Want to make creations as awesome as this one?

Recorrido por las obras expuestas en los exteriores del CAAC.

Transcript

INTERVENCIONESen los exteriores del CAAC. Siguiendo la tradición del “arte en espacios públicos”, se presentan piezas escultóricas, intervenciones, instalaciones y pintura mural en un recorrido que se extiende por las praderas, huertas, jardines y patios interiores de la antigua Cartuja de Santa Mª de las Cuevas, sede del CAAC.. Haz click sobre los puntos.. Artistas. Pedro Mora, Rogelio López Cuenca, Mariajosé Gallardo, Cristina Lucas, Curro González, María Thereza Alves, Olaf Nicolai, Jessica Diamond, Priscilla Monge, Paloma Gámez, Libia Castro y Ólafur Ólafsson.. 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. Bus Stop, 2001(Parada de autobús). Instalación. Acero inoxidable pulido, neón y cristal 212 x 359,5 x 210 cmObra restaurada con la colaboración de TUSSAMPUERTA DE TIERRA. . Pedro Mora. Rogelio López Cuenca. Decret nº 1, 1992 (Decreto nº 1). Acero, pintura y piedra300 x 100 x 17 cm c/uPUERTA DE TIERRA. Cristina Lucas. Alicia, 2009. Instalación. Técnica mixta. Poliestireno y pintura180 x 120 x 85 cm. (cara); 367 x 120 x 180 cm. (brazo) . Mariajosé Gallardo. Ranking de peticiones marianas, 2013. Óleo y pan de oro sobre lienzoVarias medidasSACRISTÍA DE LA CAPILLA DE AFUERA. Curro González. Como un monumento al artista, 2010. Bronce policromado sobre pedestal de acero cortén.Instalación audiovisual (sonido, grabación vídeo mediante cámara de seguridad, monitor) 325 x 100 x 150 cm. PASEO DE LAS JACARANDAS. Cuando vengan, huye. le dijo mi abuela a mi madre (2014). Maria Thereza Alves. Esculturas de bronceVarias medidasOMBÚ. Jessica Diamond. Pinturas acrílicas sobre muroVarias medidasPATIO DE PRIORAL y PATIO DEL PADRE NUESTRO . Being Necessitates Faith In Paper (#2) , 1989-2011[Existir implica tener fe en el papel (nº2)]. Jessica Diamond. Is That All There Is?, 1984 – 2010(¿Es eso todo lo que hay?). Pinturas acrílicas sobre muroVarias medidasPATIO DEL PADRE NUESTRO . Priscilla Monge. What is Real?, 2004(¿Qué es lo real?). Instalación. Ladrillos de cerámica30 x 800 cm. (ladrillos de 3,2 x 2 cm. c/u)CLAUSTRÓN NORTE. Paloma Gámez. Violeta, 2012. Intervención. Vinilo sobre cristalMedidas variablesLUCERNARIO DE LA BIBLIOTECA . . Libia Castro & Ólafur Ólaffson. ¿Quién tiene miedo del rojo, del amarillo y de ti?, 2011. Instalación. Bombillas y cableDonación de los artistasCLAUSTRÓN ESTE. Título 1. Olaf Nicolai. . Cortina de perlas negras, 2004 . Instalación. Perlas de plástico negro, hilo de algodón Medidas variables PABELLÓN DE SANTA JUSTA Y RUFINA. En esta instalación,Pedro de Mora (Sevilla, 1961), convierte una parada de autobús, contruida con materiales propios de la escultura contemporánea, en una especie de monumento al encuentro social. En ella, tal como haríamos en las paradas de bus de cualquier ciudad, podemos descansar, reunirnos con otras personas, esperar. Sin embargo, estamos en la Puerta de Tierra, acceso principal del CAAC, donde confluye lo artístico y lo cotidiano. La obra de arte ha salido de los límites del museo, se inserta en el espacio público y convierte a quien se detiene en ella en parte activa de la propia escultura.. Decret nº1 está compuesto por 24 elementos como éste que son idénticos en color y tamaño a los que se instalaron como señalética en la Expo' 92. Pero en vez de dar indicaciones, Rogelio López Cuenca (Nerja, Málaga, 1959) usó texto en diferentes idiomas que, junto a las imágenes, generaban mensajes que introducían un discurso diferente al oficial en la Exposición Universal de Sevilla. La obra fue elegida por un jurado internacional para formar parte del proyecto Arte Actual en los espacios públicos de la Exposición Universal de Sevillapero finalmente fue censurada y las piezas retirados de la exposición un día antes de la inauguración.Junto al monumento a Cristóbal Colón y al Ombú podemos ver otro de estos monolitos.. El título Decreto nº 1 se refiere al “Decreto nº 1 para la democratización de las artes” (1918), publicado en la Gaceta de los Futuristas de Moscú donde, bajo el lema “todo el arte para