Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

¿Cómo trabajar las funciones ejecutivas en casa sin lÁpiz ni tÁblet ?

Ayúdale a ordenar su vida.

Enséñale hábitos de autonomía.

Trabaja su autoestima y motivación.

Utiliza siempre la misma rutina para ir a la cama.

Trabaja las autoinstrucciones con todas sus tareas.

Fomenta los juegos de mesa, los ejercicios físicos y evita el abuso de videojuegos y TV.

5

1

4

6

7

Enséñale a utilizar un reloj y autorregularse.

2

3

¿Cómo trabajar las funciones ejecutivas en casa sin lÁpiz ni tÁblet ?

Ayúdale a ordenar su vida.

Enséñale hábitos de autonomía.

Trabaja su autoestima y motivación.

Utiliza siempre la misma rutina para ir a la cama.

Trabaja las autoinstrucciones con todas sus tareas.

Fomenta los juegos de mesa, los ejercicios físicos y evita el abuso de videojuegos y TV.

5

1

4

6

7

Enséñale a utilizar un reloj y autorregularse.

2

3

Idea original de

Es importante evitar las profecías negativa utilizando frases del tipo del tipo "ya te lo había dicho" o "sabía que te iba a pasar", ya que esto para la único que sirve es para bajar la autoestima del niño/a.

Límites claros

Comunicación

CÓMO AYUDARLE A ORDENAR SU VIDA

ELEMENTOS BÁSICOS PARA ORDENAR LA VIDA DEL NIÑO

Evita las profecías negativas

Crea un horario

Establece rutinas

Ordena el espacio

Escucha y razona

Crea espacios en la casa para cada actividad

Asígnale responsabilidades

INICIO

Enseña de forma directa

Establece normas y consecuencias claras y ejecutables.


Los niños necesitan tener normas claras que realmente se cumplan y se lleven a cabo.


Para ello es importante tener en cuenta:


  • Que las normas sean claras, breves y expresadas en positivo.
  • Evitar el control excesivo en el cumplimiento de las normas.
  • Las normas y las consecuencias deben estar consensuadas, sobre todo con tu pareja.
  • Es importante ser constantes y coherentes en el cumplimiento de las mismas.
  • Debes evitar reprochar sobre cosas sucedidas el día anterior. Hay que poner el contador a cero cada nuevo día.
  • Y por último, recuerda que tú amor como padre, o madre, no debe estar condicionado al comportamiento de tu hijo.

COMUNICACIÓN


El tema de conversación con tu hijo no puede girar siempre en torno al colegio o al comportamiento.

Puedes ampliar los temas de conversación a otros temas como: los amigos, aficiones, deporte, juegos,etc.

Establece rutinas.


El establecimiento de una rutina le da seguridad al niño, para ello es importante:

  • Administrar el tiempo fijando un horario en el que se incluyan tiempos de descansos
  • Tiempos de ocio
  • Espacio para trabajar y jugar
  • Normas, consecuencias claras y ejecutables y todo claramente delimitado.

Por ejemplo:

  • Levántate a una hora determinada.
  • Cuando te levantes es primordial asearte y quitarte el pijama.
  • Aprovecha el desayuno para compartir conversación.
  • Ventila 10 minutos antes de comenzar a trabajar.
  • Etc.

Entorno ordenado.


El orden en el espacio en el que vive, le ayudará a ser más ordenado en otros aspectos.

  • Ayuda a tu hijo a organizarse. Puedes darle consejos para que organice su propio espacio de trabajo, o ayudarle a través de autoinstrucciones.
  • Coloca cada cosa en su sitio. Ejemplo: la mochila siempre en el mismo sitio, el abrigo en su percha, el escritorio con los lápices y materiales siempre en el mismo sitio.
  • Es necesario que procure no acumular objetos que no usa y para los que no siempre hay lugar. Cuantas menos cosas haya que ordenar, más fácil será mantener el orden.
  • Es importante que en su mesa esté tan sólo aquello que precisa para realizar una tarea debe, por tanto, retirar lo que no necesita.
  • Cuelga en un corcho el horario y el calendario escolar para ayudarle a la hora de planificar y priorizar sus deberes, exámenes o trabajos.
  • Puedes colocar sus juguetes en cajas, cajones o baúles etiquetados por temáticas (coches, muñecas, puzzles, pinturas, etc…) y así encontrará más fácilmente aquello que busca. También le ayudará a la hora de ordenar.
  • Es importante que la habitación tenga luz natural.
  • Es preferible que los colores de las paredes de la habitación tengan tonos claros. Cuanto más claro sea el tono de color, más tranquilidad y sensación de relajación transmitirá al niño.
  • Los armarios deben estar a su alcance para que pueda vestirse solo o coger cualquier juguete sin tener que pedir la ayuda a un adulto. Esto fomentará la autonomía del niño.
  • Crea un rincón para lectura, o para escuchar música, de ese modo el niño sabe que en ese lugar puede estar tranquilo y concentrado.
  • No es recomendable que tenga televisión o consolas en su habitación ya que le sobreestimula en exceso. Es preferible que estos estén en zonas comunes de la casa para poder tener un mayor control su uso.

