemplo, está constituida de una mezcolanza de placer y dolor, del placer que traen los gratos recuerdos, y de dolor por aquello que ya se ha ido. Los celos son un batido de ira y miedo. Pues de la misma manera, muchas veces nos habremos sentido tristes y felices a un tiempo. Otra invitación sugerente para la escritura del diario emocional.

Hay estudios que han confirmado que las personas de la cultura occidental tienden a catalogar de indeseables los sentimientos encontrados. También se ha demostrado que aquellas personas que aceptan de mejor grado ese tipo de sentimientos, poseen un mayor autocontrol emocional y disfrutan más de la vida.

"El relato es una auténtica experiencia de amor sagrado"; era así como fue calificada la obra por parte de la escritora y filósofa Joan Borysenko. He de reconocer que esa misma impresión me produjo cuando leí Gracia y Coraje.

Con la siguiente confesión abre Ken la introducción a la segunda edición de la obra: "Ya han transcurrido diez años desde la muerte de Treya. Y he de reconocer que yo soy inmensamente más, e inmensamente menos, debido a su presencia. Inmensamente más, por haberla conocido; inmensamente menos, por haberla perdido. Pero supongo que así funcionan las cosas en la vida: te llenan y te vacían al mismo tiempo."

Tratando de hacer un primer análisis, ¿qué emociones se están agitando entre el vendaval de ese juicio aparentemente tranquilo? Tal vez satisfacción y plenitud conviviendo en extraña sinergia con desaliento y desengaño. Y oposiciones así a veces nos desconciertan. Por ello precisamente vamos a comentar algo de los sentimientos encontrados.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 12/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

7.2. Sentimientos encontrados

Sentimientos encontrados

Sentimientos encontradosHe utilizado el término de "encontrados", y puede que no sea del todo correcto, pues en algunos casos lo que imaginamos que podrían ser sentimientos opuestos, ni siquiera lo son. Si preguntara: ¿la confianzaes lo opuesto de la desconfianza?, puedo adivinar que la respuesta mayoritaria sería afirmativa. Yo también lo creí así, hasta que hace unos años, en 2010, diseñando un taller de autoconfianza, conocí una investigación de Wicks, Berman y Jones realizada unos años antes. Fue entonces cuando descubrí, para mi asombro, que ambos sentimientos son independientes, y que el tándem de ambos constituye el mejor mecanismo para afrontar la incertidumbre.Dichos autores presentaban cuatro actitudes diferentes, combinando alta y baja confianza, y alta y baja desconfianza. ¿Lo más deseable? Se sabe que una buena inteligencia social está constituida por:-una alta predisposición a la confianza social, con actitud vigilante.-y una tendencia a ser precavidos o vigilantes (desconfianza).Con ese doble bagaje, la persona estaría capacitada a fin de poder detectar claves decuándo es razonable confiar, y cuándo no tanto. Todo eso algo me recuerda a la confesión de Antonio, en su diario emocional, a propósito de los rasgos bifásicos.

7.3. El miedo

En el multimedia nº 5 de esta serie proponíamos una fórmula sencilla para conectar con la tristeza. Pues de la misma manera con cualquier emoción o sentimiento. Sólo necesitamos descubrir cuál es el esquema afectivo que hay detrás, y conocer el mensaje que nos trae. Sigamos las pistas del miedo.

El miedo supone la anticipación de un peligro inminente que amenaza las metas, incluso, como en este caso, la integridad, la propia vida; éste es el esquema afectivo. Todo ello nos lleva a huir, al tiempo que nos genera una gran inseguridad e incertidumbre. Sólo con este paso dado, hemos dejado de correr delante del león. Ahora, ya detenidos, conectamos con él, con el semblante más feroz del miedo, y le miramos al rostro, diciendo:

"Sé, miedo, que estás aquí, conmigo, y sé que has llegado para hacerme saber que las metas con las que tantas veces había soñado, no voy a poder alcanzarlas, y que mi vida de la forma va a finalizar muy pronto su itinerario. Así que voy a cuidar de ti porque eres importante para mí. Gracias por haberme hecho llegar información de tan crucial importancia. No te imaginas lo agradecido que te estoy por todo ello."

Treya ha utilizado otras palabras; pero la estrategia es la misma: llevará el miedo a su corazón, pues le aporta asombro a su vida... y nutre su alma, incluso le ayuda a hacer las paces con su enfermedad.

Todo ello nos lleva a una realidad: es tan amplio el mundo de las emociones y los sentimientos, que en cada inmersión que realicemos, encontraremos nuevos tesoros. Y una sugerencia: la lectura de determinados libros puede suscitar experiencias emocionales muy floridas, dignas de ocupar un capítulo en nuestro diario emocional.

La siguiente mujer habla de cómo la obra le ha ayudado a aproximarse al miedo. "El año pasado me diagnosticaron un cáncer metastásico... Un amigo mío me dijo que debía leer este libro... pero cuando le pregunté cómo acababa... me dio miedo leerlo (...) Ahora que lo he acabado de leer... sé que también podría morir, pero de alguna manera la historia de Treya me ha despojado del miedo. Por primera vez me he liberado del temor..." (mujer anónima 2)

Al miedo en ocasiones se le representa cual león hambriento. Cuanto más se huye de él, más colérico se vuelve, hasta el punto de que en la huída llega a pisarnos los talones. Sólo cuando dejamos de huir, y nos volvemos hacia atrás para mirar su rostro, la efigie se desmorona, quedando convertida en polvo, en apenas nada.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 13/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Escuchemos unas postreras palabras de Treya, cuando era consciente de que iba a morir muy pronto: "Llevaré el miedo a mi corazón. Para afrontar el dolor... con apertura, para abrazarlo, para permitirle existir. Dándome cuenta de que aporta asombro a la vida. Alegra mi corazón y nutre mi alma. Me siento dichosa. No intento "vencer" mi enfermedad, sino que estoy accediendo a ella, perdonándola." No sé si podríamos encontrar otra loa al miedo tan bella como ésta.

