Want to make awesome content like this one?

No description

More creations to inspire you

Transcript

y colorín, colorado,BLANCANIEVES (j. y w. Grimm) Adriana y rocío yurena (4º a),CEIP Domingo Lozano,Había una vez un rey viudo que tenía una hija llamada Blancanieves. Un día tomó como esposa a una mujer bella, pero malvada. La nueva reina, que era además bruja, sintió envidia de su hijastra Blancanieves cuando su espejo mágico le dijo que, al crecer, Blancanieves había pasado a ser la más bella del reino, y ordenó a un soldado que la matase. El soldado se apiadó de ella y la dejó libre en el bosque, donde encontró cobijo en una pequeña casita habitada por siete enanitos. Blancanieves se quedó allí a vivir con ellos, a cambio de ayudarles en las tareas de la casa. Pero la madrastra se enteró por el espejo de que seguía viva, y preparó una manzana envenenada. Entonces… ,VOLVER,4º A de E. Primaria,(Málaga), En cada cuento encontrarás tres finales diferentes. Comienza a leer y elige...,Ilustración de Anna Laura Cantone,el patito feo (H. C. Andersen) Fernando y darío (4º A),Había una vez una pata que empollaba sus huevos. Eran siete y les faltaba muy poco para romper el cascarón. Un día notó algo extraño, algo nuevo: un octavo huevo, un poco más grande que los demás. ¿Cómo habría llegado hasta allí? “No tengo tiempo de pensar ahora en esto”, dijo la pata, y siguió empollando. Se abrieron los siete huevos, pero el más grande parecía no querer abrirse. Cuando por fin el huevo se abrió, salió un patito gordo, gris y desgarbado. Los demás patitos le daban de lado y se burlaban de él. Mamá pata le decía que no les hiciese caso y siempre llevaba al patito consigo. Hasta que un día, harto de oír como los patos, las gallinas, las ocas y hasta las ovejas se reían de él, avergonzado se separó del grupo y se escondió en un cañaveral. Mamá pata lo buscó y no lo encontró. Cuando todos se fueron, el patito salió del agua y entró en el bosque. Caminó mientras se hacía cada vez más de noche, hasta que vio una luz que provenía de una pequeña casa. Allí vivían una gallina y un gato. Como no lo dejaban en paz y le hacían daño, al día siguiente, en cuanto amaneció escapó de aquel lugar y llegó a un estanque donde pasó el otoño, y luego el invierno. Hasta que llegó la primavera y el pato sintió ganas de volar. Se había hecho fuerte y rápido. Entonces… ,VOLVER,el gigante egoísta (O. wilde) diego y rayan (4º A),Había una vez un jardín muy hermoso, cubierto de suave césped, grandes flores y doce melocotoneros que en primavera se llenaban de flores rosas y en verano de sabrosos frutos. Pertenecía a un gigante que no estaba allí porque había ido a visitar a su amigo, el rey de Cornualles. Los niños de la zona, al salir de la escuela, entraban en el jardín y se quedaban a jugar. Sin embargo, cuando regresó, harto de sus voces y de sus risas, el gigante, un ser solitario y egoísta, levantó un muro tan alto que los pequeños no podían saltarlo. Desde ese momento la primavera ya no regresó a su jardín. Un día que los niños pudieron entrar de nuevo, al ver al gigante, se asustaron y escaparon del jardín. Todos excepto el más pequeño, que no pudo correr porque las lágrimas no le dejaban ver. El gigante lo descubrió y… ,VOLVER,Ilustración de Nicoletta Costa,Ilustración de Barbara Nascimbeni,la princesa y el guisante (h. c. andersen) alexia y paola (4º A),VOLVER,Había una vez un príncipe que deseaba casarse con una princesa, pero tenía que ser una auténtica princesa, así que decidió recorrer el mundo para encontrarla. Sin embargo, no era tan fácil, siempre había algo que estaba mal. Al no encontrar a una princesa de verdad en su viaje, decidió regresar. Durante una noche de tormenta, una muchacha se presentó ante la puerta del palacio pidiendo cobijo, y dijo ser una princesa de verdad. Le prepararon una habitación, pero como la reina desconfíaba, decidió ponerla a prueba y colocó un guisante en el somier de la princesa camuflándolo con veinte colchones y veinte edredones. Sin embargo, a la mañana siguiente, cuando le preguntaron qué tal había pasado la noche, la princesa se quejó de lo mal que había dormido y de que había algo duro en la cama que le había hecho moratones por todo el cuerpo. Esa fue la prueba definitiva que convenció a todos de que era una verdadera princesa, pues solo ellas tienen la sensibilidad suficiente para notar un guisante bajo veinte colchones y veinte