BENEFICIOS DE TENER HORARIOS


Mantén una vida ordenada y organizada. Los niños funcionan mejor con rutinas, les da más seguridad. Puedes utilizar un calendario, siempre visible, y un menú semanal.


Principios fundamentales para la elaboración de un horario:

  • Todo horario debe incluir periodos para las comidas, para las tareas de ayuda en casa, tiempo de dedicación al estudio y deberes, tiempo para descansar y tiempo para el juego o tiempo libre.

  • Para que un horario funcione realmente se debe respetar de manera rigurosa los tiempos de inicio y fin.

  • Recuerda que las mañanas son las horas más productivas del día.

  • Es fundamental garantizar el tiempo libre y el juego. El tiempo libre y el juego son una necesidad por lo que no deben estar condicionadas a otras actividades.

  • Ayúdale a a hacer hacer una lista con las tareas que irá realizando cada día.

  • Con la lista preparada, debe organizar las tareas en base a prioridades para alcanzar todos sus objetivos.

  • Cuida el que estime cuánto tiempo tardará en completar la tarea.

  • Ejemplo de Horario para un alumno de 5º de Educación Primaria en situación de confinamiento.

ESCUCHA ACTIVA:


Es importante escuchar al niño, hablarle y razonar con él.

Es decir, explicarle los motivos de una decisión, comunicarse con el niño de manera permanente y escucharlo sin necesidad de juzgarlo o aconsejarlo necesariamente.

EVITA LAS PROFECÍAS NEGATIVAS


Es importante dejar que los niños se equivoquen por sí mismos, evitando frases del tipo: "ya te dije que te iba a pasar..", "como hagas esa letra vas a suspender", etc.

CONOCER QUE RESPONSABILIDADES PUEDEN ADQUIRIR SEGÚN EL MOMENTO EVOLUTIVO DEL NIÑ@


ESPACIOS DELIMITADOS EN CASA:


Es útil para el mejorar el sentido del orden de los niños crear un espacio físico en la casa para cada actividad. Por ejemplo: un espacio para la lectura, otro para el juego de mesa, otro para conversar, etc.

ENSEÑAR DE FORMA DIRECTA:

Es importante enseñarle directamente con el ejemplo cómo se hacen algunas cosas o cómo debe actuar en determinadas circunstancias. Por lo tanto, enséñale con tu ejemplo a ser ordenado y seguir una rutina.

Estrategias para poder mejorar sus capacidades temporales

Utiliza una Agenda

Utiliza con el alumno una agenda, horarios o calendarios, y enséñale técnicas para priorizar tareas.

Lo más socorrido para un niño que tiene dificultades con el manejo del tiempo es utilizar ayudas externas como indicarle que ya es hora de empezar, avisarle del tiempo que tiene disponible, o utilizar con él agendas, horarios o calendarios.

Entrena la habilidad para estimar el tiempo

Entrena la habilidad de estimación temporal para sucesos pasados y futuros: ¿cuánto te parece que has tardado en…?, ¿cuánto crees que tardarás en…?. También podemos, ir cronometrando su tiempo al vestirse y dándole las prendas.

Familiarizalo con el tiempo

Familiarizale con las medidas de tiempo para actividades que tengan interés para él como: aprender la fecha de su cumpleaños, de las vacaciones, saber a qué hora se levanta, se acuesta, come, jugar a juegos en los que hay tiempo limitado para hacer las cosas, practicar deportes cronometrados.

