Want to make creations as awesome as this one?

No description

Transcript

A figueira de Pelostortos. A Bruxa Regañadentes. Corre Corre Cabaciña. Recomendacións bibliográficas e recursos. Educando emocións: Medo. RAE. ". Angustia por un riesgo o daño real o imaginario; recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo que desea.. ". MIEDO. Contos para enfrentarnos aos medos. Una tierna historia sobre lo difícil que es ser niño. Un libro para plasmar los diferentes tipos de miedos y las diferentes maneras de reaccionar ante el miedo. Cuenta la historia de una niña que tenía de todo pero que vivía acomplejada y que no se atrevía a hacer nada por miedo y vergüenza.. Miedos y manías. El Libro Valiente. Un chico valiente como yo. Contos para enfrentarnos aos medos. El miedo es un mecanismo de autoprotección muy útil en el crecimiento psico-emocional de un niño. Más que negar o ignorar su existencia, los adultos debemos ayudar a combatirlos, tal y como hace el abuelo del cuento. Un libro estupendo para abrir canales de comunicación con nuestros hijos, descubrir lo que les angustia y buscar soluciones juntos. Para que los peques aprendan a ser valientes y dominar sus miedos.. A veces los monstruos se convierten en otros seres imaginarios como fantasmas, vampiros o hombres lobo. En ese caso, este cuento es fantástico. También para que los niños descubran que pueden hacerles frente y que en realidad sólo existen en su cabeza. . Los miedos del Capitán Cacurcias. LOS ATREVIDOS. ¡Tengo Miedo!. "La ardilla miedosa". Contos para enfrentarnos aos medos. La ardilla protagonista tiene tantos miedos que no se atreve a abandonar su árbol. Un día descubrirá que lo desconocido no estan peligroso como creía y decidirá cambiar su vida.. Divertida historia que pon de manifesto a importancia do humor para superar as dificultades.. "Mis pequeños miedos". "Gustavo y los miedos". La pequeña protagonista tiene un montón de miedos y nos los va a contar todos, pero también sus estrategias para superarlos.. +info. +info. +info. "¡Ñec-Ñec, Ris-Ras!. Contos para enfrentarnos aos medos. Bubú es el hijo pequeño de una familia de monstruos. Y no puede dormir porque debajo de su cama hay un niño. Su abuelo Bu, que es el abuelo más monstruoso que existe le cuenta cómo se asustó la primera vez que vio un niño, y que la mejor manera de tratarle es mirarle directamente a los ojos.. Ramón se preocupa tanto que no puede dormir. Pero su abuela sabe lo que necesita para vencer sus miedos.. Proceso 2. "Ramón Preocupón". Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut.. +info. ¿De qué tienes miedo Ratoncito?. Encender la Noche. Hay un cocodrilo debajo de mi cama. Una pesadilla en mi armario. Diferentes medos. . Diferentes medos. A dormir, monstruos. El monstruo de la Sra.Mo. Cómo atrapar al monstruo de tu armario en 10 sencillos pasos. LA OSCURIDAD. TOT. PABLO NO QUIERE ESTAR SÓLO. ¿QUIÉN ES?CUIDADO!. Diferentes medos. YO MATARÉ MONSTRUOS POR TI. José Antonio Marina .. Un manual para padres donde aprender sobre qué es el miedo, cuales son los miedos más frecuentes, cómo los aprendemos, sus estrategias, así como la manera en que nos enfrentamos o nos gustaría enfrentarnos a ellos: valientemente. Con métodos para superarlos y una “hoja de ruta de la valentía”, relacionada con la adquisición de fortalezas y la disminución de los miedos... Los miedos y el aprendizaje de la valentía. › Manual para padres.. Recomendacións para as familias. +info. Aprendí que la valentía no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre el miedo. El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo. ". ". Nelson Mandela. ATRAPAMEDOS. E na aula... DALLE MEDO AO MEDO!. Construir un boneco protector, un atrapasoños ou "atrapamedos" para que nos dea seguiridade e nos acompañe ao longo do día.. Crear un obradoiro de pócimas (con auga, morteiro, follas, plantas, purpurina, colorante...). Meter nun spray pulverizador para espantar os nosos medos.. CAIXA/PANTASMA COME MEDOS. PÓCIMA MÁXICA. Contar cunha caixa na aula (ou pantasma/monstro) onde deixaremos os nosos medos. De cada vez que sintamos un medo podemos debuxalo ou escribir o seu nome e metelo dentro para que non esacape. Aproveitar para falar del.. Proceso. Seguimos dándolle medo ao medo!. Debuxar as cousas positivas que pode ter ese medo.Rematar debuxándo a si mesmo/a vencendo ao medo.. Cada neno ou nena fará un libriño para contar algún feito traumático vivido, un medo que se quere superar ou situación futura que vivirá e lle supón incertidume e/ou medo.. Proceso. Libro "O Meu Medo". Poñerlle título e debuxo da