todo el pueblo”, se promovía la disolución de la actividad artística en la vida cotidiana. En estas obras Rogelio utiliza iconos cuyo significado es universal junto a palabras escritas mal a propósito para que el espectador tenga que hacer un esfuerzo en la interpretación, jugando a la confusión. En este caso la mano tachada se acompaña del texto "Dejad toda esperanza espectadores esto es un espectáculo". . . . La artista Cristina Lucas (Jaén, 1973) inició su obra en el campo del happening y las acciones, pasando después a realizar instalaciones, fotografías, vídeos y dibujos.Centrada en la crítica de género y de las estructuras culturales y de poder, utiliza la metáfora y la sátira para crear sensaciones ambiguas en el espectador, siempre desde un punto de vista feminista, aparentemente inocente. Alicia representa una figura gigante cuyo rostro y brazo derecho escapan por las ventanas de una habitación donde parece haber quedado atrapada. La artista se inspira y reinterpreta el pasaje del libro de Lewis Carrol Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, en el que la protagonista, atraída por la curiosidad, come de un pastel con la palabra escrita “CÓMEME” y crece sin control, en este caso hasta que no cabe en la habitación y tiene que sacar un brazo por una ventana. De esta forma nos trae la inquietante fantasía del conocido libro al espacio real de La Cartuja, aludiendo a la reclusión tanto física como psíquica de la mujer como forma de opresión, atrapada en el espacio de su casa.. En esta obra exhibida en la antigua sacristía de la Capilla de Afuera, nos encontramos con 59 pinturas de pequeño formato que en conjunto forman una media luna en torno a una imagen de la Inmaculada del primer tercio del s. XVIII. Si nos acercamos a la pieza descubriremos que en cada pequeño cuadro aparece un fragmento de naturaleza o de cuerpo. Ubicados alrededor de la imagen religiosa como exvotos en una capilla de devoción, vemos estas peticiones marianas que mantienen la tradición en color y forma pero no en lenguaje pictórico.. Bajo la apariencia de un trabajo escultórico convencional y con una lectura que incide en clave irónica en la controversia que desde el romanticismo viene desarrollándose en torno a la noción de artista, Curro González (Sevilla, 1960) ha ideado una instalación con elementos sonoros y visuales que interactúan con el público. En ella nos ofrece una versión del artista que, representado como hombre-orquesta se enfrenta a la “Puerta de la Fama”. Metáfora que recoge la idea de que su fin último es la consecución del éxito que garantice su paso a la posteridad. No obstante, la situación inicial queda alterada cuando el público traspasa la puerta, siendo sorprendido por el sonido de una fanfarria, intercambiándose así los papeles en este juego de reconocimientos. Además, los visitantes son captados por una cámara situada entre los instrumentos musicales del artista-hombre-orquesta, pudiendo verse en un espacio adyacente y pasando a formar parte de la obra por un instante. De esta forma González crea un cruce de conceptos y de visiones entre el espectador y el artista. . Las obras más recientes de Maria Thereza Alves (São Paulo, Brasil,1961) apelan directamente al contexto del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Ambas esculturas fueron realizadas a partir de huesos de una fruta común en Brasil, la yaca (Artocarpus heterophyllus: también conocida como “árbol del pan”, “panapén” y jackfruit, en inglés), tras haber sido limpiados y “esculpidos” por la artista, en su boca.La yaca (originaria de la península de Malaca, en Asia) fue llevada por los portugueses a Brasil con la intención de cultivar un alimento barato y energético – su sabor está a medio camino entre el mango y la naranja–, que sirviese para abastecer al creciente número de esclavos africanos. Con el tiempo, el árbol de la yaca se ha extendido por grandes áreas del territorio brasileño y ha llegado a desplazar la flora autóctona en algunos bosques del país.En Sevilla, Maria Thereza Alves escogió un lugar muy específico para instalar estas dos obras. Las situó en el jardín, al