Técnica del Pomodoro

Para la realización de actividades podemos utilizar la Técnica del Pomodoro.

La técnica consiste en dividir el tiempo de trabajo en periodos de 20-25 minutos (llamados pomodoros) separados por periodos breves de descanso.

Se organiza en 4 sencillos pasos:

  • Hacer un listado priorizado de `tareas para hoy`.

  • Poner el pomodoro (el reloj o cronómetro) a 20 ó 25 minutos.

  • Trabajar en la tarea hasta que el reloj suene y tacharla.

  • Tomar un pausa breve (5 minutos).

Cada cuatro "pomodoros" hacer una pausa más larga (10-15 minutos).

2

Utilizar con el alumno una agenda, horarios o calendarios, y enseñar técnicas para priorizar tareas.

Lo más socorrido cuando un alumno con TDAH tiene dificultades con el manejo del tiempo es utilizar ayudas externas como indicarle que ya es hora de empezar, avisarle del tiempo que tiene disponible, o utilizar con él agendas, horarios o calendarios

3

Entrenar la habilidad de estimación temporal para sucesos pasados y futuros: ¿cuánto te parece que has tardado en…?, ¿cuánto crees que tardarás en…?. También podemos, ir cronometrando su tiempo al vestirse y dándoles las prendas determinadas.

4

Familiarizarse con las medidas de tiempo para actividades en las que tenga interés para él como: aprender la fecha de su cumpleaños, de las vacaciones, saber a qué hora se levantan, se acuestan, comen, jugar a juegos en los que hay tiempo limitado para hacer las cosas, practicar deportes cronometrados.

5

Para la realización de actividades podemos utilizar la Técnica del Pomodoro.

La técnica consiste en dividir el tiempo de trabajo en periodos de 20-25 minutos (llamados pomodoros) separados por periodos breves de descanso.

Se organiza en 5 sencillos pasos:

  • Hacer un listado priorizado de `tareas para hoy`.

  • Poner el pomodoro (el reloj o cronómetro) a 20 ó 25 minutos

  • Trabajar en la tarea hasta que el reloj suene y tacharla

  • Tomar un pausa breve (5 minutos)

Cada cuatro "pomodoros" tomar una pausa más larga (10-15 minutos).

Utiliza un reloj.

Usa un reloj

Enseña al niño a utilizar y llevar siempre un reloj. Usar ayudas externas, como un reloj, para indicarle que ya es hora de empezar o avisarle del tiempo que tiene disponible son medidas que le van a permitir ir estimando el tiempo del que dispone.

1

Enseñarle al alumno a utilizar y llevar siempre un reloj. Usar ayudas externas, como un reloj, para indicarle que ya es hora de empezar o avisarle del tiempo que tiene disponible son medidas que le van a permitir ir estimando el tiempo del que dispone.

INicio

Utilizar con el alumno una agenda, horarios o calendarios, y enseñar técnicas para priorizar tareas.

Lo más socorrido cuando un alumno que tiene dificultades con el manejo del tiempo es utilizar ayudas externas como indicarle que ya es hora de empezar, avisarle del tiempo que tiene disponible, o utilizar con él agendas, horarios o calendarios.

Entrenar la habilidad de estimación temporal para sucesos pasados y futuros: ¿cuánto te parece que has tardado en…?, ¿cuánto crees que tardarás en…?. También podemos, ir cronometrando su tiempo al vestirse y dándoles las prendas determinadas.

Familiarizarse con las medidas de tiempo para actividades en las que tenga interés para él como: aprender la fecha de su cumpleaños, de las vacaciones, saber a qué hora se levantan, se acuestan, comen, jugar a juegos en los que hay tiempo limitado para hacer las cosas, practicar deportes cronometrados.

Para la realización de actividades podemos utilizar la Técnica del Pomodoro.

La técnica consiste en dividir el tiempo de trabajo en periodos de 20-25 minutos (llamados pomodoros) separados por periodos breves de descanso.

Se organiza en 5 sencillos pasos:

  • Hacer un listado priorizado de `tareas para hoy`.

  • Poner el pomodoro (el reloj o cronómetro) a 20 ó 25 minutos

  • Trabajar en la tarea hasta que el reloj suene y tacharla

  • Tomar un pausa breve (5 minutos)

Cada cuatro "pomodoros" tomar una pausa más larga (10-15 minutos).