portada. Debuxar/escribir o que lle da medo e como se podería facer para non ter medo.. Polo Samain, contos de medo... con fin!. A Bruxa RegañadentesMiedoO VampiroEl Pequeño VampiroCorre corre cabaciña A miña amiga a escuridade Kofu e o medo Yo mataré monstruos por ti Hugo que miedo tuvo Cosas de brujas ¿Quién está en la ventana? Carabuñas A miña profe é un monstro.. +info. https://lecturitasmoitoconto.blogspot.com/. Biblioteca CEIP Sada y sus Contornos. Colaboración DepartamentoOrientación. . . . . El miedo aparece cuando creemos que vamos a sufrir un daño, que estamos en peligro o que podríamos perder algo que para nosotros es muy importante. Cuando más importante es ese algo, más amenazados podemos sentirnos. De igual forma, cuando más inseguridad y falta de confianza en uno mismo, más miedos tendremos.Debemos recordar que el miedo (como todas las emociones) es sano y natural. El miedo es necesario pues nos pone en alerta de posibles amenazas o daños, ayudándonos a protegernos, bien sea preparándonos para huir, para paralizarnos o para atacar: los ojos se agrandan para ver mejor, el corazón late más fuerte para enviar sangre a las piernas y prepararlas para una posible carrera,...Su función es asegurar nuestro bienestar físico y psicológico. Nos hace ser más prudentes y tomar precauciones.Por tanto, tener miedo nunca es malo y así debemos transmitírselo a los niños, de lo contrario, aprenderán a taparlo por vergüenza y eso puede causarles bloqueos y grandes daños. Mal gestionado el miedo es invasivo y acaba por convertirse en terror, fobia o ansiedad, emociones que en general te paralizan, no te dejan pensar y conllevan una pérdida de control.No es cuestión de evitar que nuestros hijos tengan miedos, sino enseñarles a afrontarlos y superarlos cuando aparezcan.“Aprendí que la valentía no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre elmiedo. El hombre valiente no es el que no siente miedo, sino aquel que conquista ese miedo”, Nelson MandelaMiedos tan dispares como el miedo a la oscuridad, al agua o al ridículo, son habituales en la infancia y van ligados a las diferentes etapas del desarrollo infantil. Son evolutivos, es decir, van cambiando según la edad del niño.Definición de MIEDO (del Diccionario de la Real Academia de la Lengua):• Perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario.• Recelo o aprensión que alguien tiene de que le suceda algo contrario a lo quedesea.A medida que los niños crecen, van tomando más consciencia de sí mismos y del entorno, dándose cuenta de que el mundo que les rodea es hostil y pueden pasar cosas, por eso al crecer algunos miedos desaparecen, dejando paso a otros.Los miedos infantiles, aunque no resultan agradables ni para los niños ni para los padres, son normales e incluso necesarios, pues les ayudan a madurar y les enseñan a ser precavidos.Lo importante es acompañar adecuadamente a los pequeños, para que puedan irsuperando los miedos a medida que van apareciendo y así ganar autoconfianza yautoestima, a la vez que se refuerzan los vínculos familiares.Los primeros miedos suelen aparecer entorno al año y van aumentando hasta llegar a su punto máximo entre los 4 y 6 años. A partir de los 7, suelen disminuir.ALGUNOS PRINCIPIOS BÁSICOS PARA AYUDARLES A SUPERAR MIEDOS:1. Dar información: normalmente todo miedo es fruto de una falta de información, ya sea total o parcial. No conozco algo, por tanto me da miedo.Así que una estrategia para vencer el miedo es buscar información sobre lo que me da miedo y, siempre con nuestro apoyo, animarles a afrontarlo despacito, paso a paso: tengo miedo a los caballos, pues organizo una excursión para verlos y tocarlos.Tengo miedo al colegio nuevo: puedo ir a visitarlo y que me expliquen lo que haréallí, las rutinas, su funcionamiento, etc. Me da miedo el examen de violín, puedohacer unas visualizaciones para coger más confianza o practicar frente a algunosamigos y familiares cariñosos.2. No evitar siempre sus miedos: relacionado con el punto anterior, no es buenoevitarles siempre todo lo que les da miedo, porque el miedo aumenta cuando seevitan sistemáticamente los estímulos que lo causan. A menos que se trate de una fobia que requiera ayuda médica, debemos ayudarles a afrontarlo, sin forzar, pero sin tirar la toalla. Sobre todo, no le obligues a hacerlo solo, porque podría ser contraproducente. Acompáñale o mantente a su lado si hace falta. Necesitarás paciencia y comprensión (te ayudará recordar que es algo pasajero). Enséñale poco a poco a gestionar sus miedos, a reconocer las señales de esa emoción en su cuerpo ymente, etc.3. Concretar