Want to make creations as awesome as this one?

More creations to inspire you

Transcript

CLAVES PARA UNA COMUNICACIÓN EFICAZ

GABINETE PSICOPEDAGOGÍCO/D.ORIENTACIÓNBURRIANA

La comunicación familiar

Una buena comunicación entre padres e hijos, debe basarse en el respeto y la confianza y supone un punto de partida perfecto para mantener una buena relación ahora y en el futuro.

Partimos de la premisa, que es imposible no comunicarnos; desde los primeros días un bebé responden a las personas que le prestan atención e incluso interactúa con ellas a través de las miradas, los gestos... así pues la comunicación es más que el aprendizaje del habla.

Pautas que nos pueden facilitar la comuncación:

La comunicación no es solo el lenguale de las palabras, también nos comunicamos a través de la voz, la expresión de la cara...

En la comunicación es importante tanto el que habla o trasmite el mensaje como el que lo recibe. La comunicación siempre es cosa de dos.

Cuando hablamos con alguien, es fundamental fijarnos en sus reacciones, así podremos darnos cuenta de si nos entiende, nos escucha, le interesa lo que estamos diciendo...

Para hablar con nuestros hijos, es fundamental captar su atención, y para ello hay que escoger el momento adecuado, por ello no es aconsejable hablarles de algo importante cuando están jugando, viendo la TV...

Hay que tener en cuenta la edad de nuestro hijo: no es igual hablarle a un niño de 6 años que a un adolescente.

Comunicarnos adecuadamente es fundamental para que nuestros hijos nos respeten y nos hagan caso.

¿CÓMO ESCUCHAR A NUESTROS HIJOS?

Para escuchar a otros, especialmente a nuestros hijos hay que fijarse en los sentimientos que hay detrás de las palabras. Hay una relación directa entre cómo se comporta un niño y lo que siente. Los sentimientos forman parte de nosotros mismos, por ello no pueden suprimirse, ignorarse o dejarse de lado.Responder de forma apropiada a los sentimientos positivos, es fácil pero no lo es tanto cuando debemos responder a los negativos, ya que suelen producirnos cierta ansiedad que nos lleva a negar esos sentimientos ("no es verdad que pienses eso..", o responder de forma moralizante ("no debes pensar esas cosas").

ERRORES COMUNES QUE COMETEMOS EN LAS RESPUESTAS QUE DAMOS A NUESTROS HIJOS:

Cambiar la forma de responder a los hijos aceptando sus sentimientos, supone un poco de práctica por nuestra parte.

- Negar sus sentimientos.- Interpretar sus sentimientos.- Intentar buscar soluciones.- Reprenderlo por sentir lo que siente.- Decir lo que debe hacer.

Cómo facilitar a los niños que expresen sus sentimientos

Escuchar con verdadero interés.

Dar nombre a los sentimientos.; "es normal que estes triste", "entiendo que estés enfadado"...

Reconocer sus sentimientos con palabras como "vaya!", "aja", "ya veo"...

Utilizar la escucha reflexiva, es decir reflejar lo que el niño siente haciéndole ver que nos importa lo que dice.

No realizar preguntas directas porque bloquean la comunicación y conducen al silencio

Utilizar "preguntas abiertas" ya que reconocen el derecho a sentir y expresar lo que siente.

Utilizar el mensaje "YO" porque se centra en nosotros y no en el niño y se informa de lo que sentimos. No acusa y no juzga

Nunca etiquetar a nuestro hijo. Valoremos su conducta, pero nunca a su persona.

LA COMUNICACIÓN CON ADOLESCENTES

Conseguir una buena comunicación con los hijos adolescentes es una tarea importante, pero a la vez complicada.Por una parte, suele ser difícil para ellos manifestar con palabras aquello que piensan y sienten, resultándoles más fácil, en muchas ocasiones, expresarse mediante acciones, con determinados gestos y actitudes (por ejemplo, dar un portazo o llegar tarde a casa).Y por otra, los adolescentes suelen tener una relación especialmente compleja con los padres, ya que a la vez que continúan necesitándolos y dependiendo de ellos en muchos aspectos, también tienen la necesidad de diferenciarse de los mismos y empezar a construir su propia identidad. Por este motivo, será natural que se muestren reservados, cuestionen, se nieguen y pongan a prueba lo establecido hasta el momento por sus progenitores.