7.4. La culpa

"Poco a poco se va debilitando mi necesidad de saberlo todo y enmendar la plana a los demás. Ya no necesito tener razón y controlar, cada vez doy menos por sentado que haya una forma "correcta" o adecuada de vivir y, por consiguiente, cada vez soy menos propensa a enfadarme y a reaccionar. Me limito a observar, sin juzgar, a los demás y a mí misma. Confío más en mí misma. Soy más amable conmigo misma. Creo que hay una inteligencia que guía mi vida y que no tiene que parecerse a la de nadie para ser buena y satisfactoria y, por qué no, incluso exitosa (...) Se trata de una especie de renacimiento que me despoja de mi pasado y me permite entrar en un nuevo futuro... en una dirección auténticamente mía."

La resignación y la impotencia que se habían dejado ver en pasajes anteriores de su diario, ahora, tras haber hecho las paces consigo misma y con su enfermedad, Treya los ha sustituido por alivio. Aparece este sentimiento cuando la persona entiende que un obstáculo está disminuyendo su efecto o que está desapareciendo. ¿Desapareciendo el obstáculo? Su cáncer con metástasis se va agrandando. No importa. Los sentimientos de Treya no tienen por qué entonar a dúo la misma trova que las evidencias médicas; están ante una partitura diferente. Y, como consecuencia, también se asoma el entusiasmo, amparándose en matices varios: aliento, propósito, voluntad, ánimo...

El siguiente y último pasaje que hemos elegido, de Gracia y Coraje, puede ilustrar bien la importancia de conectar con ese maravilloso mundo interior como forma de autoconocimiento. Ahí encontraríamos un motivo, una motivación para apostar por el diario emocional. El diario emocional hace visible lo invisible, crea un holograma de cada uno de los sentimientos.

Antes que dar rienda suelta a la culpa, Treya busca una alternativa. "He tenido cáncer. Y me siento mal por ello, por la amenaza que supone mi vida, por la cirugía y por todos los tratamientos que he tenido que soportar. Ha sido aterrador. Me he sentido culpable por contraer cáncer y me he preguntado a mí misma qué es lo que he hecho mal para dañarme de ese modo..."

La siguiente confesión de Treya podría ilustrar muy bien el punto 10 del diario emocional, 'qué he aprendido', y también el 12, pues se dibuja en él un plan de acción en el que ella se reafirma en seguir bregando.

Y le dice a Ken: "Necesito que intentes comprender lo que se siente, aunque sólo sea un poco, que te pongas en mi lugar y espero que me trates con más amabilidad de la que yo, en ocasiones, me trato a mí misma." Eso es un diario emocional: antes que una construcción sintáctica impecable, una disección "in vivo".

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 14/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

7.6. Conectando con el mundo interior

7.5. Alivio y entusiasmo: una mezcolanza de sentimientos

8. Indagando en la emoción

Éste es el mundo interior de Treya. A través de la escritura, lo crea. Crea un mundo donde antes se abría un abismo. Y el primer atisbo de luz se impone sobre la penumbra.

El diario emocional permite conectar con la emoción a fin de escuchar el mensaje que nos trae. Se trata de una conexión con ella de un modo directo. Podríamos decir que es una forma de meditación, de mindfulness: atención plena al aquí ahora, y aceptación de lo que es.

Una especificidad del diario emocional es que nos permite conocer de cerca qué emociones son las que más aparecen y, sobre todo, cómo las recibimos.

Tenemos tendencia a rechazar buena parte de emociones y sentimientos negativos, y a aceptar de buen grado la gran mayoría de los positivos, por aquello de que estos nos hacen la vida más agradable. No es broma, ya que conocemos que estados de humor positivos ejercen su influencia sobre el sistema inmune, llegando a cambiar el curso de una enfermedad.

"Cuando alguien me pregunta algo así como: "¿Por qué decidiste crearte un cáncer?", está levantando una barrera entre él -que está bien- y yo -que estoy enferma-. (...) Quienes sean sensibles... podrían hacer preguntas mucho más útiles como, por ejemplo: "¿Cómo puedes utilizar este cáncer?". Ésa sí que es una pregunta estimulante (...) Quienes me hacen este tipo de preguntas me transmiten el mensaje de que no ven que mi enfermedad sea un castigo por algo que hice mal... sino un reto potencialmente lleno de oportunidades de crecimiento..."

De todo ello extrae sus interesantes conclusiones, convertidas en planes de acción: "Cuando hablo con alguien a quien acaban de diagnosticarle cáncer... para ser útil, no tengo que dar ideas o consejos concretos. Basta con escuchar. Escuchar es dar. Intento permanecer emocionalmente accesible (...) Intento evitar la tentación de decir a los demás lo que deben hacer, ni siquiera frases como: "Lucha por tu vida", "Cambia" o "Muere de forma consciente" (...) Intento aprender constantemente a hacerlas paces con la enfermedad y noconsiderarla como un fracaso (...) Tratodemantenerme consciente de las muchasoportunidades de curación psicológica yespiritual que encuentro a mi alrededoren el dolor y el sufrimiento..."

Y a propósito del castigo, ella continúa devanando:

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 15/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

"En nuestra cultura judeocristiana, con su énfasis omnipresente en el pecado y la culpa, la enfermedad se contempla demasiadas veces como un castigo por nuestras malas acciones. Yo prefiero el enfoque budista, en el que todo lo que ocurre se considera como una oportunidad para desarrollar la compasión y el servicio a los demás."

En otros casos en que la tristeza se va solidificando en nuestra vida, generando círculos viciosos, y gestando un cuadro depresivo, no la consideraríamos adecuada.