ES IMPORTANTE QUE LLEVEN RELOJ:

Enseñarle al alumno a utilizar y llevar siempre un reloj.

Usar ayudas externas, como un reloj, para indicarle que ya es hora de empezar o avisarle del tiempo que tiene disponible son medidas que le van a permitir ir estimando el tiempo del que dispone.

AUTOINSTRUCCIONES

¿qUÉ SON?

También llamadas autoverbalizaciones, las autoinstrucciones constituyen un sistema que permite “hablarnos a nosotros mismos”, y que a su vez facilita una serie de pautas que nos guían y nos ayudan a resolver tareas de forma autónoma.

Es decir, este sistema permite interiorizar una serie de pasos propios de una tarea o conducta, de forma que al final ya no sea necesario decir en voz alta las instrucciones de la tarea a desarrollar; todo ello favorece la interiorización de los procesos mentales.

CUESTIONES PREVIAS

FASES

EJEMPLOS

¿PARA QUÉ SE UTILIZAN?

Concretamente, el Entrenamiento de Autoinstrucciones de Meichenbaum se trata de una técnica enfocada a potenciar y mejorar la atención, reducir la impulsividad y la hiperactividad, controlar la ira y mejorar en la capacidad de organización.

Además, también permite tratar las dificultades interpersonales en algunos casos.

INicio

También llamadas autoverbalizaciones, las autoinstrucciones constituyen un sistema que permite “hablarnos a nosotros mismos”, y que a su vez facilita una serie de pautas que nos guían y nos ayudan a resolver tareas de forma autónoma.

Es decir, este sistema permite interiorizar una serie de pasos propios de una tarea o conducta, de forma que al final ya no sea necesario decir en voz alta las instrucciones de la tarea a desarrollar; todo ello favorece la interiorización de los procesos mentales.

También llamadas autoverbalizaciones, las autoinstrucciones constituyen un sistema que permite “hablarnos a nosotros mismos”, y que a su vez facilita una serie de pautas que nos guían y nos ayudan a resolver tareas de forma autónoma.

Es decir, este sistema permite interiorizar una serie de pasos propios de una tarea o conducta, de forma que al final ya no sea necesario decir en voz alta las instrucciones de la tarea a desarrollar; todo ello favorece la interiorización de los procesos mentales.

10-11

8-9

AÑOS

Consideraciones

previas


TAREAS PARA NIÑOS DE 8-9 AÑOS

- Todas las anteriores.

- Cargar el lavavajillas.

- Usar la lavadora de ropa.

- Colgar y doblar la ropa limpia.

- Hornear galletas.

- Pasear al perro.

- Recoger y limpiar la mesa.

- Fregar el suelo.

- Ayudar a preparar la comida.

- Sacar la basura.


INicio

(Leído por un niño de 1º E.P.)

HÁBITOS DE AUTONOMÍA

+ 12

AÑOS

AÑOS

6-7

AÑOS

4-5

AÑOS

2-3

AÑOS

¿Cómo se enseñan los hábitos de autonomía?

TAREAS PARA NIÑOS DE 2-3 AÑOS

- Ordenar sus juguetes.

- Regar las plantas.

- Colocar sus libros.

- Poner y quitar de la mesa vasos, servilletas, cucharas, etc.

- Guardar y sacar alimentos y/o útiles de los cajones inferiores de la cocina.

- Llevar su ropa sucia al cesto.

- Doblar su ropa limpia.

- Tirar cosas a la basura.

- Traer sus pañales.

.

TAREAS PARA NIÑOS DE 6-7 AÑOS

- Todas las anteriores.

- Ayudar a hacer y/o a escribir la lista de la compra.

- Hacer la cama.

- Ordenar la habitación.

- Ayudar a pasar la aspiradora o barrer.

- Preparar los ingredientes de la comida, cena, ...

- Colocar los alimentos del frigorífico por categorías.

- Clasificar la ropa limpia.

- Prepara su ropa del día siguiente.

- Reunir la basura para reciclar.

- Doblar las toallas.

- Vaciar el lavavajillas.

- Pelar patatas o zanahorias.

- Hacer ensalada.

- Reemplazar el papel higiénico.

.

TAREAS PARA NIÑOS DE 10-11 AÑOS

- Todas las anteriores.