1 Transmitir mensajes claros

Los padres deben evitar los malos entendidos y la confusión y facilitar una relación de confianza y sensación de control entre los miembros de la familia.

2 Escucharle

Hacer que se sienta escuchado, mostrarle interés y atención y darle la oportunidad de exponer su opinión, evitando los discursos unidireccionales. Es importante terminar las frases con expresiones que inviten a mantener la comunicación (por ejemplo, “¿qué piensas tú?”).

3 Respetar sus intimidad

Buscará hablar con alguien que sepa que respetará su intimidad, no divulgará la información tratada y no se molestará o escandalizará si le cuenta algún secreto o confidencia.

4 No interrogar

No se debe entrar en diálogos forzados o interrogatorios que no respeten su intimidad o su deseo de no hablar en ese momento. Aprovechar ocasiones en las que se muestre accesible o en las que se produzca un clima favorable para una comunicación natural, estableciendo una relación basada en la confianza y la proximidad emocional.

Sugerencias para una buena comunicación

5 Tono de voz amable, positivo y cercano

Es conveniente evitar una posición excesivamente autoritaria y facilitarle también las razones o los motivos por los que se le está pidiendo algo, poniendo un límite, etc.

6 Negociar

Darle la posibilidad de revisar conjuntamente determinados límites o normas, negociando con él/ella nuevas concesiones o flexibilizándolos. Esto propiciará un mayor compromiso por parte del adolescente, a la vez que le facilitará el desarrollo de habilidades de comunicación y negociación.

7 No gritar

No gritar ni perder el control delante del él/ella, esto le alejará más y le ofrecerá un modelo de actuación no deseable. Tampoco mostrarle indiferencia o desatenderlo. Es preferible aplazar la conversación a otro momento si se percibe que se está entrando en esas dinámicas.

8 Comunicar desde el respeto

La comunicación entre ambas partes siempre debe ser desde el respeto, evitando la humillación, las amenazas, el ridículo o los insultos.

9 Evitar la confrontación

Es habitual que el adolescente busque la confrontación o intente provocar con determinados comentarios o actitudes. El adulto no debe entrar en la provocación y siempre debe responder con calma y autocontrol.

Sugerencias para una buena comunicación

14 Ser coherente

Los progenitores deben mostrar una coherencia entre lo que predican y lo que practican, dándole ejemplo para otorgar credibilidad a su postura. No se debe pedir algo al adolescente que alguno de los padres no esté dispuesto a hacer.

11 Abordar temas delicados

Tener en cuenta que en todas las familias hay momentos en los que es necesario abordar temas delicados, como los relacionados con la sexualidad o el consumo de alcohol o drogas. Evitar estos temas o negarlos no es adecuado y facilita que los adolescentes busquen esa información en otras personas o en fuentes no fiables o falsas.

12 Dedicarle tiempo exclusivo

Por ejemplo acompañándole a algún lugar o compartiendo con él/ella alguna actividad de su interés, si lo desea.

13 Reconocerle lo positivo

Elogiarle cuando hace algo bien y deseable por iniciativa propia.

10 Dar importancia a los temas de los que habla

Para él/ella, en su momento vital y situación, pueden ser temas fundamentales.

Sugerencias para una buena comunicación

Diferencias entre chantaje y negociación

No se escucha a la otra persona.Se impone el deseo.Solo gana una de las dos partes.Se utiliza la amenaza, sirviéndonos de algo que sabemos dañará o preocupa al otro. “Si no me dejas ver la tv, mañana no estudio”.

Escuchamos al otro.Se llega a un acuerdo.Ganan y pierden las dos partes.Nos servimos de la concesión: “Si tu pudieras hacer esto, yo podría dejarte 10 minutos más de ordenador”.

Chantaje

Negociación