¿Cuál es el esquema afectivo de la arrogancia? Se trata de un sentimiento que habla de que la persona es bien juzgada, demasiado bien juzgada, eso sí, por ella misma; y no sólo manifiesta un exceso de estimación propia, sino que el individuo en cuestión llega a sentirse y creerse superior a los demás. Y como dice Gilbert Kwith Chesterton, "a algunos hombres los disfraces no los disfrazan, sino los revelan."

Las emociones positivas nos empujan hacia nuestras metas. Y las vivenciamos como agradables. Las emociones negativas las experimentamos ante una amenaza o ante una pérdida, y generalmente bloquean nuestras metas. Por todo ello tendemos a vivenciarlas como desagradables. Pero ésta que estoy presentando no deja de ser una visión muy limitada del mapa. Apoyémonos en un par de ejemplos para abrir nuestra perspectiva.

De pronto, a Estela le visita la pena, el dolor, el abatimiento. Todas ellas son manifestaciones o semblanzas de una emoción primaria como es la tristeza. ¿Es negativa la tristeza? Lo es, y lo es por doble motivo: -porque trae mensajes de pérdida. -y, además, se vivencia como desagradable.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 16/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Vayamos a la situación. Estela, tras un largo calvario de casi dos años, acaba de perder a su hija Casandra, de sólo cuatro años y pico, a consecuencia de una leucemia linfoblástica aguda. Hubiera dado hasta su vida, cualquier cosa por salvar la de su hija, que lo era todo para ella, y no sólo por ser familia monoparental. Dejando aparte otras muchas circunstancias que se dan cita en este caso, el sistema emocional de Estela le sirve, a la carta, una buena ración de tristeza. ¿Cuál es el esquema afectivo que se esconde tras esa efigie que denominamos tristeza? Que las necesidades, deseos y metas de Estela, con respecto a su querida hija, se han visto truncadas para siempre; y, además, que ella ha perdido algo importante, por lo que pude conocer del caso, yo diría que importantísimo. Así que caemos en cuenta que la tristeza llega a la vida de Estela para ayudarle a sobrellevar esa situación tan adversa, para ayudarle a asumir esa pérdida. Es, pues, una emoción negativa, sí, pero importante durante la fase de duelo que, imaginamos, se prolongará unos cuantos meses. De ahí la importancia de conectar con ella. En definitiva, la tristeza, en lasituación sutilmente descrita,funciona como una emociónadecuada.

Vayamos con un segundo ejemplo que ni siquiera he conocido de forma personal. Nos acercamos a un personaje público anónimo, aunque todo lo público tiene algún nombre. La emoción que aparece sobre el escenario es otra bien diferente: la arrogancia. Habitualmente el primer esbozo que solemos hacer de una persona arrogante es que con esa máscara intenta disfrazar sus sentimientos de inferioridad. Y seguro que ahora nos llega a la mente la figura de algún líder mundial de renombre que se acomoda mansamente a esa efigie, sin necesidad de acudir a encuestas globales que lo han situado en lo más alto del ranking de la arrogancia.

Tomando otro perfil más natural del sentimiento próximo conocido como orgullo -el orgullo sano-, en situaciones normales, y de un modo equilibrado, nos ayuda a sentirnos más seguros, más seguras, siempre que nos valoremos en su justa medida, no de un modo petulante. En tal caso podríamos afirmar que el orgullo sí resulta adecuado. Hay autores que defienden que sentimientos como el orgullo, la culpa y la vergüenza ejercen una influencia fundamental no sólo sobre la autoconciencia sino en general sobre la regulación de la conducta.

En conclusión, antes que plantearnos si las emociones y sentimientos son positivos o negativos -que eso está a la vista-, deberíamos preguntarnos si resultan adecuados en un contexto, ante una situación determinada, o si interfieren en la consecución de nuestras metas: -La alegría es un sentimiento positivo y adecuado. -Pero el "gloating" (alegrarse por algo malo que le ha ocurrido a alguien) sigue siendo un sentimiento positivo, pero claramente inadecuado, por los daños que genera para uno mismo y para los demás.

Incluso alguno de ellos plantea que cada uno de nosotros y nosotras vamos navegando sobre una corriente que discurre entre las orillas del orgullo y la vergüenza. Niños y niñas, desde las primeras etapas del desarrollo, van construyendo progresivamente una conciencia más nítida de sí mismos, de sí mismas, gracias a esos dos sentimientos que remiten a juicios complementarios: -en el caso del orgullo, por la tendencia a juzgarse bien a sí mismos. -en el caso de la vergüenza, por sentirse juzgados mal por el grupo. Así que una parte del papel que juega el orgullo sí resultaría adecuada.

Hay un pequeño matiz que distingue al orgullo de la arrogancia. La persona orgullosa confía y tiene fe en ella misma, pues sabe de sus fortalezas; la arrogante es muy insegura, de ahí su gran esfuerzo por demostrar su superioridad: "dime de qué presumes..."

Soberbia, vanidad, petulancia, engreimiento, presunción, altivez... Aunque siguiéramos enumerando, no aportaríamos sino matices de lo mismo. Matices, muchos, aunque "no debe ser casual que "aparentar" tenga más letras que ser", afirma Karl Kraus, sobre todo por la faena que conlleva mantener tanto artificio contra viento y marea.

De acuerdo. Supongamos -y tal vez sea demasiado suponer- que todo ello lo vivencia la persona en positivo, como algo agradable. No obstante, el saber popular, que sabe mucho, certifica: "No es oro todo lo que reluce."