colchas. Entonces...,Ilustración de Eva Montanari,pulgarcito (c. perrault) mariana y hannah (4º A),VOLVER,Había una vez un leñador que tenía siete hijos varones. El más pequeño y despabilado era tan alto como un pulgar y se llamaba Pulgarcito. La pobreza asoló a la familia y, al no tener nada que comer, el leñador decidió abandonar a sus hijos. Una mañana los llevó al bosque y allí los dejó. Caminando llegaron a una casa donde una anciana les abrió la puerta y les dijo que pasaran allí la noche, pero escondidos porque su marido era un ogro. Cuando el ogro regresó a su casa descubrió a los niños y se los quiso comer en la cazuela, pero su mujer le convenció para que se los comiera al día siguiente.Pulgarcito, que lo había escuchado todo, despertó a sus hermanos antes del amanecer y se escaparon.El ogro se calzó las botas de siete leguas para alcanzarlos y al no encontrarlos entró en una gruta para descansar. Justo allí era donde se habían refugiado los siete hermanos. Entonces….,Ilustración de Nicoletta Costa,pinocho (c. perrault) david y antonio (4º A),VOLVER,Ilustración de Lucia Salemi,Había una vez un hábil carpintero llamado Gepetto que un día encontró un bonito tronco y decidió hacer un muñeco de madera. “¡Lo llamaré Pinocho!”, decía mientras trabajaba. “¡Será un títere que saltará y hablará!”. El Hada Azul le concedió el deseo, no sin antes advertir a Pinocho que para ser un niño de verdad, debería demostrar que era generoso, obediente y sincero. Pepito Grillo le ayudaría en esta labor, él sería su conciencia. Los días siguientes, en lugar de ir al colegio, Pinocho desobedeció y se vio envuelto en una serie de malas aventuras llenas de desobediencias y mentiras. En una de ellas, Pinocho fue tragado por una ballena y en la barriga del enorme animal se encontró con Gepetto, que había sido engullido largo tiempo atrás, en una de las ocasiones en las que fue a buscar a Pinocho.Entonces… .,Ilustración de Nicoletta Costa,VOLVER,los tres cerditos (tradición popular inglesa) Jorge y haoxín (4º A),Había una vez una familia de cerditos que crecía y crecía porque cada año nacían más y más cerditos.Como ahora había tantos, un día la madre llamó a los tres mayores y les dijo: "Queridos hijos, ya no tenemos sitio para vosotros y tenéis edad suficiente para que salgáis a recorrer el mundo."Los tres cerditos emprendieron el camino y decidieron que primero deberían construir sus casas,Para tardar menos y poder jugar, dos de ellos las hicieron de paja y maderas, mientras el mayor se esforzó más y la hizo de ladrillo.De pronto apareció un lobo feroz, y soplando tiró la casa de paja del primero y luego la casa de madera del segundo. Los dos cerditos escaparon y pudieron refugiarse en la casa del hermano mayor. Como el lobo no pudo derribar esta casa soplando….,Ilustración de Anna Laura Cantone,VOLVER,hansel y gretel (j. y w. grimm) maría y saray (4º a),Había una vez dos niños muy pobres que vivían con su humilde padre y su madrastra cerca de un espeso bosque. Se llamaban Hansel y Gretel. Como la comida era muy escasa, un día la egoísta madrastra convenció al padre para que los llevase al bosque y los abandonara a su suerte. Hansel y Gretel habían escuchado la conversación y cuando estaban siendo llevados con engaños iban dejando migajas de pan en el suelo para seguir después el rastro y poder regresar a casa. Lamentablemente, al intentarlo se dieron cuenta que los pájaros se habían comido las migajas que dejaron en el camino. Perdidos en el bosque, pasaron la noche temblando de frío y de miedo. A la mañana siguiente llegaron a una casita adornada con sabrosos dulces y galletas de chocolate. Pero al entrar fueron atrapados por una bruja. Al ver que los dos estaban muy flacos los alimentó algunos días para que engordasen. Cuando llegó el día en que se los iba a comer… .,Ilustración de Nicoletta Costa,VOLVER,la cigarra y la hormiga (esopo) amaro y cristian(4º A),Había una vez una cigarra que, sentada tranquilamente sobre una hoja, disfrutando del sol del verano, cantaba todo el día. Si veía pasar una pareja de ratoncitos buscando semillas, la cigarra cantaba: “¡Ay, ratoncito, cuánto afán por querer todo el año trabajar! ¡Cuánto afán, ratoncita: la fatiga te marchita!” También le dijo a una abeja que recolectaba el néctar de las flores: “¡Qué pena trabajar! ¡Qué pena fatigar!” Un día pasó una hormiga que cargaba con granos de trigo y le pidió a la cigarra que la ayudase, pero ésta