Want to make creations as awesome as this one?

No description

Transcript

¿QUÉ HACEMOS PARA TRABAJAR la tristeza EN EL AULA?

LA TRISTEZA

5

4

2

CÍRCULOS DE DIÁLOGO

3

AUTOCUIDADO Y RELACIONES INTERPERSONALES

EL BOTE DE LÁGRIMAS

CUENTOS Y RECURSOS MULTIMEDIA

PAUTAS

1

Los círculos de diálogo son conversaciones en grupo en las que el/la docente trata de guiar y facilitar la conversación para que el alumnado pueda expresar abiertamente sus pensamientos, emociones... en un contexto de seguridad donde se favorecen las relaciones interpersonales y la mejora del clima emocional del aula. El alumnado se sienta en círculo y el/la docente formula preguntas, proponiendo temas para conversar, en este caso en torno a la emoción de la tristeza, para trabajar la importancia de reconocerla como una reacción natural y entender que las otras personas tienen sentimientos, pensamientos.. parecidos. Hay un objeto (una pelota por ejemplo, un peluche...) que determina quién tiene la palabra mientras el resto de la clase escucha con respeto y ese objeto se va pasando de persona a persona.Estos círculos, entre otros beneficios, permiten:- Crear espacios para la comunicación emocional- Mejorar los vínculos socioemocionales del grupo, crean sentimiento de grupo, fortalecen las relaciones interpersonales- Fomentar experiencias de convivencia en valores- Mejorar la escucha activa, la autoestima, la confianza, la empatía, la participación, el respeto. - - - Que el alumnado sienta que tiene su voz, que se le escucha, que sus emociones, ideas, pensamientos… son importantes para el grupo.Para trabajar un círculo de diálogo en torno a la emoción de la tristeza, podríamos plantear las siguientes preguntas: ¿En qué situaciones de nuestra vida nos hemos sentidos tristes o qué cosas nos ponían tristes antes y ahora ya no? (El/la docente que está facilitando la conversación puede proporcionar ejemplos. Con esta pregunta comenzamos la conversación hablando de la tristeza en positivo, como algo ya superado, por ejemplo: «antes me ponía triste cuando mi madre se marchaba y me dejaba en la fila del colegio, pero ahora ya me quedo muy contenta). ¿Qué es para nosotros y nosotras la tristeza? (compartimos conceptos, ideas, sentimientos...). ¿Cómo sabemos cuándo estamos sintiendo tristeza? (hablamos de sensaciones corporales, compartimos ejemplos, vivencias... trabajando la importancia de la conciencia corporal a la hora de identificar cuándo estamos sintiendo tristeza). ¿Qué estrategias usamos cuando nos sentimos tristes para enfrentarnos a esa tristeza y sentirnos mejor? (El/la docente que está facilitando la conversación puede proporcionar algún ejemplo, escuchar las estrategias que utilizan los/as compañeros/as proporcionará un abanico de posibilidades al alumnado para saber cómo se pueden afrontar la tristeza). ¿Qué necesitamos cuando nos sentimos tristes? (tejer una red de apoyo en el aula puede ser importante, saber lo que necesitamos cuando nos sentimos tristes, quizás solo sea un abrazo, un minuto de tranquilidad, poder tener algún objeto que nos proporcione seguridad, poder llorar libremente durante unos minutos, una caricia... y compartirlo con el grupo en el diálogo). ¿Qué puedo hacer con mi tristeza? (y por último, después de todo lo que hemos hablado, de todas las ideas que pueden haber tomado de sus compañeros/as, qué podemos cuando estemos tristes).Para saber más:http://convivesenlaescuela.blogspot.com/2018/03/practicas-restaurativas-y-convivencia.html

Es preciso tener en cuenta una serie de pautas en el aula a la hora de relacionarse con el alumnado, para establecer un clima emocional positivo que favorezca la comunicación y la expresión emocional:* La tristeza es una emoción que dificulta el aprendizaje, por lo tanto se deberá abordar en el aula de manera explícita, trabajando estrategias con el alumnado para aprender a afrontarla.* Hay que facilitar que el alumnado pueda expresar sus emociones, sus preocupaciones, sus inseguridades, sus miedos, los motivos por los que se siente triste...* Es importante validar las emocionesdel alumnado, sin juzgar, criticar, infravalorar lo que sienten.* La escucha activaserá fundamental para hacerles sentir que son importantes.* El profesorado es un modelo para el alumnado, también en la forma en cómo se gestionan las emociones.* Hay que reforzar cualquier pequeño paso para vencer la tristeza.* Si se precisa ayuda para intervenir con algún alumno/a en particular, acudir al orientador/a del centro para valorar cuál es la intervención más idónea en cada caso.