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 17/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Y ahora llega la pregunta esperada: ¿la arrogancia como sentimiento resulta adecuada?Generalmente, no, pues funciona como mecanismo de compensación. Y es posible que ni la misma persona que está interpretando el papel de arrogante sea consciente de ello. Esto es, la misma constitución de la arrogancia lleva a que uno se engañe a sí mismo y, además, y para más inri, intente engañar a los demás. A propósito, Maquiavelo, ojo avizor, afirmaba: "pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos." El poeta romántico Giacomo Leopardi lo expresaba de otra manera: “Las personas no son ridículas sino cuando quieren parecer o ser lo que no son." En consecuencia, no podemos concluir que ese sentimiento resulte adecuado, aún teniendo valencia positiva.

9. Emociones, sentimientos y términos afines

Las emociones cumplen dos funciones importantes: -Motivar la conducta; he ahí su principal misión a lo largo de la evolución filogenética. -E informar de un cambio o de un peligro, tanto a uno mismo como a los demás.

Se conocen como emociones básicas aquellas que se consideran más significativas. Durante bastantes años, según el criterio de la expresión facial utilizado por Paul Ekman, se aceptó que fueran seis: -cuatro negativas: tristeza, ira, miedo y asco. -una positiva: alegría. -y una ambigua: sorpresa.

Recientes investigaciones llevadas a cabo en la Glasgow University parecen concluir que ira y asco comparten señales base, y otro tanto ocurriría con el miedo y la sorpresa. Así que la cifra podríamos rebajarla a cuatro.

-La tristeza es un sentimiento negativo, que en el duelo resulta adecuado; mientras, en el cuadro depresivo resulta inadecuado. -El orgullo es un sentimiento positivo. En las circunstancias que lo acabamos de describir, resulta adecuado; pero cuando da brillo a la soberbia, a la vanidad, a la arrogancia, resulta claramente inadecuado pues, siguiendo las pistas de La Rochefoucauld, "estamos tan acostumbrados a disfrazarnos para los demás, que al final nos disfrazamos para nosotros mismos."

En la emoción se pueden distinguir tres componentes: -Cognitivo: se corresponde con la vivencia subjetiva, y también con el procesamiento consciente e inconsciente. -Neurofisiológico: respuestas del sistema nervioso autónomo ante el estímulo, con implicación de otros sistemas como el cardiovascular, el respiratorio, el gastrointestinal... Las manifestaciones más visibles de aquellas emociones que se acompañan de una alta activación autonómica son: tensión, taquicardia, rubor, sudoración... -Conductual: gestos, movimientos del cuerpo, comunicación no verbal en general.

Desde hace un poco estamos hablando indistintamente de emociones y sentimientos. Así que, en este pequeño paseo, vamos a matizar ambos términos y otros próximos, como los episodios emocionales, los estados emocionales y los afectos.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 18/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Aclaración sobre Autoconciencia

Entendemos la emoción como un estado complejo caracterizado por una excitación o perturbación que predispone a una respuesta organizada. Emoción, del latín "movere": mover hacia fuera. Así que la emoción siempre predispone a una acción: huída, ataque, paralización, acercamiento... Sí, el quedarse paralizados es una acción con una florida respuesta neuroendocrina; constituiría la excepción de 'mover hacia fuera'.

La emoción

Aclaración sobre la autoconcienciawHemos estado hablando de cómo un semblante del orgullo y otros sentimientos pueden contribuir positivamente a la construcción de la autoconciencia.wEl término de autoconciencia ya lo definimos en el multimedia nº 21, El gran reto del autoconocimiento, al hablar de la inteligencia intrapersonal, la que tiene que ver con identificar y comprender las propias emociones y sentimientos, a fin de regularlos y controlarlos.wPues, recordemos, son tres los bloques que conforman la inteligencia intrapersonal: el autoconocimiento, la autorregulación y el autocontrol emocional.wEl bloque 1, el del autoconocimiento, lo conforman tres competencias: la autoconciencia, la autovaloración y la autoconfianza.wLa autoconciencia, como su nombre indica, se refiere a reconocer nuestras emociones y sentimientos, analizando cómo nos están afectando.Para más información, acceder al multimedia nº 21.Enlace

Se considera al afecto como bifactorial: positivo - negativo. Sería como el signo del estado emocional. El afecto positivo de una persona se manifiesta al mostrarse entusiasta, con energía, alerta, empujada a participar de manera gratificante. El afecto negativo se hace visible a través del disgusto, el miedo, el nerviosismo, la ira, la culpa, e invita a una participación desagradable.

Volvamos un instante al campo de las emociones y los sentimientos. Frijda afirma que un papel de las emociones es el de informarnos de todo aquello que nos afecta, de aquellos hechos que son realmente importantes en nuestra vida. Así que información emocional sería sinónimo de información importante, muy importante. Y cuando hablamos de emoción, incluimos tambiéna los sentimientos.

En el multimedia nº 26 abordaremos las metas de vida. Pues las metas, y especialmente las grandes metas de vida, van modulando el ámbito emocional.

Estados de humor o estados de ánimo serían sinónimos de estados emocionales. El estado emocional se refiere al tono emocional que acompaña a una determinada situación. Por ejemplo, nuestras metas de vida pueden mantener vivo un estado emocional de esperanza; o una tarea creativa puede mantener en vilo el estado emocional del flujo. Mientras las emociones suelen manifestarse de manera intensa en periodos breves, los estados emocionales suelen tener un curso de duración más extenso.

Los episodios emocionales son, simplemente, sucesos, con una significación emocional determinada. Los episodios emocionales estarían a medio camino, en cuanto a duración, entre las emociones y los estados emocionales.