pié del centenario ombú que, según cuenta la tradición, fue plantado por Hernando Colón, hijo del legendario navegante y uno de los primeros traficantes de esclavos africanos hacia América. El simbolismo de este gesto adquiere especial relevancia, si consideramos la trayectoria de Alves en su conjunto. Pocos lugares como la isla de la Cartuja son capaces de propiciar una relación tan estrecha y estimulante con su obra, basada en buena medida en la interacción entre el colonialismo y la ecología.. Conocida internacionalmente por sus irónicos e incisivos textos pintados directamente sobre la pared, su sensibilidad fue forjada en los años 80, cuando la pintura estaba siendo cuestionada. Jessica Diamond (Nueva York, 1957) mantiene desde entonces un sorprendente y sincero sentido de la identidad, utilizando el lenguaje como base de unos trabajos caracterizados por su actitud crítica y satírica hacia la simbología de la cultura popular propia del capitalismo tardío. Sus notas, furiosas y rápidas, reivindican sin caer en lo nostálgico el abandono y la autoprotección mediante un personalísimo código. Su mensaje, arraigado en las estrategias de la América del Norte empresarial, es siempre enérgico y directo. Pero su obra dista mucho de las intenciones de los eslóganes publicitarios, por lo que debemos interpretarla sin olvidar su lado complejo, sutil y contemplativo.Being Necessitates Faith In Paper (#2),1989-2011, está situada en el patio de la antigua celda prioral, mientras que en el conocido como Patio del Padre Nuestro (zona de cafetería y acceso a huertas) podemos ver otras dos pinturas murales de esta artista:Money Having Sex, 1998-2010(El dinero teniendo sexo)Is That All There Is? ,1984-2010(¿Es eso todo lo que hay? ). Patio del Padre Nuestro, (zona cafetería).Money Having Sex, 1988 El dinero teniendo sexoPinturas acrílicas sobre muro Medidas variables PATIO DEL PADRE NUESTRO. Conocida internacionalmente por sus irónicos e incisivos textos pintados directamente sobre la pared, su sensibilidad fue forjada en los años 80, cuando la pintura estaba siendo cuestionada. Jessica Diamond (Nueva York, 1957) mantiene desde entonces un sorprendente y sincero sentido de la identidad, utilizando el lenguaje como base de unos trabajos caracterizados por su actitud crítica y satírica hacia la simbología de la cultura popular propia del capitalismo tardío. Sus notas, furiosas y rápidas, reivindican sin caer en lo nostálgico el abandono y la autoprotección mediante un personalísimo código. Su mensaje, arraigado en las estrategias de la América del Norte empresarial, es siempre enérgico y directo. Pero su obra dista mucho de las intenciones de los eslóganes publicitarios, por lo que debemos interpretarla sin olvidar su lado complejo, sutil y contemplativo.En el Patio del Padre Nuestro (zona de cafetería y acceso a huertas) podemos ver dos pinturas murales de esta artista: Is That All There Is?,1984-2010(¿Es eso todo lo que hay? )y Money Having Sex, 1998-2010(El dinero teniendo sexo). La tercera pintura mural de esta artista, Being Necessitates Faith In Paper (#2), 1989 – 2011 (Existir implica tener fe en el papel (nº2), está situada en el patio de la antigua celda prioral. Priscilla Monge (San José, Costa Rica, 1968) realizó esta intervención en el marco de la I Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla específicamente para el lugar donde permanece, una de las huertas de los monjes del Monasterio de La Cartuja. What is Real? consiste en un pequeño muro de ladrillos de cerámica en miniatura que, meticulosamente construido, atraviesa toda la huerta. La autora lo ha situado intencionadamente delante de la morera que ocupa el centro del patio con la pretensión de, provocado por la desigual relación entre ambas escalas, crear el desconcierto en el visitante. Con ello, y sin perder de vista el título de la obra, la artista cuestiona nuestra perspectiva de la realidad; la pared tiene la altura de un libro, es fácil de saltar pero al mismo tiempo constituye una barrera. Así, esos minúsculos ladrillos nos parecen de repente grandes, gigantescos, y luego otra vez