- Limpiar su habitación.

- Tender la ropa.

- Ayudar a los hermanos pequeños.

- Limpiar los baños.

- Aspirar las alfombras.

- Limpiar la mesa.

- Ayudar a limpiar la cocina.

- Preparar una comida simple.

- Pegar botones.


.

TAREAS PARA NIÑOS DE 4-5 AÑOS

- Todas las anteriores.

- Alimentar a las mascotas.

- Ordenar sus juguetes.

- Hacer la cama.

- Ordenar su dormitorio.

- Regar las plantas.

- Preparar bocadillos simples.

- Limpiar la mesa de la cocina.

- Secar y guardar los platos.

- Clasificar los cubiertos limpios en el cajón.

- Colocar las sillas correctamente después de terminar de comer.

- Ayudar en la elaboración de un postre.

- Clasificar la ropa sucia en dos montones: color y blanca.

- Emparejar y doblar calcetines.

TAREAS PARA NIÑOS DE 2-3 AÑOS

- Ordenar sus juguetes.

- Regar las plantas.

- Colocar sus libros.

- Poner y quitar de la mesa vasos, servilletas, cucharas, etc.

- Guardar y sacar alimentos y/o útiles de los cajones inferiores de la cocina.

- Llevar su ropa sucia al cesto.

- Doblar su ropa limpia.

- Tirar cosas a la basura.

- Traer sus pañales.

¿CÓMO SE ENSEÑA LOS HÁBITOS DE AUTONOMÍA?

La mayoría de los niños funcionan muy bien con rutinas, luego lo ideal será conseguir que esos hábitos se conviertan en rutinarios. Con una práctica adecuada, los hábitos se adquieren de 20 a 30 días.

1º Decidir qué le vamos a exigir y preparar lo necesario

  • Lo primero es decidir lo que razonadamente le vamos a exigir, evitando pensamientos como: "prefiero hacerlo yo, lo hago antes y mejor". Comenzar cuanto antes.

  • Comprobar que le exigimos algo adecuado a su edad.

  • Hacerlo siempre y en todo lugar: todos los días.

  • Todos a una: no vale: "con papá tengo que hacerlo, pero con mamá no".

  • Preparar lo necesario: si le vamos a exigir guardar sus juguetes, hay que prepararle un lugar adecuado.

2º Explicarle qué tiene que hacer como

  • Hay que explicarle muy clarito y con pocas palabras qué es lo que queremos que haga, dándole seguridad: "Desde hoy vas a ser un chico mayor y te vas a lavar la cabeza tú solito, sé que lo vas a hacer muy bien".

  • Enseñadle realizándolo vosotros primero.

  • Pensad en voz alta mientras lo hacéis: "Primero me mojo bien la cabeza, después me echo un poco de champú en la mano"

  • Aseguraos de que comprende las instrucciones: pedidle que os las repita.

3º Practicar

  • Ponedlo a practicar. Al principio hay que ofrecerle muchas ocasiones de práctica.

  • Recordadle los pasos de lo que tiene que hacer: "Primero mojarte la cabeza, después el champú"

  • Elogiadle los primeros avances.

  • Poco a poco disminuid la ayuda.

  • Las prisas no son buenas: preparad con el tiempo necesario, al menos al principio.

4º Supervisar

  • Hay que revisar cómo va realizando lo que se le encomienda. Si un niño está aprendiendo a peinarse tenemos que revisar que ha quedado bien.

  • Elogiad y valorad su realización. Si no está del todo bien, decidle en qué puede mejorar.

Y si no quiere

  • Valorad si no quiere porque no está a su alcance o por comodidad.

  • Por lo general si se lo ofrecemos como un privilegio ("Ya eres mayor?") lo aceptará mejor que si lo hacemos como un mandato sin más.

  • Si no lo hace por comodidad, decidle que ya es mayor, que debe hacerlo por sí sólo e ignorad las quejas.

  • Si todavía se sigue negando podéis adoptar varias medidas: sufrir las consecuencias (por ejemplo si no quiere prepararse la merienda), retirarle algún privilegio (algún juguete o actividad) o utilizar la sobrecorrección: practicar y practicar la conducta adecuada.