Los sentimientos siempre tienen su origen en alguna emoción. Aparecen de forma más lenta que la emoción. Son más elaborados a nivel cortical, lo que hace que resulten más consientes, y que muchas veces estén movidos por la voluntad. Y perduran en el tiempo más que las emociones, y también más que los episodios emocionales.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 19/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Los estados emocionales

Los episodios emocionales

Los sentimientos

Los afectos

Ambos tipos de afecto -el positivo y el negativo-, antes que opuestos, parecen ser independientes. A diferencia de la emoción y del sentimiento, hay autores que asignan una especificidad al afecto: es algo que fluye en un contexto interpersonal, algo que se da y que se recibe. En ese sentido, el afecto que incondicionalmente brindan las figuras de apego a su retoño alentarán un desarrollo armónico; de otra manera, el bebé no sobreviviría.

El afecto durante el apego

Un desdichado experimento

El afecto durante el apegowSe denomina apego al vínculo emocional que establece el bebé, la bebé con las figuras más cercanas, especialmente con la madre y el padre, y en este orden.wEl apego atraviesa por varias fases.wLa del pre-apego comienza ya hacia la 6ª semana de vida.wLa de formación del apego se prolonga hasta los 8, 9 meses.wLa del vínculo se alargará hasta los 2 años, continuando seguidamente una fase de apertura a otras personas, fase conocida como de formación de relaciones recíprocas.wHay distintos tipos de apego. Los padres sensibles facilitan un apego seguro. Para más información, ir al multimedia nº 8, apartado 4.wA raíz de las investigaciones de René Spitz, conocemos que la falta de estimulación táctil en bebés genera los siguientes efectos, tanto a corto como a más largo plazo:-Reducción de las hormonas del crecimiento.-Desórdenes de sueño y estrés.-Y repercusión negativa sobre el sistema inmune.wDeberíamos pensar si el aumento de violencia actual no podría estar provocado, en parte, por una falta de tocar y acariciar a las y los bebés en sus etapas tempranas.

Un desdichado experimentoY como colofón de lo que implica una falta de afecto, nos damos de bruces con un desdichado experimento llevado a cabo en la Alemania nazi durante la II Guerra Mundial.-1000 bebés varones fueron separados de sus respectivos padres nada más nacer, y se les concentró en un centro hospitalario especializado.-Allí contaban con todo tipo de cuidados médicos, de higiene y de alimentación, pero el afecto brillaba por su ausencia.-El régimen nazi pretendía crear, con el tiempo, un ejército de superhombres.-Y lo que consiguió, en realidad, fue una macabra confirmación de las nefastas consecuencias de una carencia afectiva temprana.-Muchos bebés murieron; y los que lograron sobrevivir, lo hicieron arrastrando no pocos problemas físicos y psicológicos de por vida.-El ominoso experimento quedó interrumpido cuando los aliados invadieron Alemania.

Diferentes taxonomías de emociones, y no coincidentes. ¿Por qué? Pues todo depende del criterio que los distintos autores hayan utilizado para agruparlas por familias. Hagamos un recorrido rápido, a vuelo de pájaro, como anticipación a cuanto mostraremos en el multimedia nº 25.

10. Taxonomías emocionales

No resulta fácil poner nombre a la emoción que llega en un determinado momento: primer problema. Así que es necesario acudir a alguna clasificación. Pero hay tantas, y no coincidentes, que no resulta fácil elegir una: segundo problema.

No hay acuerdo en la nomenclatura. Algunos autores hablan de emociones primarias; otros, de emociones básicas; otros, de discretas. Cada cual las define de una manera diferente, pues diferente es también su enfoque: -para el enfoque cognitivo constituyen la base de la vida emocional. -para el biológico se transmiten genéticamente, y seidentifican através de la expresión facial.

Para Goleman las emociones primarias son innatas, así que en todas las culturas serían las mismas; a diferencia, las secundarías sí estarían influenciadas porel entorno cultural.Goleman propone un listado de emociones primarias, pero el suyo no se corresponde con las básicas de Ekman, ni tampoco con las básicas de Fernández-Abascal.

A su vez, muchas emociones y sentimientos nos aportan información acerca de nuestras metas: -La alegría nos habla de que vamos por buen camino hacia ellas. -La tristeza, de todo lo contrario. -El miedo nos advierteque se están poniendo en peligro. -La impotencia, que no vamos a poder superar los obstáculos para alcanzarlas. -El odio nos envía aviso de que alguien las está obstaculizando.

Así que los sentimientos y emociones funcionan a modo de barómetro de nuestras vidas, señalándanos el alcance de nuestras metas. Información emocional. Información importante. Escribir un diario emocional como ejercicio de introspección, implica, pues, acceder a una dimensión en la que está fluyendo información importante de nuestro ser. A su vez, el juego de la introspección nos permite hacer conscientes nuestros estados emocionales. ¡Casi nada!En ese sentido, los sentimientos se convierten en nuestros ojos, en nuestro sistema sensorial, en nuestro radar, pues a través de ellos percibimos lo que nos afecta. Y lo que nos afecta no siempre se halla dentro de nosotros, sino fuera. Sumamos un plus: ese sistema también nos aporta información importante del mundo que nos rodea.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 20/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

10.1. Introducción

Emociones primarias y secundarias de Goleman.

La historia de las emociones humanas

Hay taxonomías que se han construido a partir de teorías; en ese bloque entran la mayoría. Pero hay también modelos empíricos.

Clasificación de emociones primarias (fila superior de la tabla)y secundarias (fila inferior),según Goleman (1996).IRATRISTEZATEMORFuriaResentimientoCóleraExasperaciónIndignaciónFastidioIrritabilidadHostilidadViolenciaOdioCongojaMelancolíaPesimismoPenaAutocompasiónSoledadAbatimientoDesesperaciónDepresiónAnsiedadAprensiónNerviosismoPreocupaciónConsternaciónInquietudCautelaIncertidumbrePavorMiedoTerrorFobiaPLACERAMORSORPRESAFelicidadAlegríaAlivioContentoDichaDiversiónOrgulloGratificaciónSatisfacciónEuforiaAceptaciónSimpatíaConfianzaAmabilidadAfinidadAdoraciónConmociónAsombroDesconciertoDISGUSTOVERGÛENZADesprecioMenosprecioAborrecimientoAversiónRepulsiónCulpabilidadMolestiaDisgustoRemordimientoHumillaciónArrepentimientoMortificaciónGOLEMAN, D. (1996): Inteligencia emocional.Barcelona: KAIRÓS.