Los cuentos y recursos multimedia se pueden trabajar de diversas maneras para propiciar la reflexión en el alumnado, tanto individual como grupalmente, a través de asambleas, vinculando con sus experiencias personales y favoreciendo el intercambio comunicativo. Se podrán utilizar rutinas de pensamiento como herramienta para fomentar la expresión de ideas y sentimientos en torno a la emoción de la tristeza.Cuentos:Cuando estoy triste. Trace MoroneyTristeza, manual de usuario. Eva ElandMonstruo feliz, monstruo triste. Emberly y Anne MirandaLos tentáculos de Blef: la tristeza¿Qué le pasa a Mugán? Begoña IbarrolaLágrimas bajo la cama. Ana MeilánLos sacos de arena. Mireia CanalsDespedida de tristeza. Jorge Gonzalvo Cortometrajes de animación:-Cambio de pilas- Cuerdas- Ian- Casi llego Hay recursos específicos para trabajar el duelo y la pérdida, que se aborda de manera específica en el Proyecto de innovación «Orugas y Mariposas de colores en los pupitres de nuestra escuela».

Una actividad sencilla para trabajar la tristeza, que podemos abordar en el aula a lo largo del curso escolar esEL BOTE DE LÁGRIMAS.El bote de lágrimas es un recurso en el que, de forma simbólica el alumnado transformará sus tristezas en gotas de lágrimas de diferentes colores y la guardarán en un bote que estará ubicado en el aula, después de compartirla con sus compañeros y compañeras (si así lo desean). En el bote también se guardarán aquellas lágrimas que se derramen por otras emociones como la alegría, el miedo, también cuando sentimos dolor, reflexionando sobre que todas las personas nos sentimos en ocasiones tristes, también sentimos miedo, felicidad... y es positivo expresar esas emociones y compartirlas.http://rincondeunamaestra.blogspot.com/2016/10/mini-proyecto-con-el-cuento-lagrimas.htmlMini proyecto con el cuento "Lágrimas bajo la cama"Esta entrada, no sólo incluye una recomendación de Literatura Infantil, sino un mini proyecto que he hecho con mis alumnos. Este verano, descubrí el...Rincondeunamaestra

El autocuidado y el cuidado de los/as demás, son de gran importancia para las personas. Abordar el cuidado en el aula es esencial para promover la salud y la gestión emocional. Se podrán desarrollar algunas dinámicas para fomentar el autocuidado y los cuidados personales, tales como los saludos sin contacto, dinámicas de conciencia emocional o meditación guiada adaptada a canalizar la emoción. Dinámicas de aula:- Saludos sin contacto (UNICEF)Imagen: https://www.freepik.es/vector-gratis/saludo-nueva-normalidad_9387767.htm#page=1&query=saludos&position=21#position=21&page=1&query=saludos- La jarra:El/la docente dibujará una jarra grande en la pizarra y repartirá al alumnado dos post-it de diferente color (como alternativa podrá utilizarse una aplicación como «Mentimeter» para generar nubes de palabras con las aportaciones del alumnado). En el primer post- it deberán apuntar, de manera individual, una cosa que les genere tristeza, y levantarse ordenadamente a colocarla dentro de la jarra. En el segundo post-it deberán apuntar un pensamiento alegre, un mensaje positivo de aliento que podrían darse a sí mismos/as para apartar la tristeza. Una vez lo tengan anotado, se levantarán en orden y deberán arrancar y tirar una cosa triste de la jarra (no importa que no sea la suya) y sustituirla por un mensaje positivo, hasta que la jarra quede llena. Todos los mensajes positivos pueden quedar expuestos en un lugar del aula para volver a leerlos cuando sea necesario. Conciencia emocional:- Meditación guiada: date un baño de colores

Autoría: Mª Lourdes del Toro Ruiz- Benítez de Lugo y Sonia Saavedra RodríguezIlustraciones: Silvia Saavedra RodríguezAgradecimientos:A Ricard Vilá, por sus aportaciones para enriquecer nuestras propuestas para abordar la emoción del miedo a través de los círculos de diálogo.

La emoción de la tristeza provoca una reacción que se manifiesta, como el resto de emociones, en tres niveles: cognitivo(lo que pensamos sobre la situación o el estímulo que nos provoca la tristeza), fisiológico(las reacciones que se producen en nuestro cuerpo: llanto, sensación de debilidad, falta de apetito, problemas de sueño …), conductual (las conductas pueden ser muy diferentes, desde llorar, gritar, evitar la situación, salir corriendo,…).Es importante, ante las conductas de nuestro alumnado, ver más allá de «la punta del iceberg», aquello que se oculta detrás de su conducta, para poder responder adecuadamente y atender a la emoción que está sintiendo en ese momento.https://pixabay.com/es/illustrations/iceberg-por-encima-de-agua-blanco-3273216/