FUENTE: JUNTA DE EXTREMADURA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN CIENCIA Y TECNOLOGÍA

Dirección Provincial de Badajoz

Equipos de Atención Temprana

Grupo de trabajo EATs, Curso 2003/04

C.P.R. Mérida

CONSIDERACIONES PREVIAS

1º CONFÍA: transmítele confianza en sus posibilidades y la aceptación de sus posibles dificultades.

2º ORGANIZA: establece el momento y lugar donde debe realizarse la tarea. Esto debe incluirse dentro de su horario.

3º FRAGMENTA: fragmenta las tareas más complejas en tareas más sencillas y correctamente secuenciadas.

4º MUESTRA: muéstrale cómo se realiza cada uno de los pasos, mientras lo vamos explicando oralmente.

5º ESTIMULA: estimula al niño para que vaya realizando cada uno de los pasos mientras los vamos diciendo en voz alta. Si necesita ayuda se la prestamos pero conforme va mejorando la vamos retirando.

6º ELOGIA: no olvidemos elogiarle por lo bien que lo está haciendo, lo mayor que es, las ventajas de saber hacer eso por sí mismo, aunque los progresos sean pequeños.

TAREAS PARA NIÑOS DE 4-5 AÑOS

  • Todas las anteriores.
  • Alimentar a las mascotas.
  • Ordenar sus juguetes.
  • Hacer la cama.
  • Ordenar su dormitorio.
  • Regar las plantas.
  • Preparar bocadillos simples.
  • Limpiar la mesa de la cocina.
  • Secar y guardar los platos.
  • Clasificar los cubiertos limpios en el cajón.
  • Colocar las sillas correctamente después de terminar de comer.
  • Ayudar en la elaboración de un postre.
  • Clasificar la ropa sucia en dos montones: color y blanca.
  • Emparejar y doblar calcetines.

TAREAS PARA NIÑOS DE 6-7 AÑOS

  • Todas las anteriores.
  • Ayudar a hacer y/o a escribir la lista de la compra.
  • Hacer la cama.
  • Ordenar la habitación.
  • Ayudar a pasar la aspiradora o barrer.
  • - Preparar los ingredientes de la comida, cena, ...
  • - Colocar los alimentos del frigorífico por categorías.
  • - Clasificar la ropa limpia.
  • - Prepara su ropa del día siguiente.
  • - Reunir la basura para reciclar.
  • - Doblar las toallas.
  • - Vaciar el lavavajillas.
  • - Pelar patatas o zanahorias.
  • - Hacer ensalada.
  • - Reemplazar el papel higiénico.

TAREAS PARA NIÑOS DE 8-9 AÑOS

- Todas las anteriores.

- Cargar el lavavajillas.

- Usar la lavadora.

- Colgar y doblar la ropa limpia.

- Hornear galletas.

- Pasear al perro.

- Recoger y limpiar la mesa.

- Fregar el suelo.

- Ayudar a preparar la comida.

- Sacar la basura.


TAREAS PARA NIÑOS DE 10-11 AÑOS

  • Todas las anteriores.
  • Limpiar su habitación.
  • Tender la ropa.
  • Ayudar a los hermanos pequeños.
  • Limpiar los baños.
  • Aspirar las alfombras.
  • Limpiar la mesa.
  • Ayudar a limpiar la cocina.
  • Preparar una comida simple.
  • Pegar botones.



TAREAS PARA NIÑOS DE MÁS DE 12 AÑOS

  • Todas las anteriores.
  • Lava y aspirar el coche.
  • Comprar una lista del mercado.
  • Cocinar una comida.
  • Hacer reparaciones simples.
  • Limpiar las ventanas.
  • Planchar la ropa.
  • Cuidar a sus hermanos pequeños.


TIEMPO LIBRE

CONTROL DEL OCIO

EJERCICIO FÍSICO

JUEGOS

DE MESA

Propuestas

Beneficios

Reto de los 10.000 pasos

Organización del uso de dispositivos

"Hi Score"

INicio


TIEMPO LIBRE

ACTIVIDADES PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA

ACTIVIDADES Y JUEGOS PARA CONSTRUIR LA AUTOESTIMA EN NIÑOS


Algunos juegos y ejercicios prácticos que puedes realizar con tu hijo para construir su autoestima.

“Yo soy”

Necesitas una hoja en blanco y lápices de colores.