La historia de las emociones humanasPara ampliar información, puedes acceder al vídeo TED La Historia de las Emociones Humanas, de Tiffany Watt Smith, la autora de la interesante obra The Book of Human Emotions (duración: 14:10 min.; vídeo en inglés, con subtítulos en español).Tiffany define las emociones como fenómenos que vamos moldeando con el cuerpo, con los pensamientos, con nuestro lenguaje. Cada vez que aprendemos un nuevo término para designar una emoción, estamos desencadenando nuevos sentimientos.Enlace Tiffany Watt Smith

10.2. Clasificación de Ekman

Otra cuestión en la que difieren los modelos es en las dimensiones estructurales que sus autores creen necesarias. Para algunos, son suficientes dos ejes factoriales. Los más comunes: -arousal o activación: alta - baja. -tono hedónico: placer - displacer. Para otros habría tantos ejes como parejas de emociones opuestas. En el modelo de Díaz y Flores aparecen 14 ejes, pues son 14 los pares de polaridades encontrados (puede verse en la imagen adjunta).

Otros, como Russell, defienden el modelo circumplejo en el que las emociones, antes que acomodarse a ejes factoriales, buscan su sitio en una circunferencia.

Además de las seis emociones básicas yacomentadas -tristeza, ira, miedo, asco,sorpresa y alegría-, Ekman desarrolló elFACS o sistema de codificación facial de acciones, a través del cual inventarió todas las posibles expresiones del rostro humano. Ekman es, también, una referencia en cuanto a los signos que delatan la mentira. Y ha tenido sus detractores, claro, no sólo en el ámbito dela psicología, sino también en el de la antropología.

Las emociones discretas constituirían la unidad mínima de la expresión emocional, y serían aquellas que resultan irreductibles, como los colores básicos a partir de los cuales se forman todos los demás. Plutchik, con el criterio de adaptación biológica, obtuvo 8 emociones básicas. Ekman, con el mismo criterio, y a través de la expresión facial, sólo 6, y que sirvieron de referencia en la década de los años 70 y 80; pero en la de los 90, esas 6 se convirtieron en 17. A diferencia, Weiner partió de la dimensión de atribución causal tanto para el éxito como para el fracaso. Díaz y Florespartieron tanto de los gestos faciales como de la identificación de dimensiones emocionales.

Y repetimos: a pesar de semejante algarabía, necesitamos una taxonomía para tratar de poner nombre a cualquier emoción, base del trabajo de autoconocimiento.

McDougall acudió a los instintos para construir su clasificación: euforia, miedo, sometimiento, repugnancia... Arnold tuvo en cuenta la forma en que afrontamos una situación: valor, esperanza, deseo, desaliento... Para Tompkins el criterio de elección fue la descarga nerviosa: vergüenza, desprecio, ansiedad, interés, júbilo... Para Lazarus fue más importante cómo procesamos cognitivamente la situación: orgullo, alivio, compasión, envidia, disgusto...

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 21/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Paul Ekman, considerado como uno de los cien psicólogos más influyentes del siglo XX, ha utilizado criterios de expresión facial. Demostró, en contra de lo que sospechaban muchos antropólogos culturales, que las emociones no están determinadas por el contexto cultural sino que tienen un origen biológico, luego son universales.

10.4. Modelo circumplejo de Russell

Las coordenadas del eje ortogonal son: -nivel de activación o arousal. -y valoración emocional que realizamos: agradable - desagradable. Pues en función de esas dos dimensiones, las emociones van modulando su adaptación, van cambiando.

Aunque es un modelo que apareció hace cuatro décadas, sigue teniendo plena vigencia. Su aceptación se debe a su facilidad de aplicación e interpretación, pues está al alcance de todo tipo de personas, con independencia de su nivel de experimentación.

El psicólogo norteamericano Plutchik defiende que las emociones han ido cambiando a lo largo de la evolución por una cuestión de adaptación biológica: las positivas han facilitado la adaptación, las negativas la han obstaculizado o puesto en peligro.

De ahí surge su rueda de emociones,presentada en 1980. Se trata de unaflor con ocho pétalos; en el núcleocentral aparecen las emocionesbásicas; luego se van superponiendolas compuestas y las secundarias. Todas están organizadas en cuatro ejes de oposición: ira-miedo, anticipación-sorpresa, alegría-tristeza y confianza-aversión.

¿Pero de dónde salen esos ejes? Pues de cuatro categorías, de cuatro tipos de problemas comunes: identidad, temporalidad, jerarquía y territorialidad.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 22/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

10.3. Clasificación de Plutchik

Las cuatro categorías de la clasificación de Plutchik

Regulación de emociones

La mayor parte de personas parece que antes que reconocer emociones concretas, reconocen experiencias ambiguas. Pues este modelo les resulta de utilidad. Puedes ampliar información sobre la regulación emocional desde este modelo, accediendo a un interesante artículo de J. Mestre y R. Guil.

Las cuatro categorías de la clasificación de PlutchikwLa identidad o pertenencia al grupo se manifiesta a través de dos funciones:-Inclusión: da origen a la emoción de aceptación.-Rechazo: da lugar a la aversión.wLa temporalidad de la especie se manifiesta a través de:-Reproducción: da lugar a la alegría.-Reintegración en otros grupos, tras perder a los seres queridos: da lugar a la tristeza.wLa jerarquía o dominio social también se manifiesta a través de:-Protección: da lugar al miedo.-Destrucción: da lugar a la ira.wLa territorialidad referida al espacio físico y bienes se manifiesta a través de:-Exploración: da lugar a la anticipación.-Orientación: da lugar a la sorpresa.wCada emoción básica contiene, a su vez, varias secundarias. Por ejemplo, la de anticipación incluye: interés, fascinación, expectativa...

