Want to make creations as awesome as this one?

Transcript

En esta infografía usted podrá encontrar los testimonios reales de periodistas regionales que hablan acerca de la censura en sus departamentos.Si bien, los puntos están distribuidos a lo largo y ancho del territorio, aquí se muestran tendencias comunes en cuanto a las dificultades que representa ejercer la labor periodística en Colombia.Estos hombres y mujeres recorrieron de arriba a abajo la vasta geografía colombiana en busca de las historias que no llegarían a ser visibles de no ser por su incansable labor. Cuentan cómo durante su carrera tuvieron que sortear las trabas que los enemigos de la verdad les pusieron. Ellos son, a todas luces, miembros fundamentales de la sociedad cuyo esfuerzo aquí tratamos de homenajear.

Dailer Mena es el director de noticias de Domingo Savio Stereo en Quibdó, Choco. Lleva al aire 4 años seguidos.

Julián Andrade, 18 años de experiencia en medios de comunicación. Ha trabajado en radio, prensa y televisión. Actualmente es el director de Latina Stereo en Putumayo.

Datos:Es necesario hacer un retrato de los intentos que hacen ciertos grupos para silenciar o desviar la información que comparten o reciben los periodistas. Así como para atrapar a los criminales se utilizan carteles de ‘SE BUSCA’, para disminuir un fenómeno como el de la censura hay que tener pleno conocimiento de cuáles son sus manifestaciones.Hay que empezar por resaltar que el enfoque del presente trabajo se centra en las regiones, puesto que nos hemos encontrado con que muchos de los casos de intimidación a periodistas que se dan fuera de Bogotá no son tan visibles. Por ejemplo, en las cifras puntuales de periodistas asesinados en Colombia, vemos que desde 1.938, y según datos de la FLIP (Fundación para la libertad de prensa), distintos grupos han acabado con la vida de 158 periodistas en el territorio nacional por causas relacionadas con el ejercicio de su profesión. De estos 158 casos sólo 8 se presentaron en Bogotá. Sin embargo, la visibilidad de la violencia en contra de la libertad de expresión en las regiones es limitada en comparación a las ciudades más grandes del país. Casos como los de Jaime Garzón, Guillermo Cano o Diana Turbay han tenido la atención tanto de los medios como de la sociedad y han sido documentados en libros, trabajos audiovisuales e informes.Pero es poco común que las reflexiones se detengan en las dificultades que tienen los periodistas que escriben e investigan para medios regionales. No obstante, ya hay precedentes que dejan entrever los esfuerzos que se han hecho por preservar la libertad de informar. La FLIP, por ejemplo, estableció una Red de corresponsales que se creó “al entender que la mayoría de las acciones contra la libertad de prensa se dan precisamente en zonas apartadas, en donde aumenta la vulnerabilidad de los comunicadores”, escribe Fernando Ramírez en el libro Entre el silencio y el coraje.Es sabido que la labor periodística se trata de golpear puertas que, por lo general, no se van a abrir. Velar por el flujo de la información a lo largo y ancho de la sociedad no es una tarea fácil y muchas veces está en contra de los intereses de ciertos grupos sociales y económicos. Por eso, es necesario recoger los testimonios de quienes priorizan el acceso a la información por encima de su propio bienestar en un país como Colombia. El enredado y, a veces, conflictivo contexto en el que se deben desarrollar las labores periodísticas en este país hace que la información sea muy vulnerable a la censura. Para evidenciarlo está el Índice de libertad de prensa en el mundo, ejecutado por Reporteros sin Fronteras, en el cual Colombia se ubica en el puesto 130 de 180 países.Esto explica por qué el pesimismo de los periodistas en relación al escenario en el que se encuentra su profesión. En una encuesta de la FLIP, para citar algunos ejemplos, el 60% de ellos afirma saber de medios que cambiarían su postura editorial a cambio de más pauta y el 20% dice percibir que agentes del Estado lo vigilan de manera ilegal.Lo que aquí sigue es el relato auténtico de la inseguridad y la vulnerabilidad que sienten los periodistas regionales a lo largo del territorio nacional. Tal vez escuchando sus voces nos preguntemos qué podríamos hacer como sociedad para rodearlos y defenderlos de las agresiones de que son objeto a diario.

Johan Solano, productor audiovisual y periodista en el departamento del Casanare, ha trabajado con Noticas RCN y Noticas Uno. En la actualidad es el corresponsal de Red+ Noticias.

Carlos Cesar Silva es abogado de la Universidad Popular del César. Especialista y Magister en derecho público, es profesor de derecho constitucional de la Universidad de Santander y de la Universidad del Área Andina sede Valledupar. Ha sido columnista de opinión en los periódicos El Pilón y Panorama Cultural, en las revistas Contacto y Enfoque.

Emerson Castro trabaja en medios de comunicación desde el 2011. Inició su ejercicio periodístico desde las entidades territoriales, ante las limitaciones en los contenidos, en 2017 decide crear el periódico La Marandúa, donde también ha conseguido ser corresponsal de Vaupés para Noticias RCN y Radio Nacional de Colombia.

Maria Reyes, egresada de la Universidad Externado. Después de una trayectoria en Bogotá se fue para Santander donde trabajó en La Zigarra y La Cometa.

Fernando Alonso Ramirez, periodista de La Patria, cuenta la experiencia vivida en el medio por la muerte del subdirector Orlando Sierra.

Laura Montoya es periodista independiente del departamento de Putumayo, donde también trabaja como una activista social que busca los derechos de los ciudadanos y comunidades indigenas.

Alcides Antonio Jauregui es uno de los periodistas con más trayectoria en Colombia. Hoy en día se desempeña como director del Noticiero del Llano.

Germán Arenas es el corresponsal de la FLIP en el Putumayo. Tiene más de 18 años de experiencia en la radio y ha trabajado en cadenas radiales como Caracol.

Henry Ramírez ha estado 25 años en la profesión, cubriendo orden público. Trabaja actualmente para Fin de Semana Noticias (noticiero). En su trayectoria se ha desempeñado en medios como RCN, El País y Q’hubo.

Jorge Torres tiene más de 30 años de experiencia en el oficio del periodismo y creó su propio periódico, que se llama Actualidad Tolimense.

Olger Melo ha tenido experiencia en varios medios del departamento del Arauca. Actualmente, se encuentra en el medio Meridiano.