contestó: ¡Hay quien nace cigarra y quien nace hormiga! ¡Hay quien canta y quien fatiga! Sin decir nada, la hormiga siguió trabajando. Pasaron las semanas. y los meses. Llegó el otoño y los animalitos se apresuraban a almacenar comida en sus refugios para los días fríos que se avecinaban. La cigarra, sin embargo, seguía cantando sobre su hoja. Hasta que un día ésta se cayó del árbol y la cigarra, aturdida, miró a su alrededor. El otoño se acababa y comenzaba a hacer frío. Caminó de un lado a otro buscando comida, pero no encontró nada. Entonces… .,Ilustración de Nicoletta Costa,VOLVER,los músicos de bremen (j. y w. grimm) marcos y alejandro (4º a),Había una vez un hombre que tenía un viejo asno con el que había llevado los sacos de harina al molino durante años. Un día, el amo pensó en deshacerse de él; pero el asno, dándose cuenta de que soplaban malos vientos, escapó y tomó el camino de la ciudad de Bremen, pensando que tal vez podría encontrar trabajo como músico municipal. Por el camino se encontró con otros animales que estaban pasando también por una mala situación: un perro, un gato y un gallo. Así que decidieron unirse los cuatro para ir a la ciudad. La noche cayó y se encontraron en la oscuridad de un bosque, pero a lo lejos divisaron la luz de una casa. Decidieron acercarse con cuidado y vieron que dentro había unos bandidos comiendo y divirtiéndose de lo lindo, así que pensaron que podrían ser ellos los que estuvieran disfrutando en su lugar. Trazaron un plan para echarlos y funcionó, asustándoles y haciéndoles creer que la casa estaba llena de fantasmas. Cuando los animales terminaron de comer y se durmieron, los bandidos viendo que no había luz en la casa pensaron en volver. El jefe de la banda ordenó a uno de ellos que se acercase con cuidado y… .,Ilustración de Alessandro Sanna,VOLVER,caperucita roja (j. y w. grimm) cristina y xiomara (4º a),Había una vez una niña que vivía con su madre en una aldea. La abuela, que vivía en el bosque a media hora de camino, la quería mucho y le había regalado una capa de terciopelo rojo. Aquella capa le gustaba tanto a la niña que la llevaba siempre puesta, y todos la llamaban Caperucita Roja. Su abuela se había puesto enferma y su madre le pidió que le llevara un cesto con pasteles y frutas, no sin antes recomendarle que no se entretuviera y no hablase con extraños. A mitad de camino se le apareció un lobo que le preguntó a dónde iba y qué llevaba. Caperucita se lo contó todo y el lobo le propuso que cogiese flores para su abuelita. Mientras tanto, éste se adelantó y cuando llegó a casa de la abuela, la metió en el armario y se acostó en su cama poniéndose el gorro, las lentes y tapándose hasta el cuello. Cuando Caperucita había recogido un ramo de flores volvió al sendero y se puso de nuevo en camino. Al llegar a casa de su abuelita encontró la puerta abierta y entró. Entonces… .,HISTORIAS PARA JUGAR,CEIP Domingo Lozano,4º A de E. Primaria,(Málaga), En cada cuento encontrarás tres finales diferentes. Elige y comienza a leer...,SIGUIENTE,SIGUIENTE,ATRÁS,Ilustración de Libero Gozzini,VOLVER,juan sin miedo (cuento tradicional popular ) lorenzo y dante (4º a),Había una vez un muchachito que no tenía miedo de nada: todos lo llamaban Juan Sin Miedo. Un día dijo: “Marcho por el mundo; quién sabe si encontraré algo que me asuste”. Y marchó.Llegó a la capital del reino y vagó por sus calles hasta llegar a la plaza principal, donde colgaba un enorme cartel firmado por el rey que decía: “Se hace saber que al valiente caballero que sea capaz de pasar tres días y tres noches en el castillo encantado, se le concederá la mano de mi hija.".” Juan sin miedo se presentó y, escoltado por los soldados del rey, se dirigió al tenebroso castillo que estaba en lo alto de una montaña escarpada. Hacía años que nadie lo habitaba y su aspecto era realmente lúgubre.La primera noche se le apareció un fantasma, pero Juan cogió unas tijeras y comenzó a rasgar la sábana del espectro, que huyó por el interior de la chimenea hasta desaparecer en la oscuridad de la noche.La segunda noche se le presentó una bruja vieja y fea. Juan dio un salto, agarró el palo de la escoba y empezó a sacudirlo con tanta fuerza que la bruja salió disparada por la ventana.La tercera noche un temible dragón le lanzó llamaradas, pero Juan le lanzó una silla a la cabeza y el dragón salió corriendo por donde había venido.Entonces….,Curso 2018 - 2019,Curso 2018 - 2019