10.6. Clasificación de Bisquerra

Para más información, pinchar en el siguiente enlace

En el desarrollo de nuestros talleres, en ocasiones hemos utilizado, de manera complementaria, la taxonomía, no definitiva, de José Luis Díaz y Enrique O. Flores. Salvo algunas deficiencias que señalamos, ofrece un mapa práctico con sus 14 ejes polares y sus 328 emociones fáciles de localizar.

Las emociones más repetidas, las tres grandes: ira, miedo y tristeza. Luego sigue la ansiedad, que forma parte de la familia del miedo. Y a continuación: asco, sorpresa, alegría, amor, felicidad, vergüenza...

Entre las sociales, Bisquerra descarta algunas como simpatía, cordialidad, cariño, ternura... pues las incluye como positivas. Entre las positivas, cita el amor, que antes que emoción, constituye un universo de emociones. En el bloque de ambiguas deja una sola, la sorpresa, y todas las que de ella se derivan, descartando la compasión, pues en nuestra cultura adquiere una connotación positiva. Las emociones estéticas no aparecen en muchas taxonomías; apuesta por ellas debido a la implicación psicopedagógica que tienen. Adjuntamos tabla que Bisquerra anunciaba, en 2009, como provisional.

A su vez, los campos se han agrupado por pares antónimos, con lo que se consiguen 14 pares de polaridades, que son los siguientes.

Uno de los grandes especialistas en educación emocional es Rafael Bisquerra.En la obra Psicopedagogía de las Emociones, aparecida en 2009, ya hablaba de 23 clasificaciones de emociones diferentes, de 23 sin contar con la suya.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 23/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Referencia bibliográfica

Pues a partir de ese estudio, él construyó su propia taxonomía, que ha tenido un amplio eco en el ámbito psicopedagógico. Presentamos únicamente su organigrama inicial, en el que contemplaba los siguientes tipos o grupos: -emociones negativas: primarias y sociales. -emociones positivas. -emociones ambiguas. -emociones estéticas

Clasificac. de emociones de Bisquerra (2009)

10.5. Clasificación de Díaz y Flores

Para cada campo se ha elegido una emoción prototipo, que aparece en la parte superior de la tabla, y en negrita, cuyo término es de uso frecuente y con un significado claro.

1. Calma - tensión. 2. Certeza - duda. 3. Compasión - ira. 4. Diversión - aburrimiento. 5. Agrado - desagrado. 6. Alegría - tristeza. 7.Placer - dolor. 8. Satisfacción - frustración. 9. Deseo - aversión. 10. Amor - odio. 11. Valor - miedo. 12. Vigor - agotamiento. 13. Entusiasmo - apatía. 14. Altivez - humillación.

Díaz, José Luis; Flores, Enrique O.La estructura de la emoción humana: Un modelo cromático del sistema afectivo.Salud Mental, vol. 24, núm. 4, agosto, 2001, pp. 20-35.Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente MuñizDistrito Federal de México.

Bisquerra, R. (2009).Psicopedagogía de las emociones.Madrid: Síntesis

Clasificación de las emociones según Bisquerra(2009)®Emociones Negativas PrimariasMiedoTemor, horror, pánico, terror, pavor, desasosiego, susto, fobiaIraEnfado, rabia, furia, cólera, rencor, odio, indignación, resentimiento, aversión, exasperación, tensión, excitación, agitación, acritud, animadversión, animosidad, irritabilidad, hostilidad, violencia, enojo, celos, envidia, impotencia,desprecio, acritud, antipatía, resentimiento, rechazo, recelo.TristezaMelancolía, pena, nostalgia, aflicción, depresión, frustración, decepción, dolor, pesar, desconsuelo, pesimismo, melancolía, autocompasión, soledad, desaliento, desgana, morriña, abatimiento, disgusto, preocupación (?)AscoRepugnancia, aversión, rechazo, desprecio.AnsiedadNerviosismo, angustia, inquietud, inseguridad, estrés, preocupación, anhelo, desazón, consternación, desesperación.®Emociones Negativas SocialesVergüenzaTimidez, sonrojo, inhibición, culpabilidad, bochorno, pudor, recato, rubor, verecundia, vergüenza ajena.®Emociones PositivasAlegríaEuforia, placer, deleite, entusiasmo, excitación, contento, estremecimiento, gratificación, satisfacción, capricho, éxtasis, alivio, regocijo, humor.AmorAceptación, cariño, ternura, amabilidad, empatía, interés, cordialidad, afecto, confianza, afinidad, respeto, devoción, adoración, veneración, enamoramiento, ágape, gratitud, interés, compasión.FelicidadDicha, bienestar, gozo, tranquilidad, paz interior, placidez, satisfacción, serenidad.®Emociones AmbiguasSorpresaPuede ser positiva o negativa.Sobresalto, asombro, susto, desconcierto, confusión, perplejidad, admiración, inquietud, impaciencia.En el otro extremo de la polaridad pueden estar anticipación y expectativa, que pretenden prevenir sorpresas.®Emociones EstéticasProducidas por las manifestaciones artísticas (danza, pintura, música...)BISQUERRA, R. (2009): Psicopedagogía de las emociones. Barcelona: Síntesis.

Universo de Emociones

José Antonio Marina publicó, en 2005, El Laberinto Sentimental. Cuando conocí su obra, no me acabó de convencer su acercamiento a campos como el de la personalidad, o el del deseo, pero sí me agradaron muchos de sus planteamientos, y en concreto la clasificación de sentimientos de acuerdo al esquema afectivo que les dota de sentido.