los miedos con el objetivo de hacerlos más pequeños y por tanto más fáciles de dominar: preguntemos al niño qué es exactamente lo que le da miedo,por ejemplo, de la oscuridad. Quizás responda: estar solo; que salga un monstruo de debajo de la cama; que entre un fantasma por la ventana,... No es lo mismo tener miedo a toda la oscuridad (que es inmensa) a tenerlo de que salga un monstruo del armario cuando es de noche.Otro ejemplo: no es lo mismo tener miedo a los perros que tener miedo a la boca de los perros.Al concretar el miedo lo hacemos más pequeño y nos será más fácil encontrar elrecurso adecuado para hacerle frente.4. Compartir nuestros propios miedos (pasados o presentes): esto es tremendamente útil pues empodera a los niños porque se dan cuenta de que todos tenemos miedos y que es posible superarlos. Cuéntale que te daba miedo de pequeño y que hacías para afrontarlo, pero también explícale que incluso ahora de mayor tienes miedo a veces.Y recuerda que ellos aprenden a gestionar emociones viendo cómo lo hacemosnosotros, así que cuidado con tus reacciones frente a eventos preocupantes. Seguro que te has dado cuenta de cómo los niños observan nuestra reacción (por ejemplo cuando se caen o se dan un golpe fuerte) y, en función de ella, siguen jugando o montan “un drama”.5. Validar el miedo, nunca negarlo o restarle importancia: frases del tipo “no debes tener miedo, los monstruos no existen” no les sirven absolutamente para nada, es mejor escuchar con atención su miedo, transmitirle confianza, protección y seguridad y, con paciencia, calma y amor, ayudarles a buscar sus propios recursos para superarlo, por ejemplo con algún objeto protector o alguna de las herramientas que veremos más adelante.Recuerda también algunas estrategias que vimos en el Módulo II como: la rueda de la consciencia, las relajaciones o las visualizaciones.Debemos alabar cualquier esfuerzo del niño para vencer el miedo, por pequeño que sea, y fomentar positivamente los pequeños pasos que haga.Además debemos ayudar al niño a tomar el control de la situación. Por ejemplo,preguntándole qué cree él que podría ayudarle a superar el miedo y proporcionarle lo necesario para llevarlo a cabo. Si no sabe darnos respuestas, podemos hacerle sugerencias y que él escoja.6. Limitar las malas noticias y los dibujos o películas inapropiadas: recuerda queciertas noticias pueden abrumarles mucho pues no tiene suficiente experiencia vital para ponerlas en un contexto realista, así que mejor que no las vean. Lo mismo con dibujos o películas que no son para su edad y/o presentan un exceso de violencia o terror cuando el niño aún no sabe distinguir nítidamente entre ficción y realidad.Aunque ya casi en desuso (por suerte) también evitar el chantaje a través del miedo:“o comes o vendrá el lobo”; “o paras o se te va a llevar el hombre del saco”, etc.7. Cuidado con las situaciones vitales desagradables o traumáticas, pues puedendesembocar en miedos si no les prestamos la atención adecuada.8. Un gran aliado nuestro es el pensamiento mágico de los niños, porque nos puede servir para darles herramientas y recursos para superar su miedo.Los niños pequeños no distinguen entre realidad y fantasía, por eso los monstruos y otros seres imaginarios son tan reales para ellos.De igual modo esa gran imaginación que tienen puede ir a nuestro favor, porque les hace creer también en piedras mágicas, muñecos protectores, aparatos comemiedos, atrapasueños, dibujos protectores, pócimas anti monstruos,... Sólonecesitamos ser muy creativos y convincentes.9. La literatura es otra herramienta muy efectiva para ayudar a los niños a superar sus miedos. Los cuentos infantiles funcionan porque los niños se identifican y empatizan con los personajes, sintiendo sus miedos. Sienten la tensión y la ansiedad que crece al avanzar la historia para ceder en el desenlace, aun si este no es tan bonito como quisiéramos. Ver que otros han afrontado y superado sus mismos miedos les da confianza en sí mismos y en sus propios recursos personales.Además para ellos es un gran alivio ver que no son los únicos que tienen miedos.EQUIPO DE BIBLIOTECA. Lorem ipsum dolor sit amet consectetur adipiscing elit lacinia, curabitur sapien pulvinar massa erat himenaeos. Fusce ante pharetra praesent suspendisse auctor eget cubilia faucibus, lectus nibh fames libero donec est cursus sociosqu, massa vulputate sed interdum ad scelerisque morbi.Etiam ante sagittis consequat auctor inceptos semper metus ridiculus, egestas vulputate blandit aenean est quam ac senectus, euismod arcu taciti sollicitudin curabitur massa accumsan.