  • En primer lugar, pídele que escriba una lista con palabras que le describan, pueden ser positivas o negativas.
  • Después, pídele que escriba las cosas buenas que los demás dicen de él.
  • Pega la foto de tu hijo en el centro de un papel y pídele que rodee la foto con palabras positivas sobre él.
  • Por último, pon la foto en su habitación para reforzar las cosas positivas de tu hijo.


“Enumera los éxitos en tu vida”

Con un papel y un lápiz, pídele que haga una lista con los logros que ha obtenido hasta ese momento, dejando espacio para añadir más después. Para recordarle su potencial puedes pedirle que escriba los logros obtenidos cada día antes de ir a la cama.

Hacer esto cada día puede ayudarle a recordar que sabe hacer cosas y aumenta su autoconfianza.

“Experiencias positivas”

Se trata de una actividad grupal que se puede realizar con familiares o amigos con una caja y cartas.

  • El grupo debe sentarse formando un círculo y cada miembro debe tener una carta.
  • Después, se le pide a cada uno de los miembros que escriba su nombre en su carta y que la introduzcan en la caja.
  • Se mezclan todas las cartas en la caja y cada uno coge una carta de la caja.
  • Entonces, cada uno debe escribir algo positivo de la persona que sale en la carta y pasar la carta a la persona que está a su lado y así hasta que todos hayan escrito algo bueno del nombre que aparece en la carta.
  • Posteriormente, se meten de nuevo todas las cartas en la caja y a cada uno se le da carta en la que sale su nombre y se le pide que lea las cosas buenas que los demás han puesto de él.


“Tengo miedo de…”

El miedo es muy poderoso y puede hacer que no hagamos cosas que realmente queremos hacer. Esta actividad puede ayudar a tu hijo a enfrentarse a cosas que teme.

  • Pídele que escriba aquellas cosas que tiene miedo a hacer. Por ejemplo, puede tener miedo a aprender a nadar o a hablar en público, etc. Las oraciones deben ser del tipo: “Tengo miedo a aprender a nadar porque…
  • Después debes pedirle que imagine que hace aquello que teme. Por ejemplo, imaginar que está nadando.
  • Y que escriba los posibles resultados o consecuencias de intentar hacerlo, ¿qué puede pasar?


“Visualización”

Los pensamientos negativos pueden ser muy incapacitantes hasta el punto de no poder hacer nada nuevo. Si tu hijo se encuentra en esta fase, esta actividad puede ayudar.

  • Averigua por qué tu hijo piensa que no es bueno en algo o tiene miedo a hacer algo.
  • Pídele que se imagine como debería ser el escenario perfecto para poder cambiar eso negativo.
  • Pídele que cierre los ojos y que se imagine ese escenario que ha descrito previamente y cómo se sentiría si pudiese ser real.
  • Dile que escriba cómo se siente cuando visualiza esa situación idílica y que piensa sobre sí mismo.

MEJORA

SU MOTIVACIÓN

Claves para mejorar la motivación del alumno/a:


  • Fomentar su independencia de acción y pensamiento.

  • Dejarle hacer las cosas sólo/a, es importante que muestre dudas y cometa errores para aprender.

  • No penalizar los error y recompensarle por sus éxitos a través de palabras de elogios. Nuestra reacción ante los fracasos debe ser neutra, no manifestar ningún disgusto. Trata de ver lo positivo.

  • Enseñarle a nuestro hijo que el trabajo siempre tiene valor, a pesar de no estar bien del todo. Es decir, tenemos que enseñarle a no renunciar a una tarea porque no pueda lograse a la perfección.

  • En su aprendizaje, es importante no tratar de evitar que se equivoque.

  • No ver a nuestros hijos como los que realizarán nuestras ambiciones no logradas.

UTILIZA UN LENGUAJE POSITIVO

CLAVES PARA MEJORAR EL ÉXITO DE NUESTROS HIJOS

INicio

ESTRATEGIAS PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA

ESTRATEGIAS PARA AUMENTAR LA AUTOESTIMA DE TU HIJO.


1. Ser un modelo a seguir. Es una de las estrategias más efectivas: si eres un modelo positivo para tu hijo, él aprenderá de tu manera de ser y de hacer.


2. Demostrar amor incondicional hacia tu hijo. Esto no quiere decir que debas tolerar las conductas negativas, pero sí que tienes que hacerle notar tu comprensión y afecto.