La propuesta que presentaré, elaborada a partir de la obra de Marina, la utilicé en el ámbito clínico durante un tiempo, por cómo las emociones están informando constantemente de las metas: hasta qué punto se van ampliando, se van a cumplir, se han visto afectadas, o se han visto truncadas para siempre.

También lo habían hecho los grandes teóricos del ámbito de la psicología clínica que me servían de guía en el día a día; así que no había estridencias con lo que ya conocía, sino aportación positiva. Y no es necesario comentar la importancia de hacer explícitas las emociones y sentimientos en el ámbito terapéutico, como forma de ir recuperando el control, el timón de la propia vida.

Y al poco tiempo elaboré una dinámica de educación emocional para alumnado de niveles superiores, que más tarde adapté para niveles de ESO. Le puse por nombre El Laberinto de los Sentimientos. En el multimedia nº 25 mostraré, entre el material de apoyo creado, un diccionario de sentimientos.

Recientemente ha adquirido renombre el proyecto El Universo de Emociones, como así se denomina, fruto del trabajo de un equipo interdisciplinar formado, además de por Bisquerra, por el gran divulgador Eduard Punset, la editora gráfica Ana Gea y el diseñador Víctor Palau, de quien partió la idea original de los mapas estelares en los que se representa cada emoción en relación con todas las demás. Dichos mapas agrupan a un total de 307 emociones, ordenadas en cuatro niveles de importancia. La representación gráfica adquiere la imagen de un prisma tridimensional.

Finalmente, el Diccionario de Emociones y Fenómenos Afectivos, que completa ese proyecto, define casi 600 emociones, y lo hace de una forma sencilla y clara. Las emociones aparecen agrupadas por familias emocionales.

Puedes acceder al Quizlet, para familiarizarte con una parte de la terminología emocional de ese proyecto. Ofrece varias posibilidades de interacción. Para poder acceder a más fichas, tendrás que darte de alta; es rápido, y gratis.

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 24/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Universo de Emociones

Quizlet del Universo de Emociones

Diccionariode Emociones

10.7. Clasificación de Marina

El gran universo del deseo

Psicología clínica y metas

El gran universo del deseoEn la obra La Erótica Subliminal dediqué un capítulo entero al deseo. Dicha obra consta de un total de 18 ensayos (unas 1.500 páginas,con infinidad de ilustraciones y esquemas), escritos de forma totalmente altruista a instancias de una institución pública aragonesa que, finalmente, en lugar de publicarla, como me habían prometido, prefirió dejarla abandonada en el rincón de un desván.Se muestra uno de los esquemas dedicado al deseo, que aparecía al inicio del ensayo nº 9, La Paradójica Métrica del Deseo.

Psicología clínica y metaswMe parece muy acertada la idea de Marina acerca de los sentimientos:-son experiencias cifradas-y, aunque resultantes de una acción pasada, preparan para una acción futura, de ahí que muchos de ellos aporten información sobre nuestras metas.wAlgunas importantes líneas de la psicología clínica en las que las metas resultan de gran importancia son las que mostramos a continuación. Las enumeramos; y si se desea ampliar información, adjuntamos enlaces a diferentes sitios Web.wLa terapia cognitiva, de Beck.EnlacewLa teoría de la indefensión aprendida, de Seligman.EnlacewLa terapia racional emotiva, de Ellis.EnlacewEl afrontamiento del estrés, de Lazarus.EnlacewLa teoría de la autoeficacia, de Bandura.EnlacewLos constructos personales, de Kelly.Enlace

11. A modo de epílogo

Si usted deja de darle "identidad", la mente pierde su calidad compulsiva... De hecho, en el momento en el que el juicio se detiene por la aceptación de lo que es, usted está libre de la mente. Usted ha dejado sitio para el amor, para la alegría, para la paz."

Tal vez ahí tengamos un importante reto de autoconocimiento. Y el diario emocional se nos presta como herramienta a mano para ello. No desperdiciemos esa gran oportunidad al alcance de cualquiera y que, además, en un mundo movido por el peculio,resulta totalmente gratis.

Dice Dalai Lama que "nunca se puede obtener la paz en el mundo externo hasta que hagamos la paz con nosotros mismos."

Me ha parecido adecuado cerrar este multimedia con una cita de Eckhart Tolle, extraída de una de sus obras más conocidas, El Poder del Ahora.

Dice Tolle, sobre la importancia de desidentificarse con la mente: "Conocerse a sí mismo como el Ser que hay bajo el pensador, la quietud que hay bajo el ruido mental, el amor y la alegría que hay bajo el dolor, es libertad, salvación, iluminación. Dejar de identificarse con el cuerpo del dolor es traer presencia al dolor y así transmutarlo. Dejar de identificarse con el pensamiento es ser el observador silencioso de sus pensamientos (...)

Autor: Quino Villa

14 de junio de 2020

Página 25/25

El Diario Emocional

Técnica de autoconocimiento accesible y de gran utilidad

Serie Un Nuevo Aliento Infografía nº 24

Enlaces con otros multimediasde la serie de autoconocimiento

Tolle, alemán de origen, y afincado en Canadá, fue nominado en 2008 como el escritor espiritual más popular en EEUU.

El Poder del Ahora es una obra cercanay amable, que invita a desarrollar unaconciencia de plenitud de una formanada complicada: estando presentes enel Aquí Ahora, lejos del ruido de la mente. Pues si tú no controlas tu mente, ella te controlará a ti. En definitiva, una guía sencilla de meditación.

21.El gran reto del autoconocimiento. Guía y fundamentos para el autoconocimiento. 22.El diario de mi vida. 23.El diario personal.25.Diccionarios de emociones26.Mi proyecto de vida.