pequeños, como si tuviésemos que transportarnos de nuevo a la perspectiva de un niño que juega en el suelo. Grande o pequeña, en ambos casos la pared no es más desproporcionada que nuestra relación sensitivo-corporal con ella.. Esta intervención en el lucernario de la biblioteca del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo fue realizada con motivo de su exposición Violeta (2012). Remitía directamente a otras dos series: Verde y Rojo, que, con un lenguaje abstracto, y a través de una meticulosa investigación sobre el color y el espacio, Paloma Gámez (Bailén, Jaén, 1964) ha desarrollado en los últimos años.Las ideas de repetición y seriación son una constante en sus obras. Éstas son autorreferenciales, es decir, se construyen a partir de otras anteriores, generando sistemas en los que todas las piezas están relacionadas. Otra de sus características es el empleo del espacio arquitectónico para involucrar al espectador en una experiencia sensorial a través de la luz y el color. Su interés por los procesos de abstracción está implícito en toda su trayectoria; en sus procedimientos, en la materialización de las piezas y en el uso del color, despojado de su aspecto simbólico en favor de su capacidad sensorial. El resultado no tiene un carácter narrativo, sino que es un medio de reflexión, experimentación y conocimiento, en este caso de un lugar de acumulación del saber. Así, de la misma manera que las vallas publicitarias atraen la atención sobre los productos ofertados al público entendido como consumidor, la descontextualización de estas arquitecturas trasladadas a la imagen potencian el extrañamiento de un paisaje hoy cada vez más habitual. Violeta, 2012.Intervención. Vinilo sobre cristal.Interior del lucernario de la biblioteca.Violeta, 2012.Intervención. Vinilo sobre cristal.Exterior del lucernario de la biblioteca.. Artistas multidisciplinares, Libia Castro (Madrid, 1970) y Ólafur Ólafsson (Reikiavik, 1973) trabajan juntos desde 1997 y se ocupan de aquellas cuestiones que nos conciernen como ciudadanos; la identidad, el trabajo, la economía, la inmigración ilegalizada o las maneras con las que se construyen y destruyen nuestras ciudades.A través de la fuerza de la imagen y de las posibilidades que ofrecen los sonidos intentan provocar en el espectador nuevas inquietudes, llevándolo al territorio de la reflexión y a cuestionarse verdades que son admitidas como absolutas de forma generalizada sin haber sido cuestionadas en algún momento.¿Quién tiene miedo del rojo, del amarillo y de ti? fue realizada específicamente para este lugar en la exposición Tu país no existe (2011), que se celebró en ese mismo año en el CAAC. Su título, modificado, juega irónicamente con el de la conocida serie de Barnett Newman, Who’s Afraid of Red, Yellow and Blue donde el pintor norteamericano experimentó entre 1966 y 1970 con grandes superficies de color y el impacto que causaba el tamaño de sus cuadros al rebasar el campo de visión del espectador.. Pabellón de Santa Justa y Rufina. Desde 1997 el artista Olaf Nicolai (Halle/Saale, Alemania, 1962) ha desarrollado una amplia variedad de proyectos interdisciplinarios. Las fronteras entre arte y ciencia, espacio público y privado, o individuo y sociedad están, a modo de hilo conductor, presentes de una forma u otra en toda su ya dilatada trayectoria. Cortina de perlas negras fue realizada para la I Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla, siendo el propio artista quien eligió para su emplazamiento el Pabellón de las Santas Justa y Rufina, también conocido como Pabellón de Pickman. Un edificio abierto en la planta baja, con ventanales en la primera y un mirador en su remate. Con su obra Nicolai se planteó cerrar todos los vanos mediante cortinas de abalorios de plástico negro. De esta forma crea un decorado que divide el espacio y un objeto que regula sutilmente tanto el acceso como las miradas, y que nos sitúa tanto en los límites de lo público y lo privado como en los de la inclusión y la exclusión. Siendo ésto no sólo característico de la situación arquitectónica de Sevilla, sino también de su contexto geopolítico.