3. Poner límites y normas. Es importante que logres establecer límites. Evidentemente, estos límites han de ser coherentes y razonables.


4. Censurar el error, no la persona. Hay que evitar hacer sentir al niño excesivamente culpable del error que ha cometido. Nunca debes recalcar el fracaso. Tienes que centrarte en la conducta y no emitir juicios de valor sobre él. Lo que criticas es el acto, no a tu hijo, (puedes decirle “Lo que acabas de hacer está mal”, en lugar de expresarlo como “eres un desastre”, “no sirves para nada”). Las correcciones deben ser en positivo, animando y expresando la confianza en su éxito.


5. Valorar el esfuerzo, no el resultado. No debes reducir todo al resultado final, sino al reto que ha supuesto recorrerlo, incluso en el caso de que no haya podido realizarlo con éxito. De este modo podrás hacerle notar que si se esfuerza podrá ir avanzando adecuadamente.

6. Detectar y corregir sus creencias limitantes. Debes enseñarle a quererse a sí mismo tal como es. Ayudarle para que consiga un autoconcepto realista y positivo. Que aprenda a dirigirse a sí mismo con comentarios positivos cada vez que haga algo bien: “Muy bien, yo solito/a lo he conseguido”, “cada día me cuesta este ejercicio menos trabajo”, “cada día me sale mejor”... Asimismo, ayudarle a verbalizar y encajar los fracasos, a hacer observaciones del tipo: “me ha salido mal, pero lo intentaré otra vez”, “me he equivocado en…”, “la próxima vez, tendré en cuenta…”,



7. Incentivar que el niño asuma ciertos riesgos. Los padres sobreprotectores crían niños con baja autoestima. Conviene desde edades tempranas que estimules a tu hijo a enfrentarse a ciertos retos. Pero tienes que ser realista, por lo que no debes fijar objetivos imposibles estos días. Empieza por pequeñas cosas.

8. Dejar que el pequeño cometa errores. Cada error es un nuevo aprendizaje.Debes fomentar que, lejos de sentir frustración, experimente con nuevos retos.

9. Reforzar sus logros. Subraya aquello que hace bien, valorando sus cualidades, capacidades y el esfuerzo. Pero hay que evitar exagerar sus logros y aptitudes. No debes tratar de halagarle todo el rato, sino que tiene que saber que sus buenos resultados son gracias al esfuerzo y al empeño que él ha puesto en la tarea.


10. Pasar tiempo de calidad con él. Debes conseguir que comprenda que él es muy importante. Para eso, has de dedicarle tiempo de calidad. El niño ha de notar que, aunque no puedas estar con él siempre que quieres, tienes un gran interés en atender sus necesidades y aportarle todo el cariño posible. Escúchale activamente. Tiene que sentirse escuchado de verdad.

Autoestima


POR QUÉ ES IMPORTANTE LA AUTOESTIMA


Los niños que se sienten bien con ellos mismos tienen la confianza necesaria para probar cosas nuevas. Es más probable que hagan su mayor esfuerzo. Se sienten orgullosos de lo que son capaces de hacer. La autoestima ayuda a los niños a aceptar los errores. Los ayuda a volver a intentar, incluso si fracasan la primera vez. Como resultado de esto, la autoestima ayuda a los niños a tener un mejor desempeño en la escuela, en el hogar y con los amigos.


Los niños con baja autoestima se sienten inseguros de sí mismos. Si creen que otros no los aceptan, es probable que no se integren. Tal vez, permitan que otras personas los traten mal. Quizás les cueste mucho defenderse. Probablemente, se rindan con facilidad o ni siquiera intenten. Los niños con baja autoestima tienen dificultad para aceptar cuando cometen un error, pierden o fracasan. Como resultado, tal vez no se desempeñen tan bien como podrían hacerlo.

Puedes ejercitar alguna técnica

de respiración o relajación antes de dormirte:

Realiza ejercicio físico a diario.

Utiliza la lectura como hábito para dormirte.

Cena y deja de utilizar el móvil o el videojuego dos horas antes de acostarte.

Evita el consumo de bebidas estimulantes.

Sigue siempre una rutina básica para acostarte y levantarte.

Rutinas para el sueño

Vídeo Movimientos Rítmicos

INicio

INicio