Want to make creations as awesome as this one?

No description

More creations to inspire you

INTRO INNOVATE

Presentation

ESL: DISCOVERING NEW YORK CITY

Presentation

SUMMER ZINE 2018

Presentation

FALL ZINE 2018

Presentation

INTERNATIONAL EVENTS

Presentation

ENGLISH PAST SIMPLE LESSON

Presentation

MASTER'S THESIS ENGLISH

Presentation

Transcript

El papel de periodista-prostituta en Hollywood,El estereotipo de la informadora que se vende a cambio de sexo regresa nuevamente gracias a Hollywood,Reportaje opinativo,La 'slutty journalist', o 'periodista cachonda/zorra' sigue siendo el foco del cine para hablar sobre las periodistas. A pesar de que la presencia, real, de las profesionales de la información es cada vez mayor y supera con creces el número de informadores masculinos, no ha crecido el respeto y reconocimiento a las mujeres que ejercen el periodismo. Realidad y ficción comparten continuamente lo insultos y falacias sobre las periodistas demostrando que todavía no quieren aceptar el hecho de que las mujeres están aquí para quedarse. ,Nueva película, misma mentira,La última ofensa hacia las profesionales de la información ha venido desde Hollywood. La película de Clint Eastwood en la que Kathy Scruggs obtiene su exclusiva acostándose con la fuente, Richard Jewell, hechos totalmente alejados de la realidad y que recurren, de nuevo, a la figura de la periodista que solo consigue las cosas a cambio de sexo. Un recurso machista que ya ha sido denunciado por el propio periódico en el que trabajaba Scruggs, Atlanta Journal-Constitution, y ante el que ha solicitado a Warner Bross que se advierta al público de que los hechos no ocurrieron de dicha manera. Pero, esta película no es la única que insulta a las periodistas y transforma su trabajo en otra cosa. Ya se ha visto recientemente con la serie House of Cards, donde la periodista también se acuesta con su fuente, igual que sucede en Las chicas Gilmore. Podría hacerse una larga lista de películas en las que sus protagonistas o personajes secundarios sucumben ante el estereotipo.,La visión que transmiten los medios de la mujer condiciona la propia representación de las periodistas en la ficción,Las portadas mandan,La realidad que deforma la ficción,No es ninguna sorpresa que la gran pantalla, ahora del tamaño de nuestra mano, haga uso de periodistas estereotípicos. Sin embargo, para entender por qué frente a lo que parece ser una disminución de las películas con informadores masculinos que recurren a malas prácticas, han aumentado las “slutty journalism”, se tiene que recurrir a la realidad. Más aún en un contexto social en el que el feminismo y la lucha por los derechos de la mujer cada vez está más presente: ,Los datos apuntan a que cada vez hay más mujeres periodistas. Esto podría explicar por qué se embiste cada vez más contra su figura en lugar de adoptar un tono más amable y realista en la representación cinematográfica. Pero, si se repara en la categoría y no en la cantidad, la situación se vuelve más clara. Mientras que el número de mujeres que se dedican a la información no para de crecer (en 2017, hubo 2135 licenciadas en periodismo frente a los 1299 licenciados) no es así con aquellas que ocupan puestos importantes dentro de los medios. Por ejemplo, según apunta la Asociación de Prensa de Madrid en el informe de 2018, solo el 27% de las mujeres ocupan puestos directivos en los medios públicos en España. Se dan contra el techo de cristal. Lo mismo sucede con las periodistas que acaban en paro (4323 en 2018, según el Informe Anual de la Profesión Periodística), llegando a duplicar el número de informadores (2505). ,La realidad que deforma la ficción,Todo esto significa algo obvio: discriminación y machismo hacia la mujer en el periodismo, como en muchos otros sectores laborales. No parece extraño, entonces, que las salas de cine también transmitan una visión machista de las mujeres periodistas. Al contrario, lo inusual sería que mostraran las dificultades que las informadoras enfrentan solo por el hecho de ser mujer. Y parece que todavía no ha llegado la hora, aunque el movimiento feminista esté arremetiendo cada vez más fuerte contra el machismo en el cine.,La realidad que deforma la ficción,Ainhoa Jiménez Arranz